La Cruz, del Paganismo a la simbología Cristiana

Entre los símbolos que identificaban a los primeros cristianos no se encontraba la cruz ya que se la consideraba un símbolo de tortura y muerte. Los primeros seguidores de Cristo consideraban la imagen del pez como ícono del Cristianismo. Posteriormente se utilizó la imagen del “Buen Pastor”, la paloma y el ancla como ícono que identificaría a los Cristianos primitivos.

En todos los registros arqueológicos que se han encontrado correspondientes a la época del cristianismo primitivo, incluyendo todos los dibujos que se han hallado en las catacumbas donde se reunían los cristianos en los primeros siglos, no aparece ninguno que haga alusión a una cruz. En la Biblia toda mención que se hace a la cruz, es para describirla como objeto de maldición, de ningún modo como objeto de culto o adoración.

La Cruz como símbolo Cristiano

Fue el emperador romano Constantino I (el mismo que promulgó en el año 313 d.C. el conocido como Edicto de Milán por el cual daba libertad de culto y dejaba de perseguirse a los cristianos) quien unos años más tarde (concretamente en el 325) decretó en el Concilio de Nicea (en el que se sentaron las primeras bases de lo que con el tiempo ha desencadenado en el cristianismo tal y como lo conocemos hoy) que el símbolo de los cristianos debía ser la cruz y lo hizo en base a una experiencia mística vivida por él el 28 de octubre del 312, cuando se dirigía con su ejército a luchar contra el emperador Majencio en la batalla del Puente Milvio (era el periodo conocido como ‘tetrarquía’ en el que el poder en el Imperio Romano era ejercido por cuatro personas).

Según relató el propio Constantino (y así lo recogió su biógrafo Eusebio de Cesarea en su obra ‘Vita Constantini’) dirigiéndose hacia la batalla miró hacia el firmamento y sobre el Sol apareció una cruz rodeada por la leyenda ‘In hoc signo vinces’ (Con este signo vencerás). Quedó tan impresionado por tal aparición que esa misma noche soñó con Jesucristo y como éste le dijo que si usaba ese signo en sus batallas lo haría invencible ante sus enemigos.

Otra de las razones fue la misma iglesia que  estaba inundada de influencias paganas. Gracias al respaldo de Constantino comenzó a reclutar paganos convertidos. Primero unos pocos y después la cantidad fue aumentando a miles.

Finalmente, la inserción de personas fue demasiada y la iglesia perdió las esperanzas de que los paganos se convirtieran completamente al cristianismo dejándolos que siguieran portando sus símbolos con el claro interés de mantenerlos como fieles a la iglesia Cristiana.

Es así como la antigua cruz que representaba la pureza y la fuerza del sol de las creencias paganas, fue paulatinamente tomando un significado de redención para los Cristianos, asociándola al misterio de la resurrección de Cristo. Fue entonces como a partir del Concilio de Nicea y tras los motivos dados por Constantino I, la cruz pasó a convertirse en el principal símbolo del cristianismo.

La Cruz en las  Religiones Paganas

La cruz en un antiguo símbolo de las culturas paganas y el más antiguo hallazgo encontrado data aproximadamente de 10.000 años a.C, encontraron unas cruces grabadas en pequeñas piedras de arcilla que se supone cada una contenía el alma del difunto. La misma cruz que adoran los cristianos era el mismo objeto de adoración de los pueblos paganos siglos antes del cristianismo y tenía una representación más bien cósmica que divina.

Los celtas e incluso los fenicios le rendían culto a este símbolo marcándolo en sus monumentos mucho antes de que llegaran los cristianos, también en México la adoraban siglos antes de que los misioneros católicos pisaran sus tierras.

También los griegos reconocían la cruz como un símbolo de divinidad antes de la era cristiana como por ejemplo Baco el cual llevaba en su cabeza una banda cubierta con cruces.

Más tarde la cruz celta llegó a simbolizar los 4 caminos de las esquinas de la tierra, donde la unión de los 4 puntos formaba una cruz y el punto central significaba el centro del mundo. El centro también representaba el origen de la vida, el nacimiento de los 4 ríos místicos y las cumbres de las montañas del mundo.

