Archivo de la categoría: Historia

El templo de Cleopatra – Un hallazgo arqueológico

Se han hallado los restos arqueológicos de lo que parece ser el antiguo templo de Cleopatra, bajo las aguas que costean la ciudad de Alejandría, (Egipto). En el año 1996, el arqueólogo sub-acuático Frank Goddio estaba realizando una exploración en el mar Mediterráneo, cuando se encontró con el conjunto de palacios de la faraona, que al parecer se hundió a causa de un terremoto devastador y un posterior maremoto.


El templo sumergido por 1.600 años

El arqueólogo llevaba trabajando junto a su equipo desde los años 90 frente  las costas egipcias del Mediterráneo, y calcula que el templo podría llevar sumergido más de 1.600 años. La ciudad de Alejandría fue fundada en el año 331 a. C. por Alejandro Magno, y sirvió de hogar para la última faraona de Egipto, Cleopatra VII. Alejandría era una ciudad conocida por sus espléndidos palacios y templos, con una población de 100.000 personas. En la costa se construyó el famoso faro de 130 metros de altura, y su biblioteca llegó a albergar cerca de 500.000 papiros. Su destrucción se asocia a un terrible terremoto-tsunami que la hundió bajo el mar, y dejó gran parte del territorio bajo las aguas del Mediterráneo. Numerosos escritos de hace 2.000 años hablan de esta catástrofe, dejando constancia de lo que allí sucedió. En el lugar se han encontrado todo tipo de objetos de uso cotidiano y monedas de la época faraónica, algunas de los cuales fechan del año 30 a. C. Muchos de sus tesoros están completamente intactos, cubiertos de sedimento que los han protegido del agua salada hasta el día de hoy.



Con información de La Piedra del Misterio


©2018-paginasarabes®

Asesinato de Mohamed Anuar el Sadat

Mohamed Anuar el Sadat

ANUAR EL SADAT
Nacido en 1918, Mit Abu al-Kum, al Minufiyah, Egipto
Fallecido en 1981, El Cairo
Presidente egipcio

El 6 de octubre de 1981, el presidente egipcio Mohamed Anuar el Sadat fue tiroteado por un grupo de pistoleros que abrieron fuego durante un desfile militar que conmemoraba el octavo aniversario de la guerra de Yom Kippur.

Por regla general, los ganadores del premio Nobel de la Paz no son asesinados, pero siempre existe la excepción fatal. Anuar el Sadat es recordado sobre todo como el primer líder árabe que realizó una visita oficial a Israel, donde se reunió con el primer ministro de ese país, Menajem Begin, y habló ante el Knesset, (parlamento), en Jerusalén el 19 de noviembre de 1977, creando una concordia sin precedentes entre antiguos enemigos. Sadat, sin embargo, no siempre había oficiado de pacificador. Su ascenso hacia la reputación mundial se inició cuando, como oficial de carrera en el ejército egipcio, tomó parte en el golpe de 1952 que destronó al rey Faruk y llevó al nombramiento de Gamal Abdel Nasser como presidente de Egipto.

Fue una figura clave en las guerras con Israel, libradas en los años cincuenta y sesenta, y después de la muerte de Nasser en 1970 le sucedió como presidente. En 1973 lanzó la guerra de Yom Kippur contra Israel, y aunque su enemigo consiguió la victoria, algunos éxitos iniciales de la campaña contribuyeron a recuperar la moral egipcia y allanaron el camino para el acuerdo de paz que se firmó años más tarde, un hecho que fue, a la vez, el mayor logro histórico de Sadat y la causa directa de su muerte.


La teoría de la conspiración

Pocos dudan de que el asesinato de Anuar el Sadat fuese otra cosa que lo que realmente sucedió. Sadat fue asesinado por fundamentalistas islámicos, furiosos de que hubiese establecido esa relación armónica entre Egipto e Israel, pero también se ha dicho que algunos miembros de la seguridad personal de Sadat formaban parte de la conjura y permitieron deliberadamente que los asesinos se acercaran a su objetivo.

Las pruebas

Sadat visitó Israel en 1977, aceptando una invitación cursada por Menajem Begin, en un movimiento radical y deliberado hacia el establecimiento de un acuerdo de paz permanente que llevó a los acuerdos de paz de Camp David, de 1978, impulsados por el presidente de Estados Unidos, Jimmy Cárter. Sadat y Begin recibieron el premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos, pero el acuerdo entre Egipto e Israel fue terriblemente impopular en el mundo árabe, especialmente para los fundamentalistas islámicos. Muchos estaban convencidos de que sólo una amenaza de fuerza obligaría a Israel a negociar una patria para los palestinos, y los acuerdos de Camp David eliminaban la posibilidad de que Egipto, la mayor potencia militar de la región, representase esa amenaza.

