Origen de la palabra Nazareno

Dunlap, apoyado en la autoridad de Lightfoot, dice que a Jesús le llamaron por sobrenombre Nazaraios, aludiendo a la humildad de su condición social, pues dicha palabra significa “alejamiento de los hombres”.

Sin embargo, el verdadero significado de la palabra nazar (…) es “consagrado al servicio de Dios”, aunque en el gramatical sentido del lenguaje vulgar significaba diadema, y por figura de dicción se aplicó alegóricamente este nombre a los consagrados a Dios en cuya cabeza no tocaba filo de tijera.

A José, hijo de Jacob, le llaman nazareno las Escrituras, y el mismo título reciben Sansón (Semes-on …) y Samuel (Sem-va-el …). Porfirio dice que a Pitágoras le inició en Babilonia el hierofante Zar-adas, y de esto cabe inferir que el nombre de Zoroastro o Zoro Aster equivale a Nazar de Ishtar, Zar-adas o Na-Zar-Ad, cuyas leves diferencias proceden de la diversidad de idiomas. De la propia suerte el escriba Esdras (…) era hierofante y Zorobabel o Zeru Babel (…) fue el zoro o nazar que acaudilló a los israelitas al salir de la cautividad de Babilonia.

Las Escrituras hebreas aluden a dos distintos cultos religiosos dominantes entre los israelitas: el exotérico de Baco bajo el nombre de Jehovah y el esotérico de los iniciados caldeos, nazares, teurgos y algunos profetas cuya metrópoli era Babilonia, donde había dos escuelas rivales de magia, una exotérica y otra esotérica que, satisfecha de sus impenetrables conocimientos, no tuvo reparo en someterse aparentemente al poder secular del reformador Darío. La misma conducta siguieron los gnósticos al acomodarse exotéricamente a la religión dominante en cada país, sin menoscabo especial de sus creencias esotéricas.

También cabe suponer que Zero-Ishtar fuese nombre común a los sumos sacerdotes o supremos hierofantes de la religión caldea, y que cuando los arios persas, en el reinado de Darío Hystaspes, vencieron al mago Gomates y restauraron el culto mazdeísta, sobrevino una confusión por la cual el Zero-Ishtar se convirtió en el Zara-tushra del Vendidad, que no aceptaron los demás arios, fieles a la religión védica.

No cabe duda de que Moisés estuvo iniciado, pues la religión mosaica viene a ser una entremezcla de heliolatría y sarpolatría con ligeros toques monoteísticos que Esdras elevó a concepto fundamental en las Escrituras recopiladas al regreso de la cautividad. De todos modos, el libro de los Números es posterior a Moisés, y sin embargo, en él se ve con toda claridad el culto pagano del sol y de la serpiente.

Los nazares o profetas, los nazarenos y los iniciados eran abiertamente contrarios al culto exotérico de Baco bajo el nombre de Jehovah, y se atenían estrictamente al espíritu de las religiones simbólicas, sin parar mientes en las idolátricas ceremonias de la letra muerta. Por esto, los sacerdotes, que en la superstición tenían su lucro, concitaban frecuentemente las iras del populacho contra los profetas, hasta el punto de morir algunos de ellos lapidados.

Por H.P. Blavatsky

©2017-paginasarabes®

Enfermedades del alma: los vicios propios

Una de las enfermedades del alma consiste en ocuparse de los vicios de los demás y cerrar los ojos ante los propios.

El remedio consiste en constatar la enfermedad del alma, conocer el alma y reconocer sus astucias; y también la constancia continuada de viajes y retiros*, y también mantenerse en compañía de la gente piadosa y aplicar sus preceptos.

Pero si el murid (aspirante, discípulo) no actúa para curar los vicios de su alma, que al menos se calle sobre los vicios de los demás, que los excuse y tape sus vicios esperando que así Dios cure los suyos.

Porque como dijo el Profeta – que Dios le prodigue bendiciones y paz -: “al que tape los defectos de su hermano, Dios le tapara los suyos”. Y también: “Al que busque los defectos de su hermano, Dios le buscará los suyos y lo desenmascarará, incluso en medio de su casa”.

A Muhammad bin Abd Allah bin Shadhah le oí decir que Ibn Zadan al-Mada’ini había dicho: “He visto gentes que tenían vicios y que callaban sobre los vicios de los otros y luego Dios tapaba sus vicios y estos vicios desaparecían. Y he visto gentes que no tenían ningún vicio y, habiéndose puesto a hablar de los vicios de los otros, contraían vicios”.


