Archivo de la categoría: Irak

Arpas de Ur – Arte musical Sumerio

El instrumento de cuerdas más antiguo, legado de la civilización Sumeria

El hallazgo más importante relacionado con la música mesopotámica tuvo lugar en 1929. El arqueólogo británico Leonard Woolley, considerado primer arqueólogo moderno, se encontraba excavando desde hacía varios años en la antigua ciudad sumeria de Ur. Allí se encontró con el que sería uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX.

Las Arpas de Ur, también llamadas Liras de Ur, están consideradas como los instrumentos de cuerda más antiguos. Datan del año 2400 a. C. y fueron elaborados en época de la civilización sumeria, que se considera la primera y más antigua civilización de la historia, que se extendió por el sur de Mesopotamia, en la zona de los ríos Tigris y Eufrates, (actual Irak) concretamente forma parte del Período Dinástico Arcaico, un período arqueológico de la historia de Mesopotamia entre el año 3000 a. C. y el 2334 a. C.

La música desempeñaba un papel importante en la cultura sumeria. Los músicos aprendían a tocar en una escuela y formaban parte de la clase alta de la jerarquizada sociedad. La música y el baile estaban muy presentes en los rituales religiosos, sobre todo en los de la diosa Inanna, en las celebraciones de nacimiento y matrimonio y en los recitales de poesía. Antes de tocar cualquier instrumento de cuerda, los intérpretes se lavaban las manos para purificarse. Entre los instrumentos de cuerda típicos sumerios destacan las liras y las arpas, de numerosas cuerdas y construídas en madera con incrustaciones de cristales y lapislázuli y el pantur (laúd), que más tarde se pasaría a llamar pantura por los griegos. Tenía un mástil extremadamente largo y se componía de dos o tres cuerdas.

Las denominadas “Arpas de Ur”, también llamadas “Liras de Ur”, se consideran los instrumentos de cuerda más antiguos descubiertos hasta ahora en todo el mundo. Datan aproximadamente del año 2.400 a. C. y fueron creadas por la civilización sumeria, una de las primeras y más importantes civilizaciones de la historia de la humanidad. El “Arpa Dorada” o “Arpa del Toro” estaba considerada la más bonita de las cuatro halladas en dicho lugar, pero desgraciadamente fue, casi en su totalidad, destruida durante la invasión de EE.UU. a Irak en el año 2003.

Gracias a diversas entidades y universidades, una réplica fue construida. Además se pudo recuperar la cabeza original del toro. El arpa de la reina Pu-abi se encuentra en el Museo Británico. El arpa en forma de barco y otra con una cabeza de toro de oro (similar a la de la reina) se guardan en Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pennsilvania.

Los instrumentos  más antiguos

También se tocaba el laúd, llamado panthur en sumerio, con un largo cuello y pequeña caja de resonancia, tocado generalmente por las mujeres. Como instrumentos de viento usaron flautas, chirimías y trompetas. En cuanto a la percusión, tocaban instrumentos variados, como calderos de metal a modo de timbales o el sistro.

Formación musical

En cuanto a instrumentos de viento se podría destacar el uso de las flautas, que están presentes desde tiempos inmemoriables en todas las civilizaciones. Estas flautas serían versiones primitivas de los neys actuales, aunque dudo que existan muchas diferencias entre ambas. No disponían de embocadura y se tocaban en vertical. Las trompetas, que surgieron en el periodo asirio y las chirimías dobles. En la percusión: sistros, pequeños tambores, crótalos y los grandes timbales de metal.

Las primeras partituras de la historia

Las fuentes cuneiformes explican el uso de las escalas pentatónicas y heptatónicas, además del sistema monódico, aunque sería muy probable que conocieran la polifonía. Las liras y las arpas se punteaban con ambas manos y la chirimía, aparte de hacer sonar la melodía, emitía la nota del bordón. Era importante el uso de las quintas y las cuartas en los instrumentos de cuerda y la percusión venía a menudo de manos de las propias bailarinas. Existía ya por aquel entonces el concepto de orquesta.

El descubrimiento de las tablas hurritas, una colección de canciones escritas en cuneiforme, que datan del 1.400 a.C y fueron descubiertas en la ciudad de Ugarit. En una de estas tablas se encuentra el himno hurrita a Nikkal (h.6), el más famoso de todos.

Con información de Haraldwartooth

©2017-paginasarabes®

Kebab (كباب kabāb) – Sabrosa costumbre de Medio Oriente

El término Kebab, sin especificar el tipo, se refiere a la forma de asar carne a la parrilla

Es posible que el origen del nombre kebab venga de la palabra “kababo”  que quiere decir  “arder” o “carbonizar” según el idioma de los antiguos asirios que han vivido tradicionalmente en todo Irak, al noreste de Siria, el noreste de Irán y al sudeste de Anatolia.

La palabra kebab llegó al inglés a fines del siglo XVII, (del árabe: كباب  kabāb ), en parte a través del urdu,(antigua lengua) persa y turco.  En persa, la palabra está tomada del árabe.  Según Sevan Nişanyan , un etimólogo de la lengua turca, la palabra turca kebap también se deriva de la palabra árabe kabāb , que significa carne asada.  La palabra fue mencionada por primera vez en un guión turco de Kyssa-i Yusuf en 1377, que es la fuente turca más antigua conocida en la que se menciona el kebab como alimento. Sin embargo, afirma que la palabra tiene el significado equivalente de “freír / quemar” con “kabābu” en el antiguo idioma acadio, y “kbabā / כבבא” en arameo.  El American Heritage Dictionary  también da un probable origen semítico oriental con el significado de “quemar”, “char” o “asado”, del arameo y acadio.  Estas palabras apuntan a un origen en el lenguaje prehistórico Proto-Afroasiatic : * kab- , para quemar o tostar.

La tradición dice que el plato fue inventado por soldados medievales que usaron sus espadas para asar carne sobre fuego de campo abierto.  Según Ibn Battuta, un viajero marroquí, en la India, se sirvió kebab en las casas reales durante el período del Sultanato de Delhi (1206-1526 dC), e incluso los plebeyos lo disfrutarían para el desayuno con naan.

Kebab es un término amplio que abarca una amplia variedad de platos de carne a la parrilla . Los kebabs a menudo se cocinan en un pincho, pueden consistir en carne picada  o mariscos, a veces con frutas y verduras;  cocinados en un pincho sobre un fuego, o como una hamburguesa en una parrilla, cocido en una sartén en un horno, o como un guiso; y servido con varios acompañamientos de acuerdo con cada receta. La carne tradicional para los kebabs es más a menudo cordero, pero las recetas regionales pueden incluir carne de res, cabra, pollo, pescado, o más raramente debido a prohibiciones religiosas, carne de cerdo.

La receta mas antigua de un kebab  data del siglo X en el Ketab al-Tabeekh كتاب الطبيخ  (libro de cocina) de Ibn Sayyar al-Warraq de Bagdad. Su receta para lo que denomina kebab emplea dedos de carne adobada a la parrilla y envueltos con pan.

En el siglo XIV, se utilizó la palabra kebab para definir la forma de asar la carne  picada a la brasa.

Hoy en día hay muchas variedades de kebab, término que hace referencia a presentaciones culinarias diferentes dependiendo del país como (kebab en los países árabes, Irán, la India y Pakistán o  shish kebab en Turquía ).

Kabab koobideh ( کباب کوبیده ) o kūbide ( کوبیده ) es un kebab de carne picada Iraní que está hecho de cordero molido, carne de res o pollo, a menudo mezclado con perejil y cebolla picada .

Kabab Koobideh contiene: carne molida, cebolla, sal, pimienta, cúrcuma y condimentos. Estos ingredientes se mezclan hasta que la mezcla se vuelve suave y pegajosa. Se agrega un huevo para ayudar a que la mezcla se adhiera. La mezcla se presiona alrededor de un pincho. Koobideh Kabab es típicamente de 18 a 20 centímetros de largo. Esta variedad es la más tradicional de Medio Oriente.


Receta

Ingredientes: (4-6 Personas)

1 Kg. de carne picada de cordero o de ternera.
2 cebollas grandes ralladas o picadas con la carne.
5 cucharadas (soperas) de perejil fresco muy picado o picado con la carne.
Una ramita de cilantro fresco muy picado (optativo) o perejil.
1 cucharadita de pimienta negra.
1 cucharadita de comino molido.
½ cucharadita de canela molida
Sal al gusto

Preparación

Mezclar la carne picada con la cebolla picada, el perejil muy fino, el cilantro fresco muy picado, la pimienta negra molida, el comino molido, la canela y la sal, hasta conseguir una masa homogénea.

Formar bolas del mismo tamaño, aplastarlas ligeramente con la mano, haciéndolas girar hasta darle forma cilíndrica (salchicha). Ensartar en broquetas (mejor planas) de metal.

Asar  sobre brasas de carbón, colocando la parrilla alejada del fuego (medio-alto), dándoles la vuelta hasta que estén bien doradas y la carne en su punto.

Servir con pan de pita, ensalada o tabouleh. En algunos países árabes se sirven en plato con arroz hervido y labneh, salsa tarator o tahini


Con información de: Cookpad

©2017-paginasarabes® 

Vidrio, un legado Árabe – Origen e Historia

El vidrio, material noble

Según datos históricos, el vidrio fue inventado entre los años 2500 y el 3000 A.C., en el Asia Menor. Cuando la civilización egea estaba en decadencia, en el siglo XIII A.C., se establecieron en Siria y Mesopotamia, numerosos centros de fabricación de vidrio que perduraron y se extendieron por el Mediterráneo, en la isla de Rodas y Chipre, y más tarde en Alejandría, fue un importante centro de producción de vidrio desde el año 330 A.C. Egipto, Persia y Siria constituyeron grandes industrias del vidrio.

El vidrio se define como un producto inorgánico que se ha enfriado hasta alcanzar un estado rígido, sin experimentar cristalización. Es un material que, desde los orígenes de la Humanidad, ha estado siempre vinculado al hombre, cumpliendo una doble función: por un lado, ha servido como elemento de utilidad para el progreso de las distintas sociedades; y por otro, como motivo decorativo con el que el hombre ha expresado sus inquietudes artísticas y creativas.

Muchos autores de la antigüedad escribieron acerca del vidrio. Plinio el Viejo (23-79 d.C.), por ejemplo narró en su “Historia Natural” que el descubrimiento de ese material tuvo lugar en Siria, cuando unos mercaderes de natrón, probablemente en ruta hacia Egipto, preparaban su comida al lado del Río Belus, en Fenicia. Al no encontrar piedras para colocar sus ollas, pusieron trozos del natrón que llevaban como carga, y a la mañana siguiente vieron cómo las piedras se habían fundido y su reacción con la arena había producido un material brillante, vítreo, similar a una piedra artificial. Tal fue, en síntesis, el origen del vidrio.

Los egipcios, precursores de su elaboración

Fueron los egipcios los que impulsarían en mayor medida el uso del vidrio como material decorativo y de uso doméstico para la conservación y almacenaje de determinados productos.

Los egipcios conocieron ya este proceso de elaboración en el cuarto milenio a.C. Con ingrediente como arena, cenizas vegetales, salitre y creta producían un vidrio opaco y opalino que difundieron por todos los países del mundo en forma de recipientes para líquidos y como artículos de lujo, tales como esmaltes vítreos para imitar piedras o recubrir objetos de orfebrería.

Al principio las vasijas y recipientes de vidrio se hacían por derretido sobre moldes, porque no se había inventado aún el método de soplar con tubo, aunque también se cortaban de bloques sólidos. Pero a medida que fueron creciendo las industrias del vidrio, su fabricación también fue floreciendo. De entre todos, se destacó Venecia y la isla de Murano, donde se hacían los trabajos más refinados en vidrio.

Arte musulmán

Pero sin duda los países musulmanes fueron los que hicieron la diferencia tras fabricar vidrios de colores entintados con los cuales adornaban las lámparas de las mezquitas.

Los artesanos musulmanes llegaron a un elevado dominio técnico en el trabajo del vidrio, destacando la época fatimí, en el siglo IX-X, introduciéndose los esmaltes polícromos y el reflejo dorado, y se especializaron en la producción de vidrios tallados, y estampados. Su técnica consistía en excavar y tallar un pedazo de cristal de roca transparente, para que sirva de jarro o copa.

En la época de los selyúcidas y mamelucos en Egipto en los siglos XII-XV se trabajaba el vidrio transparente y de color esmeralda, decorado con arabescos, figuras de animales, versículos del Corán, etc. También en Siria en el siglo XIII, en Damasco y AlepoLíbano, TiroIrak, Samarcanda y Mosul se hacían objetos de vidrio esmaltado con soportes de plata, y lámparas de gran belleza y un fino trazado. Se exportaba a China y en el siglo XV se instalaron en Venecia talleres de vidrio imitando el arte islámico.

Los fenicios y el comercio del vidrio

En el campo de la artesanía no puede olvidarse el vidriado. Los vasos de vidrio así como los amuletos y objetos de adorno fabricados con la pasta vítrea son muy abundantes, y parece que la invención de este material debe ser atribuida a los fenicios. En sus centros comerciales de Oriente, en Gadir o Cartago, o como simples artesanos al servicio de cortes extranjeras, nuestros hombres fabricaron grandes cantidades de objetos de este tipo en los diversos hornos de vidriero que construían a tal efecto.

Componentes básicos

Inicialmente se tuvo en cuenta la arena, algo que a primera vista nada tiene de noble y refinado. De esta opinión sólo son aquellos que ignoran que en muchos casos -por ejemplo el montuoso Líbano– la arena contiene gran cantidad de cuarzo, que es ácido silícico puro en forma cristalina, y precisamente el ácido silícico constituye el elemento más importante del vidrio. Un vidrio normal de ventana contiene más del 70 %, y un cristal de plomo no menos del 60%. Luego, si se mezcla este subproducto del mar con bicarbonato sódico, como se le encuentra en las aguas carbonatadas de los lagos egipcios o en las cenizas de las plantas marinas y esteparias salíferas, si se le añaden substancias alcalinas en forma de piedra caliza, mármol o creta y se calienta la mezcla hasta unos 700 u 800 grados centígrados, entonces se obtiene, con fuerte producción vesicular, aquel producto viscoso y rápidamente solidificable que puede transformarse fácilmente en pequeñas perlas, o, por medio de un núcleo de arcilla, en frascos, o mediante soplado, en hermosos recipientes abombados y trasparentes.

De un modo u otro lograrían descubrir los fenicios este secreto de fabricación que, como es de suponer, estaría celosamente guardado, y lo utilizaron para montar su propia industria cristalera. Pero al hacerlo no se limitaron a una imitación servil, sino que unieron al ingenio su tenacidad en un intento por hacer transparente la masa lechosa. Por fin, después de una serie de pruebas y fracasos, lograron el éxito apetecido. En Tiro y Sidón, en esta última ciudad sobre todo, se montaron pequeñas vidrierías, de cuyos hornos salieron los primitivos trasparentes de la historia.

Tan espectacular como el descubrimiento del vidrio de fue igualmente su manera de comercializarlo. En efecto, no se limitaron a ofrecer el vidrio como objeto de lujo a precios elevados, sino que organizaron cadenas comerciales para distribuirlos a gran escala. El vidrio, fundido, prensado o tallado se ofrecía en Tiro, Sidón o Gadir a precios tan sumamente baratos, que incluso podían adquirirlos los desheredados de la fortuna; y así fue empleándose más y más para vasos y copas en lugar del metal o la arcilla. Los fenicios inundaron literalmente con sus vasijas, botellas y perlas todo el mundo conocido, y con razón puede considerárselas como los iniciadores de la fabricación en serie.

El nacimiento del vidrio soplado

Con el manejo de la caña de soplado se inicia la verdadera artesanía del vidrio hueco propiamente dicho en todas sus formas. Este procedimiento fue aplicado primeramente al soplado de recipientes en el interior de moldes, y poco más tarde se extendió al soplado al aire. Parece muy probable que fuera igualmente en los talleres vidrieros de las costas de Siria donde se fabricarán, también por soplado, los primeros vidrios corona para ventanas. Con esta técnica que ofrecía tan grandes ventajas pudieron fabricarse piezas de paredes considerablemente más delgadas, se introdujeron nuevos diseños con una gran variedad de formas, y se abandonaron los viejos estilos clásicos tradicionales. Además la rapidez de este nuevo procedimiento de trabajo hizo posible una fabricación en mayor escala.

Las piezas fabricadas por los vidrieros de Sidón durante esta época llevaban la marca y firma de su autor, lo que ha permitido su identificación segura. Entre los más afamados vidrieros destacaban Ariston, Artas y Ennion, de cuyos talleres salieron numerosos vasos soplados en molde, con diferentes motivos impresos en relieve y con inscripciones en griego, de acuerdo con la moda y la importancia que había adquirido este idioma en Oriente desde las conquistas de Alejandro Magno.

Después de esto en toda Europa floreció la industria de vitrales de colores, en gran demanda para los ventanales de iglesias y castillos. Alemania e Italia se distinguieron en la confección de esos vitrales. El vitral de colores más antiguo que se produjo en Italia fue el del ventanal redondo del coro de la Catedral de Siena, que data del año 1288.

El uso del vidrio en la vida diaria.

El vidrio inastillable que eliminó el peligro de la rotura de los parabrisas y en los vehículos, fue patentado en Francia por un artista y aficionado a la química llamado Edouard Benedictus, quien lo inventó intercalando una fina hoja de celuloide entre las planchas de vidrio.

En el siglo XVIII, Revenscroft, inventó el vidrio de plomo, que era más pesado y más transparente, y se prestaba para ser grabado.

Por Juan Antonio Cerpa Niño

Con información de Historia y Arqueología

©2017-paginasarabes®