Tras huir de la guerra, familia siria deja Córdoba y vuelve a Alepo

FAMILIAS. En la imagen, están los Barbar, y parte de los Tuma, que retornan a Siria ©La Voz

Se trata de una de las dos familias de refugiados que hay en Pilar. Llegaron hace 4 meses. Partirán de Córdoba el 11 de mayo.

La última familia de refugiados sirios que llegó a Pilar prefiere volverse a su país y dejar Córdoba, en la que no se imaginan su futuro. El 11 de mayo partirá el vuelo que los llevará nuevamente a Alepo, la ciudad de donde huyeron de la guerra hace cuatro meses.

Un allegado a la familia dijo que se van porque no logran adaptarse al idioma y a la cultura. “Además extrañan y sienten nostalgia”, agregó esta persona que pidió no revelar su nombre.

Tampoco consiguieron independencia económica y les resulta caro vivir en Argentina.

Taufiq Tuma, su esposa y sus dos hijas llegaron a la ciudad cordobesa de Pilar en diciembre de 2016, escapando de las miles de muertes que causa la guerra civil siria que estalló en 2011 y que aún continúa.

Según la persona cercana  a la familia, ellos esperaban encontrarse con otra cosa en Argentina. “Ni Taufiq, que tiene una limitación física por un accidente, ni su mujer, pudieron adaptarse a los trabajos que les ofrecieron”. 

Las dos hijas del matrimonio, en cambio, iban a una escuela local, que abandonaron, ya que volverán pronto a su país.

Taufic Tuma, a través de su traductor, dice que prefiere no hablar de su retorno a Siria.

En una charla con este medio, a principios de abril, Tuma había manifestado que se sentían “solos”.

Difícil

En una nota publicada por La Voz el último 2 de enero, Tuma dijo que no podían regresar porque en Alepo no había agua, ni luz, todo era caro, estaba destruido y no había trabajo.

Un cura tucumano que vive allá, y que ayudó a varios sirios, entre ellos a los Tuma, a venir a Córdoba, les sugirió, por medio de un mensaje de audio enviado por WhatsApp, que no se vuelvan.

“Es una locura que lo hagan. La situación acá están bien jodida”, se escucha en uno de los audios. En otro, el hombre les pide que la sigan luchando y les asegura que en Argentina estarán mejor que en Alepo.

El Gobierno sirio recuperó el control de esta ciudad, que si bien no está siendo bombardeada en este momento, todavía explotan las bombas que los rebeldes dejaron entre los escombros.

A esto lo saben los Tuma, que por Facebook mantienen contacto con parte de la familia que vive allá.

Los Barbar

A Pilar, ubicado a 45 kilómetros de Córdoba capital, habían llegado unos meses antes otros sirios; los Barbar, parientes de la familia que ahora decide regresar. Los Barbar, en cambio, seguirán en Pilar.

Todos llegaron luego que el municipio local hiciera un ofrecimiento a la ONU para alojar a 50 familias.

Los Tuma y los Barbar comparten una casa que les prestan, en el sector sur de la ciudad. La zona es muy distinta  al entorno urbano al que estaban acostumbrados. También tienen un vehículo, que les facilitó un vecino.

La vivienda que comparten fue asaltada hace un mes. Les robaron ropa y los DNI argentinos, que luego recuperaron.

En 2015 llegaron los primeros refugiados sirios a Córdoba. El cónsul Abdala Saddi asegura que hay 20 sirios en la provincia, algunos radicados en el interior. Faten Yalbuj fue la primera refugiada en Córdoba. Tiene familiares argentinos.

Todos los ingresos de los refugiados son gestionados a través del Programa Especial de Visado Humanitario para extranjeros Afectado por el Conflicto de la República Árabe Siria. Se requiere de un “llamante” (argentino), que es el que solicita que se le conceda refugio a una persona o familia. Los Tuma estaban en una situación difícil porque esa persona no aparecía, hasta que un cordobés de Río Segundo se ofreció y los trajo. Y ahora se hizo cargo del pasaje para que puedan volver a su país.

Por Augusto Laros
Con información de La Voz

©2017-paginasarabes®