Israelización del “muro Trump”: “Gaza en Arizona”

Pareciera que el trumpismo se encuentra en doble estado de sitio y guerra contra sí mismo y el mundo, con excepción de Rusia, Israel y la anglósfera: sus tres anclas exteriores que ha dejado entrever Trump.

Amén de la profunda fractura que opera en Estados Unidos (EU) al borde de una guerra civil, fomentada por los globalistas perdedores, encabezados por George Soros, pareciera que el país pervive un golpe militar disfrazado del Pentágono que ha empezado el desmantelamiento de las estructuras de “seguridad/espionaje de la guerra fría”, al grado de que Susan Rice, ex asesora de Seguridad Nacional de Obama, ha reaccionado en forma airada a la salida de la CIA, relevada por el director de la Inteligencia Nacional, del Consejo de Seguridad Nacional (CSN): quintaesencia del Ejecutivo.

Cabe recalcar que dos terceras partes del ejército votó por Trump, a quien durante su campaña apoyaron en un desplegado 200 ex generales y ex almirantes, además de los abandonados veteranos de guerra. Ello explicaría el aparatoso nombramiento en el CSN del civil Steve Bannon (SB), usualmente feudo de los generales, según NYT (https://goo.gl/RQQjeq). SB fue anterior oficial de guerra de los marines, ayudante de almirantes, banquero de Goldman Sachs (sic), productor de Hollywood y ex director de Breitbart: faro de los supremacistas/nacionalistas WASP anti-globalistas.

En la mira de SB, principal estratega de Trump –a nivel de confianza, de su yerno ortodoxo-judío Jared Kushner, y a nivel militar, del ex teniente general Michael Flynn–, se encuentran las dos terceras partes de ejecutivos asiáticos que laboran en Silicon Valley, el corazón tecnológico de EU, y quienes, a su juicio, amenazan, más que la economía, a la sociedad cívica de EU (https://goo.gl/cd3yyI).

El aprendiz mil usos Videgaray, que acapara el poder en México, no entiende el cambio tectónico de paradigma en EU, donde su polémico presidente 45 ha militarizado las estructuras de todo el poder real, incluyendo economía y comercio, en insólita alianza financiera con Goldman Sachs, que traicionó al establishment que lo había encumbrado.

Es en este tenor de cambio tectónico de paradigma que habría que colocar la israelización de su muro con México.

Existe una asombrosa similitud del trumpismo y el supremacismo racista del primer israelí Netanyahu: imágenes en espejo de sus muros y su execrable mexicanofobia/islamofobia (https://goo.gl/FEP0M6).

Todavía los panistas Fox y Calderón no se enteran de que el muro fue construido ante sus narices desde Bill Clinton (https://goo.gl/3waa3X), pasando por Baby Bush, quien edificó la tercera parte (https://goo.gl/oysbmZ), hasta su proyectada terminación, a un costo máximo de 25 mil millones de dólares. Se desprende que el muro es un proyecto bipartidista que se remonta a casi un cuarto de siglo.

Desde hace cuatro meses alerté que “El muro Trump sería construido por Israel (https://goo.gl/hW7gfC)”, por Magal Security Systems, fundada por Israel Aerospace Industries (IAI), propiedad del gobierno, con fines militares y civiles, que posee 26 por ciento de sus acciones. Luego postulé, antes de la elección, que “Trump regala Jerusalén a Netanyahu por asesoría para el Muro apartheid” con México (https://goo.gl/1AguEq)”, donde expuse la congruencia del supremacismo israelí de Netanyahu desde su misántropa publicación de hace casi un cuarto de siglo –Un lugar entre las naciones: Israel y el mundo (http://goo.gl/uOB3rk)–, lo cual refrendó en Dallas (Texas) hace 14 años, cuando expectoró que “los palestinos son para los israelíes lo que los mexicanos son para los estadunidenses (https://goo.gl/yvgOLP); concluí que asistimos a la israelización de los muros globales, entre ellos el muro Trump.

