Archivo de la categoría: Politica

Orígenes del genocidio perpetrado en Palestina

« ¿Cómo vamos a devolver los territorios ocupados? No hay nadie a quien devolvérselos. No hay tal cosa llamada palestinos»

Golda Meir, 1969

Lo sucedido en Palestina en la década del ’40, y lo que continúa sucediendo hoy en día, no responde meramente a factores tan esquivos como las circunstancias, el ejército, las guerras, la defensa o la política, sino también a la puesta en marcha de un accionar planificado y sustentado por la ideología sionista que como señalara Menahem Beghin, afirma: “Eretz Israel será devuelta al pueblo judío. Toda entera y para siempre”. 1 En la creación del Estado de Israel el movimiento sionista no libró una guerra que condujo a la “inevitable” y “trágica” expulsión de “una parte” de la población nativa; su meta contemplaba la posibilidad de una limpieza mediante el traslado de cientos de miles de personas para lograr construir sobre el territorio un Estado exclusivamente judío, colocando de esta manera su derecho por encima de todo Derecho Internacional.

Por otra parte, el hecho de que la mayoría de los ideólogos y ejecutores de este proceso fueran europeos recién llegados al país y formaran parte de un proyecto colonial, hace que los sucesos de Palestina se asemejen a otras historias de colonización donde la limpieza étnica jugó un rol central: América, África, Australia 2. El espíritu de esta ideología que apunta a un espacio étnicamente puro se puede observar en las propias palabras de Yosef Weitz 3: «Debemos tener clara una cosa: en este país no hay sitio para dos pueblos […] y la única solución es la tierra de Israel sin árabes […]. No tiene que quedar ni un solo pueblo, ni una sola tribu beduina” 4.

Pero el proceso de expulsión no se limitó tan solo a un traslado de población, (lo cual ya constituiría un crimen). En 1947, en el edificio de Tel-Aviv conocido como la “Casa roja”, se desarrollaron los preparativos para el Plan de limpieza étnica denominado Plan “D” o Dalet, (en hebreo). Éste consistía básicamente en la expulsión sistemática de palestinos de su país; el Plan también hacía mención de los métodos que deberían emplearse, demostrando que la violencia ejercida no respondía a la espontaneidad o a los excesos de algunos sino a las ordenes emitidas por militares y líderes del sionismo 5: intimidación a gran escala, asedio y bombardeo de aldeas y centros poblados, incendio de casas, demolición de viviendas y otros edificios públicos, siembra de minas en los escombros para evitar el regreso de los expulsados y saqueo de bienes personales en las propiedades (objetos, muebles, ropa, dinero) que luego se entregarían como ayuda humanitaria a los inmigrantes recién llegados sin informarles el origen de tales “donaciones” 6.

La Haganá, (lo que conocemos hoy como Ejército de Defensa de Israel), sus desprendimientos, el Irgún (1930) y la banda de Stern (1940), y el Palmaj, (sus unidades de comando), serían los organismos ejecutores; ellos habían surgido por la incitación que el oficial británico, Orde Wingate, hiciera al movimiento sionista para que organice una fuerza paramilitar, que ya desde los 20’ participaba en acciones punitivas y represivas junto a las fuerzas británicas ocupantes de Palestina.

A partir de la Guerra de los Seis Días y hasta la actualidad el estereotipo negativo de fanático, violento, retrógrado, misógino y terrorista cobró preponderancia. Segunda etapa, el hostigamiento. Aquí el otro comienza a erigirse como una objetiva peligrosidad que lleva a los pares a tomar como natural una actitud defensiva que se traduce en hostigamiento e incluso en violencia directa. Desde el plano estatal esta dinámica lleva a establecer en el plano jurídico la demarcación de los espacios de ese “otro”; se lo limita, se lo expulsa y se le prohíben sus posibilidades de desarrollo.

El Plan Dalet apuntaba precisamente a ello, al vaciamiento de tierras habitadas por “no-judíos” para asentar las colonias y Kibutz de los colonizadores, mediante la compra de terrenos a los grandes propietarios, pero también, y sistemáticamente, mediante el accionar violento de los comandos ya citados de la Haganá y el Irgún, que siguiendo un plan detallado invadieron aldeas y ciudades a punta de fusil, expulsando y fusilando a sus moradores, dinamitando viviendas y arrasando literalmente el lugar; la matanza de Deir Yassin del 9 de abril de 1948 es un triste emblema de este accionar repetido cientos de veces. Pero a lo largo de los 50’ y especialmente luego del 67’ y hasta la actualidad, las expulsiones se siguen sucediendo.