La oposición fundamentalista aumentó de un modo tan virulento que, en 1981, Sadat reprimió de forma drástica a las organizaciones islámicas y los grupos estudiantiles, haciendo casi mil seiscientas detenciones. En esa época, el apoyo de Sadat entre el pueblo llano estaba menguando a causa de los métodos violentos empleados por el presidente y también porque los fracasos económicos estaban ampliando la brecha entre ricos y pobres.

Los asesinos lanzaron su ataque después de que Sadat hubiese saludado y colocado una corona de flores, mientras estaba contemplando una exhibición a cargo de la fuerza aérea egipcia. Primero hicieron explosión dos granadas, luego los pistoleros saltaron de un camión militar frente al palco presidencial y corrieron hacia los espectadores, barriendo a los oficiales con fuego graneado de sus armas automáticas. A pesar de la presencia de numeroso personal de seguridad, los atacantes continuaron disparando durante más de un minuto.

Para cuando los guardaespaldas del presidente devolvieron el fuego, al menos diez personas yacían muertas o gravemente heridas en el suelo del palco presidencial. Las fuerzas de seguridad dispararon y mataron a dos de los atacantes y redujeron al resto, mientras cientos de espectadores, militares y civiles, huían en busca de refugio.

El presidente Sadat fue trasladado en helicóptero a un hospital militar, donde murió dos horas más tarde. Varios dignatarios, incluyendo a diplomáticos extranjeros, murieron durante el ataque o quedaron gravemente heridos.


El veredicto

La organización Yihad Islámica, que se oponía a las negociaciones de Sadat con Israel, así como también al uso brutal que hizo de la fuerza durante los sucesos de septiembre, se atribuyó su muerte. No existe prueba alguna que sugiera que el responsable del atentado fuese otro. A Ayman al-Zawahiri, el líder de los asesinos, se le atribuye el reclutamiento de Osama bin Laden para el movimiento.

Con información de Conspiracy Encyclopedia

©2018-paginasarabes®

Origen de la Iglesia Ortodoxa de Medio Oriente

Fundación de la Iglesia ortodoxa

Hasta el año 1054 la Iglesia ortodoxa y la católica romana formaban una única Iglesia cristiana. No obstante, las diferencias existentes entre estas ramas fueron aumentando con el paso de tiempo. La separación definitiva, el Cisma de Oriente y Occidente, provocada por una combinación de factores culturales, políticos y religiosos, se produjo en el año 1054, cuando el papa León IX, (cabeza de la rama romana), excomulgó al patriarca de Constantinopla, Miguel I Cerulario ,(cabeza de la rama ortodoxa oriental), quien a su vez condenó al papa en una excomunión mutua. Desde entonces las Iglesias católica y ortodoxa están divididas y separadas.

Estructura

La Iglesia Ortodoxa consta de una comunidad de iglesias independientes, (gobernadas por sus propios obispos), siendo el título honorífico de patriarca ecuménico de Constantinopla el más importante. La comunidad ortodoxa está teológicamente unificada con las Sagradas Escrituras, interpretadas por los siete concilios ecuménicos, como su única autoridad y Cristo como cabeza de la Iglesia.


Particularidades de la Iglesia ortodoxa

La palabra ‘ortodoxo’ significa en griego ‘servicio apropiado’ o ‘enseñanza correcta’. En sus textos doctrinales y litúrgicos el cristianismo ortodoxo afirma haber conservado plenamente, sin desviaciones, las tradiciones y doctrinas de la Iglesia cristiana primitiva establecida por los apóstoles, reconociendo la autoridad de los siete consejos ecuménicos. Por eso los ortodoxos creen que son los únicos verdaderos creyentes de la fe cristiana.

Los principales conflictos que llevaron a la división definitiva entre la Iglesia ortodoxa oriental y la Iglesia católica romana se centraron en desviación de Roma de las conclusiones originales de los siete concilios ecuménicos, como la pretensión de una supremacía papal universal.

Otro conflicto particular se conoce como ‘la controversia Filioque’. ‘Filioque’ significa en latín ‘y del Hijo’ y se insertó en una declaración dogmática promulgada por uno de los concilios, cambiando así la frase relativa al origen del Espíritu Santo de “que procede del Padre” a “que procede del Padre y del Hijo”. Sin embargo, los cristianos orientales se opusieron a la alteración de cualquier aspecto aprobado en los primeros concilios ecuménicos.

Una clara distinción entre ortodoxia y protestantismo, otra creencia cristiana occidental, es el concepto de ‘Sola Scriptura’. Esta doctrina sostenida por los credos protestantes afirma que la palabra de Dios puede ser claramente entendida e interpretada por el creyente y es suficiente por sí misma para ser la autoridad final en la doctrina cristiana. Por su parte, la Iglesia ortodoxa opina que las Sagradas Escrituras junto con la Santa Tradición son de igual valor e importancia.

Y por último, una diferencia menos aparente entre la Iglesia oriental y occidental cristiana son sus diferentes enfoques teológicos, tal vez resultado de las influencias culturales.

El culto es considerado el centro de la vida de la iglesia en la ortodoxia oriental. La veneración de iconos y una forma mística de oración meditativa forma parte habitualmente de los ritos religiosos.

Creencias y prácticas

La salvación: Es un proceso gradual que dura toda la vida y mediante el cual los cristianos se vuelven más parecidos a Jesucristo, lo cual requiere fe, que se practica a través del amor.

Bautismo: Los cristianos ortodoxos creen que el bautismo, contemplado por todas las ramas del cristianismo como acto de aceptación en la Iglesia, es el comienzo del proceso de salvación. La Iglesia ortodoxa practica el bautismo mediante la inmersión completa de la persona en el agua.

Eucaristía: Es el centro del culto en la Iglesia ortodoxa. Durante la Eucaristía los creyentes comulgan con pan y vino, transmutados en la consagración en el cuerpo y la sangre de Cristo, y con ello obtienen vida y fuerza.

La Trinidad: Para la creencia ortodoxa existen tres personas en la divinidad, distintas pero iguales en importancia: Dios Padre, Dios Hijo, (nacido del Padre), y Dios Espíritu Santo, procedente del Padre. Las tres encarnaciones divinas están en una unidad indisoluble.

Jesucristo: Los ortodoxos creen que Jesucristo es la segunda persona de la Trinidad, el Hijo de Dios, plenamente divino y plenamente humano, el hijo de María, concebido sin pecado. Jesucristo murió en la cruz para salvar a todos los hombres, resucitó y ascendió al cielo. La Iglesia ortodoxa cree que regresará un día para juzgar a todos los hombres.

María, (madre de Jesús): Los cristianos ortodoxos creen que María, madre de Jesucristo, posee la gracia suprema y debe ser altamente honrada, pero rechazan la doctrina de la Inmaculada Concepción.

Predestinación: Según la religión ortodoxa, Dios tiene conocimiento previo del destino del hombre, pero no lo predestina.

Santos e iconos: Los cristianos ortodoxos practican la veneración de iconos. El culto se dirige hacia la persona que representan y no a las propias reliquias.


La Iglesia Ortodoxa Oriental no es una sola iglesia sino más bien una familia de 13 cuerpos auto-gobernados, denominados por la nación en la cual están localizados, (p. ej., la Iglesia Ortodoxa Griega, la Iglesia Ortodoxa Rusa, etc.). Ellas están unidas por su afinidad en los sacramentos, doctrina, liturgia y gobierno eclesiástico, pero cada una administra sus propios asuntos.

Mientras que la Iglesia Ortodoxa Oriental ha sostenido algunas de las más grandes voces de la iglesia, y mientras que mucho de la tradición ortodoxa tiene una genuina relación con la salvación por Jesucristo, la Iglesia Ortodoxa misma, no habla con un mensaje claro que pueda ser armonizado con el Evangelio bíblico de Cristo. El sonoro llamado de los reformadores por “Solo la Escritura, Solo la Fe, Solo la Gracia, y Solo Cristo” está ausente en esta rama del cristianismo, y éste es un tesoro demasiado precioso para prescindir de él.

Con la independencia de los Balcanes, las escuelas teológicas fueron creados también en Grecia, Serbia, Bulgaria y Rumanía. Los estudiosos modernos griegos contribuyeron a la publicación de importantes textos eclesiástica bizantina y producido libros de texto teológico estándar.

La diáspora ortodoxa – la emigración de Europa del Este y Oriente Medio – en el siglo XX ha contribuido al desarrollo teológico moderno a través de la creación de centros teológicos, en el oeste de Europa y América.

©2018-paginasarabes®