El curso del Guadalquivir en 100 dibujos

Se trata de un encargo del editor sevillano Pedro Tabernero. Con textos de Julio Manuel de la Rosa, Francisco Núñez Roldán y Ángel Vela Nieto

Antonio Machado, sentado a orillas del Guadalquivir a su paso por Sevilla. ©Alfredo González.
Antonio Machado, sentado a orillas del Guadalquivir a su paso por Sevilla. ©Alfredo González.

El veterano dibujante Alfredo González, maestro de ilustradores, ha recorrido todo el curso del Guadalquivir y lo ha plasmado en un centenar de dibujos que han sido incluidos en el volumen gráfico “Guadalquivir, el gran Sur”, que será presentado el jueves en el Archivo de Indias de Sevilla.

El reto de retratar a un río cargado de historia le fue planteado a González por el editor sevillano Pedro Tabernero, quien lo ha incluido en su colección “Laboratorio de imágenes”, en un volumen de cuatrocientas páginas y que incluye textos de los escritores Julio Manuel de la Rosa, Francisco Núñez Roldán y Ángel Vela Nieto.

Sobre sus motivaciones para afrontar este trabajo, a pie de orilla, a sus 82 años, Alfredo González ha dicho que “el Guadalquivir es el río del sur; es una rúbrica en árabe sin firma, de derecha a izquierda, sobre el suelo más hollado por la cultura, y por el que se deslizó la historia hacia el Nuevo Mundo”, razón por la que el libro será presentado en el Archivo de Indias.

González, que ha empleado dos años en este trabajo, ha asegurado que para acometer este proyecto tuvo que “arremangarse” pero que ha disfrutado dibujando “un discurrir”.

Tabernero ha dicho que es “un recorrido único por el Guadalquivir” el que ha efectuado González con sus ceras y sus lápices de colores, dibujando los paisajes, los rincones e incluso las gentes, además de capítulos de su historia en dibujos cuyos originales ha trazado con unas medidas de 100 por 70 centímetros.

La ciudad de Córdoba en una ilustración de ©Alfredo González.
La ciudad de Córdoba en una ilustración de ©Alfredo González.

El editor pensó en González porque “es un maestro de ilustradores”, pero también “por la simplicidad de sus trazos” y por un estilo que “está más cerca del simbolismo pictórico que de la figuración, que es más próximo al ámbito de los iconos que al de la figuración”.

El reto planteado al dibujante, según el editor gráfico, ha servido igualmente para “unir el Guadalquivir con las vanguardias visuales”.

Además de haber trabajado con anterioridad en el curso bajo del río y en el Parque Nacional de Doñana, González también conoce bien el trayecto del río por Córdoba, ciudad a la que está unido por lazos familiares.

A doble página

“Guadalquivir, el Gran Sur” ha sido editado alternando dobles páginas, de modo que a cada dibujo reproducido a doble página sucede una doble página de texto, con la particularidad que cada doble página de texto está a su vez dividida en dos partes e impresa a dos tintas: la parte superior en español y caracteres impresos en azul oscuro y la mitad inferior en inglés y en rojo.

“Tránsito del Gran Río”, “Guadalquivir, Cauce de Asombro”, “Andalucía y sus valores zoológicos y botánicos” y “Guadalquivir Literario” son los epígrafes de las cuatro partes en las que se divide el volumen.

De la carga cultural del río deja constancia el último epígrafe, a cargo de Núñez Roldán, que efectúa un recorrido literario a través de los clásicos que lo han incluido en su obra: Cervantes, Quevedo, Bécquer, García Lorca, Cernuda, Góngora, Juan Ramón Jiménez, Fray Luis de León, Lope de Vega, Antonio Machado, Francisco Villaespesa, Fernando Villalón y Francisco de Rioja.

El Río Grande islámico, el Betis romano, el Tartesso fenicio, según recuerda en su texto Ángel Vela, es el único navegable de España hasta una gran ciudad, lo que explica su protagonismo en la carrera de Indias.

Con información de El Mundo

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *