Archivo de la categoría: Egipto

Mientras más loco Trump, más en serio lo toma el mundo

Mientras más peligroso se vuelve el chiflado presidente estadunidense, más sano cree el mundo que está. Basta con mirar la mitad inicial de sus primeros 100 días en el cargo: los frenéticos tuits, las mentiras, las fantasías y valoración de sí mismo de este líder misógino del mundo occidental nos tenían pasmados a todos. Pero en el momento en que se lanzó a la guerra en Yemen, disparó misiles a Siria y bombardeó Afganistán, hasta los medios estadunidenses a los que Trump había condenado con tanta ferocidad comenzaron a tratarlo con respeto. Y lo mismo hizo el resto del planeta.

Una cosa es tener en la Casa Blanca a un lunático que ve la televisión de madrugada y tuitea todo el día. Pero ahora resulta que cuando ese lunático va a la guerra se vuelve una mejor apuesta para la democracia, un presidente fuerte que enfrenta a los tiranos (a menos que sean sauditas, turcos o egipcios) y que actúa por emoción humana y no por cinismo.

¿De qué otro modo puede uno explicarse la extraordinaria nota en el New York Times que relataba cómo la angustia de Trump ante las imágenes de la muerte de bebés sirios lo impulsó a abandonar el aislacionismo?

A los estadunidenses les encanta la acción, pero típicamente han confundido el infantilismo guerrerista de Trump con una toma madura de decisiones. ¿Qué otra cosa se puede pensar cuando un columnista normalmente sano como David Ignatius compara de pronto a Trump con Harry Truman y elogia la flexibilidad y pragmatismo de su demencial presidente?

Es ridículo. Un orate que fanfarronea por cualquier cosa que no le gusta en CNN está sencillamente loco de remate. Un hombre de mente enferma que ataca a tres países musulmanes –dos de los cuales estaban incluidos en su veto a refugiados de siete naciones– es un peligro para el mundo. Y sin embargo, en el momento en que dispara 59 misiles a Siria después de que más de 60 civiles perecen en un aparente ataque químico del cual culpa a Assad –pero ninguno después de que muchos más son masacrados por un atacante suicida sirio–, hasta Angela Merkel pierde el seso y alaba a Trump, junto con la matrona de Downing Street, la signora Mogherini y diversos potentados más. ¿Acaso nadie se ha dado cuenta de que ahora Trump está llevando a Estados Unidos a una guerra a balazos?

Dar más poder al Pentágono –virtualmente el acto más peligroso de cualquier presidente estadunidense– significa que el secretario de la Defensa, James Perro Rabioso Mattis, anima ahora a los sauditas cercenadores de cabezas a bombardear Yemen –añadiendo aún más activos estadunidenses de inteligencia a esa empresa criminal– y da vuelo a la idea engañosa de los árabes del Golfo de que Irán desea conquistar el mundo árabe. Adonde quiera que miren, dijo Mattis a sus anfitriones sauditas este mes, si hay disturbios en la región, encuentran a Irán,

¿Eso es entonces lo que ocurre en Egipto, hoy bajo ataque del Isis mientras su presidente desaparece a miles de sus propios ciudadanos? ¿Es así en Turquía, cuyo aún más demencial presidente ha encerrado a decenas de miles de sus compatriotas mientras se convierte en dictador por ley?

Echemos un vistazo a la reacción de Trump al tramposo referendo de Recep Tayyip Erdogan, que le ha dado el poder de un califa sobre Turquía. Un recuento de las cifras más recientes de Turquía, hecho por el periódico francés Liberation, muestra que ha habido 47 mil arrestos desde el golpe fallido del año pasado; se han revocado 140 mil pasaportes, 120 mil hombres y mujeres han sido despedidos de su empleo (entre ellos 8 mil oficiales militares, 5 mil académicos, 4 mil jueces y abogados, 65 alcaldes y 2 mil periodistas). Mil 200 escuelas y 15 universidades han sido cerradas, junto con 170 periódicos, televisoras y radiodifusoras.

Y después del referendo que dio a Erdogan una estrecha (y muy dudosa) mayoría para legitimar estas atrocidades, Trump telefoneó al presidente turco para felicitarlo por su victoria. Así como sigue felicitando al mandatario egipcio Abdul Fattah al-Sisi por su batalla contra el terror, guerra en la cual Al Sisi –quien llegó al poder mediante un golpe de Estado contra el primer presidente electo de su país– parece estar perdiendo. Al Sisi, dijo Trump con entusiasmo, será alguien muy cercano a él.

Todos sabemos que el ataque de las Fuerzas Especiales de Estados Unidos a Yemen, en el cual pereció Wiliam Owens, de los Seals, mató a más civiles que miembros de Al Qaeda. No sabemos (o, sospecho, no nos importa) mucho de lo que hizo la madre de todas las bombas en la provincia afgana de Nangahar. Primero dio muerte a 60 combatientes del Isis. Luego fueron 100 combatientes del Isis y ningún civil… sin duda algo que jamás había ocurrido en la historia militar estadunidense. Pero luego, extrañamente, no se ha permitido a nadie ir al sitio de la explosión de la monstruosa bomba. ¿Sería porque sí hubo víctimas civiles? ¿O porque –y esto es un hecho– los sobrevivientes del Isis continuaron combatiendo a las tropas de tierra estadunidenses después del estallido?

Ahora Trump envía un grupo de batalla naval a amenazar a Corea del Norte, ella misma consumada maestra en amenazas infantiles. ¡Cielos! ¿Y este es un hombre que es ahora flexible y pragmático? Es instructivo notar que después de su primera edición, el New York Times cambió su encabezado sobre la angustia de Trump por Siria por Trump vira drásticamente su política exterior, concediéndole una política exterior (inexistente) pero quitando la angustia. Me cuentan que el encabezado original de la primera edición decía: En el ataque a Siria, el corazón de Trump pesó primero. Interesante. Si en verdad fue así, se puede ver cómo el NYT cayó poco a poco en cuenta –muy poco a poco– de que había empezado a enamorarse de su bravucón presidente.

Ahora todos esperamos la batalla por Corea, olvidando esa guerra anterior que ahogó en sangre la península: sangre estadunidense y británica, al igual que coreana y china. Tal vez Trump, en su estilo vago y aterrador, ha decidido que el sudeste de Asia será su verdadero frente. Y ahí, desde luego, la comparación con Truman se acerca mucho más a la realidad. Porque Truman llegó apenas al final de la Segunda Guerra Mundial, después de la muerte de Roosevelt, y su logro culminante en el conflicto fue también en el sudeste de Asia: las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki.

El cielo nos libre de los próximos 100 días.

Por Robert Fisk ©The Independent
Traducción: Jorge Anaya
Con información de:La Jornada

 ©2017-paginasarabes®

Siria: Una vulgar mentira

El doctor Loai Aloja, Jefe de la misión diplomática de la nación árabe en Cuba, desenmascara a quienes dicen llamarse grupos de oposición, cuando en realidad son terroristas pagados por USA ©Jorge Luis Sánchez Rivera

Desde el exterior se activan resortes condenatorios para allanar el camino a una invasión, confirma el Jefe de la misión diplomática siria en La Habana.

Los crímenes terroristas que se cometen en la República de Siria repercuten en todo el mundo. Erradicar un fenómeno que pudiera tornarse apocalíptico es un imperativo. Ese sería un razonamiento lógico. Pero en la práctica Estados Unidos y Occidente fabrican con métodos sucios una brutal guerra mediática que distorsiona los hechos. Para los lectores de BOHEMIA, el doctor Loai Aloja, Jefe de la misión diplomática de la nación árabe en Cuba, desenmascara esas mentiras, en una extensa entrevista exclusiva

RB- Desde marzo de 2011 Siria es blanco de un proceso de desestabilización. ¿Qué se pretende y por qué?

LA: “A algunos, les puede parecer que la historia comenzó en 2011. Sin embargo, quien sigue la historia política contemporánea  de Siria, se da cuenta que todo comenzó en 1947, cuando el panorama político sirio fue encabezado por el Partido Baaz Árabe Socialista, quien anunció claramente que era un partido laico , que creía en el socialismo, y en el apoyo a todos los movimientos de liberación árabe e internacional. Durante su trayectoria y antes de recibir el poder en Siria en 1963, el partido dio su apoyo total e incondicional a todos los movimientos de liberación que luchaban contra el colonialismo, y considero como una prioridad la lucha contra el enemigo sionista que ocupó la tierra árabe de Palestina.

Durante ese periodo, el partido enfrentó todas las conspiraciones y planes colonialistas en su forma pasada y moderna, es decir al imperialismo. Asimismo, abrió las puertas a la cooperación con el campo socialista, encabezado por la antigua Unión Soviética. Llegó el año 1970 y comenzó una nueva etapa en la historia de Siria, donde el líder fundador Hafez al-Assad  trabajó en aras de  desarrollar estrategias coherentes con las orientaciones  y principios del  partido Baas, con lo cual se cubre un período entre 1970 al 2000, etapa crucial de nuestra historia, durante la cual Siria se transformó en un Estado, tenido en cuenta en las relaciones regionales e internacionales, y reconocido por todos , incluso por aquellos que no conocen sobre la historia contemporánea de Siria

Hafez al-Assad fue el único presidente árabe que no visitó Washington, e incluso cuando quiso reunirse con los presidentes de Estados Unidos, lo hacía en países neutrales como Ginebra u otros. Él se negó a la capitulación e impuso sus condiciones, incluso a Estados Unidos. También apoyó todas las causas árabes y la causa Palestina fue su brújula

Después que el presidente Bashar al-Assad recibió el poder en Siria, continuó la misma senda trabajando muy duro por desarrollar y modernizar la nación, siendo Siria, en todos los niveles, un país que impone sus condiciones al interactuar con cualquier fuerza.

Las conspiraciones no se detuvieron durante el gobierno del presidente Bashar al-Assad, ante los logros estratégicos históricos articulados hasta alcanzar el año 2011. Pero antes, en 2003, Siria rechazó la ocupación de Iraq por parte de George W. Bush, e incluso Damasco ayudó a la resistencia iraquí, a pesar de la amenaza norteamericana de ocupar el país.

