Palabras castellanas de origen árabe – 2

Mucho he oído hablar a mi padre de su Viale natal, de su historia… de su gente. Y entre tantos apellidos caros a sus sentimientos, (que por un motivo u otro han estado emparentados a la historia de la familia), siempre está presente el de los Vitor, y es a uno de ellos a quien hoy traigo a estas páginas, (árabes como Él), a Don Julio Vitor, y en particular, a uno de sus impecables trabajos de recopilación e investigación, “Contribución al bien decir”, (y de esa obra, el capítulo relativo a las palabras castellanas de origen árabe), que tan amablemente me ha obsequiado su hija Myriam Laila Vitor.

Don Julio Vitor en su consultorio Odontológico.
Don Julio Vitor en su consultorio Odontológico.

“Para hablar bien una lengua no es suficiente el mero conocimiento de la Gramática – aunque no debe desecharse su estudio racional-; es menester la dedicación constante a la lectura de los buenos autores, de los reconocidos como verdaderos maestros del idioma, con el fin de pulir nuestro lenguaje con sus ejemplos y poder así, manejar con pureza y propiedad el rico, expresivo y hermoso idioma que nos ha tocado en suerte hablar. Desechemos los barbarismos y las expresiones de la gente inculta, que cual cizaña, se infiltran a cada instante en el lenguaje y pretenden desalojar a castizos vocablos”.

              Julio Vitor
(Viale, Entre Ríos, 1962)


Ir a Palabras castellanas de origen árabe – 1


Aljaba ( al elogió ), carcaj.

Aljibe (al yebb: el pozo).

Almacén (al magacén, y éste de majzán: depósito).

Masilla ( la maskable : suelo regado).

Almadraba (al madraba), pesca de atunes.

Almagre (al magra: la tierra roja), óxido rojo de hierro.

Almanaque (al mandi, cìrculo de los meses).

Almena (árabe al y latín mina).

Alminar (al madr: el faro), torre de las mezquitas.

Almíbar (al maiba).

Almirante (amir, jefe; bajr, mar).

Almirez (al mihraz), mortero de metal.

Almizcle (al misk) substancia odorífera sacada del ratón almizclero.

Almohada (al mujadda: el lugar donde se apoya la mejilla).

Almotacén (al muhtayín), el encargado de contrastar pesos y medidas.

Áloe (al loch: amargo).

Alpargata (al burgat: las sandalias de esparto).

Alpiste (árabe al, artículo y latín pistum).

Alquiler (al kirá: el arriendo y su precio).

Alquimia ( col ciencia : la química).

Altramuz (al turmuz), planta papilonácea.

Alubia (al lubiyya: la judía), judía (planta).

Amalgama (al dayama: reunión).

Amapola (habadura) planta papaverácea.

Ámbar (an bar), resina.

Andrajo (indirav: rasgón, rotura).

Añagaza (an naqqasa: cosa): señuelo para cazar.

Añico (an niqd: lo deshecho, lo roto).

Añil (an nil: planta del índigo).

Arrabal (ar rabad: barrio de las afueras).

Arrayán (ar raihán), arbusto aromático.

¡Arre! (¡harre!: grito para estimular a los camellos).

Arrecife (ar rasif: la calzada).

Arrequive (ar raqueb: lo sobrepuesto), adorno de la ropa.

Argolla (al gul-la: el collar, las esposas).

Arroba (ar-rub: la cuarta parte del quintal), medida de peso.

Arrope (ar rubb: jugo de frutas cocido).

Arroz ( rezz aire ), una planta de hierba.

Arsenal (dar as sina’a: casa de fabricación, taller).

Asesino (has sasin: bebedores de hashis), que asesina, homicida. Esos bebedores, al ingresar en su secta, hacían voto de matar a quien su jefe les ordenase.

Atabal (at tabal: el tímpano), timbal.

Atacir (at tafir: el influjo de los astros), término de Astronomía.

Ataire (ad dair), tablero de puerta.

Atalaya (at tala’i: los centinelas).

Atanor (at tannur: el horno, la boca del pozo), cañería para conducir agua.

Ataúd (at tabut: la caja, el arca).

Atún (at tun), pez.

Auge (awy: el punto más alto del cielo), elevación grande en dignidad y fortuna.

Atavío (at tabí: adorno).

Avería (al awariyya: las mercaderías estropeadas).

Azabache (as sabau).

Azafata (de azafate), camarera que presta sus servicios a bordo de un avión. Es la hostess de los ingleses.

Azafate (as safat: la cesta), especie de canastillo de mimbre.

Azafrán (as za’farán: amarillo).

Azahar (al ashar: flores blancas y por antonomasia, las del naranjo.

Azar (as sahr: el dado para jugar), casualidad, caso fortuito.

Azogue (as sauq: el mercurio).

Azote (as sut: el látigo).

Azotea (as sutaifa: el terradillo).

Azúcar (as sukkór).

Azucena (as susana: el lirio).

Azul (lazurd).

Azulejo (as zulay: el ladrillito).

Azumbre (as zum: la octava parte de la cántara), medida de capacidad de dos litros y diez y seis mililitros.

Babucha (babús: zapatos ligeros).

Badana (bitana: forro), piel curtida de oveja.

Badén (batn: cavidad, depresión del suelo).

Bajá (bas-sa), título de honor en Turquía.

Baladí (batilí), cosa sin importancia, inútil, vana.

Baladí (baladí), indígena, propio de la tierra.

Balde (de) (batíl: sin precio, gratos, ocioso).

Baldar (bat tala), impedir, anular, fallar.

Barragán (barrakán), tela.

Barrio (barr: afueras, exterior), como arrabal.

Bata (batt: vestido grosero).

Baza (bazza), ganancia en el juego de naipes, etc.

Bazar (baz zar: mercado cubierto, con puertas).

Beduino (badaní: que vive en despoblados).

Bellota (bal luta: encina).

Benjuí (laven yabí: incienso de Java).

Berenjena (batenyena).

Biznaga (biznaka: pastinaca), planta umbelífera.

Bodoque (bunduk: bolita, avellana), pelota o bola de barro.

Café (qahwa: que levanta, da fuerza, que despierta), semilla del cafeto.

Cafería (kaffriya), aldea o cortijo.

Cáfila (kafila: caravana), conjunto de gentes o animales.

Cafre (kafr: infiel, incrédulo), habitantes de África del Sur.

Caftán (qaftán: especie de vestido).

Calafate (galfat), el que calafatea o cierra las junturas de las embarcaciones.

Cala (kal-la), ensenada pequeña.

Califa (jalifa: sucesor, lugarteniente), príncipes sarracenos, sucesores de Muhammad.

Candil (quindil: lámpara colgante).

Carmesí (quirmiz: rojo, color del quermes).

Cazuela (qa’sa: escudilla), vasija redonda de barro; guisado que se hace en ella.

Cenefa (sanifa: borde del vestido).

Cero (sifr: vacío o exento de cantidad).

Cifra (sifr), nombre del cero, aplicado luego a los demás números.

Coima (qwaima: precio).

Coime (qa’mi: el que se encarga de algo), el que cuida el garito.

Chacal (yakal: zorro).

Chaira (safira: cuchilla de zapatero), cilindro de acero para afilar.

Chal (sal: velo), paño de seda o lana.

Chalán (yal lab: mercado de esclavos).

Chalana (salaudi), embarcación menor.

Chaleco (yalika), prenda de vestir.

Charca (taraqa: lugar de agua estancada).

Cheque (sakk, a través del inglés check), documento de pagos.

Chirivía (yiriwiyya: biznaga), planta umbelífera.

Choza (juzza: cabaña de cañas).

Dibujo (debeyy: tela bordada en oro).

Diván (diwán: libro o registro público), también: banco con brazos o sin ellos.

Droga (dawa: remedio, medicina).

Dula (dalua o dula: turno, vez), cada porción de tierra que recibe riego de una misma acequia.

Embarazar (baraz: oponerse, salir al encuentro y prefijo em), impedir, estorbar. Preñar.

Emir (amir), príncipe, caudillo, jefe.

Encaramar (karma: cepa de vid), levantar o subir una persona o cosa; alabar, colocar en alto.

Enchufe (yawl y prefijo en: hueco, cavidad).

Engarzar (en y árabe jarazza: abalorio), trabar una cosa con otra.

Escabeche (sak bay: guiso de carne con vinagre).

Espinaca (esbanaj o isfindj), planta hortense.

Faca (farja: cuchillo de un palmo), cuchillo corvo.

Falúa (faluka), embarcación pequeña.

Falleba (jallaba), varilla para cerrar puertas y ventanas.

Fanega (faniqa: medida para áridos).

Fanfarrón (farfar: ligero, inconstante), que hace alarde de lo que no es, especialmente de valiente.

Faquir (fakhir: pobre), santón musulmán, que vive de limosnas.

…Continuará >>>

 

Por Moro
Para Páginas Árabes


* Con información del libro “Contribución al bien decir”, de Don Julio Vitor. Primera Edición, 1962. Editorial “Nueva Impresora”. Paraná, Entre Ríos. Argentina.


 ©2015-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
Palabras castellanas de origen árabe – 2 por Julio Vitor se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://paginasarabes.com/2015/03/03/palabras-castellanas-de-origen-arabe-2.