675 ciudades y aldeas destruidas serían sustituidas por urbanizaciones israelíes, (con nombres hebreos), e inaccesible por ley a los palestinos que se animaran, entonces y hoy a regresar, o cubiertas de plantaciones de árboles como parte de la campaña “hacer florecer el desierto” a cargo del Fondo Nacional Judío (FNJ) y que actualmente sigue siendo publicitada como una “empresa ecológica” 7. Moshe Dayan ya daba testimonio de esto: “todos y cada uno de nuestros pueblos ha sido construido sobre antiguos pueblos árabes. Nadie recuerda cómo se llamaban (…), Nahalal se levantó sobre Mahlul; Gvat sobre Jibta; Sarid sobre Haneifa y, Kfar-Jehoshua sobre Tel-Shaman” 8.

Por  Laura Lescano


Notas:

  1. Menahem Beghin: The revolt: story of the Irguen, p. 335. Ver Garaudy, Roger: Los mitos fundacionales del Estado de Israel, Historia XXI, Barcelona, 1997
  2. La relación del sionismo y el colonialismo puede verse en los trabajos de Gershon Safir y Beruch Kimmerling, ver Pappé, I.: La limpieza étnica de Palestina, Crítica, Barcelona, 2008, p. 27
  3. Jefe del Departamento de colonización de tierras del Fondo Nacional Judío.
  4. Citado en Mendigutia Gijón, Mar: “Los “nuevos historiadores” israelíes Mitos fundacionales y desmitificación”, en Revista de Estudios Internacionales Mediterráneos, Madrid, Nº 5, mayo-agosto 2008, pp. 27-41
  5. Como por ejemplo: David Ben Gurion, Yigael Yadin, Moshe Dayan, Yigal Allon e Isaac Sadeh.
  6. Pappé, I.: Op. Cit., p. 11 y Caps. 5 a 9
  7. Para este tema ver Pappé, I.: Op. Cit.: cap. 10
  8. Citado en, Massad, Joseph: “Resistir a la Nakba”, Fuente: http://www.nodo50.org

©2018-paginasarabes®

¿Sabías ésto sobre Siria?

¿Sabías ésto sobre Siria?

Siria es el único país árabe que no tiene deudas con el Fondo Monetario Internacional.

Siria es el único país del mundo que ha admitido refugiados iraquíes sin ninguna discriminación social, política o religiosa.

Bashar Al-Assad tiene una aprobación extremadamente popular.

¿Sabías qué Siria posee unas reservas de petróleo de 2.500 millones de barriles, cuya explotación está reservada a las empresas estatales?.

La familia Al-Assad pertenece a la tolerante orientación alawí del Islam.

Las mujeres sirias tienen los mismos derechos que los hombres al estudio, salud y educación.

En Siria las mujeres no tienen la obligación de llevar el burka. La sharía (ley Islámica) es inconstitucional.

Siria es el único país árabe con una Constitución Laica y no tolera los movimientos extremistas islamistas.

Alrededor del 10% de la población siria pertenece a alguna de las muchas ramas cristianas presentes desde siempre en la vida política y social.

En otros países árabes la población cristiana no llega al 1% debido al hostigamiento sufrido.

Siria es el único país del Mediterráneo que sigue siendo propietario de su empresa petrolera, que no la ha querido privatizar.

Siria tiene una apertura hacia la sociedad y cultura occidental como ningún otro país árabe.

A lo largo de la historia 5 Papas fueron de origen sirio.

La tolerancia religiosa es única en la zona.

Antes de la injerencia y conspiración internacional, Siria era el único país pacífico en la zona sin guerras ni conflictos internos.

Tal vez ahora puedas comprender porque Estados Unidos tiene tanto interés en Siria

©2018-paginasarabes®

Cancilleres de la Liga Árabe: Garantizar proceso de paz para Palestina

Fin de un espacio de diálogo para las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos

Tras la ocupación y partición de  Palestina que da sus comienzos el 14 de mayo de 1948 con la conformación  del Estado de Israel aprobado por la ONU, surgieron en la región, conflictos que  parecen no tener fin.

Ante esta realidad que lleva ya 70 años de conflicto armado por parte de Israel y ante una Palestina diezmada, se agrega un nuevo conflicto que acrecienta aún más una guerra tan desigual como injusta, cuyas víctimas, parecerían no tener voz ni voto ante las comunidades internacionales. Comunidades que manifiestan estar ciegas y sordas frente al clamor de los habitantes de Palestina, que por cierto, se transformaron en foráneos dentro de su propia tierra.

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el OOPS (de la Agencia  para los Refugiados de Palestina) en 1949 después de que cientos de miles de palestinos huyeran o fueran expulsados de sus hogares en la guerra de 1948.

La decisión del presidente estadounidense Donald Trump en diciembre de declarar el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel y la transferencia de la embajada estadounidense en Tel Aviv pone en vilo nuevamente a la región, obviando el consenso internacional sobre la necesidad  de un espacio de diálogo para las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.

Un proceso de paz creíble y duradera

Los cancilleres árabes reiteraron  su rechazo a la decisión de los Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y establecer los pasos para abordar la resolución, especialmente la creación de un mecanismo internacional multilateral para encargarse del proceso de paz.

La intención es  establecer un mecanismo multilateral internacional bajo los auspicios de las Naciones Unidas para patrocinar el proceso de paz, incluida la convocatoria de una conferencia internacional para relanzar un “proceso de paz creíble y duradero”.

Los cancilleres árabes dijeron en un comunicado emitido después de su reunión en la sede de la Liga Árabe en El Cairo, que reiteraron su rechazo a la decisión de Trump “por violar las reglas del derecho internacional y las resoluciones de legitimidad internacional”.

Las Autoridades Palestinas declararon que después de la decisión de Trump que ya no reconocía a Estados Unidos como un agente de paz.

Se hizo hincapié en la adhesión a la paz como “opción estratégica” árabe y la resolución del conflicto árabe-israelí, de acuerdo con la iniciativa de paz árabe publicado en 2002, y sobre la base de las resoluciones de legitimidad internacional y el principio de tierra mediante un tratado de  paz, solución de dos estados, resuelto en  junio de 1967.

Los Ministros afirmaron la participación de los palestinos hacia la membresía plena en las Naciones Unidas, además de trabajar para el reconocimiento internacional del Estado de Palestina y apoyar el derecho del Estado a unirse a las organizaciones y convenciones internacionales.

Reducción presupuestaria a la “OOPS” como medio de presión

La  resolución de la Asamblea General de la ONU pide a Washington que retire su decisión sobre Jerusalén. Los ministros pidieron a las facciones y fuerzas palestinas que aceleren la finalización de la reconciliación nacional de conformidad con el acuerdo de El Cairo firmado el año pasado.

Los cancilleres árabes rechazaron en un comunicado la decisión de  Estados Unidos a suspender la mitad de la ayuda inicial asignada al Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA).

El Departamento de Estado dijo el 16 de enero que proporcionaría $60 millones al OOPS (Agencia  para los Refugiados de Palestina), pero suspendería otros $65 millones por el momento, aduciendo que la agencia de ayuda no debería llevar a cabo reformas no especificadas.

Según el comunicado, los ministros de Asuntos Exteriores expresaron hoy su rechazo y condena a “los intentos de terminar o reducir el papel y el mandato de la Agencia  para los Refugiados de Palestina (OOPS) que a través  de una sistemática campaña llevada a cabo por los israelíes, advierten un peligro ya que cualquier decisión de  reducir el apoyo financiero de la Agencia complicaría aún más los tratados de paz.”

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, advirtió en un discurso en la reunión que la decisión de Washington de cortar la ayuda amenazaba con profundizar aún más el problema de los refugiados palestinos y que sus consecuencias podrían socavar la estabilidad y la seguridad regional.

-“Hemos seguido con preocupación y molestia la decisión de los Estados Unidos (en el OOPS) … No es ningún secreto lo que está representado. Esta tendencia de la amenaza a la cuestión de los refugiados es uno de los temas de estatus final centrales, así como lo que conlleva, consecuencias negativas de los países receptores de refugiados no sólo afectará sino que perderá estabilidad y Seguridad en la región”.

Añadió que el problema de los refugiados no es menos grave que el problema de Jerusalén.

Por su parte, el Comisionado General de la UNRWA, Pierre Krineball, dijo en un discurso en la reunión, que la agencia enfrentaba una crisis financiera “sin precedentes” tras la decisión de los Estados Unidos. “Es la crisis más difícil que hemos enfrentado en nuestra historia”.

Más de la mitad de los dos millones de personas de la Franja de Gaza dependen del apoyo del OOPS y otras agencias humanitarias. Los palestinos aseguran que la decisión de reducir el financiamiento podría profundizar el sufrimiento en el sector, con un desempleo de por lo menos el  46 por ciento.

Con información de Alghad Tv

©2018-paginasarabes®