En 2005, Washington orquestó el asesinato del primer ministro de Líbano Rafik Hariri, y al no poder alcanzar sus objetivos en Siria, dio órdenes a Israel de lanzar un ataque en junio de 2006, cuyo resultado fue el fracaso del plan y la abrumadora victoria de la resistencia libanesa de Hezboláh. Siria frustró todos los intentos de agresión contra Gaza y el pueblo palestino en varios años. Cuando el gran proyecto estadounidense se puso en marcha bajo la consigna de la llamada “primavera árabe”, Siria estaba en la lista de los objetivos, Cayo el régimen de la Zine El Abidine Ben Ali en Túnez en   un mes, así como el régimen de Mubarak en Egipto en menos de un mes, el régimen de Gaddafi en Libia en tres meses, y con el apoyo inglés norteamericano fueron entregadas las riendas del poder a los Hermanos musulmanes, esas fuerzas que fueron creadas esencialmente por ellos. Apostaron a que el movimiento que Estados Unidos y sus aliados entrenaron en Siria iba a terminar en menos de tres meses. Todo estaba listo, y preparado.

Al comienzo de los acontecimientos en Siria, algunas de las manifestaciones plantearon diversas consignas. La reacción del gobierno sirio, fue la de plantear su disposición al cambio y ajuste de acuerdo a lo demandado. Se cumplió con todo lo pedido. Las voces se levantaron en direcciones más lejanas, y el liderazgo sirio sabía que lo que se quería no era una reforma o la democracia, sino derribar al Estado y entregarlo a los agentes de Estados Unidos y los países árabes reaccionarios.

Cuando Estados Unidos y sus aliados descubrieron que el gobierno sirio había cumplido todas las exigencias de la reforma constitucional y las leyes de medios de comunicación y las elecciones, y otros, recurrieron entonces a la utilización de mercenarios y el reclutamiento de terroristas de todos los países del mundo, con el apoyo, la facilitación, financiamiento y el armamento turco, saudita , catari  e israelita , utilizando  las flotas mediáticas  de su propiedad , a fin de demonizar al  gobierno sirio y el presidente Bashar al-Assad , presentándolo como asesino de su pueblo pacífico, demandante de la libertad.

Conjuntamente con las posiciones políticas de Estados Unidos   y otros se exigía la renuncia de al Assad sin hacer referencia que los que luchaban contra el ejército y el pueblo sirio eran terroristas que vinieron de   todos los rincones del mundo.

Así que el objetivo de la conspiración era derribar al Estado sirio e instalar otro país que obedeciera las órdenes de Estados Unidos y sus aliados y dividir y debilitar a Siria  para servir a los intereses de Israel y Estados Unidos de la región.

Si Estados Unidos quisiera la democracia como afirma, es que los reyes y príncipes y jeques que se alían a él en la región árabe son demócratas? Es que matar al pueblo yemenita y matarlo de hambre bajo el pretexto de restaurar la legitimidad es para aplicar la democracia y la voluntad del pueblo yemenita? El bloqueo a Siria y la imposición de medidas unilaterales desde hace más de sesenta años es para aplicar la democracia? ¿Impedir la entrada de vacunas y medicamentos para pacientes con cáncer es aplicar la democracia? Las preguntas son innumerables e incalculables”.

BH:¿Quiénes componen a la oposición en Siria y cuál es la relación de esta con el esfuerzo gubernamental por acabar con el terrorismo, si es que existe alguna?

LA: “En los sistemas políticos globales existen fuerzas políticas llamadas oposición, que trabajan en la política para implementar su agenda. La oposición es una cosa positiva y ofrece un valor añadido a la vida política de los países del mundo. Pero, cuando usted tiene una oposición armada vinculada a agendas extranjeras y obedece las órdenes de países extranjeros y está armada y financiada por ellos y está cubierta por potencias políticas… estamos ante mercenarios y conspiradores, que destruyen, matan e imponen su dominio, e ideología, me pregunto ¿le llamamos oposición?

En Siria, tenemos una oposición interna nacional, que posee demandas legítimas y sus reivindicaciones se discuten con el gobierno sirio en un diálogo interno y un programa nacional cuyo objetivo es la reforma. En cambio la oposición que está siendo sobredimensionada y se presenta como oposición nacional con derecho e intereses y que llama a la democracia, tiene varios tipos y son los siguientes:

Una primera “oposición” que ostenta las nacionalidades de otros países y no tiene ningún peso popular interno y posee pasaportes norteamericanos, británicos y franceses y sus agendas representan los intereses de esos países. Otra segunda “oposición”, compuesta por grupos armados que han encontrado sus intereses en el vacío y la ausencia del Estado y que trabajan dentro de las agendas de quienes le pagan. Y una tercera que es la “oposición” más peligrosa, y esa la está tratando Estados Unidos y sus aliados de describir como oposición nacional moderada, y son los grupos terroristas financiados, armados y entrenados por los Estados Unidos y sus aliados, la gran mayoría de Al Qaeda, toda vez que esta organización jugo un juego inteligente, cambiando los nombres de las organizaciones, pero al final, poseen la misma ideología. Existe una cuarta “oposición” compuesta por un grupo de organizaciones terroristas que fueron traídos desde distintos países del mundo, como Afganistán, Turkmenistán, Kirguistán, Uzbekistán, Pakistán y hasta disidentes de China.

A pesar de todo, el gobierno sirio desde el comienzo de los acontecimientos, ha anunciado estar a favor de la solución política sirio-sirio sin interferencia exterior y bajo el techo de la Patria y el liderazgo de Siria. Y hemos participado en todas las rondas celebradas hasta el momento hasta llegar a Ginebra 5, que terminó el 31 de marzo pasado.

