Archivo de la categoría: Idioma Árabe

Mi madre me dijo un día – Saadi Yusuf


MI MADRE ME DIJO UN DÍA

Mi madre
me dijo un día:
“Hijo mío,
cuando viniste a este mundo
sentí un relampagueo en los ojos”,
y mi madre sabía que la conocía.
No la miré a los ojos, desconocía su color,
debían ser negros.
Aún siento cada tarde la bendición
de sus lágrimas derramadas por mí.
Yo, el hijo perdido, el pobre,
el  extraviado entre los cielos de los continentes
como estrella errante.

Madre,
cúbreme con la seda de tu polvo,
con la luz que surge de la oscuridad de tu tumba.
Cúbreme con el aroma
y el color de tu leche.
¿Qué pueblo es éste, madre mía?
¡Cuántos caminos hemos recorrido!
¡A cuántos balcones nos hemos asomado para preguntar un significado!

Pero no he sabido, madre,
hasta hace tres años, que el mundo es una cárcel
habitada por muertos.
No he sabido, hasta hace tres años,
que sólo tú eres mi amiga
y el jardín de mis sueños

Estábamos en una cabaña de hojas de palma y ramas,
una choza en el huerto de Naydi,
que había construido mi padre con las manos desnudas.
Un arroyo rozaba la puerta
y nos lamía las puntas de los pies con peces de plata.
No era nuestra choza un refugio de verano,
era nuestra morada.
Recuerdo que descendíamos al agua,
chapoteábamos,
y rozábamos la superficie como anguilas.
Éramos pobres,
y lo desconocíamos.

Pero el verano pasará,
y los peces y las anguilas se sumergirán en el fondo.
Vendrán las lluvias,
llegará el frío
y también el hambre del estornino.
Nos mojaremos, al dormir, con el agua que cae del techado
y reiremos,
reiremos
temblando, mientras los dientes castañetean de frío
y las extremidades se agotan de hambre.
Le pediré refugio a mi madre.

Ahora
casi veo el rostro borroso de mi padre.
¡Qué alejado está este rincón del litoral con sus campanarios
de nuestro pueblo, donde flotan las palmeras!
Cierro los ojos para ver el rostro de mi padre.
Era hermoso.
Mi abuelo le dijo al nacer:
“Yo te doy el nombre de Yusuf”.
No recuerdo haber hablado a mi padre
ni que él me hablara.
Pero su rostro se repite ante mí ahora:
la kufiya blanca,
la nariz afilada,
los ojos grandes.
¿Debo preguntarme si mi padre me llevó,
como un pájaro,
sobre sus hombros?
¿Por qué no se lo pregunté a mi madre?
¿Acaso atesoro su blanca imagen en la memoria?
¿O bien la creé?
¿La perfilé a mi gusto
hasta darle forma?

Y ahora,
en este rincón del litoral,
mientras la lluvia cae desde el alba sin interrupción,
percibo el olor de su túnica.


أمي، قالت لي يوما
أمي،
قالت لي يوما:
“يا ولدي،
حين أتيتَ إلى هذي الدنيا
أحسستُ بخطفة برقٍ في عينيّ…”
وأمي تعرف أني أعرفها
لم أنظر في عينيها، لم أعرف لونهما
(لا شكّ هما سوداوان)
لكني أشعرُ كلّ مساءٍ أني أتباركُ
بالدمع المنهلِّ من العينين عليَّ…
أنا، الابن الضالّ، المسكين
الضائع بين سماوات القارات
كنجمٍ أفلت…
………
………
………
يا أمّي:
غطّيني بحرير ترابك
بالنور الدافق من عتمة قبرك
غطّيني بالفوح
ولون حليبك…
ما هذي القرية، يا أمّي؟
يا ما طوّفنا في الطرقات
ويا ما أطللنا من شرفات نسألها عن معنى
لكني لم أعرف، يا أمّي
إلا قبل ثلاثة أعوام، أن الدنيا سجنٌ
يسكنه موتى…
لم أعرف، إلا قبل ثلاثة أعوامٍ
أنك، وحدك، كنتِ صديقة عمري
وحديقة أحلامي

