Tráfico de armas Chile-Irán, ¿causa del asesinato de Jonathan Moyle?

Jonathan Moyle
Nacido en 1961, lugar desconocido
Fallecido en 1990, Santiago, Chile
Periodista británico

En marzo de 1990, Jonathan Moyle, editor de la revista británica Defence Helicopter World, apareció ahorcado en una habitación del hotel Carrera, en Santiago de Chile, donde había estado cubriendo la exhibición aérea celebrada en la capital chilena como invitado de la Fuerza Aérea de ese país. La policía chilena concluyó inicialmente que la causa de la muerte había sido el suicidio o bien un desgraciado accidente durante un acto erótico de autoasfixia. Un juez chileno decidió posteriormente reabrir el caso y se descubrió que Moyle había
sido asesinado mediante una inyección de una sustancia letal en el talón.


Se ha teorizado con la posibilidad de que Moyle fuera asesinado como respuesta a su investigación del tráfico de armas entre Irak y Chile, particularmente su investigación de Carlos Cardoen, un fabricante de armas chileno vinculado a Saddam Hussein. Cardoen había inventado un conversor que podía transformar el Bell Jet Ranger, un popular helicóptero para uso civil en un helicóptero de ataque de bajo coste, para naciones en vías de desarrollo y aquellos países sobre los que pesara una prohibición internacional para obtener aviones más sofisticados.

Según fuentes de la industria de defensa, Saddam Hussein encargó más de cincuenta de esos Jet Ranger modificados como parte de su acumulación progresiva de armamento para la invasión de Kuwait, (una invasión que provocó luego la primera guerra del Golfo).

Cardoen también había vendido bombas de racimo ilegales a Irak durante la guerra entre ese país e Irán en la década de los ochenta, y es posible que Moyle se hubiera acercado demasiado a los detalles de los acuerdos más recientes del fabricante de armas chileno y de las identidades de los patrocinadores corporativos secretos de Saddam Hussein en Estados Unidos y Europa.

con información de Conspiracy Encyclopedia


©2018-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *