Palestina y el derecho al retorno

Arte_Palestino

A pocos días de que el presidente Nicolás Maduro habló con voz clara y firme en la cumbre de los pueblos y en la séptima de las mal llamadas Américas (Panamá, 10-11 de abril), Caracas fue sede del histórico primer encuentro latinoamericano para coordinar la Campaña Global por el Retorno a Palestina.

Tema tabú en las hojas de ruta de las potencias occidentales, el derecho al retorno de los palestinos expulsados de su tierra natal continúa siendo el conflicto político más espinoso de Medio Oriente. A más de llave maestra para decodificar buena parte de las guerras que, ininterrumpidamente, han tenido lugar en aquella región del mundo desde 1948.

La agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina (Unrwa, por sus siglas en inglés) califica de tales a “…las personas cuyo lugar de residencia habitual (entre junio de 1946 y mayo de 1948), era la ‘Palestina histórica’”. O lo que hoy es el terrorista Estado de Israel, sumado a los territorios de Cisjordania, los Altos del Golán y la franja de Gaza “…que perdieron sus casas y medios de vida a consecuencia de la guerra árabe-israelí de 1948”.

En 2013, la Unrwa registró a más de 5 millones de refugiados, de los que casi un tercio –más de 1.4 millones– viven en 58 campamentos en condiciones límites. En Jordania vive la mayor cantidad (2 millones 90 mil 762), mientras Siria y Líbano cuentan con 518 mil 949, y 470 mil 604 refugiados. En los territorios palestinos la mayor parte de los habitantes de Gaza son refugiados (un millón 241 mil 749), en tanto Cisjordania cuenta con 886 mil 716. En 2005, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) contabilizó un total de 349 mil 673 en otros países islámicos: Arabia Saudita (240 mil 15), Egipto (70 mil 255), Libia (8 mil 873), Argelia (4 mil 5) e Irak (22 mil 698).

Tal fue el telón de fondo que, con amplitud, pluralismo y haciendo énfasis en la coexistencia pacífica de musulmanes, judíos y cristianos se abordó entre el 15 y 17 de abril pasado en Caracas, donde asistieron delegaciones de 15 países de América Latina y representantes de la organización estadunidense antisionista judía Neturei Karta Internacional, con sede en Nueva York.

Los disertantes en esta primera Campaña Global por el Retorno a Palestina plantearon que el drama de los refugiados palestinos, lejos de tratarse de un conflicto religioso, es un problema político. Y que la historia no sólo ha sido mal contada o, lo que es igual y peor, contada en favor de Israel. Que, con base en una resolución amañada por Estados Unidos en la ONU (1947), creó una entidad que le dio 52 por ciento de la tierra a europeos inmigrantes ilegales, dejando a la población nativa con el porcentaje restante.

El primer punto de la declaración final enfatizó el derecho inalienable de todos los refugiados palestinos a retornar a sus tierras y propiedades y ser indemnizados por los daños de la ocupación sionista desde 1948 a la fecha, según la resolución 194 de la ONU.

Los puntos restantes identificaron al imperialismo estadunidense, el sionismo y los regímenes reaccionarios “…como los enemigos del pueblo palestino y sus derechos históricos”. Y así como en otros foros similares, se denunció al sionismo como una ideología “…y un movimiento de carácter racista y reaccionario”. Precisando que la lucha es contra dicha ideología, y que en ningún caso debe confundirse con el judaísmo.

Por otro lado, los congresistas advirtieron que la entrada en escena del llamado Estado Islámico aglutina fuerzas mercenarias y reaccionarias en extremo peligrosas, que actúan “…en función de los intereses hegemónicos del Estado sionista”. Y se acordó, finalmente, dar impulso a un organismo continental de parlamentarios en solidaridad con la lucha del pueblo palestino.

El doctor en estudios islámicos Suhail Assad, coordinador de la campaña para América Latina, manifestó que el encuentro de Caracas servirá de guía para que el resto de los países del continente pueda colaborar con esta campaña como fruto de apoyo a los palestinos.

Suhail destacó que la postura del gobierno bolivariano contra las acciones injerencistas y de desestabilización de Washington fue un acicate para dar a conocer las resoluciones del congreso, al tiempo de recordar que Venezuela brindó mil becas estudiantiles a jóvenes palestinos (contra 800 en el resto del mundo), y que en 2006 el presidente Chávez dio lecciones de cómo apoyar a los palestinos cuando expulsó a la embajada de Tel Aviv en Venezuela luego de la invasión militar de Israel a Líbano (2006).

Uno de los propósitos fundamentales de la Campaña Global por el Retorno a Palestina, aspira a difundir testimonios y experiencias personales o de padres que hayan protagonizado la coexistencia pacífica entre judíos y palestinos, antes de la partición del país ocupado por Israel.

En resumen, y según el politólogo judío Ilan Pappé, el derecho al retorno de los palestinos es la única hoja de ruta hacia la paz.

Por  José Steinsleger
Con información de : La Jornada

©2015-paginasarabes®