Archivo de la categoría: Noticias

Los hombres árabes también conversan en las peluquerías

En respuesta a una corriente de ideas difamatorias dirigidas contra la comunidad árabe después del 11 de septiembre, la directora canadiense Nisreen Baker filmó Things Arab Men Say, un documental íntimo y revelador que pinta una imagen muy diferente de este complejo y multifacético grupo.

En este antídoto contra las representaciones de los árabes como terroristas y extremistas, se da un encuentro en el documental con Jay, Ghassan y sus amigos, que se reúnen en la barbería Eden Barber de Jamal para discutir política, religión y familia mientras se cortan el pelo o se afeitan las barbas. A menudo divertida, a veces triste, esta película documenta los desafíos que estos hombres enfrentan en términos de integración en la vida canadiense, preservando su identidad y cultura.

Es una especie de rutina. Jay, Ghassan, Faisal y sus amigos,  mientras esperan por un corte de pelo o una afeitada con el barbero Jamal en su peluquería Eden Barber,  arman siempre una animada discusión sobre política, religión e identidad. Aunque ubicada en la ciudad de Edmonton, la barbería de Jamal podría muy bien encontrarse en Vancouver, Toronto o Montreal, y ser percibida como un microcosmos de la comunidad árabe.

A veces serio, pero con un humor muy hábil, el grupo debate los temas sin censura, ofreciendo visiones a menudo sorprendentes.

Cosas que los hombres árabes dicen

Mientras la cineasta Nisreen Baker se sentó en el área de espera de la barbería local de la ciudad de Edmonton, esperando que su esposo se cortara el pelo, se encontró escuchando las conversaciones de los hombres.

Eran ocho, de varios países. Pero tenían al menos dos cosas en común: todos eran árabes y a todos les gustaba hablar.

Escuchando a los hombres, Baker supo que tenía una gran historia para compartir.

“Quería que una mayor cantidad de canadienses echara un vistazo a lo que se dice.”

Nisreen Baker, directora de Things Arab Men Say

En entrevista con Brent Bambury, conductor del programa Day 6, del radiodifusor público CBC, Nisreen le dijo que se sorprendió por la contundente discusión que escuchó del grupo.

“Acababa de oír opiniones divertidas, sin lamentos, contundentes, muy honestas y directas”, explica. “Así que pensé, ‘aquí hay algo que vale’.”

Baker dice que la comunidad árabe es generalmente tímida, y reacia a hablar cuando una cámara está presente. Pero cuenta que puso una cámara en la tienda un sábado, y le pidió a los hombres de hablar como lo hacen normalmente.

Para el tercer sábado, ya estaban más cómodos y capaces de hablar sin mirar a la cámara. Fue entonces cuando Baker comenzó a filmar.

“Ese fue un ambiente íntimo y que quería compartir con el público en general”, dice Baker.

“Quería que vieran lo que sucede – no sólo en una peluquería- porque esas son las conversaciones que solemos tener dentro de nuestras propias casas”.

Los hombres y los estereotipos

Jamal, mientras corta el pelo participa en la conversación teniendo el documental como como telón de fondo,  un partido de hockey junior en la televisión.

Los hombres alternan entre el inglés y el árabe con facilidad mientras se sientan y hablan en un semicírculo, esperando su turno en la silla del barbero Jamal.

Ellos provienen  de Irak, Líbano, Egipto y Sudán. Ghassan es palestino y Fisal tiene raíces mestizas y libanesas.

Está claro que tienen un buen vínculo, ya que bromean y se burlan entre ellos. Pero en medio de la risa, también discuten temas serios.

Ghassan les pregunta a los hombres si les han enseñado a sus hijos a hablar árabe, y si eso es importante para ellos. Varios hombres en el grupo hablan para decir que el lenguaje es una parte de la cultura.

“Piensen en la situación de Quebec y en el idioma francés”, dice Hassan, quien es de Egipto. “Piensen en las comunidades aborígenes y en las lenguas, así que si pierdes el idioma pierdes parte de la cultura”.

También hablan de los estereotipos que persiguen a los hombres árabes, y de cómo son percibidos.

No me importa si eres cristiano o druso o lo que sea, si eres de origen árabe o de origen asiático del sur, formas parte de esa misma categoría: “somos terroristas y somos ISIS y tienen que protegerse contra nosotros “, dice Fisal. “Eso se está utilizando como un truco político para ganar votos”.

Ghassan habla sobre los estereotipos con los que ha lidiado en cada trabajo que ha tenido en Canadá.

“Cuando se acostumbran a ti y saben que eres un tipo normal o lo que sea, comienzan las bromas”, dice. “Los chistes son casi siempre sobre que soy un terrorista, que hago explotar algo.”

Baker reconoce que estos comentarios pueden ser entendidos como chistes, pero hay un significado más oscuro detrás de ellos.

“Cada broma tiene un poco de la mentalidad del bromista y de cómo él, o ella, percibe el mundo. Simplemente me digo que quizás en el fondo de su mente ellos están pensando que tal vez él es uno de los buenos, que es la excepción a la regla, mientras que la realidad es que él es la regla, esos maníacos son la excepción”.