En resumen, estamos luchando una guerra contra el terrorismo global y defendemos a todo el mundo sin excepción. Libramos nuestra guerra con los terroristas que se infiltraron en nuestra casa en el día y la noche y delante de todo el mundo. Afirmamos que si se detiene el apoyo externo, el suministro y el reclutamiento de nuevos terroristas en Siria no habrá ningún problema en derrotarlos”.

BH:¿Cuál es el impacto de las acciones terroristas para la economía y vida del pueblo sirio?

 LA: “Cuando decimos que hay un plan y una conspiración, y verlo únicamente desde el punto de vista teórico no es suficiente, tiene que ser demostrado en la práctica. Esta pregunta nos lleva a la prueba. Desde el inicio de la crisis las órdenes fueron dadas desde el centro de operaciones de los países de la agresión y fueron las siguientes:

  • Controlar los centros gubernamentales para provocar un vacío de seguridad y estatal.
  • Destruir la infraestructura de forma sistemática, incluyendo los centros de salud, escuelas, instituciones, puentes, panaderías y otros , a fin de fomentar la presión popular sobre el estado sirio.
  • Afectar las instituciones militares y las bases militares y los medios de defensa aérea y de radar.
  • Asesinar a científicos, profesores y expertos.
  • Llevar a cabo la matanza y la liquidación sobre  bases sectarias y doctrinales a fin de  provocar una guerra de carácter familiar  o lo llamado   guerra civil.
  • Secuestro, asesinato e intimidación de las personas, los profesores, estudiantes, trabajadores, empleados, agricultores y campesinos para evitar que vayan a sus centros de trabajo.
  • Todo esto con el fin de perturbar la vida pública y crear descontento en los diversos círculos de la comunidad.

Es natural que la vida pública, económica y social se viera afectada por estos crímenes, si añadimos que desde los primeros meses de los sucesos, los Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones y un embargo económico sobre Siria para presionar al pueblo sirio.

En el momento de la entrevista, este 12 de abril, la representación siria en la ONU denunció la falsedad de las preocupaciones humanitarias de Estados Unidos y Occidente ©Jorge Luis Sánchez Rivera

No hay duda de que estos crímenes contra la nación contribuyeron al sufrimiento de muchos de nuestros hijos, pero cada ciudadano sirio se dio cuenta de que el impuesto que pagaría  como resultado de estos crímenes era enorme, más allá de la destrucción del Estado y  la puesta  en práctica del sucio plan  imperialista, por lo que a pesar de todo el bloqueo y las dificultades de la vida, nuestro pueblo se puso de pie con firmeza y paciencia y soporta mucho por el bien de la soberanía y la dignidad.

Lo más terrible de la guerra contra Siria, a pesar de todo lo que se ha dicho acerca de que todas las guerras son aberrantes, es imaginar cómo se derrama la sangre ante usted e imaginar a  los soldados que se han quedado sin municiones, rodeados de  los monstruos de la época. Imagínese todo lo que pueda abarcar su mente: las escenas de explosión de coches bomba desgarrando los cuerpos de niños, mujeres y ancianos, las redadas y masacres por cuestiones de identidad, origen étnico y clan. E Imagine más que eso, el hambre, la sed, y el asedio, el miedo de que sus hijos sean colgados en frente suyo. Imaginase todo el mundo muerto, el poeta muerto, el soldado muerto, el niño muerto, y los escombros, que se han convertido en testigo de los delitos del terrorismo. Imagine que todo lo que usted ha construido con su sudor y con el sudor de sus abuelos fue barrido. Imagínese la devastación y la destrucción de la infraestructura y el robo de las fábricas, Erdogan (Presidente de Turquía) y el robo del petróleo, las riquezas, monumentos, ruinas y museos de Siria por parte de Daesh y el Frente Al Nusrah”.

BH: Ya ha habido varias conversaciones internacionales en torno al mal llamado conflicto en Siria, pues en realidad se trata de una invasión, desde mi punto de vista. Entonces le pregunto ¿Han resuelto en alguna medida la situación estos encuentros? Es posible una solución política en Siria? y ¿qué actores políticos internacionales son los más comprometidos con una pacificación?

LA: “Estamos librando una guerra contra el terrorismo global y defendiendo a todo el mundo sin excepción. Siria anuncio desde el principio una solución política y extendimos nuestra mano sin injerencia externa, y estamos trabajando día y noche llevando a cabo la reconciliación nacional. Estas conciliaciones tuvieron éxito en detener la hemorragia de muchos  sirios e impidieron  la destrucción y el desplazamiento y preservaron  la sangre de nuestro pueblo

El gobierno sirio  aceptó llevar a cabo negociaciones y diálogos en Astana, donde sus patrocinadores, Rusia e Irán, trataron de  clasificar y neutralizar  las facciones y grupos armados que  bailan en la órbita del grupo terrorista Al Nusrah  y aplicaron  una tregua y el cese de las hostilidades cumplida por el gobierno sirio, en tanto el resto de los beligerantes no lo han cumplido. Rusia supervisa la aplicación y registra cada día violaciones por parte de los terroristas.

En Ginebra, la delegación del gobierno sirio participó y presentó las llamadas cuatro cestas que forman el núcleo de los temas de diálogo, a saberse: un nuevo gobierno de transición, reelaboración de la Constitución de Siria, la necesidad de elecciones en Siria dentro de 18 meses bajo la supervisión de la ONU, y la lucha contra el terrorismo. La delegación del gobierno sirio mostró flexibilidad y voluntad de llegar a una solución política a la crisis. En cambio las otras delegaciones -de acuerdo a las peticiones de sus patrocinadores y  partidarios, que en esencia son partidarios del terrorismo-, se centraron en un solo tema; alejar  al  presidente Bashar al-Assad del poder y crear un gobierno de transición que incluye incluso componentes  terroristas

Entonces la pregunta es la siguiente: ¿hay oposición en Siria? Simplemente  parece que no hay un consenso de oposición nacional siria, sino que se trata de  personas  asociadas a las agendas de los países de la agresión,  que intentan  destruir a Siria y matar a los hijos de su pueblo. Los grupos terroristas obedecen las órdenes de sus operadores y  la llamada oposición siria no tiene ninguna decisión sobre ellos. A pesar de ello, nuestra  mano está extendida para cualquier solución política que garantice la unidad de Siria  y su soberanía,  la no  injerencia  en sus asuntos internos y que  el diálogo  sea entre los sirios solamente”.

BH: El 7 de abril, el mundo se despertó con la noticia de la nueva agresión norteamericana contra Siria. ¿Qué puede decir al respecto y cuáles son los objetivos de dicha agresión en este momento y en este lugar?

“Durante estos años de Guerra terrorista en Siria, los terroristas, instigados por sus patrocinadores, han acusado al gobierno sirio de usar armas químicas, dados los reveses y derrotas infringidas a estos grupos. El objetivo  de estas acusaciones siempre ha sido instigar a la comunidad internacional  contra Siria para ejercer mayor presión en el contexto del proyecto encaminado a destruir  al Estado sirio. Las acusaciones promovidas por los medios de información árabes y extranjeros, afiliados a los estados patrocinadores del terrorismo,  se despliegan  rápidamente, y entonces vienen las imputaciones y mentiras, e incluso más que eso,se ha demostrado que los grupos terroristas han sido los que han usado armas químicas y gases tóxicos contra el ejército sirio y los civiles.

Ahora bien, no se ha demostrado, ni hoy, ni antes, que Siria haya utilizado  armas químicas, y lo que es seguro y saben todos, es que Siria ya no tiene estas armas desde 2014, en tanto decenas de informes internacionales confirman que los grupos terroristas cuentan con una enorme cantidad de armas químicas y gases tóxicos. La pregunta aquí es ¿quien se beneficia del uso de sustancias tóxicas? La respuesta es sencilla: los terroristas y sus patrones de Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Francia, Gran Bretaña y otros. El clima internacional se está moviendo en torno a cambios públicos a favor del gobierno sirio y el ejército sirio, quien posee las riendas y ha triunfado en más de un terreno. Además, existen más de 90 mensajes sirios que fueron enviados al Consejo de Seguridad y que confirman que los terroristas poseen materiales químicos tóxicos y que fueron encontrados los almacenes de fabricación de dichos materiales.

El gobierno sirio condenó la comisión de la matanza con armas químicas en los primeros minutos, y no se esperó ninguna investigación imparcial, transparente y neutral, lo que confirma la teoría que dice que los planes de agresión se prepararon antes de la matanza, y fue una especie de cubierta.

Sí, esta agresión estadounidense nos recuerda su agresión a Iraq, Libia y Yemen bajo pretextos que resultaron ser fabricados, como se demostró, y que no estaban basados en ninguna verificación o mandato internacional. Ninguna persona sensata en este mundo, acepta de un país como Estados Unidos -con una historia llena de ataques a los pueblos del mundo-, que hable de humanidad y de derechos humanos. Ese mismo país ha cometido masacres que cobraron la vida de más de un millón de iraquíes, de cien mil libios, y asesinó a 300 mil sirios, a través de su apoyo a sus aliados con dinero, armas y entrenamiento, Seria el último país que debería  hablar de   humanidad.

Este golpe demostró claramente quienes están en la zanja de la agresión, y quien está en la trinchera del enfrentamiento. Entonces, usted ve al representante de Bolivia en el Consejo de Seguridad dejando al descubierto las mentiras de América, así como el ruso y ve a un país como Cuba profundamente perturbado ante esta agresión, condenándola apenas aconteció Por otro lado, vemos el apoyo del Golfo Pérsico que desde los primeros minutos del bombardeo norteamericano a un país árabe, y lo mismo se dice   acerca de la imprudencia de Turquía que no se detuvo en bendecir y felicitar, e incluso fue más allá cuando el presidente Erdogan y el primer ministro   Ben Ali Yildirim pidieron más de un golpe porque uno no era suficiente.

No es fácil dar gracias al enemigo por sus acciones criminales. Pero, en el caso de los Estados Unidos, parece que el deber es darle las gracias a su liderazgo que nos libraron del gran esfuerzo de pasar mucho tiempo tratando de convencer a los cercanos más que a los lejanos, de que Estados Unidos, como el diablo, no cambia. Es un país que vive sobre la muerte de otros”.

En exclusiva para los lectores de BOHEMIA, el Jefe de la misión diplomática siria en La Habana, elogia la larga amistad entre su país y Cuba ©Jorge Luis Sánchez Rivera

BH: Y por último ¿Cómo es posible el desempeño de las relaciones bilaterales entre Cuba y Siria en medio de esta situación tan compleja. De existir cooperación cubana en Siria, en qué áreas?

