Córdoba, orgullosa capital de Al-Andalus

Córdoba, capital de Al-Andalus ©DiarioCordoba
Córdoba, capital de Al-Andalus ©DiarioCórdoba

Córdoba cumplirá 1300 años como capital de al-Andalus en este año 2016. Tenemos que viajar en el tiempo, hasta el año 716, cuando al-Hurr fija la capital de al-Andalus en Qurtuba. Al-Hurr fue el 4º gobernador tras la conquista de al-Andalus. Le precedieron Musa, gobernador árabe de Ifriqiya y del Magreb desde el año 698; Abd al-Aziz, hijo de Musa el Conquistador, y Ayyub ben Habib al-Lajmi, que ostentó un breve gobierno. La capital de al-Andalus se estableció primero en Sevilla hasta que al-Hurr, que gobernó entre 716 y 719, la trasladó a Córdoba (Calvo Capilla, Susana: Las mezquitas de al-Andalus , 2014).

Si bien es cierto que fue una gran decepción para Córdoba el haber perdido la capitalidad europea para el 2016, por motivos que poco tuvieron que ver con las bases que la UE establece para dicha distinción, tenemos que vivir el presente sacudiéndonos del victimismo, sabiendo actualizar todo nuestro legado histórico y artístico, haciéndolo compatible con una ciudad moderna del siglo XXI. Llama la atención que se estén organizando grandes eventos, sin duda de importante relevancia (4º centenario del nacimiento del pintor cordobés Antonio del Castillo o 4º centenario del fallecimiento del Inca Garcilaso de la Vega) y que aún ninguna institución pública (Ayuntamiento, Junta de Andalucía, Universidad o Casa Árabe) haya dicho nada sobre esta importantísima fecha que para Córdoba supuso aflorar en el mapa de las ciudades históricas más importantes del mundo.

Este año también tendrá un protagonismo especial el conjunto arqueológico de Medina Azahara, una joya monumental que aún no ha tenido la repercusión internacional que merece. Un congreso, que reunirá en Córdoba, del 10 al 13 de febrero, a expertos internacionales en ciudades califales e importantes yacimientos de Jordania, Irak, Líbano y Argelia, servirá de apoyo a la candidatura de la ciudad califal a Patrimonio Mundial de la Humanidad al destacar “la excepcionalidad y universalidad de sus valores patrimoniales”, según palabras de la consejera de Cultura. Dicha declaración podría ser el mejor regalo que recibiría nuestra ciudad por su histórico cumpleaños.

En el año 2013 se celebró por todo lo alto en Granada el milenario de la fundación de su primer reino, el Zirí, antecesor del reino Nazarí, bajo el que Granada alcanzó su máximo esplendor, y en el que participaron todas las instituciones públicas. En el año 2014 se celebraron los mil años de la constitución del Reino de la Taifa de Almería por Jairán-el-Amiri, en el que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía tuvo un gran protagonismo.

¿Cómo es posible que todavía las instituciones públicas de Córdoba no se hayan hecho eco de este importantísimo aniversario de nuestra historia? ¿Acaso falta de información, desmemoria histórica, miedo a algún poder fáctico de la ciudad? Aprovechen dicha efemérides para darle a Córdoba la oportunidad que no tuvo al negarle la capitalidad cultural europea. 2016 podría ser un gran año cultural en el que, pilotando sobre dicha fecha histórica, se consiguiera: primero, la protección de la Mezquita-Catedral, basada en que nadie ponga en duda su nombre y su historia, amparándola bajo la figura jurídica de titularidad pública y promoviendo una gestión compartida. Segundo, aunar todos los esfuerzos por conseguir que la ciudad califal de Medina Azahara sea patrimonio mundial de la humanidad. Tercero, abrir definitivamente el Centro de Creación Contemporánea de Andalucía. Cuarto, poner en marcha el proyecto que permita disfrutar del nuevo museo de Bellas Artes. Y quinto, desarrollar todos los acontecimientos ya marcados en la agenda cultura de nuestra ciudad.

Por Miguel Santiago Losada (Profesor y Portavoz de la Plataforma Mezquita-Catedral, patrimonio de todos)
Con información de Diario Córdoba

©2016-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *