Archivo de la categoría: Egipto

Lecciones de Napoleón: No subestimar a Oriente Medio

La batalla de las Pirámides – 1810 – Antoine-Jean, barón Gros

Luchar contra un enemigo más débil en Medio Oriente es una batalla cuesta arriba.

El ejército francés liderado por Napoleón que invadió Egipto en 1798 fue sumamente superior en un sentido convencional a la fuerza mameluca débilmente organizada que derrotaron decisivamente en la Batalla de las Pirámides el 21 de julio de 1798. La parte difícil comenzó después de ésto, y no solo porque los británicos destruyeron la flota francesa, cortando su acceso a FranciaNapoleón luego tuvo que cumplir la tarea de gobernar sobre Egipto con sólo una pequeña fuerza de franceses leales en proporción a la población nativa; se enfrentó a múltiples revueltas.

Para hacer frente, Napoleón asumió muchas de las características externas de un gobernante musulmán, proclamándose amigo del Islam y los musulmanes franceses, (con una minúscula), porque muchos en este momento eran deístas y habían rechazado la Trinidad. Esto no detuvo una revuelta en El Cairo en Octubre de ese año, que Napoleón tuvo que sofocar brutalmente. Es decir, los mamelucos se derritieron en el desierto.

Napoleón más tarde avanzó hacia el Levante y asedió la ciudad de Acre, (hoy Akko en el norte de la Palestina ocupada), en 1799, ocupada por los otomanos. Sufrió uno de sus pocos reveses directos allí hasta más adelante en su carrera debido a la resistencia, la ayuda extranjera y la enfermedad. Los defensores de la ciudadela eran especialmente feroces, ya que se pensaba que Napoleón sería libre de marchar a Constantinopla si tomaba la fortaleza. En última instancia, a medida que pasaban los meses, Napoleón se dio cuenta de que tomar la ciudad no valía la pérdida de tiempo y los recursos necesarios para tal empeño. La lucha en el Medio Oriente es difícil debido al clima, las innumerables facciones armadas y la protección que el desierto y los nativos ofrecen a los rebeldes.

Por A. Pillalamarri
Con información de National Interest

©2018-paginasarabes®

Cronología del Invasor – En busca del Oro Negro

La intervención de los Estados Unidos en Medio Oriente

El Medio Oriente, un conjunto de países de fronteras impuestas después de la Primera Guerra Mundial, devenidas de  la desintegración del Imperio Otomano. Un escenario explosivo para los intereses de Estados Unidos, donde ha defendido su dominio sobre las reservas petroleras y combatido  batallas de la Guerra Fría contra el comunismo.

Sus principales aliados fueron al principio Irán e Israel.

Los  Estados Unidos se interesaron por el petróleo del Medio Oriente en los años 1920, y dos compañías,  Standard Oil of California y Texaco, ganaron la primera concesión para explorar en busca de petróleo en Arabia Saudita en los años 30.

Allí descubrieron petróleo en 1938 cuando Standard Oil of California lo encontró en Bahrain. En ese mismo año  Gulf Oil junto a su socio Anglo-Persian Oil encontraron petróleo en Kuwait.

Así  las compañías estadounidenses sustituyeron a los británicos como la mayor influencia occidental en la región.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno estadounidense comenzó a buscar fuentes alternativas al petróleo estadounidense, temiendo que las reservas se agotaran, y estableciendo una zona controlada políticamente.

Los EEUU a través de Irán y luego Israel aumentaron su influencia política en la zona, compitiendo con Rusia y Gran Bretaña. A través de su alianza con el Shah de Irán Reza Pahlavi los estadounidenses mantuvieron su poder en el país.

Intervención en Irán (año 1953)

La primera intervención  estadounidense en el Medio Oriente ocurrió en Irán. Allí, los nacionalistas  agrupados en el Frente Nacional y liderados por Mohammed Mossadegh se oponían a la élite petrolera que tenía fuertes lazos con Gran Bretaña.

Los nacionalistas, a través del parlamento, de un modo democrático nacionalizaron el petróleo. Mossadegh se convirtió en primer ministro, a pesar de  la renuencia del Shah, y se opuso a cualquier influencia extranjera, incluyendo la de EEUU.

Sin embargo, la influencia de la Unión Soviética se comenzaba a sentir en manifestaciones y protestas y los comunistas iraníes tomaban auge.

El gobierno estadounidense  temía perder sus fuentes de petróleo, que además estaban comprometidas con la reconstrucción de Europa. La economía de Irán comenzó a deteriorarse y las relaciones con EEUU también. El presidente  Harry Truman apoyó a Gran Bretaña en un boicot al petróleo iraní.

Mossadegh trató de imponer medidas autoritarias, y al tratar de controlar a las Fuerzas Armadas tuvo que renunciar, aunque volvió al poder en breve con sus métodos autoritarios.

El 10 de agosto de 1953, el shah se fue del país “para unas largas vacaciones en el mar Caspio”, mientras una operación militar estadounidense ya se preparaba para intervenir.

Con la ayuda de EEUU, Mossadegh fue depuesto mediante un golpe de estado y el shah  retornó al poder hasta la Revolución islámica de 1979, liderada por el Ayatollah Khomeini.

En represalia, los iraníes toman como rehenes a diplomáticos estadounidenses durante la llamada “Crisis de los Rehenes”.

Panarabismo (1960-1970)

Bajo el liderazgo del presidente egipcio Abdel Nasser se lanza la iniciativa de una unión árabe, con Egipto y Siria unidos. La línea de Nasser, independiente y pro soviética alarma a los estados occidentales.  Con la Guerra de los 6 días, (1967), apoyada por EEUU, Israel invade militarmente a sus vecinos árabes destruyendo sus fuerzas aéreas.

En 1980 EEUU, humillado durante la Crisis de los rehenes,  apoya a Irak en una guerra contra Irán que duró casi una década.

1985-1986 – (El escándalo en torno a R. Reagan)

Pone en jaque la presidencia de Ronald Reagan cuando se descubre que EEUU está vendiendo armas a Irán a cambio de ayuda para la liberación de rehenes en Líbano. El dinero se usa para financiar a la Contra nicaragüense.

La Guerra del Golfo

El 2 de agosto de 1990, Saddam Hussein invadió Kuwait.  Acto seguido el presidente George W. Bush lanzó la operación militar “Tormenta del desierto”, para evitar la expansión de quien había sido  su aliado y quien de ganar el territorio kuwaití controlaría el 40 por ciento del petróleo de la región, alejado de las manos de EEUU.

Bush ofreció varias razones ante las Naciones Unidas: detener un ataque de Saddam a Arabia Saudita, el irrespeto a un gobierno legítimo, (prácticamente una monarquía feudal), comparó a Hussein con Hitler y también expuso el peligro de perder las fuentes de petróleo.

Guerra de Irak

Siguiendo a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, Bush lanza una ofensiva contra Irak, con una invasión en marzo de 2003, acompañado por fuerzas de Gran Bretaña, con el pretexto de que existían armas de destrucción masiva, algo que no se verificó. Alegaron además que Irak tenía vínculos con Al-Qaeda, la organización que había perpetrado los atentados del 11 de septiembre.

Para 2006 se hablaba de una guerra civil donde las organizaciones terroristas lejos de ser eliminadas habían crecido y ramificado.

Consecuencias de la Guerra de Irak para el Medio Oriente

Occidente recupera el petróleo: Antes de la invasión dos cosas impedían el acceso de las compañías petroleras extranjeras en Irak: el gobierno de Hussein y el sistema legal del país. La coalición respaldada por EEUU que gobernó a Irak entre abril de 2003 y junio de 2004 cambió las leyes para la explotación del petróleo, que en un 80 por ciento se exporta.

