George Bush y sus 40 mil hectáreas en Paraguay

acaparamiento
George Bush y sus 40 mil hectáreas en Paraguay (Otro mundo es posible)

La compra de extensos terrenos en “el tercer mundo” por parte de organizaciones financieras internacionales, así como de grandes millonarios del primer mundo, tienen el objetivo de acaparar uno de los bienes clave para el futuro: las tierras para el cultivo.

Un material periodístico del diario el País de España, aborda el proyecto mundial que está en gestación, y en donde Paraguay figura dentro del mapa.

“Entre 2001 y 2011, según el think tank californiano Oakland Institute, algo más de dos millones de kilómetros cuadrados de campo —una superficie ligeramente mayor que la de México— fueron vendidos o alquilados en Estados en vías de desarrollo a Gobiernos y empresas de los países ricos. En muchos casos, a expensas de la seguridad alimentaria y de los derechos adquiridos durante décadas por las poblaciones locales”, sostiene el periodista Miguel Angel García Vega.

Según el mismo, el Oakland Institute sostiene que en esta carrera de acaparamiento de tierras en el mundo, participan colosos como TIAA- CREF (uno de los fondos de pensiones más grandes del mundo) o UBS Agroinvest (filial del gigante suizo UBS).

Brasil, Argentina y Uruguay

“La voracidad resulta tan fuerte que incluso “tiene su lógica regional”, precisa Lourdes Benavides, responsable de relaciones internacionales de Oxfam Intermón. “Por ejemplo, Brasil y Argentina están comprando tierras de labor dentro de Latinoamérica”, sostiene la publicación.

En nuestro país, se sabe que grandes inversores brasileños, son los principales propietarios de la franja fronteriza (lado paraguayo). Se estima que alrededor de 400 mil brasiguayos son los que viven y trabajan en esa zona.

Paraguay ha pasado a constituirse en un importante granero del mundo, y su producción ganadera está en la línea de primer nivel a nivel mundial.

George Bush

El periodista norteamericano Dave Hodges señaló a RT noticias que la economía norteamericana está en crisis, y que los grandes poseedores de capitales, han decidido emigrar hacia países en desarrollo. La adquisición de tierras -agrega- es la punta de lanza del proyecto de supervivencia de los grandes capitales.

“¿Para qué George H. Bush ha construído un rancho de 100.000 acres en Paraguay?”, señala el mismo, para graficar la tendencia de “huída de millonarios” hacia el otrora patio trasero de los EE.UU.

“El expresidente estadounidense George Bush adquirió cerca de 40.000 hectáreas de tierras en la zona de Fuerte Olimpo, en el departamento del Alto Paraguay, en el Chaco paraguayo, un territorio ubicado muy cerca de la frontera con Bolivia”, es la información manejada por la prensa estadounidense, y que tuvo su impacto en nuestro país, años atrás.

Fuente: Desinformémonos

©2014-paginasarabes®

El Alfeñique – Dulce árabe

alfeniques

Proveniente de la cultura árabe, el Alfeñique llegó para quedarse en el alma de los mexiquenses y convertirse en el protagonista de la Feria del Alfeñique, tradición que ha preservado durante más de 200 años.

Ni el mismo, Francisco de la Rosa, el primer hombre que se atrevió a pedir permiso a la Corona Española para elaborar este dulce en Toluca en 1630, se imaginó la importancia que alcanzaría el alfeñique para la demarcación, que año con año honra la muerte, pero también a la vida, a través de un festival.

De acuerdo al cronista del municipio, Gerardo Novo Valencia, el alfeñique es un dulce musulmán elaborado con azúcar y goma para formar diferentes piezas, que en México sufrieron modificaciones con fines religiosos.

“Al llegar a la Nueva España, el dulce se cristianiza, utilizando elementos cristianos como es el borreguito, que representa el cordero de Dios, una forma de cristianizar un dulce musulmán es ésa”, recordó.

Relató que en el pasado estas piezas artesanales eran elaboradas por los habitantes de los barrios tradicionales como el Cóporo, San Bárbara, San Juan Chiquito y La Retama, para consumo propio y para colocarlos en su ofrenda durante Día de Muertos.

Recordó que después del año de 1830, fecha que coincide con la construcción de los Portales de Toluca, los artesanos comenzaron a poner sus puestos al pie de los pilares de este lugar. Cómo cada año se inauguró la Feria y festival del Alfeñique, en la que participarán alrededor de 300 artesanos de 120 familias, quienes estarán hasta el próximo 2 de noviembre.

Alfeñique cuya primera etimología conocida se encuentra en la palabra sánscrita: phaṇita con la cual se alude al concentrado de guarapo; luego pasó al persa, del persa al árabe clásico como fānīd y de allí al árabe andalusí fa[y]níd con el artículo árabe al antepuesto. Entre los varios significados de la palabra alfeñique está el que describe a una pasta de azúcar utilizada para elaborar dulces tradicionales. Tal pasta de azúcar, una especie de turrón, suele ser amasada con aceite de almendras dulces.

Receta para preparar Alfeñiques

Ingredientes

2 tazas de azúcar glas.
1 clara de huevo.
1 cucharada sopera de miel de maíz.
1/2 cucharada cafetera de vainilla.
1/3 de taza de fécula de maíz.
Colorantes vegetales comestibles( Se consiguen el tiendas de materias primas).
Utensilios

Recipiente de vidrio o de plástico con capacidad de 2 litros.
Cuchara o pala de madera.
Un colador.
Un pincel fino.

Preparación- Mezcle en el recipiente la miel, la vainilla y la clara de huevo.

– Cierne el azúcar glas con el colador y añádala a la mezcla anterior.

– Una vez incorporados los ingredientes, amase hasta formar una bola. En una mesa limpia o cualquier superficie plana espolvoree con fécula de maíz y extienda la masa hasta que quede suave y manejable (como la masa para tortillas).

Forme figuras pequeñas a su gusto como cruces, ataúdes, calaveras, platos con comida, animales, frutas o canastas con flores.

Póngalas a secar sobre la mesa por tres horas. Ya que estén secas píntelas con los colorantes vegetales.

Para que sus alfeñiques se conserven por más tiempo (máximo dos meses), guárdelos en bolsas de papel o de plástico en un lugar fresco y seco.

También de esta misma forma se pueden elaborar adornos navideños, haciendo un orificio en la figura antes de ponerla a secar para poder colocarle un hilo y colgarla.

Los dulces tradicionales de pasta de azúcar llamados alfeñique, hechos especialmente para las ofrendas de Día de Muertos, son una de las herencias culturales más importantes de México.  El alfeñique es un fenómeno sincrético en el que se funden costumbres y técnicas indígenas con las traídas por los españoles que a su vez heredaron de la cultura árabe. El dulce de alfeñique es un complejo objeto artístico que reúne en sí mismo al infinito espectro de aromas, texturas, sabores y colores que sintetizan el refinado gusto popular que se ha decantado a lo largo de nuestra historia.

La elaboración del dulce de alfeñique es una práctica social que se involucra en los procesos informales desde la época de Nueva España y sigue perviviendo hasta nuestros días a través de los talleres familiares. Quizá sea la raíz de esta costumbre la época prehispánica,  en la que los nahualtecos elaboraraaban figuras como regalo y ofrenda a sus muertos ,estas representaban generalmente cráneos y estaban hechas con semillas de amaranto , y mieles que extraían del maíz, del corazón del maguey y que obtenían de las abejas silvestres llamadas Tzoalli. Con la llegada de los españoles y la prohibición del amaranto , el dulce de alfeñique fue adoptado por los mexicanos utizando desde entonces la caña de azúcar para confeccionarlo.

Referencias:
El Universal de Toluca
Guanajuato:Historia ,costumbres y tradiciones
Culturas populares indígenas

©2014-paginasarabes®