Nisreen Baker, directora de Things Arab Men Say

El hogar está en Edmonton

Baker dice que esos estereotipos raciales, con Donald Trump y su prohibición de viajar a países musulmanes, son ahora el tema de discusión en la barbería.

“Muchos de nosotros tenemos familia en Estados Unidos y nuestras familias nos llaman aterrorizadas”, dice en el programa Day 6.

Nisreen Baker, directora de Things Arab Men Say

Baker recuerda el tiempo en que su cuñada en los Estados Unidos descubrió a su joven hija, de seis años, empacando todos sus juguetes en una bolsa de mano. Cuando su madre le preguntó qué estaba haciendo, la chica dijo que se mudaba a Canadá para vivir con su tío.

Una de las amigas afroamericanas de la niña le había dicho que el presidente los iba a perseguir. Baker no sabía cómo consolar a su cuñada.

“La decisión de emigrar es una de las decisiones más difíciles y valientes que cualquiera puede tomar”.

Ella dice que dejan todo atrás, incluyendo la familia, viajando a lo desconocido.

Pero, señala Baker, ella ahora siente que Edmonton definitivamente es su casa.

“Ahora cuando voy al viejo país a veces pienso: ‘¡Extraño a casa!’”

Things Arab Men Say se estrenó  en Toronto el jueves, 15 de junio en Jackman Hall en la Galería de Arte de Ontario.

Por Leonora Chapman
Con información de Radio Canada International

©2017-paginasarabes®

Benjamín Franklin y su opinión sobre el sionismo

Benjamín Franklin

Yo coincido totalmente con el General Washington, en que debemos proteger a esta joven nación de una insidiosa influencia e impenetración. Esta amenaza, caballeros, son los judíos. En todo país en que los judíos se han establecido en gran número han hecho descender su nivel moral y su honradez comercial; se han segregado a si mismos y no han sido asimilados; han sonreído con desprecio frente a ella  y han tratado de socavar la religión Cristiana sobre la que esta nación está fundada mediante la oposición a sus restricciones; han construído un estado dentro del estado; y cuando se han enfrentado a ellos, han intentado estrangular a ese país mediante una muerte financiera, como en el caso de España y Portugal. Durante más de 1700 años los judíos han estado lamentándose de su triste destino en el que han sido exiliados de su patria, a la que llaman Palestina. Pero caballeros si el mundo les diese Palestina sin ningún coste, ellos encontrarían alguna razón para no volver ¿Porque? Porque son vampiros, y los vampiros no viven entre vampiros. No pueden vivir solos entre su misma gente. Deben subsistir a costa de los cristianos y otras gentes, no a costa de los de su raza.

Y si no alejan a los judíos de estos Estados Unidos, en esta Constitución, en menos de 200 años habrán llegado aquí en tales números que dominarán, devorarán la tierra  y cambiarán nuestra forma de gobierno, por la que nosotros, los Americanos, hemos derramado nuestra sangre, dado nuestras vidas, nuestra sustancia y puesto en peligro nuestra libertad. Si no les excluimos, en menos de  200 años, nuestros hijos estarán trabajando en los campos para facilitarles su sustento, mientras ellos se quedaran en las casas de cambio frotándose las manos de alegría.

Les advierto, caballeros, si no excluyen a los judíos definitivamente, vuestros hijos maldecirán  sobre vuestra tumba. Los judíos, caballeros, son asiáticos, no importa que se le deje nacer donde quieran, o cuantas generaciones les alejen de Asia, nunca serán de otra manera. Las ideas de esta gente no se ajustan a las de los Americanos, y no lo harán aunque vivan entre nosotros durante diez generaciones. No cambiarán, como no podrá nunca un Leopardo cambiar las manchas de su piel. Los judíos son asiáticos, son una amenaza para este país si se les permite la entrada, y deberían ser excluidos por esta Constitución.

Del original guardado en el Instituto Franklin, en Filadelfia, Pensilvania, U.S.A. Esta predicción fue hecha durante una charla alrededor de la mesa durante los descansos ‘Chit Chat Around the Table During Intermissions,’ en la convención Constitucional de Filadelfia de 1787. Esta cita fue reflejada en el diario de Charles Cotesworth Pinckney, un delegado de Carolina del Sur.

Benjamín Franklin *


Célebre político norteamericano, economista, físico y escritor. Nació en 1706 y falleció en 1790. Gran patriota, propulsó con gran energía la independencia de su país. Inventó el pararrayos y escribió varias obras importantes de política, economía, ciencia y moral.


©2017-paginasarabes®

Aoun, un presidente para Líbano

El líder del Movimiento Patriótico Libre (FPM), Michel Aoun, fue elegido por el Parlamento como presidente del país, el 31 de octubre de 2016, tras más de dos años de vacío de poder cuando en  mayo de 2014 Michel Suleiman abandonó el cargo.

