Archivo de la categoría: Crónicas

Siria: Una vulgar mentira

El doctor Loai Aloja, Jefe de la misión diplomática de la nación árabe en Cuba, desenmascara a quienes dicen llamarse grupos de oposición, cuando en realidad son terroristas pagados por USA ©Jorge Luis Sánchez Rivera

Desde el exterior se activan resortes condenatorios para allanar el camino a una invasión, confirma el Jefe de la misión diplomática siria en La Habana.

Los crímenes terroristas que se cometen en la República de Siria repercuten en todo el mundo. Erradicar un fenómeno que pudiera tornarse apocalíptico es un imperativo. Ese sería un razonamiento lógico. Pero en la práctica Estados Unidos y Occidente fabrican con métodos sucios una brutal guerra mediática que distorsiona los hechos. Para los lectores de BOHEMIA, el doctor Loai Aloja, Jefe de la misión diplomática de la nación árabe en Cuba, desenmascara esas mentiras, en una extensa entrevista exclusiva

RB- Desde marzo de 2011 Siria es blanco de un proceso de desestabilización. ¿Qué se pretende y por qué?

LA: “A algunos, les puede parecer que la historia comenzó en 2011. Sin embargo, quien sigue la historia política contemporánea  de Siria, se da cuenta que todo comenzó en 1947, cuando el panorama político sirio fue encabezado por el Partido Baaz Árabe Socialista, quien anunció claramente que era un partido laico , que creía en el socialismo, y en el apoyo a todos los movimientos de liberación árabe e internacional. Durante su trayectoria y antes de recibir el poder en Siria en 1963, el partido dio su apoyo total e incondicional a todos los movimientos de liberación que luchaban contra el colonialismo, y considero como una prioridad la lucha contra el enemigo sionista que ocupó la tierra árabe de Palestina.

Durante ese periodo, el partido enfrentó todas las conspiraciones y planes colonialistas en su forma pasada y moderna, es decir al imperialismo. Asimismo, abrió las puertas a la cooperación con el campo socialista, encabezado por la antigua Unión Soviética. Llegó el año 1970 y comenzó una nueva etapa en la historia de Siria, donde el líder fundador Hafez al-Assad  trabajó en aras de  desarrollar estrategias coherentes con las orientaciones  y principios del  partido Baas, con lo cual se cubre un período entre 1970 al 2000, etapa crucial de nuestra historia, durante la cual Siria se transformó en un Estado, tenido en cuenta en las relaciones regionales e internacionales, y reconocido por todos , incluso por aquellos que no conocen sobre la historia contemporánea de Siria

Hafez al-Assad fue el único presidente árabe que no visitó Washington, e incluso cuando quiso reunirse con los presidentes de Estados Unidos, lo hacía en países neutrales como Ginebra u otros. Él se negó a la capitulación e impuso sus condiciones, incluso a Estados Unidos. También apoyó todas las causas árabes y la causa Palestina fue su brújula

Después que el presidente Bashar al-Assad recibió el poder en Siria, continuó la misma senda trabajando muy duro por desarrollar y modernizar la nación, siendo Siria, en todos los niveles, un país que impone sus condiciones al interactuar con cualquier fuerza.

Las conspiraciones no se detuvieron durante el gobierno del presidente Bashar al-Assad, ante los logros estratégicos históricos articulados hasta alcanzar el año 2011. Pero antes, en 2003, Siria rechazó la ocupación de Iraq por parte de George W. Bush, e incluso Damasco ayudó a la resistencia iraquí, a pesar de la amenaza norteamericana de ocupar el país.

En 2005, Washington orquestó el asesinato del primer ministro de Líbano Rafik Hariri, y al no poder alcanzar sus objetivos en Siria, dio órdenes a Israel de lanzar un ataque en junio de 2006, cuyo resultado fue el fracaso del plan y la abrumadora victoria de la resistencia libanesa de Hezboláh. Siria frustró todos los intentos de agresión contra Gaza y el pueblo palestino en varios años. Cuando el gran proyecto estadounidense se puso en marcha bajo la consigna de la llamada “primavera árabe”, Siria estaba en la lista de los objetivos, Cayo el régimen de la Zine El Abidine Ben Ali en Túnez en   un mes, así como el régimen de Mubarak en Egipto en menos de un mes, el régimen de Gaddafi en Libia en tres meses, y con el apoyo inglés norteamericano fueron entregadas las riendas del poder a los Hermanos musulmanes, esas fuerzas que fueron creadas esencialmente por ellos. Apostaron a que el movimiento que Estados Unidos y sus aliados entrenaron en Siria iba a terminar en menos de tres meses. Todo estaba listo, y preparado.

Al comienzo de los acontecimientos en Siria, algunas de las manifestaciones plantearon diversas consignas. La reacción del gobierno sirio, fue la de plantear su disposición al cambio y ajuste de acuerdo a lo demandado. Se cumplió con todo lo pedido. Las voces se levantaron en direcciones más lejanas, y el liderazgo sirio sabía que lo que se quería no era una reforma o la democracia, sino derribar al Estado y entregarlo a los agentes de Estados Unidos y los países árabes reaccionarios.

Cuando Estados Unidos y sus aliados descubrieron que el gobierno sirio había cumplido todas las exigencias de la reforma constitucional y las leyes de medios de comunicación y las elecciones, y otros, recurrieron entonces a la utilización de mercenarios y el reclutamiento de terroristas de todos los países del mundo, con el apoyo, la facilitación, financiamiento y el armamento turco, saudita , catari  e israelita , utilizando  las flotas mediáticas  de su propiedad , a fin de demonizar al  gobierno sirio y el presidente Bashar al-Assad , presentándolo como asesino de su pueblo pacífico, demandante de la libertad.

Conjuntamente con las posiciones políticas de Estados Unidos   y otros se exigía la renuncia de al Assad sin hacer referencia que los que luchaban contra el ejército y el pueblo sirio eran terroristas que vinieron de   todos los rincones del mundo.

Así que el objetivo de la conspiración era derribar al Estado sirio e instalar otro país que obedeciera las órdenes de Estados Unidos y sus aliados y dividir y debilitar a Siria  para servir a los intereses de Israel y Estados Unidos de la región.

Si Estados Unidos quisiera la democracia como afirma, es que los reyes y príncipes y jeques que se alían a él en la región árabe son demócratas? Es que matar al pueblo yemenita y matarlo de hambre bajo el pretexto de restaurar la legitimidad es para aplicar la democracia y la voluntad del pueblo yemenita? El bloqueo a Siria y la imposición de medidas unilaterales desde hace más de sesenta años es para aplicar la democracia? ¿Impedir la entrada de vacunas y medicamentos para pacientes con cáncer es aplicar la democracia? Las preguntas son innumerables e incalculables”.

BH:¿Quiénes componen a la oposición en Siria y cuál es la relación de esta con el esfuerzo gubernamental por acabar con el terrorismo, si es que existe alguna?

LA: “En los sistemas políticos globales existen fuerzas políticas llamadas oposición, que trabajan en la política para implementar su agenda. La oposición es una cosa positiva y ofrece un valor añadido a la vida política de los países del mundo. Pero, cuando usted tiene una oposición armada vinculada a agendas extranjeras y obedece las órdenes de países extranjeros y está armada y financiada por ellos y está cubierta por potencias políticas… estamos ante mercenarios y conspiradores, que destruyen, matan e imponen su dominio, e ideología, me pregunto ¿le llamamos oposición?

En Siria, tenemos una oposición interna nacional, que posee demandas legítimas y sus reivindicaciones se discuten con el gobierno sirio en un diálogo interno y un programa nacional cuyo objetivo es la reforma. En cambio la oposición que está siendo sobredimensionada y se presenta como oposición nacional con derecho e intereses y que llama a la democracia, tiene varios tipos y son los siguientes:

