El Sol y el Huracán

El sol y el huracán discutían con un árabe, quien de los dos era capaz de hacerle quitar el abehi, (la túnica), tejida de pelos de cabras que el beduino usa para protegerse del sol. El sol le dio la primacía al huracán para que comience a presionar con fuertes ráfagas, con tormentas de arena, etc., pero el árabe se hizo fuerte con su abehi y resistió, fracasando el huracán en sus intentos.

Entonces dijo el sol: “Ahora me toca a mí”, paró el viento y el sol comenzó a irradiar calor intenso, tan intenso que el beduino no tenía más salida que desprenderse de su abehi y así le ganó la apuesta al huracán.

Moraleja: “No siempre la fuerza es la que logra los objetivos“.

Fuente:  Cuentos Árabes de A. J

©2018-paginasarabes®