La Fuente del Amor Secreto

fuente_del_amor

De esta fuente brota un vino que simboliza al Amor. En tanto que fluya existe la esperanza de la Unión. Con la respiración sonora el pecho de los derviches (fuqára) se desgarra y expresa los gemidos profundos que dejan aplastado al que escucha atentamente bajo la presión del Único. Nadie puede detener esta respiración del alma. El único medio para poder soportar esta prueba es llegar al estadio supremo del éxtasis. Ello requiere salir de si mismo para poder llegar a la Unión. El laúd, igual que la voz, ayudan al faqir, que saborea el mensaje hermenéutico de las palabras de los grandes místicos, a realizar una ascensión progresiva sobre lo material. Es necesario beber de esta fuente para trascender la verdad divina.

Cese en su aflicción y se regocije
aquel que conozca las penas de mi corazón,
pues mi sufrimiento ha llegado a su fin.

Ya no hay sitio en mi corazón para la tristeza:
He alcanzado la Unión que era mi objetivo.

Alabo al Señor del Cielo, me prosterno hacia la qibla
y digo: ¡Hoy he sido aceptado!

Estaba sepultado en el sueño de la distracción,
pero he aquí que he despertado a la Alegría.
¿Quién temerá las palabras del envidioso o del espía?

Versión de “La Fuente del Amor Secreto”, Qasida “El Perdón” de Sídí Qaddúr l-‘Alamí (canto: Said Belcadi, ‘ûd, qanún, nay, rabab, zarb y fuqáras de la cofradía al-Shushtarí).Dirección: Omar Metioui-Eduardo Paniagua. Pneuma PN-430, 2002

Omar Metioui
Traducción: Eduardo Paniagua

©2016-paginasarabes®