Una primera “oposición” que ostenta las nacionalidades de otros países y no tiene ningún peso popular interno y posee pasaportes norteamericanos, británicos y franceses y sus agendas representan los intereses de esos países. Otra segunda “oposición”, compuesta por grupos armados que han encontrado sus intereses en el vacío y la ausencia del Estado y que trabajan dentro de las agendas de quienes le pagan. Y una tercera que es la “oposición” más peligrosa, y esa la está tratando Estados Unidos y sus aliados de describir como oposición nacional moderada, y son los grupos terroristas financiados, armados y entrenados por los Estados Unidos y sus aliados, la gran mayoría de Al Qaeda, toda vez que esta organización jugo un juego inteligente, cambiando los nombres de las organizaciones, pero al final, poseen la misma ideología. Existe una cuarta “oposición” compuesta por un grupo de organizaciones terroristas que fueron traídos desde distintos países del mundo, como Afganistán, Turkmenistán, Kirguistán, Uzbekistán, Pakistán y hasta disidentes de China.

A pesar de todo, el gobierno sirio desde el comienzo de los acontecimientos, ha anunciado estar a favor de la solución política sirio-sirio sin interferencia exterior y bajo el techo de la Patria y el liderazgo de Siria. Y hemos participado en todas las rondas celebradas hasta el momento hasta llegar a Ginebra 5, que terminó el 31 de marzo pasado.

En resumen, estamos luchando una guerra contra el terrorismo global y defendemos a todo el mundo sin excepción. Libramos nuestra guerra con los terroristas que se infiltraron en nuestra casa en el día y la noche y delante de todo el mundo. Afirmamos que si se detiene el apoyo externo, el suministro y el reclutamiento de nuevos terroristas en Siria no habrá ningún problema en derrotarlos”.

BH:¿Cuál es el impacto de las acciones terroristas para la economía y vida del pueblo sirio?

 LA: “Cuando decimos que hay un plan y una conspiración, y verlo únicamente desde el punto de vista teórico no es suficiente, tiene que ser demostrado en la práctica. Esta pregunta nos lleva a la prueba. Desde el inicio de la crisis las órdenes fueron dadas desde el centro de operaciones de los países de la agresión y fueron las siguientes:

  • Controlar los centros gubernamentales para provocar un vacío de seguridad y estatal.
  • Destruir la infraestructura de forma sistemática, incluyendo los centros de salud, escuelas, instituciones, puentes, panaderías y otros , a fin de fomentar la presión popular sobre el estado sirio.
  • Afectar las instituciones militares y las bases militares y los medios de defensa aérea y de radar.
  • Asesinar a científicos, profesores y expertos.
  • Llevar a cabo la matanza y la liquidación sobre  bases sectarias y doctrinales a fin de  provocar una guerra de carácter familiar  o lo llamado   guerra civil.
  • Secuestro, asesinato e intimidación de las personas, los profesores, estudiantes, trabajadores, empleados, agricultores y campesinos para evitar que vayan a sus centros de trabajo.
  • Todo esto con el fin de perturbar la vida pública y crear descontento en los diversos círculos de la comunidad.

Es natural que la vida pública, económica y social se viera afectada por estos crímenes, si añadimos que desde los primeros meses de los sucesos, los Estados Unidos y la Unión Europea impusieron sanciones y un embargo económico sobre Siria para presionar al pueblo sirio.

En el momento de la entrevista, este 12 de abril, la representación siria en la ONU denunció la falsedad de las preocupaciones humanitarias de Estados Unidos y Occidente ©Jorge Luis Sánchez Rivera

No hay duda de que estos crímenes contra la nación contribuyeron al sufrimiento de muchos de nuestros hijos, pero cada ciudadano sirio se dio cuenta de que el impuesto que pagaría  como resultado de estos crímenes era enorme, más allá de la destrucción del Estado y  la puesta  en práctica del sucio plan  imperialista, por lo que a pesar de todo el bloqueo y las dificultades de la vida, nuestro pueblo se puso de pie con firmeza y paciencia y soporta mucho por el bien de la soberanía y la dignidad.

