Archivo de la categoría: Historia

El Hamsin – Poderosa fuerza de arena y viento – (+ Video)

hamsin_a-e1317156061883

El “hamsin” es la denominación en árabe de un fenómeno de inestabilidad meteorológica que dura cincuenta días a lo largo de la primavera.

Este fenómeno puede materializarse en forma de tormentas de arena del desierto o fuertes olas de calor, que elevan la temperatura por encima de los cuarenta grados.

La tormenta se produce en el interior de los desiertos, y surca las dunas con enorme velocidad, arrasando todo lo que encuentra a su paso.

Una historia biblíca atribuye el hamsin al comportamiento “exótico” del rey Salomón -capaz, según la leyenda, de dirigir “los espíritus del mundo invisible”- al azote de un viento implacable cargado de arena, en árabe hamsin significa “viento venenoso “.

Este viento llega a engendrar temperaturas de 55ºC, y levantan nubes inmensas de arena que oscurecen el sol y reducen la visibilidad (foto satelite). Pueden alcanzar los 150 kilómetros por hora y con su fuerza desplazan las dunas decenas de kilómetros, derriban árboles y casas, y son capaces de enterrar automóviles y ferrocarriles.

Al hamsin se le ha considerado como el “enemigo invisible” de los conflictos armados del lugar.

El ejército estadounidense ha comprobado que no afecta sólo a los equipos militares, motores, instrumentos de control por laser, radar, microondas o vías respiratorias y ojos de los soldados. Produce también un síndrome de agotamiento por déficit de catecolaminas (mareo, desmayos, presión baja, corazón lento) y otro de irritación por liberación de serotonina.

hamsin2_a-e1317156123747

Se ha documentado que este viento carga el aire con 1.000 a 2.000 iones positivos en un sólo centímetro cúbico. Eso altera la química del cuerpo hasta producir jaquecas, irritabilidad, ansiedad, agotamiento y alteraciones glandulares. De hecho, en el Oriente Medio era un atenuante para los delitos violentos que acontecieran cuando estuviera azotando el hamsin.

©2011-paginasarabes®

El Hamsin – Poderosa fuerza de arena y viento
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Mada’in Saleh (مدائن صالح) – Una maravilla desconocida – (+ Video)

22_madain_saleh_a-e1318988660958
Después de Petra, Manda’in Saleh es el segundo testimonio más importante dejado por la civilización nabatea

Petra en Jordania es, sin duda, el testimonio más importante dejado por los nabateos. Sin embargo, unos kilómetros más al sur, en Arabia Saudí, se esconde un lugar igual de mágico, con restos arquitectónicos de la época pre-islámica. Este lugar se llama Mada’in Saleh (ciudad de Saleh en árabe).

Mada’in Saleh, también conocida como la ciudad de Hagra o Al Hijr en árabe (lugar de la Roca) se encuentra a unos 800 kilómetros al norte de Jeddah en la Provincia de Al Madinah. Después de Petra, es el segundo testimonio más importante dejado por la civilización nabatea cuyo apogeo se sitúa entre los años 100 antes de Cristo y 150 después de Cristo.

Se exige más que buena voluntad para penetrar el secreto de Mada’in Saleh, sobre todo si no se reside en Arabia Saudí. El país no otorga visados turísticos por lo que no es fácil visitar lo que fue el primer yacimiento del reino incluido en el Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO en el 2008.

Alcanzar Mada’in Saleh requiere cierta preparación. Por ejemplo, un no musulmán no puede pasar por las ciudades santas, en este caso Medina, y debe fijarse en los carteles para coger la carretera reservada a los no musulmanes. Eso significa hacer algunos kilómetros adicionales. También, para visitarla, se debe pedir un permiso a la Saudi Commission for Tourism and Antiquities (la Comisión Saudita para el Turismo y las Antigüedades).
22_madain-saleh2_a-e1318988729594
El paisaje que recibe al visitante no decepciona: unas rocas se levantan en medio de un desierto inmenso y en función de la hora del día, se reflejan unos colores que magnifican el escenario. Allí, los Nabateos construyeron una ciudad entera de piedra unos 500 años antes de Cristo. Petra, en Jordania, era la capital del reino Nabateo y Mada’in Saleh la segunda ciudad más importante. Querrían de esta manera, controlar las rutas mercantiles desde el Sur hacia el Norte de la Península Arábica. Tres civilizaciones vivieron en Al Hijr: los Thamudis, los Lihyanitas y los Nabateos. De hecho, según el Corán, el primer asentamiento en la ciudad de Al-Hijr data de alrededor del tercer milenio antes de Cristo durante el Reino de los Thamudis. Una leyenda cuenta que el Profeta Saleh fue enviado allí por Allah para que cambiaran de religión pero al fallar, Allah les castigó con un terremoto.

22_madain-saleh3_a-e1318988788783
El pueblo Nabateo fue el que dejó esos vestigios arquitectónicos, los cuales demuestran su ingeniosidad e inteligencia. Según las fundaciones encontradas, las construcciones se dividían en tres partes: la vivienda, el templo y la habitación funeraria. Excavaron tumbas dentro de inmensos bloques de piedra en los cuales aún se puede ver la fachada con figuras talladas en la piedra y la cámara mortuoria en la parte trasera donde inhumaban a los muertos. Se han contabilizado unas 131 tumbas. Se encontraron también inscripciones, probablemente thamudis que remontan al segundo milenio antes de Cristo. Están mejor conservadas que las de Petra, siendo la ciudad de Mada’in Saleh menos expuesta al viento y a la erosión. También se encuentran restos de murallas, cisternas y torres repartidos sobre 13,4 kilómetros cuadrados.