كنا في كوخ من سعفٍ وجذوعٍ
كوخ في بستان النجديّ
بناه أبي بيديه العاريتين…
الجدول يلمس باب الكوخ
ويلحسُ أطرافَ القدمين بأسماكٍ من فضّة.
ما كان الكوخ لنا منتجعا صيفيا-
كان المنزلَ…
أذكرُ أنا كنّا نهبط في الماء
ونمسك سطح الماء كحيّات الماء
لقد كنّا الفقراء
ولا نعلمُ أنّا فقراء…
………
………
………
ولكنّ الصيف سيمضي
لتغور إلى القاع الأسماكُ وحيّاتُ الماء
وستأتي الأمطار
سيأتي البرد
ويأتي جوع الزرزور…
ونبتلّ، ونحن نيامٌ، بالمطر المتنزّل من سقف الكوخ
ونضحكُ
نضحكُ
مرتجفين، نُقضقضُ أسنانا أرعدها البردُ
وأطرافا أنهكها الجوعُ
وأسألُ أمّي عن مأوى…

الآن
أكاد أرى وجه أبي الغائم…
– ما أبعد هذا المنتبذ البحريّ بأبراج كنائسه
عن قريتنا، حيث يغيم النخلُ-
ولكني أغمض عينيّ لأبصر وجه أبي…
كان جميلا
جدّي قال له في المهد:
“أنا، أسميتُكَ يوسف…”
………
………
………
لا أتذكّر أني كلّمتُ أبي
لا أتذكّر أنّ أبي كلّمني…
لكنّ الوجه يلحّ عليّ الآن:
كوفيّته البيضاء
الأنف المرهف
والعينين الواسعتين…
هل لي أن أسأل إن كان أبي أجلسني
كالعصفور
على كتفيه؟
لماذا لم أسأل أمّي عنه؟
أتراني كنت أضنّ بصورته البيضاء على الذكرى؟
هل كنت أكوّنه؟
هل كنت أشكلّه حسبَ هوايَ،
وأمنحه الصورةَ؟
………
………
………
والآن…
وفي هذا المنتبذ البحريّ
(المطر المتقطّع منذ الفجر اغترز…)
استروحتُ شميما من دشداشته…


من ديوان “حياة صريحة”. دمشق 2001


Poema extraído del diván Una vida franca (Haya Sariha). Damasco 2001 Traducción del árabe: Milagros Nuin.
Con información de Poesía Árabe

©2017-paginasarabes®

Cine Palestino: El Ídolo (Ya tayr el tayer)

“NO DEJES QUE NADIE TE DIGA QUE TUS SUEÑOS NO SE HARÀN REALIDAD”

Un film de Hany Abu-Assad, cineasta nacido en Nazaret, reconocido mundialmente por sus obras con contenido real de la vida en la Palestina actual.

Entre sus más importantes producciones se pueden mencionar “La boda de la rana”(2002)

Paradise Now  (2005), film ganador del Globo de Oro y nominado para los Oscar, y Omar (2013).

El Ídolo es una historia basada en la vida de Mohammad Assad, el joven palestino ganador de “Arab Idol”.

El film narra la infancia del niño de 10 años, su hermana de 12 y sus dos mejores amigos, sus deseos de conseguir instrumentos para conformar una banda, las excepcionales dotes de cantante del pequeño Mohammed y, claro, el contexto de violencia y rigores en la región (aunque nunca forzado ni exagerado). Tras un hecho trágico que es mejor no adelantar, esta épica salta a la juventud del ya veinteañero protagonista (Tawfeek Barhom) y su intento por competir en Arab Idol, lo que implica viajar primero a El Cairo (Egipto) y luego a Beirut (Líbano).

Un niño en Gaza, Mohammad Assaf, sueña con cantar en la Ópera de El Cairo con su hermana y mejor amiga, Nour. Un día, Nour colapsa y es llevado al hospital donde se descubre que necesita un trasplante de riñón. Nour deja a Mohammad con un deseo moribundo de que algún día cante en El Cairo. Escapando de Gaza a Egipto contra las probabilidades increíbles, Assaf hace el viaje de su vida. Basado en la increíble historia de Mohammad Assaf, el cantante de bodas de Gaza que se convirtió en una sensación mundial después de ganar ‘Árabe Idol’ en 2013.

