Salsa Tahine – (طحينية) – Salsa de Sésamo

El Tahín o Tahini, es una esencia de semilla de sésamo, considerado como uno de los alimentos más populares en Oriente Medio  y uno de los ingredientes fundamentales dentro de la gastronomía árabe.

El Tahíni es de hecho una pasta ligeramente amarga que usualmente se adelgaza con líquido para que adquiera una consistencia y complemente el sabor en prácticamente cualquier plato dulce o salado.

Por su nobleza, el sésamo y sus derivados como los aceites y el Tahíni, se mantuvieron en el dominio de la aristocracia por muchos siglos, extendiéndose su popularidad en toda India, Oriente Medio, Asia y África.

En aquellos tiempos el sésamo era tan preciado que en la antigua Asiria, se dice que las semillas eran negociadas como si se tratara de plata.

En la antigüedad, los griegos utilizaban el sésamo como alimento, pero también le daban un uso medicinal. Incluso Hipócrates alguna vez habría destacado al sésamo por su alto valor nutricional.

En la medicina tradicional de la India, la semilla de sésamo está clasificada como “sáttivico” o puro, ya que nutre y construye tanto el cuerpo como la mente y el alma. Incluso hay muchas leyendas asiáticas en las que hablan de las semillas de sésamo como un símbolo de inmortalidad.

Durante la Segunda Guerra Mundial se decía que los aviadores turcos tenían capacidades físicas y mentales por encima de sus homólogos de otros países. En aquel entonces se mencionó que una dieta diaria a base de Tahíni, era muy probablemente la fuente de su resistencia y concentración.

El tahini es una salsa muy versátil y se utiliza en bocadillos con pan de pita, Kebab, Shawarma, Kafta etc. La Salsa de tahini es muy fácil de hacer y se conserva bien refrigerada. Guárdelo en un recipiente hermético refrigerado y se mantendrá durante unas dos semanas.



Ingredientes

1/2 taza de semillas de sésamo tostadas
3 dientes de ajo, aplastado
1/2 cucharadita de sal
1/4 taza de zumo de limón

Preparación

Tostar las semillas a fuego suave en un sartén sin aceite o en el horno durante 5-10 minutos aproximadamente, dependiendo de la cantidad. Remueve de vez en cuando las semillas de sésamo. Cuando estén doradas, retíralas y colócalas en el mortero.

Muele mientras añades agua poco a poco. Debes obtener una masa cremosa y ligeramente espesa. Añade una pizca de sal y mezcla bien.

En un  mortero, colocar el ajo y tahini. Añadir la sal y mezclar los ingredientes.

Sacar del mortero, colocar la pasta en otro recipiente y añadir el zumo de limón. Si está muy espeso, añadir una cucharadita de agua caliente hasta obtener la consistencia deseada.


©2018-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *