En Irak promueven una industria de la moda en medio del caos

Con sus bigotes, barbas recortadas con precisión y prendas pulcras, los miembros del club de caballeros Sr. Erbil pareciera que fuesen  vaporosos residentes de Nueva York o Londres. Pero son de Erbil, la capital de la región kurda de Irak, a sólo 100 kilómetros de la dura batalla para retirar a los combatientes de Daesh de su último bastión en el país.

Aunque convertido en una suerte de “espacio de tolerancia” en un país desgarrado por la guerra, Erbil ha sido incapaz de proporcionar a sus jóvenes las oportunidades que anhelan, dicen los hombres que configuraron este club el año pasado con el objetivo cambiar éso. Así como celebran reuniones periódicas en las que se visten de diferentes estilos, el club tiene como objetivo apoyar a los sastres locales y artesanos que ayudan a manufacturar sus trajes y, en sus palabras, fomentar una industria de la moda nacional.

“Cuando empezamos estábamos en una mala situación, la crisis económica y luego llegó la guerra contra Daesh“, dijo Goran Pshtiwan, de 26 años, vestido con un traje de tres piezas y mocasines hechos a la medida con el logotipo del club – sin calcetines, naturalmente-.

“No hubo actividad empresarial, por lo que se inició este club con la idea de reunirnos y hacer algo diferente, único, que cambiara el aspecto de las personas y la forma en que están pensando.”

Estos hombres, de entre 20 y 30 años, participan en sesiones de fotos en lugares locales y luego las publican en su cuenta de Instagram en las que tienen más de 60.000 seguidores. Así mismo, un vídeo reciente que lanzaron a través de las redes recibió 5 millones de visitas. Sr. Erbil utiliza su plataforma de Internet para promover a las mujeres que están trabajando para mejorar los derechos y oportunidades para las niñas.

El grupo cuenta con unos 40 miembros y está recibiendo tantas solicitudes que los fundadores están considerando la posibilidad de “endurecer” las condiciones de admisión que ya establecen normas exigentes sobre el gusto de la moda.

Nihad dijo que el club tiene como objetivo lanzar su propia marca de ropa, crear una tienda y colaborar con las casas de moda. Y le gustaría ver al club reseñado en una revista mundial de alta moda.

“Por supuesto, no queremos estar en la primera página,” dijo. “Está bien si salimos en el medio!”

Con información de: Cambio16

©2017-paginasarabes®