También hay datos de que los druidas hacían uso de este símbolo. El estudioso del s. XIX Thomas Maurice, en su obra, “Las Antigüedades Indias”, hizo una extraordinaria observación acerca de la importancia de la cruz en la adoración que los druidas a la naturaleza, el escribió:

“Los druidas tenían la costumbre de seleccionar al más majestuoso y hermoso árbol como un emblema de la deidad. Cuando se cortaban las ramas de los lados, ellos juntaban 2 de las ramas más largas en la parte más alta del tronco, de manera que esas ramas se extendieran a cada lado como los brazos de un hombre. Junto con el cuerpo, ellos presentaban esto como una gigantesca cruz, y en la corteza del mismo árbol en muchos lugares estaba grabada la letra T”.

El origen de la cruz utilizada por los cristianos tiene su origen en la letra “T”, Donde esta letra era el símbolo de Tamuz, un antiguo dios de los caldeos y egipcios. Tamuz era el hermano de la diosa de la fertilidad Ishtar quién ahora es inconscientemente adorada por millones de cristianos. La “T” es también muchas veces nombrada como “el signo de la vida”.

La Cruz en el Nuevo Testamento

La epístola a los Gálatas, libro del Nuevo Testamento escrito por Pablo de Tarso contiene las cartas dirigidas a los Cristianos de Galacia, ubicada en Asia Menor,  entre los años 50 a 56 de la era cristiana.

Es la vindicación del evangelio de Jesucristo, en contraposición con los preceptos judíos que se habían mezclado dentro de la iglesia cristiana de ese lugar, la epístola revaloriza y asienta orientación y rumbo, pues los gálatas comenzaron a ir para atrás, y volvían a la ley mosaica (Gálatas cap 1: 6 a 9). La carta es una clara enseñanza contra los judaizantes. Es fiel en demostrar muchos rasgos de los habitantes de esas ciudades. Los judaizantes eran una fuerte secta en el cristianismo primitivo y al parecer había calado profundamente, estos negaban el apostolado de Pablo y usaban la zona del Asia Menor como un lugar predilecto para divulgar sus enseñanzas.

En la epístola en el capítulo 3 versículo 13 el apóstol deja plasmada la siguiente frase:

“porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero”.

Este detalle histórico contenido en la Biblia indicaría la razón por la cual los primeros Cristianos no usaban la Cruz como símbolo del Cristianismo.

Las Reliquias

La Cruz como el primero de los instrumentos de la Pasión de Cristo, fue venerada en forma de reliquia. Con el tiempo aún los clavos que fueron usados para clavar a Cristo en la Cruz fueron buscados, hallados y venerados por los cristianos. Uno de esos clavos está montado en la corona de hierro de Lombardía que se conserva en la catedral de Monza, la antigua capital de la Lombardía italiana.

Numerosas reliquias se disputan ser pedazos de la Cruz verdadera. En el siglo XVI, Erasmo de Rotterdam decía que se podría construir un barco con toda esa madera, pero según el profesor Baima Ballone, catedrático del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Turín, Italia, si se aceptara que todos los trozos de la Cruz que se conservan fueran auténticos, juntandolos todos no alcanzaría siquiera el 50% del travesaño horizontal.

El Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en España, alberga el mayor trozo de madera de la Cruz de Cristo. En 1958 fue analizado mediante estudios microscópicos por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y se determinó que la madera era del árbol ‘cupressus sempervivens’ pertenece a un ciprés abundante en Palestina.

Las primeras representaciones pictóricas o esculturales de la cruz ofrecen un Cristo glorioso, con larga túnica y con corona real. Está en la Cruz, pero es el vencedor, el resucitado. Sólo más tarde, con la espiritualidad de la Edad Media, se le empezó a representar en su estado de sufrimiento y dolor. En la actualidad la cruz representa la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, ya que gracias a su sufrimiento en la Cruz Jesús venció a la muerte en sí misma y rescató de la condenación a toda la humanidad.

 Con información de Blogs 20minutos

©2017-paginasarabes®