Assaf nació en Libia pero se crió en el campamento de refugiados de Khan Younis en Gaza. Su talento musical quedó sin descubrir excepto para cantar en bodas y una aparición en un espectáculo de talento palestino. Esto fue hasta que fue alentado por su madre a competir por Árab Idol . Las audiciones en Egipto eran fáciles de alcanzar para la mayoría de los competidores árabes, pero no para un palestino de Gaza.


Estreno mundial- Festival Internacional de Cine de Toronto 2015 –

Ficha técnica:

Título original: Ya tayr el tayer
Origen: Holanda-Palestina-Qatar-Reino Unido (2015).
Dirección: Hany Abu-Assad.
Guión: Hany Abud-Assad, Sameh Zoabi.
Música: Habib Shehadeh Hanna
Intérpretes: Tawfeek Barhom, Kais Attalah, Hiba Attalah. Distribuidora: Mont Blanc Cinema.100 min. ATP.


©2017-paginasarabes®

Géneros Líricos Árabes: El Zāmil

También el zāmil1 es un tipo de canto de origen tribal aunque tiene características que le diferencian del bālah. Es un poema conciso, consta normalmente de entre dos y ocho versos. En realidad, no es un género colectivo sino una obra de un único poeta, que en algunos contextos, habla como portavoz de un grupo. Sus orígenes no están muy claros pero parecen tener un origen muy antiguo ya que, incluso hoy día, siguen expresando valores pertenecientes a la época preislámica, tales como el orgullo de espíritu, el relato de hazañas heroicas, la importancia de la nobleza de linaje, etc. 2

Una de las ocasiones típicas en que aparecen estas composiciones es en el proceso de solución negociada de una disputa tribal. En estas ocasiones se reúne un consejo tribal o asamblea en el que las tribus implicadas defienden su causa frente a un árbitro neutral. Pero todo el proceso se desarrolla en verso, de modo que el diálogo mantiene un tono muy pausado, toda vez que el portavoz de cada parte en disputa debe hacer su declaración en forma rimada.

Además, el poema puede ser transcrito, para ser almacenado y transmitido y así ser apto para incorporarse a una especie de corpus jurisprudencial de máximas y reglas rimadas que ayudan a solucionar futuros casos similares. Las principales cualidades de un zāmil de este tipo son la elocuencia, la capacidad de persuasión y la facilidad para su memorización, más que su belleza compositiva. No cabe duda de que, en todo caso, un poema que es estéticamente agradable es probablemente también más persuasivo y más fácilmente memorizable. 3

Al mismo tiempo, los zāmil se recitan también de manera colectiva durante las bodas y existen zāmil de contenido político y propagandístico. El autor puede o no ser conocido. Si es conocido y está presente, se denomina baddāʾ, ya que recita sus propios versos y empieza el zāmil. Es decir, cuando las personas se reúnen para asistir a un evento el baddāʾ comienza recitando dos o tres versos y el público, dispuesto en líneas comienza a repetirlos de una manera gradual. Al principio susurrando, a continuación, en voz todavía baja hasta que, una vez que esté memorizado, finalmente declaman todos el zāmil en voz alta mientras al tiempo caminan y blanden un arma y son acompañados por el sonido de tambores, realizando así una barʿah, una danza tribal. 4

Por A.G.Piccolo


Notas:

  1. En árabe yemení zāmala significa cantar y zāmil (pl. zawāmil) es canto tribal. Rossi, E., op.cit., pág. 97 y 197. Piamenta, M.,Dictionary of post-classical Yemeni Arabic, E. J. Brill, Leiden, 1991, págs. 204 y 205.
  2. El–Shami – Serjeant, R.B., op.cit., pág. 443..
  3. Reynolds, D. F., op.cit., pág. 33. Véase también Caton, S.C., Peaks of Yemen…, op.cit.
  4. Al-Baraddūnī, Funūn al-adab…, op.cit., págs. 133 y ss. Véase también Caton, S. C., Peaks of Yemen…, op.cit., págs. 127 y ss.

    ©2017-paginasarabes®