Lo más terrible de la guerra contra Siria, a pesar de todo lo que se ha dicho acerca de que todas las guerras son aberrantes, es imaginar cómo se derrama la sangre ante usted e imaginar a  los soldados que se han quedado sin municiones, rodeados de  los monstruos de la época. Imagínese todo lo que pueda abarcar su mente: las escenas de explosión de coches bomba desgarrando los cuerpos de niños, mujeres y ancianos, las redadas y masacres por cuestiones de identidad, origen étnico y clan. E Imagine más que eso, el hambre, la sed, y el asedio, el miedo de que sus hijos sean colgados en frente suyo. Imaginase todo el mundo muerto, el poeta muerto, el soldado muerto, el niño muerto, y los escombros, que se han convertido en testigo de los delitos del terrorismo. Imagine que todo lo que usted ha construido con su sudor y con el sudor de sus abuelos fue barrido. Imagínese la devastación y la destrucción de la infraestructura y el robo de las fábricas, Erdogan (Presidente de Turquía) y el robo del petróleo, las riquezas, monumentos, ruinas y museos de Siria por parte de Daesh y el Frente Al Nusrah”.

BH: Ya ha habido varias conversaciones internacionales en torno al mal llamado conflicto en Siria, pues en realidad se trata de una invasión, desde mi punto de vista. Entonces le pregunto ¿Han resuelto en alguna medida la situación estos encuentros? Es posible una solución política en Siria? y ¿qué actores políticos internacionales son los más comprometidos con una pacificación?

LA: “Estamos librando una guerra contra el terrorismo global y defendiendo a todo el mundo sin excepción. Siria anuncio desde el principio una solución política y extendimos nuestra mano sin injerencia externa, y estamos trabajando día y noche llevando a cabo la reconciliación nacional. Estas conciliaciones tuvieron éxito en detener la hemorragia de muchos  sirios e impidieron  la destrucción y el desplazamiento y preservaron  la sangre de nuestro pueblo

El gobierno sirio  aceptó llevar a cabo negociaciones y diálogos en Astana, donde sus patrocinadores, Rusia e Irán, trataron de  clasificar y neutralizar  las facciones y grupos armados que  bailan en la órbita del grupo terrorista Al Nusrah  y aplicaron  una tregua y el cese de las hostilidades cumplida por el gobierno sirio, en tanto el resto de los beligerantes no lo han cumplido. Rusia supervisa la aplicación y registra cada día violaciones por parte de los terroristas.

En Ginebra, la delegación del gobierno sirio participó y presentó las llamadas cuatro cestas que forman el núcleo de los temas de diálogo, a saberse: un nuevo gobierno de transición, reelaboración de la Constitución de Siria, la necesidad de elecciones en Siria dentro de 18 meses bajo la supervisión de la ONU, y la lucha contra el terrorismo. La delegación del gobierno sirio mostró flexibilidad y voluntad de llegar a una solución política a la crisis. En cambio las otras delegaciones -de acuerdo a las peticiones de sus patrocinadores y  partidarios, que en esencia son partidarios del terrorismo-, se centraron en un solo tema; alejar  al  presidente Bashar al-Assad del poder y crear un gobierno de transición que incluye incluso componentes  terroristas

Entonces la pregunta es la siguiente: ¿hay oposición en Siria? Simplemente  parece que no hay un consenso de oposición nacional siria, sino que se trata de  personas  asociadas a las agendas de los países de la agresión,  que intentan  destruir a Siria y matar a los hijos de su pueblo. Los grupos terroristas obedecen las órdenes de sus operadores y  la llamada oposición siria no tiene ninguna decisión sobre ellos. A pesar de ello, nuestra  mano está extendida para cualquier solución política que garantice la unidad de Siria  y su soberanía,  la no  injerencia  en sus asuntos internos y que  el diálogo  sea entre los sirios solamente”.

BH: El 7 de abril, el mundo se despertó con la noticia de la nueva agresión norteamericana contra Siria. ¿Qué puede decir al respecto y cuáles son los objetivos de dicha agresión en este momento y en este lugar?

“Durante estos años de Guerra terrorista en Siria, los terroristas, instigados por sus patrocinadores, han acusado al gobierno sirio de usar armas químicas, dados los reveses y derrotas infringidas a estos grupos. El objetivo  de estas acusaciones siempre ha sido instigar a la comunidad internacional  contra Siria para ejercer mayor presión en el contexto del proyecto encaminado a destruir  al Estado sirio. Las acusaciones promovidas por los medios de información árabes y extranjeros, afiliados a los estados patrocinadores del terrorismo,  se despliegan  rápidamente, y entonces vienen las imputaciones y mentiras, e incluso más que eso,se ha demostrado que los grupos terroristas han sido los que han usado armas químicas y gases tóxicos contra el ejército sirio y los civiles.

Ahora bien, no se ha demostrado, ni hoy, ni antes, que Siria haya utilizado  armas químicas, y lo que es seguro y saben todos, es que Siria ya no tiene estas armas desde 2014, en tanto decenas de informes internacionales confirman que los grupos terroristas cuentan con una enorme cantidad de armas químicas y gases tóxicos. La pregunta aquí es ¿quien se beneficia del uso de sustancias tóxicas? La respuesta es sencilla: los terroristas y sus patrones de Turquía, Arabia Saudita, Qatar, Francia, Gran Bretaña y otros. El clima internacional se está moviendo en torno a cambios públicos a favor del gobierno sirio y el ejército sirio, quien posee las riendas y ha triunfado en más de un terreno. Además, existen más de 90 mensajes sirios que fueron enviados al Consejo de Seguridad y que confirman que los terroristas poseen materiales químicos tóxicos y que fueron encontrados los almacenes de fabricación de dichos materiales.

El gobierno sirio condenó la comisión de la matanza con armas químicas en los primeros minutos, y no se esperó ninguna investigación imparcial, transparente y neutral, lo que confirma la teoría que dice que los planes de agresión se prepararon antes de la matanza, y fue una especie de cubierta.

Sí, esta agresión estadounidense nos recuerda su agresión a Iraq, Libia y Yemen bajo pretextos que resultaron ser fabricados, como se demostró, y que no estaban basados en ninguna verificación o mandato internacional. Ninguna persona sensata en este mundo, acepta de un país como Estados Unidos -con una historia llena de ataques a los pueblos del mundo-, que hable de humanidad y de derechos humanos. Ese mismo país ha cometido masacres que cobraron la vida de más de un millón de iraquíes, de cien mil libios, y asesinó a 300 mil sirios, a través de su apoyo a sus aliados con dinero, armas y entrenamiento, Seria el último país que debería  hablar de   humanidad.

Este golpe demostró claramente quienes están en la zanja de la agresión, y quien está en la trinchera del enfrentamiento. Entonces, usted ve al representante de Bolivia en el Consejo de Seguridad dejando al descubierto las mentiras de América, así como el ruso y ve a un país como Cuba profundamente perturbado ante esta agresión, condenándola apenas aconteció Por otro lado, vemos el apoyo del Golfo Pérsico que desde los primeros minutos del bombardeo norteamericano a un país árabe, y lo mismo se dice   acerca de la imprudencia de Turquía que no se detuvo en bendecir y felicitar, e incluso fue más allá cuando el presidente Erdogan y el primer ministro   Ben Ali Yildirim pidieron más de un golpe porque uno no era suficiente.

No es fácil dar gracias al enemigo por sus acciones criminales. Pero, en el caso de los Estados Unidos, parece que el deber es darle las gracias a su liderazgo que nos libraron del gran esfuerzo de pasar mucho tiempo tratando de convencer a los cercanos más que a los lejanos, de que Estados Unidos, como el diablo, no cambia. Es un país que vive sobre la muerte de otros”.

En exclusiva para los lectores de BOHEMIA, el Jefe de la misión diplomática siria en La Habana, elogia la larga amistad entre su país y Cuba ©Jorge Luis Sánchez Rivera

BH: Y por último ¿Cómo es posible el desempeño de las relaciones bilaterales entre Cuba y Siria en medio de esta situación tan compleja. De existir cooperación cubana en Siria, en qué áreas?

“A nivel político, Siria fue uno de los primeros países que reconoció a la revolución cubana, y estableció relaciones diplomáticas con Cuba el 11 de agosto de 1965. Se puede decir que las relaciones entre Siria y Cuba son históricas, de camaradería, combativas. Ambos países libran la batalla en la misma trinchera contra un enemigo común, y poseen las mismas posiciones en torno a los problemas globales contra el colonialismo, el racismo, el sionismo y la dominación imperialista y rechazan la interferencia en los asuntos internos de los Estados. Igualmente intercambian apoyo político mutuo y coordinan sus posiciones en los foros y organismos internacionales en todos los foros internacionales. El líder fundador de la Hafez al-Assad y el líder cubano Fidel Castro estaban unidos por una relación de amistad y respeto mutuo y de afecto a lo largo de   décadas y esta relación ha continuado desde que el Presidente Bashar al-Assad asumió el cargo.

En el plano económico, existen varios acuerdos y memorandos de entendimiento en diferentes campos, económico, comercial, técnico, mediático, culturales, y ha habido visitas de delegaciones de carácter económico, pero las relaciones económicas no tienen el mismo nivel que las relaciones políticas. Existe un acuerdo de cooperación médica entre los dos países, suscrito en 2015. Agradecemos a Cuba, ya que nos ha proporcionado su ayuda en el ámbito de medicamentos esenciales para nuestro pueblo en un momento en que los países que presumen respetar los derechos humanos ejercen un bloqueo sobre la exportación de medicamentos a Siria, especialmente los relacionados con   vacunas y   enfermedades crónicas.

Cuba y Siria son grandes amigos y aliados. Y no hay dudas, venceremos”

Por María Victoria Valdés Rodda
Con información de Bohemia

©2017-paginasarabes®

Marwan Barguti, la política desde prisión

Marwan Barguti

Desde hace más de una década el controvertido líder de Al Fatah, Marwan Barguti, consigue hacer política desde prisión, en esta ocasión movilizando a 1.500 presos en una huelga de hambre que vuelve a retar a Israel y también al liderazgo palestino.

Su popularidad aumentó con su ingreso en la cárcel en 2002 y sigue representada en el inmenso y emblemático grafiti de su rostro junto al de Yaser Arafat, padre del nacionalismo palestino, en el puesto militar de Qalandia que une Jerusalén con la localidad cisjordana de Ramallah.

Barguti nació en 1958 en la villa de Kobar, cerca de Ramallah, y fue un activo miembro del movimiento Al Fatah desde la adolescencia, cuando comenzaron sus recurrentes ingresos en la cárcel y custodias con interrogatorios.

Incluso tuvo que retrasar en varias ocasiones su boda con Fadwa, que dio a luz al primer de sus cuatro hijos cuando él estaba en prisión.

Con 15 años fue encarcelado por primera vez y con 18 fue “desnudado y golpeado en los genitales” durante un interrogatorio de las fuerzas de seguridad israelíes, según relató él mismo en la carta publicada el domingo en “The New York Times”, que ha levantado una intensa polvareda en Israel al ser presentado por el diario como “líder y parlamentario”, obviando que cumple prisión por asesinato.

“Llamar a Barguti ‘líder político’ es como llamar a (Bachar) Al Asad ‘pediatra’. Son asesinos y terroristas”, declaró el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Durante su primera estancia en la cárcel, Barguti aprendió hebreo y en otra de sus excarcelaciones, en 1983, comenzó a estudiar una licenciatura de historia y ciencias políticas en la Universidad de Birzeit que tardó once años en terminar, por sus constantes exilios a Túnez y Líbano.

Fue deportado a Jordania tras su implicación en el comienzo de la Primera Intifada (1987-1993), hasta que la aprobación de los Acuerdos de Oslo, en los años 90, le permitió regresar.

El periodista israelí Ben Dror Yemini, que declaró haber sido su amigo durante esa época, le califica como “uno de los primeros defensores de aquellas negociaciones”, pero pronto se sentiría decepcionado, al considerar que “Israel estaba incumpliendo sus compromisos” con la incesante construcción de colonias en territorio palestino.

En 2002 fue apresado y en 2004 condenado a cinco cadenas perpetuas por participar en el asesinato de cinco israelíes -de los veintiuno que se le imputaban- y a 40 años de prisión por intento de asesinato durante la Segunda Intifada (2000-2005).

