Los poemas del Rey Salomón dedicados a la Reina de Saba

El “Cantar de los Cantares” es un texto bíblico que, junto al “Eclesiastés” y “El Libro de los Proverbios” fue atribuido al rey Salomón, Hijo de David.

En este texto no se habla de Dios ni de la religión, además, ha sido modelo para la composición de la poesía amorosa en muchas culturas, tanto orientales como occidentales.

Se sabe que Makeda, Reina de Saba, ciudad situada en tierras de la actual Etiopía, vivió en épocas del rey de Israel, Salomón, hijo del monarca David, hacia el siglo X antes de Cristo.

La leyenda dice que Makeda, gobernante etíope de piel oscura, salió de su territorio, entonces rico en agua, zonas agrícolas y fortificaciones, y minas para conocer a Salomón, rey de los israelitas.

En la imaginación árabe y europea, no obstante, quedó arraigada la idea de que La Sulamita a la que hace referencia los poemas, es la Reina de Saba: Belkis, Nictoris, Makeda Sabá, bien pudo haber sido de Yemen, pero, según Josefo, (Antigüedades judías), Belkis era la soberana de Etiopía y Egipto, Makeda y Salomón fundaron un linaje real etíope cuyo último representante, Tafari Makonen, gobernó de 1930 a 1974 con el título de Haile Selassie, (“Padre de la Trinidad”) y es el Mesías de la religión rastafari.

El cantar de los cantares relata la historia del sabio rey Salomón, escritor de este libro, y de la sulamita, una doncella del campo. Según distintas fuentes, se estaría haciendo referencia a la Reina de Saba cuyo nombre en el relato no sería otro que el femenino de Salomón, con la intención de poner de manifiesto la relación que los unía. Es decir “los dos eran uno solo”.  En este estudio-vida, Salomón es llamado el amado y la sulamita, es la que ama, o la amada, (lit. “amor”, 1:15; 2:2; 4:1, 7; 6:4). Salomón, en el género masculino, significa “paz”, y sulamita es Salomón en el género femenino. Él es el rey, quien vive en el palacio en la capital Jerusalén, y ella es una doncella campesina.

En cierto sentido, Salomón y la sulamita no hacían una buena pareja. En cuanto al matrimonio, la mayoría opina que dos personas deben ser afines, pero resulta difícil encontrar un marido y una esposa que de verdad hagan una buena pareja. De hecho, dos personas idénticas pueden ser enemigas, y dos personas distintas pueden llevarse bien. Salomón se enamoró de una doncella del campo, y los dos se unieron. Después de su unión, permanecieron siempre en comunión.

Salomón se encuentra con la Reina de Saba, en la Puerta del Paraíso del Baptisterio de Florencia.

“Cantar de los Cantares”

Primer Canto ( 2-11)

La amada

2 Ah, si me besaras con los besos de tu boca…

    ¡grato en verdad es tu amor, más que el vino!

3 Grata es también, de tus perfumes, la fragancia;

    tú mismo eres bálsamo fragante.

    ¡Con razón te aman las doncellas!

4 ¡Hazme del todo tuya! ¡Date prisa!

    ¡Llévame, oh rey, a tu alcoba!

El amado

9Tú y tus adornos, amada mía,

    me recuerdan a las yeguas enjaezadas

    de los carros del faraón.

10 ¡Qué hermosas lucen tus mejillas entre los pendientes!

    ¡Qué hermoso luce tu cuello entre los collares!

11 ¡Haremos para ti pendientes de oro

    con incrustaciones de plata!

Cantares 5:10-16

La amada

10 Mi amado es apuesto y trigueño,

    y entre diez mil hombres se le distingue.

11 Su cabeza es oro puro;

    su cabellera es ondulada

    y negra como un cuervo.

12 Sus ojos parecen palomas

    posadas junto a los arroyos,

    bañadas en leche,

    montadas como joyas.

13 Sus mejillas son como lechos de bálsamo,

    como cultivos de aromáticas hierbas.

   Sus labios son azucenas  

    por las que fluye mirra.

14 Sus brazos son barras de oro

    montadas sobre topacios.

Su cuerpo es pulido marfil

    incrustado de zafiros.

15 Sus piernas son pilares de mármol

    que descansan sobre bases de oro puro.

Su porte es como el del Líbano,

    esbelto como sus cedros.

16 Su paladar es la dulzura misma;

    ¡él es todo un encanto!

¡Tal es mi amado, tal es mi amigo,

    mujeres de Jerusalén!


©2018-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *