Archivo de la categoría: Países y Regiones

Moussaka, un aporte árabe a la gastronomía mundial.

La Moussaka o Musaka (del griego μουσακάς, mousakás)​,   es un pastel de berenjenas conocido y de origen árabe, aunque realmente se considera como una receta griega o de los países del este. Es muy parecida a la lasaña por la disposición de alimentos en capas, pero no lleva pasta, sino que estas capas son de berenjena, patatas y carne principalmente. La receta original de musaka  lleva carne de  cordero, y, aunque parezca un plato muy laborioso, el resultado merece la pena.

Origen de la musaka

La historia exacta del origen de este plato se desconoce, aunque se cree que la musaka se basaba en una antigua receta que se preparaba hace siglos, hacia el año 1200. Era un plato muy similar llamado maghmuma y, aunque lo cocinaban los griegos, no incluía berenjena, hasta que ésta fue introducida en su cultura por los árabes.

Ellos fueron los que dieron a conocer esta verdura a los griegos. Con ella, la musaka se convirtió en una receta muy apetitosa y llegó a extenderse gracias a los viajeros procedentes de otros países. En cada país fue adoptando distintas variaciones, y son muchas de las que persisten en nuestros días.


 Ingredientes para 6 personas.

Relleno

400 g de carne magra de cordero picado 1 cebolla 2 berenjenas 500 g de patatas 450 g de salsa de tomate 1 cucharadita de baharat (mezcla de siete especias árabes) 2 cucharadas de almidón 1/2 copita de vino tinto seco Sal y pimienta Aceite de oliva Perejil picado finamente

Cobertura (Salsa Bechamel)

100 gramos de mantequilla derretida 5 cucharadas de harina 150 g queso tierno (tipo burgos) 1 taza de leche 1 cucharadita de azúcar Zumo de limón Pimienta Sal a gusto

Elaboración.

La elaboración de la musaka se basa en cortar las berenjenas, con piel incluida, en rodajas gruesas. Se colocan en un recipiente, se espolvorean tanto las berenjenas como las patatas con abundante sal y se dejan reposar unos 20 minutos. Pasados estos minutos, hay que escurrir y secar las berenjenas, saltearlas en una sartén hasta que queden doradas para luego en la misma sartén saltear las patatas. También hay que rehogar la cebolla y añadirle carne picada. Más tarde se añaden el resto de ingredientes (tomate, vino, azúcar  y perejil), se sazona y se coloca una cucharadita de baharat (combinación de siete especias árabes), se deja cocer durante unos 30 minutos.

Para la bechamel, se calienta mantequilla, se le añade harina y se remueve echándole leche poco a poco. Cuando espese, deberemos añadirle queso, azúcar, sal, zumo de limón y pimienta. Finalmente, se calienta el horno a 180º y se rellena el recipiente con las patatas, salsa de carne y las berenjenas. Se hornea durante 45 minutos hasta que quede dorada.


Con información de Missjackies

©2017-paginasarabes®

El zajal, poesía recitada o cantada

©Joseph-Gérard Tohmé

El zajal es un género de poesía popular libanesa que se recita o se canta con motivo de la celebración de acontecimientos familiares y sociales, y también en la vida diaria. Sus intérpretes (hombres o mujeres) abordan individual o colectivamente una temática variada: la vida, el amor, la nostalgia, la muerte, los acontecimientos políticos y la realidad de la vida cotidiana.

En las justas poéticas, los grupos de recitantes y músicos se sientan en torno a una mesa cargada de platos con aperitivos variados (“mezes”) y botellas de aguardiente anisado (“arak”) para declamar versos ante un público mezclado, al compás de un tamboril llamado “derbuka”.

Los poetas a menudo se retan entre sí, recitando pareados que repiten el público y grupos de coristas. En esos desafíos verbales evocan la belleza de Líbano, el derecho a la diferencia y la importancia que tienen la tolerancia y el diálogo entre las diversas comunidades y religiones.

El zajal se transmite y se renueva principalmente de modo informal en el seno de las familias, o de forma espontánea mediante imitación, observación y participación. Los grupos de recitantes y algunas ONG participan activamente en la práctica y recreación de este género poético. El carácter inclusivo y comunitario del zajal promueve su continuidad, y las justas poéticas cumplen una función de válvula de escape, contribuyendo así a la solución conflictos y el reforzamiento de la cohesión social.

Con información de Unesco

©2017-paginasarabes®

Namura: Sabor tradicional árabe

Es un postre que se encuentra en las calles de los países de Medio Oriente y en cada uno recibe un nombre diferente. En Siria se le llama “namura” en Líbano e Irak, “basbousa” ; En Egipto recibe el nombre de “hareesa” y en Turquía, “revani”.


Ingredientes:

  • 3 tazas de sémola de trigo
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 ½  taza de leche
  • ½  taza pequeña de agua de azahar
  • 1 taza de aceite
  • 1 taza de Harina
  • Almendras para decorar

Almíbar:

  • 2 tazas de agua
  • 2 tazas de azúcar
  • 1 toque de agua de azahar

Preparación:

  1. En un bol unir todos los ingredientes y con una cuchara remover hasta que todos se integren bien
  2. Enmantecar y enharinar una bandeja de horno rectangular, vaciar la mezcla.
  3. Colocar el recipiente en el horno a temperatura media
  4. A media cocción abrir el horno y colocar en la masa unas almendras crudas.
  5. Mientras se termina de hornear, preparar el almíbar, a las dos tazas de azúcar,  agregar dos de agua, y un chorrito de agua de azahar, los remover un poco y lo llevar a fuego lento por 10 minutos al pasar este tiempo apagar el fuego.
  6. Cuando el bizcocho ya está dorado en la base  sacarlo y con un cuchillo, cortarlo en cuadrados o en forma de diamante. Todavía caliente verter  por encima todo el almíbar.

©2017-paginasarabes®