Géneros Líricos Árabes: El Bālah

El bālah pertenece al género de la poesía tribal y sus obras se componen y recitan, sobre todo por los varones de la región nordeste yemení, con motivo de eventos sociales y celebraciones matrimoniales. No tiene un número preciso de versos, que además son bastante sencillos: se componen dos hemistiquios que pueden o no tener rima interna, según el modelo que el primer poeta establece al principio de la “performance”, o actuación recitativa. Es una poesía compuesta de forma espontánea, sin una fase previa de preparación y es declamada ante el público.

Se trata en sí mismo de un acto de creación artística improvisada en el marco de un juego de competición y, por lo tanto, se configura como un género totalmente extemporáneo que se desarrolla en un contexto casi competitivo. Por otra parte, si bien el origen del término no resulta claro, con arreglo a la obra de Caton, existiría una clara relación con la raíz blw, con el significado de “poner a prueba” o de “actuación heroica” 1 y esta interpretación bien se adecúa a la efectiva naturaleza del bālah.

En esta competición, el poeta pone en juego su honor ya que expone su arte poético “espontáneo” al juicio de la comunidad. Los participantes, a su vez, se sitúan en el centro del círculo que forman los asistentes al evento e improvisan poemas y versos rimados en respuesta a los versos de quién les precede en la declamación o bien lanzan un nuevo input a modo de reto para los que les siguen.

La declamación tiene forma cantada, de modo que se acompaña con una melodía que es elegida por el coro, de forma que la actuación se realiza sin el uso de instrumento alguno. La melodía se escoge de entre un conjunto de melodías predeterminadas, propias de este tipo de composiciones. De la misma manera no hay que olvidar que cada género tiene su propio conjunto de melodías. 2

La actuación se materializa con una puesta escena circular, en tres círculos concéntricos: en el centro está el poeta que declama sus versos, a su rededor se forma un primer corro, el llamado coro saffeen3 formado por una docena de jóvenes que le hacen eco y cantan un estribillo y, el tercer círculo lo forman el resto de los espectadores que participan aprobando o criticando en voz alta los versos recitados.

Los poetas participantes en la competición permanecen a un lado mientras el coro canta, a la espera de que les llegue su turno de actuación, momento en el que se sitúan en el centro de círculo e inician el recitado de los versos improvisados. La tarea no carece de dificultad ya que tienen que engarzar su composición no sólo con el metro y la rima utilizados por los anteriores participantes, sino que debe hacerse sin utilizar las mismas palabras, por lo menos, no con el mismo significado.

Fundamental resulta el tratamiento formal del poema, ya que los contenidos y, por consiguiente el vocabulario, dejan poco juego a la creación imaginativa: bienvenida a los invitados, enhorabuena para los huéspedes, alabanzas a la tribu, a la región, afirmaciones religiosas, etc.

Digno de ser resaltado a este respecto es el hecho de que se trata de poemas efímeros que se componen por el gusto de competir, son recitados e inmediatamente olvidados. No hay ningún interés en memorizarlos y/o transmitirlos. El objetivo único es la “performance” en sí.  4

Por A.G.Piccolo


Notas:

  1. Caton, S. C., Peaks of Yemen…, op.cit., pág. 45.
  2. Ibid, pág. 83.
  3. Literalmente, dos líneas.
  4. Reynolds, D. F., op.cit., pág. 33.

    ©2017-paginasarabes®

Deja un comentario