Warbat sirio

Warbat sirio ©Diario Sirio Libanés

La repostería de Oriente Medio siempre ha gustado mucho. Las claves son dedicación, tiempo y cariño. Hoy te enseñamos a preparar uno de esos postres que siempre te darán ganas de comer, el Warbat.

La receta que hoy  les presentamos no solo es fácil de hacer sino que además es extraordinariamente deliciosa y va a cumplir a la perfección el objetivo: ¡un aporte energético!

El Warbat, es una receta dulce típica de Siria; pastelitos verdaderamente tentadores. Aquí te vamos a brindar la información necesaria para que puedas llevar a tu hogar los mejores sabores de la gastronomía árabe.

Veamos que necesitas sobre tu mesada.


Ingredientes

265 gramos de frutos secos molidos (podéis usar los que más te gusten)

70 gramos de azúcar

Una pizca de clavo molido

Una pizca de canela molida

1 huevo

3 cucharitas pequeñas de azúcar vainillado

1 nuez de mantequilla a temperatura ambiente

10 hojas de masa filo

Unas gotas de agua de azahar

Pistacho molido (para decorar)

125 gramos de mantequilla fundida

Sirope casero (300 ml de agua + 500 gramos de azúcar)

Preparación

En un recipiente mezclamos los frutos secos molidos, el azúcar, el clavo molido, la canela molida y el azúcar vainillado. Añadimos el huevo, unas gotas de agua de azahar y la nuez de mantequilla a temperatura ambiente.

Amasamos con las manos hasta integrar todos los ingredientes en una masa. Con las manos, formamos bolitas del tamaño de una nuez y reservamos.

Ahora trabajamos las hojas de masa filo. En una superficie limpia extendemos una hoja de masa y la pintamos con la mantequilla fundida. Encima de esa hoja ponemos otra y la pintamos con mantequilla. Repetimos la operación hasta tener 10 hojas superpuestas.

Cortamos la masa en cuadrados de 8 centímetros de lado. Ponemos en el centro de cada uno una bolita de masa.

Ahora le damos la forma. Primero la doblamos en dos. Luego juntamos los cuatro bordes y presionamos, hasta obtener la misma forma.

Las pintamos bien con mantequilla y las metemos al horno a 180 grados hasta que estén doradas. Mientras se cocinan, preparamos el sirope con los 500 gramos de azúcar y el agua. En un cazo ponemos 5 cucharas de azúcar y cuando empiece a ponerse de color rojizo añadimos el agua y el resto del azúcar. Mezclamos bien y antes de que hierva lo apagamos. Dejamos que repose un rato.

Cuando saquemos los pastelitos del horno, los regamos con el sirope casero y las decoramos con pistacho picado.


Con información de Diario Sirio Libanés

©2017-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *