Bastella Marroquí  (البسطيلة المغربية)

Considerado uno de los platos más populares del país. La delicadeza de este plato marroquí se encuentra en su mezcla. Al tratarse de muchos ingredientes dulces y salados, dándole un toque al plato para que quede en forma de cúpula. Un Bastella tiene una serie de capas de pasta en el exterior, con un relleno dulce y picante hecho con carne de paloma (a menudo reemplazado con pollo), huevos y almendras.

El polvo que se utiliza como decoración es azúcar en polvo (glacé), en la parte superior, hace que sea tan hermoso como sabroso.

Como una tradición, la Bastella se sirve como aperitivo, sin embargo, si desea probar o le apetecen alimentos pesados y ricos, bien puede ser la mayor porción de aperitivo que haya tenido nunca.


Relleno

500 gramos de pollo cortado a trozos
500 gramos de cebolla
1 manojo de cilantro o perejil picado
1 cucharadita  de smen (mantequilla rancia) o mantequilla normal
2 bastoncillos de canela
1/2 cucharadita  de pimienta negra
1 cucharadita  de jengibre
Hebras de azafrán
1 cucharadita de sal
Aceite de girasol
Un vaso de agua.

Para el relleno de huevo

La salsa de cebolla obtenida en el primer paso.
Cilantro o perejil picados
3 huevos grandes
1 ó 2 cucharadas soperas de miel

Para el relleno de almendras

400 g de almendras peladas y fritas
1 cucharadita  de agua de azahar
½ cucharadita  de mástic (goma arábica o gelatina sin sabor en polvo)

Para el plegado de las bastellas

8 hojas de ouarka o brick (masa filo)
100 gramos de mantequilla derretida

Y para servir

Azúcar glacé
1 cucharadita de canela en polvo

Preparación

En una cazuela, introducir el pollo con el resto de ingredientes: cebolla, cilantro, especias, sal, smen y un poco de aceite de girasol. Dejar cocer unos diez minutos, hasta que la cebolla empiece a transparentar. Entonces  añadir el agua suficiente para cubrir el pollo y cocer unos 45 minutos. Atención, sólo añadir el agua necesaria, pues al final debe obtener una salsa totalmente reducida.

Reservar  el pollo, dejar enfriar y deshuesar. Desmenuzar  la carne.

Aparte, añadir un poco de cilantro o perejil picado a la salsa de cebolla junto con una gran cucharada de miel. Dejar caramelizar unos cinco minutos.

Añadir los huevos batidos y remover  bien. Dejar cuajar removiendo constantemente hasta que la salsa queda completamente seca (si quedara líquido remojaríamos las hojas de brick y se romperían).

Aparte freír las almendras peladas. Picarlas con el agua  de azahar y la goma arábiga. Fundir  la mantequilla y pintar con ella las hojas de brick.

Utilizar un pequeño recipiente como molde, poner una hoja en la base y rellenar con el pollo picado, seguir con  una capa de huevo y finalmente con las almendras picadas. Opcionalmente puede  azucarar un poco las almendras o bien servir el azúcar en la mesa.

Cerrar la hoja y poner el segundo brick, también impregnado de mantequilla, en el sentido contrario y cerrar.

Cocer las bastellas a unos 140º hasta que las hojas de brick estén doradas y crujientes..

Espolvorear  con azúcar glacé y canela. Servir inmediatamente con unos cuencos de azúcar glacé para quien las quiera un poco más dulces.


Con información de Amazighen

©2017-paginasarabes®