“A nivel político, Siria fue uno de los primeros países que reconoció a la revolución cubana, y estableció relaciones diplomáticas con Cuba el 11 de agosto de 1965. Se puede decir que las relaciones entre Siria y Cuba son históricas, de camaradería, combativas. Ambos países libran la batalla en la misma trinchera contra un enemigo común, y poseen las mismas posiciones en torno a los problemas globales contra el colonialismo, el racismo, el sionismo y la dominación imperialista y rechazan la interferencia en los asuntos internos de los Estados. Igualmente intercambian apoyo político mutuo y coordinan sus posiciones en los foros y organismos internacionales en todos los foros internacionales. El líder fundador de la Hafez al-Assad y el líder cubano Fidel Castro estaban unidos por una relación de amistad y respeto mutuo y de afecto a lo largo de   décadas y esta relación ha continuado desde que el Presidente Bashar al-Assad asumió el cargo.

En el plano económico, existen varios acuerdos y memorandos de entendimiento en diferentes campos, económico, comercial, técnico, mediático, culturales, y ha habido visitas de delegaciones de carácter económico, pero las relaciones económicas no tienen el mismo nivel que las relaciones políticas. Existe un acuerdo de cooperación médica entre los dos países, suscrito en 2015. Agradecemos a Cuba, ya que nos ha proporcionado su ayuda en el ámbito de medicamentos esenciales para nuestro pueblo en un momento en que los países que presumen respetar los derechos humanos ejercen un bloqueo sobre la exportación de medicamentos a Siria, especialmente los relacionados con   vacunas y   enfermedades crónicas.

Cuba y Siria son grandes amigos y aliados. Y no hay dudas, venceremos”

Por María Victoria Valdés Rodda
Con información de Bohemia

©2017-paginasarabes®

La Mano de Fátima- Khamsa

 

Atributos y forma de representación

La mano de Fátima o khamsa consiste en la representación plana de una mano abierta, con los dedos extendidos. Suele estar constituida por un diseño estilizado, en el que el dedo corazón actúa como eje de simetría, resultando casi siempre imposible determinar si se trata de la extremidad derecha o izquierda .

Este destacado icono fue entre los musulmanes medievales, particularmente los shiíes, un símbolo de providencia divina, generosidad, hospitalidad y fuerza/poder, así como un eficiente amuleto que expulsaba los malos espíritus causantes de las enfermedades y las desgracias además de repelente del mal de ojo. Portar talismanes como protección o contra el aojamiento, fue una de las muchas prácticas pre-islámicas absorbidas por la cultura islámica primitiva, y tolerada por su teología.

El mal de ojo, también llamado fascinación, es una creencia de carácter casi universal que se documenta ya en el Antiguo Egipto y en las culturas antiguas del Creciente Fértil. Los romanos también conocían esta superstición, a la que denominaron “fascinatio” o “fascinum”, la cual se transmitió al mundo medieval, tanto cristiano como musulmán, siendo objeto de la atención de eruditos como al-Kindi (801-873) o Avicena (980-1037). Se basa en la creencia, transmitida por Platón en el Timeo, de que la visión se produce por la proyección a través de los ojos de unos rayos o fuego visual que, al ser emitidos por almas contaminadas, dan lugar al mal. En el mundo islámico, se considera que este mal de ojo procede de la envidia, según explica Ibn Jaldún:

“Los efectos producidos por el mal de ojo se incluyen en el número de las impresiones que resultan de la influencia del alma. Proceden del alma del individuo dotado de la facultad del mal de ojo y tienen lugar cuando él ve una calidad o un objeto cuyo aspecto le causa placer. Su admiración se vuelve tan intensa que hace nacer en su entraña un sentimiento de envidia juntamente al deseo de arrebatar esa calidad o ese objeto a quien los posee”.

En el Corán, Muhammad señala y admite la creencia en el mal de ojo (‘ayn), y las tradiciones islámicas reconocen que el propio Profeta aceptaba el uso de talismanes y tatuajes para preservarse de él. En la Arabia preislámica, según testimonio de Tertuliano, las mujeres se protegían del mal de ojo cubriéndose el rostro con un velo, e incluso por un fenómeno de magia simpática, los ojos de determinados animales con presunto poder fascinador, como el lobo, eran utilizados como amuleto, al igual que determinados minerales o piedras, entre ellas el azabache. Uno de los talismanes más empleados en todo el mundo islámico es la khamsa o “mano de Fátima”. La mano extendida y sintética tiene el mismo valor que el gesto de recitación de la fórmula “hamsa fi‘ayni-k” (cinco en tu ojo) contra el sujeto que se cree que nos está aojando.

La eficacia apotropaica de este amuleto está relacionada con el poder mágico del número cinco, que es el significado del término khamsa (literalmente “cinco”, en alusión al número de dedos). Como ya señaló René Guénon, y ha recogido Chebel en su Dictionnarie des symboles musulmans, se ha intentado tradicionalmente explicar el valor de este guarismo, por su equivalencia con las cinco letras del nombre de Allah en árabe: el índice corresponde a la alif, el anular a la primera lam, el medio y el índice al segundo lam, que es doble, y el pulgar al he, lo que explica el carácter divino de la mano y de la cifra cinco, que constituye un símbolo habitual dentro del mundo islámico. Además, en la tradición suní, la mano es la síntesis de la ley del Profeta, identificándose los dedos proverbialmente con los cinco pilares o preceptos del Islam (el testimonio de fe, la oración ritual, la limosna, el ayuno y la peregrinación), mientras que la tradición shií los ha relacionado con las cinco personas sagradas pertenecientes a la familia del Profeta(Muhammad, ’Ali, Fátima, Hassán y Hussein). Parece que en ambos casos se ha tratado de islamizar una creencia de origen bereber.