Fue acusado de planificar y cometer atentados y de estar vinculado a Tanzim, facción armada del movimiento Al Fatah, y a las brigadas de los Mártires de Al Aqsa, aunque él lo negó y rechazó siempre la legitimidad de Israel para enjuiciarle.

A diferencia de los palestinos que suelen ser juzgados en cortes militares, la condena de Barguti fue impuesta por un tribunal civil, debido a la presión internacional, que exigió garantías en el proceso.

Desde prisión, Barguti medió en una tregua entre grupos armados e Israel en 2003, anunció la creación del nuevo partido político Mustakbal en 2005 y marcó líneas políticas en distintas direcciones.

Este controvertido personaje es también capaz de acumular cargos desde su celda: es miembro del Consejo Legislativo palestino (Parlamento) desde 1996, reelegido en 2006, y recientemente renovó su puesto en el Comité Central de Al Fatah, máximo órgano del partido.

Ha sido comparado por medios y activistas con el sudafricano Nelson Mandela y no son pocos los sectores, también entre los israelíes, que creen que sería más útil fuera que dentro de prisión.

El expresidente de Israel Simón Peres, fallecido en 2016, llegó a manifestar que se plantearía firmar su indulto, una propuesta que recibió un contundente rechazo del Parlamento israelí (Knéset).

Visto por muchos como sucesor de Arafat y ahora del presidente palestino, Mahmud Abás, Marwan Barguti sigue siendo la única figura palestina a la que se le confiere autoridad para unificar las diferentes facciones y mantener un diálogo con Israel.

Barguti no ha participado de manera activa en las huelgas de hambre protagonizadas por otros presos palestinos en los últimos años, por lo que los comentaristas locales especulan con las motivaciones personales que le han llevado a promover esta protesta.

Acusado de querer posicionarse en la esfera pública, su hijo Kasam refutó estas opiniones y sostuvo que ganó las pasadas elecciones internas en Al Fatah “sin tener que involucrarse en una campaña personal o una huelga.”

Lo cierto es que, a falta de un rival político, Barguti consigue mantener su liderazgo desde la celda.

Con información de Terra

©2017-paginasarabes®

El Burka como excusa. Terrorismo intelectual, religioso y moral

Entrevista a Wassyla Tamzaly escritora y feminista argelina. La revolución no puede ser solo feminista, debe ser de todos los sectores.

La escritora argelina sostiene que en el imaginario occidental la mujer árabe ha pasado de ser “combativa y con el cabello suelto a esa imagen de mujer velada”. Reconoce que su posición es “incómoda” porque la derecha xenófoba se ha apropiado del discurso contra el velo.

“El burka como excusa. Terrorismo intelectual, religioso y moral contra la libertad de las mujeres”. El título de uno de los libros más famosos de Wassyla Tamzali, feminista argelina militante, deja poco lugar a la imaginación. Tamzali lleva décadas alzando la voz por la igualdad y libertad de la mujer árabe.

Su historia, narra en su libro, es “la conquista de la calle, que desde la infancia hemos podido recorrer, con los cabellos al viento, bajo la mirada cómplice de nuestras abuelas, vestidas de blanco. Nuestra historia es la del desvelamiento (…). Yo, que nunca he estado velada, llevo la historia del velo escrita en mi piel”. Abogada en Argelia antes de dirigir el programa de Igualdad de la UNESCO durante 20 años, Tamzali ha continuado su labor por los derechos de la mujer a través de artículos, libros y charlas, en los que se rebela contra la ideología del velo y un tipo de izquierda “condescendiente” a la que tacha de “adepta del relativismo cultural”.

Aunque Wassyla entiende que la suya es una “posición incómoda”, ya que la derecha xenófoba se ha apropiado del discurso contra el velo (por motivos diametralmente diferentes), recuerda que “lo que está en juego aquí no son trozos de trapos, de colores, de formas y de longitudes diversas, sino visiones del mundo, proyectos de vida diametralmente opuestos”. De un lado, los derechos humanos y de otro, un islamismo que ha convertido la dominación de la mujer “en el corazón de esta religión que vive un período de oscurantismo y de absolutismo sin precedentes en la historia del islam”.