*Los viajes y los retiros son respectivamente las manifestaciones de la Belleza y del Rigor. Esta complementariedad se encuentra también en los Nombres divinos al-muhyl (el que da la vida), y al-mumit (el que da la muerte). El concepto de alternar continuamente entre un modo y el otro es muy corriente en el sufismo: eso permite al discípulo no aferrarse a uno de los dos aspectos y complacerse en el. Eso le da la posibilidad de llevar su búsqueda mas allá de los viajes y los retiros, sin detenerse en uno de ellos para encontrar la felicidad alli.


Por el Shaykh Al-Sulamí

©2017-paginasarabes®

Mushabbak

Mushabbak

El Mushabbak,  es un postre frito, rico y bañado en jarabe de azúcar (almíbar) en forma de espiral.  Su origen es ancestral, ya que la utilización de sus ingredientes data de comienzos de las civilizaciones (harina, agua, aceite, sal y posteriormente la levadura). Se encontraron frescos representando elaboración  de un producto en forma de espiral cocido en una especie de sartén, en la tumba de  Ramses III (1184 – 1153 a.C).


El proceso para realizarlo no ha cambiado desde aquellos tiempos. La mezcla es liberada en movimientos y arrojada en espiral, frita.

El significado de Mushabbak sería “de forma enrejada”. El científico Andaluz Ibn al Baytar 1 considera al Zalabya,(Mushabbak), ligero y más rápido de digerir que Qata´ if 4  y Lawzinaj 3.

Con respecto a su forma, Ibn al-Rumi los compara con procesos de alquimia, una masa placentera que se trasforma en  ventanas de oro enrejadas. Mushabbak, se encuentra entre los dulces que lleva el mandadero enloquecido por amor, mientras padece detrás de su interés amoroso en la historia “El mandadero y las tres doncellas” (cuento de las mil y una noches). También son descriptos ser presentados a Ali ibn Bakr ibn Muhammad 2 en el siglo XIV en una bandeja en la cual se encuentran dulces  qata´if (dulces rellenos).

El Mushabbak aún es popular en Medio Oriente y norte de África, la receta básica se ha mantenido a través de los siglos.

En América

Este dulce centenario también tiene una historia en Estado Unidos. En la feria Mundial de  St. Louis en 1904, un inmigrante Sirio sin saberlo introduce en los Estados Unidos el concepto de un “cono”   como sostén de helado usando Mushabbak.


Receta

1 Taza de harina  
¾ de taza de semolín extrafino 
1 cda de levadura en polvo 
1/2 de taza de azúcar 
1 ½ taza de agua tibia 
1 cta de agua de rosas 
1 cta de cardamomo en polvo 
1 pizca de sal. 
Aceite vegetal para freír. 

Preparación

Colocar el agua tibia en un recipiente, agregar la levadura en polvo. Mezclar los ingredientes secos. Tamizar la harina con la sémola y la pizca de sal. Agregar al agua con la levadura revolviendo constantemente hasta lograr una masa suave un tanto líquida. Preparar el almíbar con el azúcar. Agregar el agua de rosas y el cardamomo. Reservar. Freír la preparación en aceite caliente formando espirales con la masa. Retirar y sumergir los Musabbak en el almíbar. 


Notas:

  1. Ibn al-Baitar :   fue un médico y botánico andalusí, nacido hacia 11901​ ó 1197 en la Provincia de Málaga (se especula con que nació en el municipio de Benalmádena) y muerto en 1248 en Damasco.
  2. Muhammad ibn Abi Bakr: (en Árabe: محمد بن أبي بكر) (n. 631 – m. 658) fue el hijo de Abu Bakr as-Siddiq, un compañero y suegro de Muhammad y primer califa del Islam. Se convirtió en el hijo adoptivo del primer Imam y cuarto califa, Ali Ibn Abi Talib, y fue un fiel seguidor de éste.
  3. LAWZINAJ: ( Lawzinaj, lawzinaq, luzina ) es una pastelería y confección cuyo principal ingrediente son las almendras (en árabe, lauz ).
  4. Qata´ if : Postres  de la pastelería de medio oriente rellenos de frutos secos.

    ©2017-paginasarabes®