Guerra entre minorías: Los funcionarios del gobierno de Hussein eran de la etnia  árabe suní, minoritaria en el país, pero dominante desde la antigüedad. Con la invasión de EEUU la mayoría shiita,  sin experiencia política, accedió al poder por primera vez en los tiempos modernos. Grupos suníes en Irak se rebelaron contra el nuevo gobierno,  y se crearon sectarismos en otros países con la misma mezcla de ambas etnias como Arabia Saudita, Bahrein y otros países árabes.

Al Qaeda en Irak: Al liberarse del poder de la policía de Sadam Husein, que los aplastaba,  extremistas religiosos de varios credos comenzaron a desarrollarse en los caóticos años siguientes a la caída del gobierno. Al Qaeda, esgrimiendo el odio hacia los estadounidenses y protegiendo a la minoría suní creó alianzas con otros grupos religiosos y no religiosos, y comenzaron a ocupar territorios en el noroeste de Irak, poblado por tribus suníes. Algunos suníes se desligaron de Al Qaeda al ver sus métodos sangrientos de dominación, pero una rama se radicalizó aún más y se convirtió en el llamado Estado Islámico.

Irán, líder de la región: Al quedarse sin su archienemigo, Irán se convierte en el superpoder de la región, y el nuevo gobierno shiita de Irak crea lazos con el régimen shiita de Irán. Un nuevo desafío entre el gobierno suní de Arabia Saudita e Irán se desarrolla.

Fuentes: “Ancient History”: U.S. Conduct in the Middle East Since World War II and the Folly of Intervention. Sheldon L. Richman. Cato Institute Policy Analysis No. 159. August 16, 1991

Por Adriana Collado

Con información de About espanol

©2018-paginasarabes®

Los manuscritos secretos del Monte Sinaí

Los manuscritos secretos del Monte Sinaí

La biblioteca del Monasterio de Santa Catalina está situada en Egipto, a los pies del monte Sinaí, lugar donde supuestamente donde Moisés viera la zarza ardiendo. Ella guarda celosamente la historia escrita más antigua y olvidada de pueblos y lenguas que ya no existen.

Es la biblioteca activa más antigua en el mundo. Entre sus miles de pergaminos se encuentran por lo menos 160 palimpsestos, manuscritos que tienen pequeños rasguños y manchas de tinta debajo de escritos más recientes. Estas marcas ilegibles son las únicas pistas de palabras que fueron removidas por los monjes del monasterio entre los siglos VIII y XII para reutilizar los pergaminos. Algunos fueron escritos en lenguas largamente perdidas que casi se han desvanecido del registro histórico.

Desde sus comienzos, fue un reconocido centro de aprendizaje que data de hace ya 1500 años. Tras el paso del Islam en el siglo VII casi todos los lugares cristianos del Sinaí acabaron desapareciendo. El Monasterio de Santa Catalina, sin embargo, resistió aislado y fortificado. Durante las Cruzadas las peregrinaciones al monasterio fueron más esporádicas y los escribas, a menudo, se veían obligados a reutilizar pergaminos más antiguos, después de lavarlos con zumo de limón y de rasparlos cuidadosamente. Cientos de esos pergaminos, muchos de ellos preservados desde el siglo VII gracias al clima seco, contienen esos palimpsestos, revelados a través de rasguños y manchas de tinta apenas intuidas debajo de escritos más recientes. Esas marcas, casi por completo ilegibles, son las únicas pistas del proceso con el que los monjes reutilizaron los pergaminos, raspándolos.

En algunos de ellos hay palabras que ya habían sido olvidadas y de las que no se tiene ninguna otra constancia escrita. Sin embargo, la tecnología ha conseguido arrancar del pasado esas páginas borradas. A través de los rayos X se han conseguido revelar secretos que los manuscritos medievales ocultan desde hacía siglos en la Biblioteca de la Universidad de Leiden. Un grupo de investigadores han utilizado técnicas de imagen especializadas en las que se fotografían los pergaminos con diferentes colores de luz desde múltiples ángulos para sacar a la luz lo que esconden los palimpsestos de la Biblioteca del Monasterio de Santa Catalina, revelando poemas antiguos perdidos y textos religiosos tempranos, y permitiendo descubrir un corpus de vocabulario que no ha sido utilizado en más de mil años.

Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí

Para revelar las palabras borradas de los palimpsestos, los investigadores fotografían cada página doce veces, iluminándolas con luz visible de diferentes colores, luz ultravioleta y luz infrarroja. Otras fotografías se toman con la luz desde detrás de la página o en un ángulo oblicuo, ayudando a resaltar minúsculas señales y depresiones en la superficie. Todas estas fotografías juntas, ayudan a revelar las minúsculas huellas de tinta o los arañazos dejados por la pluma del escriba, que quedan en las páginas después de que fueran borradas. A continuación esas fotografías son procesadas, bajo distintos algoritmos, que analizan y combinan las imágenes para separar el texto borrado del texto superior.

Durante cinco años, los investigadores recolectaron 30 terabytes de imágenes de 74 palimpsestos, de un total de 6.800 páginas. En la actualidad estos pergaminos se consideran una mina de oro de incalculable valor lingüístico e histórico, tanto para los estudiosos que investigan las primeras escrituras del cristianismo o los historiadores que buscan pistas sobre la vida en el Egipto medieval como para los lingüistas que buscan restos de lenguas antiguas perdidas por completo.

En algunos casos, los textos borrados han aumentado el vocabulario conocido de un idioma hasta en un 50 por ciento. Una de esas lenguas, revelada por los manuscritos, es la perteneciente al antiguo reino de Albania caucásica, que cubrió el sur de la actual República de Daguestán y gran parte de Azerbaiyán, cuyos registros escritos se perdieron, casi por completo, entre los siglos VIII y IX, cuando sus iglesias fueron destruidas. O el arameo palestino cristiano, una extraña mezcla de siríaco y griego usada por algunas de las primeras comunidades cristianas en el Medio Oriente que murió en el siglo XIII. Algunas de las primeras versiones del Nuevo Testamento fueron escritas en este idioma, y existía toda una cultura en torno a esta lengua, actualmente extinta y desaparecida.

Manuscritos palimpsestos del Monasterio de Santa Catalina

Los palimpsestos de esos manuscritos están permitiendo darle una nueva vida a esa lengua, a la cultura que representa, mostrándonos cómo han influido en nuestra cultura. Otros palimpsestos esconden escritos en idiomas más comunes como el árabe, el siriaco, el latín o el griego. Pero eso no significa que no haya lugar para los descubrimientos importantes. Bajo textos árabes han aparecido más de cien páginas de poesía griega, hasta ese momento desconocida. Y también se han encontrado tres tratados médicos griegos, también desconocidos, incluyendo uno que contiene la receta conocida más antigua acreditada a Hipócrates, el padre de la medicina occidental. Para los historiadores clásicos y medievales, la posibilidad de leer esos textos perdidos ha supuesto una enorme revolución en su campo.

Curiosamente, lo que demuestran algunos de los palimpsestos recuperados es que las tensiones entre el islamismo y el cristianismo no siempre fueron tan acentuadas y que el monasterio jugó un papel importante como punto de encuentro y de unión entre creencias. Muchos de los textos demuestran que existía un intercambio de ideas y de literatura entre creencias, como podemos ver a través de las traducciones de escrituras y liturgias cristianas al árabe. El equipo de investigadores encargado de sacar esos textos a la luz, con Michael Phelps a la cabeza, están haciendo públicos todos sus descubrimientos en la Early Manuscripts Electronic Library , para que estudiosos de todo el mundo puedan utilizarlos como parte de sus investigaciones. Algo que es de agradecer, teniendo en cuenta que recientemente el Monasterio de Santa Catalina se ha visto amenazado por ataques de grupos afines al Estado Islámico. De esta manera, se asegura que las generaciones futuras tengan acceso a ese material, al margen de las presiones políticas.

Con información de The Atlantic

©2018-paginasarabes®