La elección se dio en la cuarta votación con mayoría absoluta gracias al respaldo de Al Mustaqbal, el grupo político del ex primer ministro Saad Hariri, y del partido-milicia chií Hezbolá. Líbano no tenía presidente y el Parlamento del país fracasó en varias oportunidades  en la designación debido a la falta de consenso entre los miembros.

Para ser elegido en la 46ª reunión del Parlamento, Aoun necesitaba una mayoría absoluta de los 128 diputados libaneses.

Su elección llegó tras una primera votación en la que no consiguió los dos tercios requeridos para ser elegido presidente y otras dos votaciones que fueron anuladas. Tras las dos votaciones fallidas, la cuarta terminó con 127 votos, de los cuales 83 fueron para Aoun. De esta manera se convirtió en el décimo tercer mandatario del país.

Pero, ¿quien es Michel Aoun?

Este político libanés nacido en 1935 en Beirut, nombrado primer ministro en 1988, tras la muerte de Gemayel.

Tras estudiar en la Escuela Cristiana de Beirut, comenzó su instrucción militar en 1955 como servidor de artillería. Realizó cursos de entrenamiento en Châlons-sur-Marne (Francia, 1958-1959) y en Fort Seale (EE.UU., 1966). Tras perfeccionar su formación en la Escuela Superior de Guerra de París (1978-1980), en 1984 se convirtió en comandante en jefe del Ejército libanés, con el rango de general de brigada. Por entonces esta institución estaba completamente eclipsada tras las diversas milicias de los jefes comunitarios, verdaderos actores de la guerra civil que desangraba el país.

El 23 de septiembre de 1988 Aoun fue nombrado primer ministro por el presidente A. Gemayel, cuyo mandato había expirado la víspera. Al no haber elegido el parlamento al sustituto de Gemayel, Aoun asumió de facto la presidencia interina y formó un gobierno fundamentalmente militar. Las comunidades musulmana y drusa se negaron a reconocer a Aoun y sostuvieron al gobierno de Selim el-Hoss, vigente desde 1987, lo que provocó que el país contara de hecho con dos primeros ministros mutuamente ignorados y ningún presidente.

Apoyado por un Frente Aounista de Liberación, grupo disperso y desorganizado, pero numeroso, y el Partido Nacional Liberal de Dany Chamoun, Aoun creó un bloque cristiano, nacionalista y ferozmente anti-sirio. El 14 de marzo de 1989 lanzó una “guerra de liberación” para expulsar de Beirut Oeste a los soldados de Damasco, presentes allí desde la operación de pacificación de febrero de 1987. Los violentos duelos artilleros entre los sectores este (cristiano) y oeste (musulmán) alcanzaron su paroxismo en agosto de 1989, dejaron en ruinas sectores enteros de la ciudad y provocaron numerosas víctimas, hasta que el 22 de septiembre de ese mismo año Aoun accedió a un alto el fuego.

Sin embargo, éste se negó a reconocer el documento aprobado el 22 de octubre de 1989 por los diputados libaneses, reunidos en la ciudad saudí de Ta’if, que establecía una reforma de las instituciones que permitiera refundar el Estado sobre la base de una reconciliación nacional y no contemplaba la retirada de las tropas sirias de ocupación. Aoun declaró disuelto el parlamento el 4 de noviembre, pero los diputados, en abierto desafío, eligieron presidente al día siguiente al cristiano maronita René Moawad. Éste murió asesinado días más tarde, el 22 de noviembre, y fue sucedido por el también maronita E. Hrawi.

La confrontación final era inevitable y, tras ser destituido Aoun como comandante en jefe del Ejército el 28 de noviembre, los bombardeos se reanudaron el día 5 del mes siguiente. El 31 de enero de 1990 estallaron las hostilidades con las Fuerzas Libanesas de Shamir Geagea, poderosa milicia cristiana vinculada al Partido Falangista e igualmente anti-siria, pero dispuesta a aceptar los Acuerdos de Ta’if, y cuya rivalidad con Aoun por la hegemonía de la comunidad cristiana ya había dado lugar a enfrentamientos en el pasado.

Ante este doble enemigo, cristiano y sirio, Aoun se colocó en clara desventaja. El 29 de septiembre el Ejército nacional fiel al presidente Harawi cercó los bastiones aounistas de Beirut Este, para acabar tomándolos el 14 de octubre siguiente junto con las tropas sirias. Aoun pudo refugiarse en la embajada francesa, y el 29 de agosto de 1991 fue sacado del país con el consentimiento del gobierno libanés. Bajo la condición impuesta por el gobierno francés de abstenerse completamente de toda actividad política, el general obtuvo el derecho al asilo y fijó su residencia primero en Marsella y después en París.

Combatiente histórico contra la ocupación siria, el 7 de mayo de 2005, Aoun puso fin a 15 años de exilio y regresó a Líbano aclamado en las calles de la capital por más de 200.000 personas. Días atrás, las tropas sirias habían abandonado definitivamente el país vecino y los seguidores del líder cristiano maronita soñaban con auparlo hasta la jefatura del Estado en sustitución del presidente pro-sirio Emile Lahoud.

Por ROZ
Con información de MCN

©2017-paginasarabes®