El problema de Videgaray es que no asimila que la globalización feneció con el trumpismo y el Brexit cuando el comercio y la economía se han militarizado en EU, por lo que Trump optó por acercarse a Rusia a escala geoestratégica (https://goo.gl/38UkFx) y desechar los obsoletos tratados comerciales, como el TPP y el TLCAN. El aprendiz mil usos Videgaray fue humillado por sus socios comerciales Canadá y EU, y por su país amigo, Israel.

El caso de Israel fue más deshonroso, ya que Videgaray fue golpeado en pleno rostro con el ultrajante tuit contra México del primer ministro Netanyahu, un día después de haber estado en la embajada de Israel a exaltar la lucha común contra la xenofobia y racismo. Videgaray no tiene la más remota idea de qué es el Medio Oriente ni está enterado de que Israel es el país más racista del planeta que practica el Apartheid. ¡Lo chamaqueron Canadá/EU/Israel! El tuit ultrajante de Netanyahu contra México, en un momento de naufragio, apoyó la mexicanofobia de Trump: “El presidente Trump tiene razón. Construí un muro a lo largo de la frontera sur de Israel. Detuvo toda la inmigración ilegal. Un gran éxito. Una gran idea (https://goo.gl/lryGuf)”.

The Independent comenta que el tuit de Netanyahu provocó una reacción internacional, cuyo mensaje fue “retuiteado más de 40 mil veces (https://goo.gl/auAqHM)”.

El israelí-estadunidense Dan Shapiro, ex embajador de EU en Israel, sugiere que el vejatorio tuit forma parte de un “ quid pro quo que involucra el acuerdo de Irán, los asentamientos en Cisjordania o la relocalización de la embajada en Jerusalén” (https://goo.gl/01pCqO).

The Times of Israel comenta que algunos de los principales consejeros del presidente Trump, incluyendo su yerno ortodoxo Jared Kushner, son judíos y ayudarán a configurar la política en los próximos cuatro años (https://goo.gl/hCRcG8).!Uf! A HispanTV no se le escapa que 11 judíos desempeñan un papel clave en el gobierno de Trump (https://goo.gl/9CkH7V)”.

Mother Jones expone “Cómo las empresas de alta tecnología de Israel blindarán la frontera de EU con México (https://goo.gl/V1LUt9): Gaza en Arizona.

Ya había abordado la palestinización de los mexicanos en EU (https://goo.gl/rkBH5w), y Timothy Dunn, en su libro La militarización de la frontera de EU con México (https://goo.gl/F2CErw)”, en la fase de 1978 a 1992, arguye que allí se escenifica una guerra de baja intensidad que, a mi juicio, será una verdadera guerra al estilo de la que procura Israel en Gaza y Cisjordania.

A cargo del muro Trump está el general retirado de los marines y anterior comandante de South Com, John Kelly, mandamás de Seguridad del Hogar.

Mother Jones maneja el concepto de la frontera Palestina/México, acuñado por Jimmy Johnson (https://goo.gl/c4ZFqU), donde el general Kelly extenderá el muro virtual en el desierto de Arizona, vigilado por Elbit Systems, gigante militar privado de Israel, quien ha aplicado su sistema en Gaza y Cisjordania. El “Grupo Golan, consultoría israelí de ex oficiales de guerra israelí, entrenan a los agentes migratorios de Seguridad del Hogar.

Mas allá de los suculentos negocios de EU e Israel a costa de México, Mother Jones aduce que “con el muro transfronterizo las puertas se abrieron en un nuevo orden mundial en el que EU e Israel serán socios en el laboratorio de la transfrontera de EU y México, cuya experimentación será aplicada en Arizona”, en el mundo pos-TLCAN.

Empezó la palestinización de los mexicanos.

Dr. Alfredo Jalife-Rahme

Por Alfredo Jalife-Rahme
Con información de:La Jornada

©2017-paginasarabes®