La khamsa es denominada también habitualmente “mano de Fátima”. Aunque con frecuencia el origen de esta expresión se ha querido poner en relación con los europeos establecidos en el Norte de África durante el Protectorado, y especialmente con los militares franceses que tenían la costumbre de llamar “Fátima” de forma despectiva a todas las mujeres argelinas o tunecinas, los estudios más recientes  muchos de ellos sin rechazar tampoco abiertamente la hipótesis anterior‒, abogan por su conexión con Fátima al-Zahra (606-632), hija predilecta de Muhammad, a la que acabamos de referirnos como pariente destacada del Profeta. Ningún pasaje documentado de la vida de Fátima sugiere relación alguna con este símbolo, aunque las cuantiosas leyendas posteriores asociadas a ella, hacen referencia a su carácter maternal y protector, lo que tal vez podría vincularla con el amuleto de la mano, dado que este siempre se ha conectado con fines apotropaicos. Fátima adquiere en el Islam un destacado papel como mujer santa y modelo de hija, madre y esposa, lo que ha llevado a su frecuente comparación con la figura de la Virgen María en el ámbito cristiano.

Este popular amuleto protector adopta en la Edad Media diseños variados. Lo normal es que se represente exclusivamente como una mano exenta, aunque en la tipología áulica de los jarrones nazaríes de la Alhambra, su superficie se amplía hasta abarcar el antebrazo, adornándose este con amplias mangas. Asimismo la mano puede albergar a veces en su interior ojos, que acentúan su significación talismánica, al invocar su lucha contra el aojamiento. Ocasionalmente también puede incorporar inscripciones epigráficas de carácter coránico.

Fuentes escritas y orales

No existen evidencias textuales o fuentes escritas para el origen de la mano de Fátima. No obstante, la mención a la sacralidad de la mano o de las manos aparece reflejada en varios pasajes del Corán. La sura 67:1 dice: “¡Bendito sea Aquel en cuya mano está el señorío! Él, sobre toda cosa, es poderoso”. En las suras 69:25 y 84:7 se identifica la mano izquierda con el mal y la derecha con el bien, respectivamente. Igualmente en 23:88, 36:83 y 57:29 las manos se ponen en conexión con la imagen de la soberanía divina.

Algunos relatos populares carentes de legitimidad religiosa ponen en relación la mano-amuleto con un gesto del propio Muhammad. Un día, los discípulos del Profeta, se quejaron a su maestro de la supresión de las imágenes y entonces este, por toda respuesta, habría metido en tinta los cinco dedos de su mano y los habría impreso sobre una hoja de papel, mostrándolos a sus seguidores.

Autores como A. Maitrot o Probst-Biraben recogen el relato, sin ninguna validez histórica, de que durante la batalla de El Bedr Hanin (624 H.), que consagró la pujanza de Muhammad, los partidarios del fundador de la nueva religión no tenían estandarte o bandera, por lo que confiaron su pena a la hija predilecta de su jefe, Fátima, quién mojó su mano en la sangre de un herido y la imprimió sobre su velo.

Otra leyenda cuenta que una noche la hija del Profeta estaba preparando la cena cuando su esposo Alí regresó a casa acompañado por una concubina. Al verla, Fátima, celosa, regresó a la cocina irritada y metió la mano en la pasta hirviendo que estaba cocinando, continuando su elaboración con la mano desnuda. Su pena era tan grande que no sentía la quemazón. Desde entonces en el Islam, la mano de Fátima llegó a ser símbolo de paciencia y lealtad, confiriendo suerte, abundancia y paciencia a quienes portaban o se encontraban bajo la protección de este símbolo.

Extensión geográfica y cronológica

Aunque se desconoce con precisión en qué momento concreto comenzó a utilizarse de forma sistemática, la espectacular expansión territorial protagonizada por el recién nacido Estado islámico fue determinante en la propagación de este amuleto, siendo introducido paulatinamente en todos aquellos territorios que, desde la Península Arábiga, fueron progresivamente incorporados al Dar al-Islam, incluida al-Andalus, donde se documenta a partir de la época de las dinastías africanas. Asimismo, gracias a la permeabilidad cultural bajomedieval, su uso trascendió las fronteras políticas para ser asimilado también dentro del ámbito cristiano y judío en contacto con el Islam.

Como amuleto protector y apotropaico se ha seguido empleando desde entonces hasta la actualidad dentro del ámbito musulmán o de pasado musulmán, donde suele aparecer en puertas, viviendas y también decorando la joyería o metalistería popular. Existen infinitos ejemplos desde la Península Ibérica y el Norte de África (zona del Magreb) a Palestina, así como en el sur de Italia, en la zona de Nápoles. También se ha infiltrado en tradiciones religiosas y culturales no musulmanas, como la de los judíos sefardíes, que con frecuencia han usado el símbolo de la mano extendida como amuleto para salvaguardar personas y hogares.

En la actualidad, este icono está ampliamente difundido como consecuencia del fenómeno de la globalización, y resulta habitual encontrar personas de cultura occidental que portan collares o pulseras con el símbolo de la khamsa.

Soportes y técnicas

La mano protectora se presenta en la Edad Media en todo tipo de soportes y técnicas artísticas, ya sea en forma de amuletos exentos de plata o azabache, ya como elemento decorativo pintado, tallado, esculpido o grabado formando parte de la ornamentación arquitectónica, de manuscritos iluminados o de objetos suntuarios diversos, especialmente de carácter personal (joyas o adornos). Aparece muy frecuentemente también en cerámicas, ya que se considera que el momento de la comida o la bebida es especialmente propicio para la penetración de malos espíritus, que pueden acechar escondidos en las vasijas.

Precedentes, transformaciones y proyección

La khamsa corresponde a una tradición iconográfica musulmana, aunque el motivo genérico de la mano tiene un carácter universal y su uso puede retrotraerse a tiempos ancestrales. Ya en la pintura rupestre parietal del Paleolítico Superior se identifican paneles con manos pintadas en positivo o negativo, como en la cueva de El Castillo (Puente Viesgo, Cantabria, España), lo que apunta a que el simbolismo de las manos extendidas como repelentes de males podría conectarse con ritos o cultos mágicos preislámicos.

Este amuleto protector se identifica asimismo en las civilizaciones del Próximo Oriente Antiguo. La Qāt Istar, también conocida como la Qāt Inana, o Mano de Ishtar/Inana, fue usada por los sucesivos pueblos que se asentaron en el territorio mesopotámico, principalmente sumerios y acadios, como talismán contra las enfermedades. También parece existir una estrecha conexión entre la Mano de Fátima y la Mano Pantea o Mano de Todos los Dioses, que fue originalmente un amuleto egipcio conocido como los “Dos dedos”, en alusión a Isis y Osiris. Este amuleto invocaba a los espíritus protectores de los padres. El pulgar se interpretaba como Horus (“el hijo”), mientras que el índice y el corazón se relacionaban con Isis y Osiris, sus progenitores. Otra teoría remonta los orígenes de la khamsa a Cartago, donde se utilizó la mano de la deidad suprema, Tanit, para alejar el mal de ojo. Asimismo, en la cultura cananeo-púnica, la mano de Ba’al se empleaba con un sentido análogo.

Existieron además otros destacados símbolos antropomorfos de divina protección anteriores al advenimiento del Islam, como la Mano de Venus (o Afrodita) en el mundo romano. Incluso las manos de Buda (gesto de mudrā) o de Shiva han tenido un sentido protector y benéfico en las tradiciones budista e hinduista, o, dentro del Cristianismo, la propia Dextera Dei fue empleada como símbolo del poder divino.

La asimilación cultural del emblema de la mano de Fátima y su proyección más allá de los territorios islámicos comenzó ya en época medieval. Por ejemplo, durante el siglo XV en los reinos hispanos, pequeños colgantes quiromorfos llamados gumças eran colocados sobre los trajes de los niños para protegerlos o formaban parte de collares, como el descubierto cerca de Mondújar, en la región de Almería. Parece que el término gumça procede de la castellanización del vocablo árabe khamsa. Igualmente, la mano protectora se encuentra representada sobre numerosas piezas cerámicas procedentes de los talleres de Paterna y Manises, destacando su empleo como parte de la decoración de un grupo de pilas bautismales toledanas realizadas en barro vidriado, encabezadas por los ejemplares procedentes de la iglesia de Camarenilla (Toledo) y de la Hispanic Society of America (Nueva York)25, ambas de mediados del siglo XV, donde las cruces flordelisadas y el monograma “JHS” alternan con el talismán islámico.

Un ejemplo excepcional de la enorme difusión de este amuleto islámico dentro del territorio cristiano se pone de manifiesto con la noticia de que en 1526 una comisión episcopal convocada por el emperador Carlos V, reunida para decidir sobre las costumbres de los musulmanes recientemente convertidos al cristianismo (moriscos) decretó la prohibición de su uso y su sustitución por cruces o medallas con efigies de personajes sagrados. Poco después, en 1586, Pedro Guerra de Lorca describió a los musulmanes como hijos del demonio, portadores de medallones donde estaba grabada una llave y una mano, esta última significando, según él, la pujanza de Dios. Para Don Diego López de Mendoza en 1607, estas manos portadas por los moriscos de Granada serían una alusión a los cinco mandamientos de Muhammad .

Los cristianos sirios y los europeos utilizaron un símbolo equivalente a la khamsa conocido como Mano de María. Su objetivo es igualmente proteger a las mujeres del mal de ojo, aumentando su fertilidad, promoviendo embarazos sanos y buenas lactancias, y fortaleciendo a los más débiles (mujeres encintas, recién nacidos o niños de corta edad).

A través del contacto con el Islam, su uso se popularizó también entre las comunidades judías, especialmente sefardíes, instaladas tanto en el Norte de África como en Oriente Medio. Los judíos se refieren a ella como la mano de Miriam (Kef Myriam) en recuerdo de la Miriam bíblica, la hermana de Moisés y Aarón.

Temas afines

Un tema relacionado con la mano de Fátima es el divulgado motivo iconográfico de la higa, que consiste en la figuración de una mano cerrada sobre sí misma en forma de puño, con el dedo pulgar alojado entre el índice y el corazón, al que se ha otorgado un similar valor protector y profiláctico, pues se utilizaba igualmente para evitar la influencia maléfica de la fascinación y para atraer la buena suerte.

Por Noelia Silva Santa-Cruz
©Revista Digital de Iconografía Medieval

©2017-paginasarabes®