Según las investigaciones arqueológicas, Al Hijr fue abandonada cuando los romanos desplazaron la ruta mercantil hacia el Mar Rojo. No hay evidencia de población hasta el siglo 16, cuando los otomanos construyeron allí un fuerte. Cabe destacar que éstos se quedaron hasta principios del siglo XX y aún se puede visitar lo que queda de la estación de tren Al Hijaz Railway, conocida por haber visto pasar a Lawrence de Arabia. Mada’in Saleh es un verdadero tesoro para todos los arqueólogos del mundo. Hasta hoy, un grupo de arqueólogos franceses dirigen las excavaciones.

22_madain_saleh_estacion_a-e1318988858102
Casualmente, Arabia Saudí es noticia este verano . Por primera vez en la historia, el país desvela una muestra de su legado histórico en una exposición titulada “Rutas de Arabia” en Le Louvre (París). Muchos museos europeos quieren acogerla y el siguiente en la lista podría ser español. No es a menudo que Arabia Saudí interesa por otra cosa que el petróleo o sus peculiaridades. Sin duda alguna, quiere mejorar su imagen internacional y con esta exposición consigue al menos atraer a mucha gente deseosa de descubrir un país misterioso.

22_madain_saleh_4_a-e1318988912381
Brigitte Musafira

 

©2011-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Mada’in Saleh (مدائن صالح) – Una maravilla desconocida por Brigitte Musafira se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Makuria – el reino cristiano perdido de Egipto.


Makuria, fue un reino cristiano situado en lo que hoy es el norte de Sudán y sur de Egipto, situado alrededor del cauce del Nilo. Su capital estaba en Dongola situado a la orilla de este río. El reino emergió después de la caída del reino de Kush, durante el siglo VI el reino se convirtió al cristianismo, sin embargo cuando en el siglo VII Egipto fue conquistado por los ejércitos islámicos, quedó aislado del resto de la cristiandad.

La historia de Makuria aún siendo la mejor conocida de los reinos cristianos de la región de Nubia, sigue teniendo muchas lagunas. La fuente más importante son los viajeros e historiadores árabes. También se conservan algunos documentos escritos en lengua nubia, que han sido descifrados al parecerse al nobiin. A partir del 1960 la arqueología ha sido otra fuente que nos ha permitido saber más de este reino. Especialmente cuando en los años 60 antes de la abenagación de lo que el norte de la antigua Makuria por parte de la presa de Asuán.


Tras la invasión de Egipto hasta aquel entonces perteneciente al Imperio Bizantino en el 641, los ejércitos árabes intentaron seguir con sus conquistas hacia el sur. Pero fueron derrotados en la Batalla de Dongola en el 652. No está claro como Makuria pudo conseguir semejante gesta, pero algunos escritores árabes apuntan a su habilidad con el arco. Esta fue la única gran derrota sufrida por el ejército árabe durante el primer siglo de expansión del Islam, y condujo a un acuerdo de paz sin precedentes, que garantizaba la paz por ambos lados, por el cual Makuria enviaba varios cientos de esclavos a Egipto, y los egipcios estaban obligados a enviar comida y productos manufacturados hacia el sur.

Entre los años 675 y 710 se produjo la unificación definitiva con el vecino reino cristiano de Nobatia, aunque no se sabe con exactitud la fecha, pues hay varias fuentes contradictorias. Los historiadores se refieren a este nuevo reino con varios nombres Nubia, Makuria o Reino de Makuria y Nobatia.

Makuria fue un reino próspero durante los siglos VIII y IX, en los que Egipto fue debilitado por varias guerras civiles, lo cual no sólo eliminó el riesgo de invasión por el norte, sino que incluso permitió a Makuria intervenir en los asuntos de Egipto, especialmente en el Alto Egipto que aún era cristiano. Con los fatimíes gobernando Egipto, las relaciones comerciales y alianzas florecieron. En parte por que al ser los fatimíes chiitas contaban con pocos aliados en el mundo musulmán.

Pero con la llegada al poder en Egipto de la dinastía Ayubí las relaciones empeoraron, en especial cuando Nubia intentó invadir Egipto, muy probablemente en apoyo de sus aliados fatimíes.

Hay muy poca información del período que va del 1171 al 1272, aunque descubrimientos arqueológicos recientes, indican que Makuria cayó en decadencia, la presión Ayubí sobre los beduinos provocó que estos se desplazaran hacia el sur y entraran en conflicto con los Nubia. Hay evidencias arqueológicas que muchas ciudades de Nubia se fortificaron durante este período. Paralela a esta inestabilidad se produjo una arabización de la sociedad ya que algunas ciudades fueron invadidas por los mamelucos y su población forzada a convertirse al Islam.

22_mukurra_a
Finalmente en 1317 un miembro musulmán de la dinastía makuria fue puesto en el trono por los mamelucos egipcios, lo cual provocó la guerra civil y la anarquía, esto combinado con los ataques de las tribus del desierto redujo el reino a casi sólo su capital. El último rey de Makuria del que se tiene noticia se llamaba Nasir, y lo fue hasta 1397, año en que desapareció el reino de Makuria. En 1505 el sultanato del Sennar tras haber destruido el reino cristiano de Alodia, pasó a controlar también el antiguo territorio de Makuria y los vestigios de este reino desaparecieron casi totalmente.

Pese a desaparecer como reino cristiano los descendientes del pueblo nubio han llegado hasta nuestros días en Sudán y Egipto, y poseen rasgos fisonómicos que los distinguen del resto de los egipcios, pese a ser más obscuros de piel, sus labios son más fino y sus ojos azulados.

©2011-paginasarabes®