La intervención militar no acabará con Daesh…

Mujeres cautivas por Daesh marchan al mercado para ser vendidas como esclavas sexuales
Mujeres cautivas por Daesh marchan al mercado para ser vendidas como esclavas sexuales

“La intervención militar no acabará con Daesh, hace falta cortar sus fuentes de financiación

Pedro Baños, coronel del Ejército de Tierra y geoestratega, está convencido de que el empleo de medios militares no es la solución para acabar con el denominado Estado Islámico, porque muchas veces lo único que se consigue es “enquistar” el conflicto.

“La intervención militar no acabará con Daesh, hace falta comprender por qué surge y quién le apoya, tanto desde el exterior como desde el interior, porque de lo contrario se acabará con la milicia pero no con el concepto que engloba a esta realidad que además se subdivide en diferentes grupos”, subrayó quien fuera jefe de Contrainteligencia y Seguridad del Cuerpo de Ejército Europeo en Estrasburgo entre 2002 y 2004.

“Hay que entender qué es lo que están reivindicando exactamente millones de sunitas tanto en Siria como en Irak, es gente que se había quedado al margen de la sociedad y busca su hueco”, añadió quién también ha sido asesor militar del Parlamento Europeo en Bruselas.

De ahí que este experto de las relaciones internacionales apueste por “actuar de un modo muy holístico” tanto en los países afectados como en Europa donde, a su juicio, “es necesario adoptar medidas educativas, sociales, políticas y formativas” que acaben con un lastre que tiene mucho de ideológico.

“Desmontar sus argumentos ideológicos y entender quién está detrás apoyándolos es fundamental”, comentó Baños, tras añadir que lo que buscan las élites sociales de ese mundo sunita es fomentar estos movimientos extremos para “conseguir un Estado Islámico, regido por la ley de la sharia y gobernado por un califa”.

Precisamente las diferencias de los distintos grupos por establecer quién es el mejor califa marcan los enfrentamientos internos. “El objetivo final es tener un Estado Islámico pero hay varios grupos y si se acaba con una milicia a través de las armas habrá otras” porque no se ponen de acuerdo en “quién debe ser” el representante supremo, subrayó el geoestratega.

El coronel de Infantería vio fundamental conocer en qué consiste este Estado Islámico que “comete actos de terrorismo pero que es mucho más, es un grupo insurgente que se ha convertido en una ideología en expansión que atrae a jóvenes y no tan jóvenes de diferentes lugares. Ese escenario de conflicto lo están trasladando al continente europeo aprovechando las debilidades de ciertos países”, subrayó.

PROPAGANDA MEDIÁTICA

“Lo que era un conflicto regional se ha convertido en un problema internacional, yo no diría mundial ni global”, apostilló Baños, quien opinó que lo que persiguen los miembros de Daesh con los ataques terroristas que cometen en Europa “es debilitar a quienes les atacan a ellos”.

“Hay personas que han entrenado ellos y se convierten en suicidas convencidos pero también se están dando casos de que el llamamiento genérico que hacen funciona en personas con circunstancias personales muy concretas pero que no tienen vinculación con la religión, no conocen el Corán, no son fanáticos y ni siquiera han viajado a esos países orientales a recibir instrucción”, incidió.

Para el Estado Islámico es “una gran baza por la publicidad que les proporciona esta gente que comete atentados en su nombre”, aseguró el ponente, “porque ayuda a generar temor en las poblaciones europeas, que presionan a los gobernantes para que dejen de atacar a sus territorios”.

“Ese es el objetivo final, que los ciudadanos tengan el temor de que tu vecino pueda asesinarte e insistan a sus representantes políticos para que no invadan los países en los que están asentados”, concretó.

Baños lamentó que muchas veces los medios de comunicación occidentales se convierten en “su propia agencia de publicidad” porque les “garantizamos un éxito que ni siquiera se habían imaginado”.

Por último, el militar en reserva se refirió a las causas que motivaron el conflicto y cuya base está en el enfrentamiento entre dos ramas del Islam: los chiítas y los sunitas.

“Es una amalgama de circunstancias muy complejas donde las diferencias religiosas son fundamentales y donde existen distintas comunidades. La mecha que inicia la explosión son las revueltas de la llamada primavera árabe pero también las tensiones geopolíticas entre Rusia y Estados Unidos”, concluyó.

Con información de TeleCinco

©2016-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *