Archivo de la categoría: Arquelogia

Descubrimiento arqueológico en Palestina

Cuando la realidad supera a la ficción

La novela escrita por  Richard Ben Sapir, publicada en 1983, describe una situación que cambiaría el curso de la historia del Cristianismo. Jon Folan, un sacerdote, un veterano de Vietnam y un hombre de fe inquebrantable es elegido por el Papa para una misión aterradora y solitaria. En Jerusalén, una hermosa joven arqueóloga descubre el antiguo esqueleto de un hombre y una inscripción en arameo que dice MELEK, “El rey de los Judíos”. En una excavación arqueológica dirigida por Sharon Golban, se hallan los restos de un esqueleto de 2000 años de antigüedad. También se halla una placa en la que se puede leer: REY DE LOS JUDÍOS. Las pruebas indican que podría tratarse del propio Jesucristo, lo que crearía un grave conflicto en la religión católica. Entre los dos, Golban y Folan, surge una relación amorosa que no será bien vista por la Iglesia, a la vez que tendrán que enfrentarse a una secta de la zona, que no aprueba la profanación de tumbas.

El Cuerpo

Fue llevada al cine bajo el nombre de The Body (El cuerpo). Una película dirigida por Jonas McCord. El guión es suyo también, adaptando la novela de Richard Ben Sap. Está protagonizada por Antonio Banderas en el papel de un sacerdote jesuita; Olivia Williams y Derek Jacobi. La historia se centra en el personaje de Matt Gutiérrez, un sacerdote jesuita que había sido agente doble del servicio secreto, enviado por el Vaticano a Jerusalén a supervisar una excavación arqueológica que está llevando a cabo el personaje de Olivia Williams, durante la cual han encontrado el esqueleto de un hombre crucificado. La trama comienza realmente cuando se siembra la sospecha de que esos restos podrían ser los del propio Jesús crucificado, lo que entraría en conflicto directamente con la doctrina cristiana y su afirmación de que Jesús resucitó al tercer día. El escenario elegido para el transcurso de estas secuencias no es más que un “barrio” en Palestina donde conviven palestinos e israelíes en tensión constante.

El descubrimiento en  Bait Hanun-La Cripta de Gaza

Abdelkarim al-Kafarna, un joven palestino de Bait Hanun, al noreste de la Franja de Gaza, se preguntó el pasado viernes a dónde iba a parar el agua que caía en el patio trasero de su casa, tras una semana de lluvias intensas. Al levantar una losa descubrió unos escalones que conducían a unas tumbas antiguas situadas a unos cuatro metros de profundidad. En el interior de las tumbas subterráneas encontró huesos, lámparas votivas y otros restos de cerámica, según informó The Associated Press el sábado pasado.

 2.000 años de antigüedad

El complejo funerario, según han podido comprobar los arqueólogos locales, consta de nueve tumbas de época romana, fechadas provisionalmente en unos 2.000 años de antigüedad, a comienzos de la era cristiana, cuando el territorio formaba parte del Imperio romano. “El entierro y los métodos de excavación se remontan al periodo romano, pero puede que el lugar siguiera usándose hasta comienzos del periodo bizantino, entre los siglos V y VII d.C.”, dice el arqueólogo Ayman Hassouna, según la Agence France-Presse. “Normalmente eran tumbas familiares o grandes complejos funerarios divididos entre familias”, explica Jodi Magness, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill.

Se deberán realizar análisis arqueológicos exhaustivos para comprobar el origen y datar las fechas fehacientemente. No obstante se considera un gran hallazgo que pueda dar luz a muchas teorías relacionadas con los primeros cristianos. Lo cierto es que esta vez la realidad ha superado ampliamente a la ficción poniendo de manifiesto que cualquier hecho “fantástico” pueda ser parte de una “realidad” futura.

Con información de National Geographic

©2018-paginasarabes®

Arpas de Ur – Arte musical Sumerio

El instrumento de cuerdas más antiguo, legado de la civilización Sumeria

El hallazgo más importante relacionado con la música mesopotámica tuvo lugar en 1929. El arqueólogo británico Leonard Woolley, considerado primer arqueólogo moderno, se encontraba excavando desde hacía varios años en la antigua ciudad sumeria de Ur. Allí se encontró con el que sería uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX.

Las Arpas de Ur, también llamadas Liras de Ur, están consideradas como los instrumentos de cuerda más antiguos. Datan del año 2400 a. C. y fueron elaborados en época de la civilización sumeria, que se considera la primera y más antigua civilización de la historia, que se extendió por el sur de Mesopotamia, en la zona de los ríos Tigris y Eufrates, (actual Irak) concretamente forma parte del Período Dinástico Arcaico, un período arqueológico de la historia de Mesopotamia entre el año 3000 a. C. y el 2334 a. C.

La música desempeñaba un papel importante en la cultura sumeria. Los músicos aprendían a tocar en una escuela y formaban parte de la clase alta de la jerarquizada sociedad. La música y el baile estaban muy presentes en los rituales religiosos, sobre todo en los de la diosa Inanna, en las celebraciones de nacimiento y matrimonio y en los recitales de poesía. Antes de tocar cualquier instrumento de cuerda, los intérpretes se lavaban las manos para purificarse. Entre los instrumentos de cuerda típicos sumerios destacan las liras y las arpas, de numerosas cuerdas y construídas en madera con incrustaciones de cristales y lapislázuli y el pantur (laúd), que más tarde se pasaría a llamar pantura por los griegos. Tenía un mástil extremadamente largo y se componía de dos o tres cuerdas.

Las denominadas “Arpas de Ur”, también llamadas “Liras de Ur”, se consideran los instrumentos de cuerda más antiguos descubiertos hasta ahora en todo el mundo. Datan aproximadamente del año 2.400 a. C. y fueron creadas por la civilización sumeria, una de las primeras y más importantes civilizaciones de la historia de la humanidad. El “Arpa Dorada” o “Arpa del Toro” estaba considerada la más bonita de las cuatro halladas en dicho lugar, pero desgraciadamente fue, casi en su totalidad, destruida durante la invasión de EE.UU. a Irak en el año 2003.

Gracias a diversas entidades y universidades, una réplica fue construida. Además se pudo recuperar la cabeza original del toro. El arpa de la reina Pu-abi se encuentra en el Museo Británico. El arpa en forma de barco y otra con una cabeza de toro de oro (similar a la de la reina) se guardan en Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pennsilvania.

Los instrumentos  más antiguos

También se tocaba el laúd, llamado panthur en sumerio, con un largo cuello y pequeña caja de resonancia, tocado generalmente por las mujeres. Como instrumentos de viento usaron flautas, chirimías y trompetas. En cuanto a la percusión, tocaban instrumentos variados, como calderos de metal a modo de timbales o el sistro.

Formación musical

En cuanto a instrumentos de viento se podría destacar el uso de las flautas, que están presentes desde tiempos inmemoriables en todas las civilizaciones. Estas flautas serían versiones primitivas de los neys actuales, aunque dudo que existan muchas diferencias entre ambas. No disponían de embocadura y se tocaban en vertical. Las trompetas, que surgieron en el periodo asirio y las chirimías dobles. En la percusión: sistros, pequeños tambores, crótalos y los grandes timbales de metal.

Las primeras partituras de la historia

Las fuentes cuneiformes explican el uso de las escalas pentatónicas y heptatónicas, además del sistema monódico, aunque sería muy probable que conocieran la polifonía. Las liras y las arpas se punteaban con ambas manos y la chirimía, aparte de hacer sonar la melodía, emitía la nota del bordón. Era importante el uso de las quintas y las cuartas en los instrumentos de cuerda y la percusión venía a menudo de manos de las propias bailarinas. Existía ya por aquel entonces el concepto de orquesta.

El descubrimiento de las tablas hurritas, una colección de canciones escritas en cuneiforme, que datan del 1.400 a.C y fueron descubiertas en la ciudad de Ugarit. En una de estas tablas se encuentra el himno hurrita a Nikkal (h.6), el más famoso de todos.

Con información de Haraldwartooth

©2017-paginasarabes®

Nag Hammadi: Las enseñanzas de Jesús a su “hermano” Santiago

Fragmentos en griego  escritos en algún momento durante los siglos II y VI d.C.  narra una conversación entre Jesucristo y uno de sus 12 apóstoles.

Es la primera copia original griega conocida de una escritura cristiana herética que describe las enseñanzas secretas de Jesús a su hermano Santiago. Y nadie hasta ahora se había dado cuenta de que estaba escondida entre los textos de la biblioteca de Nag Hammadi. El manuscrito se escribió en el Alto Egipto hace 1.500 años y recibió el nombre de Primer Apocalipsis de Santiago. Formó parte de la biblioteca de Nag Hammadi, una colección de 13 libros gnósticos coptos que fueron descubiertos en una vasija de terracota en 1945, actualmente forman parte del fondo de la Universidad de Oxford.

Un grupo de profesores expertos en estudios bíblicos de la Universidad de Texas estaban estudiando los documentos cuando se toparon con unos pasajes realmente extraños. Eran unos fragmentos en griego que fueron escritos en algún momento durante los siglos II y VI d.C. y narra una conversación entre Jesucristo y uno de sus 12 apóstoles.

El documento se encontraba entre los libros de la biblioteca de Nag Hammadi

”Decir que estábamos emocionados una vez que nos dimos cuenta de lo que habíamos encontrado es decir poco. Nunca sospechamos que los fragmentos griegos del Primer Apocalipsis de Santiago habían sobrevivido desde la antigüedad. Pero ahí estaban, justo en frente de nosotros“, explica el profesor Geoffrey Smith en un comunicado.

“El texto complementa el relato bíblico de la vida y ministerio de Jesús al permitirnos acceder a las conversaciones que supuestamente mantuvieron Jesús y Santiago. Estas enseñanzas secretas permitieron a Santiago ser un buen maestro tras la muerte de Jesús”, explica Geoffrey Smith, profesor asociado de Estudios Religiosos de la Universidad de Texas en un comunicado.

Santiago el Justo formaba parte de los “hermanos de Jesús” -que aparecen mencionados en los Evangelios de Mateo, Marcos, Lucas y Juan- aunque los expertos apuntan que estas personas no eran hijos biológicos de María, sino posiblemente primos de Jesús​ o hermanastros fruto de un matrimonio anterior de José.

La narración que han encontrado describe las enseñanzas secretas de Jesús a su hermano, entre las que se revela información sobre el reino celestial y eventos futuros, incluida la muerte inevitable de Santiago. El apóstol falleció lapidado tras ser acusado de “violar la ley” por el sumo sacerdote de Israel Hanan ben Hanan alrededor del 62 después de Cristo.

Estos escritos apócrifos, afirman los investigadores, habrían quedado fuera de los límites canónicos de la Bíblia establecidos por Atanasio, Obispo de Alejandría, en su Carta de Pascua escrita en el año 367 y que definía los 27 libros que compondrían el Nuevo Testamento.

Smith y su equipo consideran que el documento hallado entre los papeles de la biblioteca de Nag Hammadi, escrito con una pulcra letra uniforme y con palabras separadas en sílabas, fue probablemente el modelo utilizado por un maestro para ayudar a sus estudiantes a aprender a leer y escribir.

”El escriba ha dividido la mayor parte del texto en sílabas mediante el uso de puntos medios. Dichas divisiones son muy poco comunes en los manuscritos antiguos, pero aparecen con frecuencia en manuscritos que se utilizaron en contextos educativos“, recuerda Brent Landau, profesor del departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Austin.

Brent Landau considera que la persona que produjo este texto debió tener “una afinidad particular por el documento” porque “no parece ser un breve extracto, como era común en los ejercicios escolares, sino más bien una copia completa de esta antigua escritura prohibida”.

Smith y Landau anunciaron el descubrimiento en la Reunión Anual de la Sociedad de Literatura Bíblica en Boston en noviembre y están trabajando para publicar sus hallazgos preliminares en la serie Greco Roman Memoirs de los Papiros Oxyrhynchus .

Con información de The University of Texas at Austin

©2017-paginasarabes®