En un encuentro en la Fundación Tres Culturas de Sevilla, la escritora septuagenaria habla sobre feminismo, velos y racismo.

¿Qué significa para usted el feminismo islámico?

Es un oxímoron, una contradicción absoluta. Se puede ser musulmana feminista, hasta se puede luchar por la igualdad en el interior del Islam, pero no es suficiente para que eso sea ser feminista. El feminismo es la deconstrucción del patriarcado, algo que no hacen ellas. Me parece que estas mujeres tienen derecho de existir, pero lo que me molesta no es lo que digan o hagan, sino que su discurso se haya construido para deslegitimar el discurso feminista. Eso sí que me molesta.

¿Es peligroso en el imaginario occidental que la mujer musulmana vaya con velo?

Yo abogo por los imaginarios libres. Occidente no tiene suficiente cultura para saber lo que es el mundo árabe. Es lo que ocurre con los orientalistas. Con la globalización, cualquiera puede saber perfectamente lo que ocurre en Argelia, pero hay periodistas que no hacen ningún tipo de esfuerzo por informarse y al final nos quedamos con imágenes orientalistas que nada tienen que ver con el verdadero mundo árabe.

¿Por qué en el debate sobre el velo no aparecen más mujeres como usted?

El problema es que en el imaginario del que usted habla yo no ocupo lugar, porque la gente no conoce nuestra historia. En mi libro ‘Mi Tierra Argelina’ se ve cómo hemos pasado de una imagen de la mujer árabe combativa, con el cabello suelto y que trabajaba en el campo a esa imagen de la mujer velada. Lo que usted dice es muy importante, porque yo siempre digo que cuando se debate, la gente no me ve. Si a mi lado hay una mujer velada, se la va a escuchar y ver a ella, no me van a escuchar a mí.

¿Cuál es la raíz del problema?

La relación con Occidente está contaminada por el colonialismo y por su complejo de superioridad hacia otros pueblos. Occidente tiene dificultad para escapar de esta idea de dominio. Ve el mundo exterior a través de un prisma donde prima lo pintoresco, la diferencia con el otro, cuando la diferencia no es lo primero que se debería evocar cuando se dialoga con el otro.

¿Por qué la izquierda europea parece tener problemas para criticar el burka, como usted critica?

Porque ya no hay izquierda europea. Ya no hay personas de pensamiento progresista y lo han convertido en post-solidaridad. Han dejado de luchar.

¿Entra en juego el tabú del racismo?

Sí, no quieren que nadie los tache de racistas. Son decadentes, viven de ideas decadentes. La libertad se vive como un producto de consumo, como vestir o hacer lo que a uno le dé la gana. Sin embargo, no reflexionan sobre lo que es la libertad y terminan dándosela a personas que no la respetan. Ese no es el sentido de la libertad, no se le puede dar carta libre a los islamistas, para que hagan con ella lo que quieran.

¿Ha empeorado la situación de la mujer tras la Primavera Árabe?

La situación de la mujer está ligada a las mejoras del resto de la sociedad. Las sociedades musulmanas y árabes necesitan hacer su revolución. Sin embargo, cuando esto ocurre, también hay una contrarrevolución. Eso es lo que nos ha enseñado la historia. Las ideas que nacen de una revolución resurgen una y otra vez, mientras que las contrarrevoluciones se pierden. En la plaza de Tahrir (El Cairo), las mujeres y los homosexuales salieron a luchar por la libertad, mientras que los islamistas y los militares salieron para detenerlos. Han detenido a unos y otros, pero esas ideas no se han muerto, sino que resurgirán. Cuando una sociedad comprende el sentido de la libertad en sus entrañas, su mente y su corazón, ya no hay nadie que se la pueda arrebatar.

¿Hay esperanza de una revolución feminista en el mundo árabe?

No, la revolución debe ser global. Si los obreros lo hacen por su cuenta es una revuelta de obreros. Si los estudiantes lo hacen por su lado, es una revuelta estudiantil. Si, en cambio, se unen los estudiantes, los obreros y las mujeres, entonces habrá revolución.

Por Alejandro Ávila Villares
Con información de La Haine

©2017-paginasarabes®