E.I.en Irak.¿Estrategias del Pentágono para derribar Siria?

¿Está el Pentágono usando a E.I. y la crisis iraquí para dar el golpe de gracia a Siria? Por las buenas o por las malas (por zanahorias o por palos), los EE.UU. y sus aliados de la OTAN y regionales no van a dejar de apuntarle a Siria e Irán hasta vencer a ambos. La crisis en Irak es sólo una nueva fase tras esos objetivos.

E.I. - Irak - Siria - EEUU - Iran
E.I. – Irak – Siria – EEUU – Iran

Las fuerzas anti-gubernamentales que asolan Irak y Siria son en su mayoría los mismos fanáticos, violadores, extorsionadores, matones y caníbales que estaban saqueando y devastando insensatamente el campo sirio con el objetivo de ocupar Damasco en 2011. Estos grupos siempre metamorfoseándose y constantemente cambiando de nombre, no son nuevos en absoluto. Simplemente acaban de ser rebautizados.

Algunos pueden recordar las filtraciones de información sobre las instalaciones de entrenamiento y cuarteles secretos que los EE.UU. y sus aliados erigieron para los “insurgentes sirios” en Jordania, donde el bufón Rey Abdullah II simula manejar a sus descontentos súbditos, mientras que los EE.UU. e Israel realmente dirigen el espectáculo. Los grupos merodeadores en Irak han sido entrenados en estas, no tan secretas, instalaciones jordanas.

Pero aquí es donde la trama se complica. EE.UU. estuvo utilizando palos durante los últimos años contra los sirios y su firme aliado Irán. Eso ha cambiado, ahora están en uso las ‘zanahorias envenenadas’.

Dividiendo Irak

Pues sucede que el autónomo Gobierno Regional de Kurdistán con base en Irbil, efectuó una anexión militar de facto de la ciudad de Kirkuk. El Gobierno Regional de Kurdistán hizo esto mediante el envío de sus fuerzas peshmerga hacia la ciudad rica en petróleo, cuando el llamado califato de “Estado Islámico en Irak y el Levante” (ISIL / ISIS / DAISH / E.I.), se estaba tallando a costa del territorio norte de Irak, y el territorio norte de Irak se encontraba en pleno desorden mientras las fuerzas militares y de seguridad iraquíes se estaban reposicionando.

Lo que es muy revelador es que hubo muy pocos enfrentamientos, si acaso, entre los peshmerga y las fuerzas de E.I. Irak estaba siendo cortado en tres trozos. Aunque el proceso no tuvo lugar durante la noche, el país fue literalmente dividido en cuestión de días, en: a) una región autónoma del Kurdistán esperando el momento para declarar su independencia de Irak, b) un pseudo-califato cubriendo las zonas de Irak predominantemente habitadas por árabes musulmanes sunnitas, y c) los territorios federales envolviendo las partes árabes musulmanes predominantemente shiítas de Irak. Esta división calzaba exactamente a medida del ‘Plan Biden’ de EE.UU. y el ‘Plan Yinon’ de Israel.

También sucedió que el mendaz Masoud Barzani, presidente del Gobierno Regional de Kurdistán, dijo que los kurdos iraquíes se preparaban para declarar su independencia.

No fue una mera coincidencia que Israel también anunciara que era hora de que Irak se disolviese, con la secesión del Kurdistán iraquí.

No es de extrañar que hubieran informes de Bagdad de que las fuerzas israelíes estaban en el norte de Irak, ayudando tanto a las fuerzas de E.I. como a los peshmerga kurdos.

Tampoco debería ser una sorpresa que se reportasen armas estadounidenses e israelíes siendo utilizadas por las fuerzas del pseudo-califato.

Cuando el pseudo-califato estaba siendo tallado en Irak, EE.UU. declaró que iba a ayudar abiertamente a los “insurgentes” en Siria. Mirando más allá del doble lenguaje orwelliano, lo que esto significaba era que los EE.UU. iba a ayudar al pseudo-califato. El cálculo es simple: los insurgentes en Siria son las mismas personas que han ayudado a la adquisición de Mosul y a tallar el pseudo-califato en Irak en contra del pueblo iraquí, especialmente de la comunidad cristiana.

ei_irak_2

¿Enviando armas para ayudar o para dividir Irak?

Cuando se declaró que el -no tan encubierto- pseudo-califato apoyado por EE.UU. en el norte de Irak, estaba luchando contra el Gobierno Regional de Kurdistán, EE.UU. y sus socios de la OTAN no perdieron un segundo en solicitar más cargamentos de armas para ser enviados a Irak. No deseando quedar apuntados, los EE.UU. dejaron que Francia tomase la iniciativa en esta jugada.

El engaño se encuentra aquí. En lugar de enviar armas a las fuerzas armadas nacionales de Irak, las llamadas eran para el envío de armas al Gobierno Regional de Kurdistán. Bajo la cobertura de una nueva crisis en Irak, el Gobierno Regional de Kurdistán está siendo militarmente armado y apoyado para que pueda romper con Irak.

Cuando EE.UU. comenzó a bombardear Irak, no iba tras las fuerzas de Abu Bakr Al-Baghdadi (E.I.). Se estaba bombardeando solamente “Tierra de nadie”. El Pentágono fue demarcando el norte de Irak entre el pseudo-califato y el Kurdistán iraquí. En otras palabras, los límites se están elaborando por ambos lados.

Destruyendo la pluralidad y la diversidad

Consistentemente, en el contexto de las crisis en Irak y Siria ha habido persecución de las minorías y deliberado sectarismo dirigido a crear sedición. No es casualidad que los yazidis y cristianos estén sistemáticamente en la mira en Irak, al igual que los cristianos, alauitas y drusos han sido blanco de ataques en Siria.

Cabe mencionar que, si bien los grupos minoritarios están en la mira de manera sistemática, la mayoría de las víctimas de grupos como E.I., Al Nusra, y el Ejército Libre de Siria son en realidad los musulmanes sunníes inocentes que se oponen a estos grupos militantes del caos.

El ministro de Relaciones Exteriores del Líbano, Gebran Bassil, realizó una interesante conexión entre los crímenes de guerra israelíes contra civiles palestinos de Gaza y el asesinato de los iraquíes en Mosul perpetrado por E.I. Para el canciller Bassil, un católico cristiano maronita, la conexión estaba clara. Tanto Israel como E.I. están trabajando para volver a dibujar la milenaria región mediante la destrucción de todos los restos de pluralidad y diversidad. Esta es la razón por la que Bassil y el gobierno libanés enviaron una solicitud a la Corte Penal Internacional para investigar tanto los crímenes de Israel contra los palestinos como los crímenes de E.I.

¿Usando la crisis en Irak para cooptar a Irán y atacar a Siria?

EE.UU. todavía está sosteniendo un palo detrás de su espalda. Washington podría utilizar su intervención en Irak para abrir una puerta de entrada a la intervención contra Siria, como un medio para cambiar el equilibrio de poder contra el gobierno sirio.

Washington habla ahora de intervenir en Siria para bombardear a los mismos grupos problemáticos que supuestamente combate en Irak.

El mandamás militar del Pentágono, el general Martin Dempsey, ha declarado el 21 de agosto de 2014, que el E.I. “no puede ser derrotado a menos que Estados Unidos o sus socios se encarguen de los militantes sunnitas en Siria”. Al hablar de los ataques del Pentágono en Irak, el general Dempsey declaró: “¿Pueden ser derrotados sin abordar esa parte de la organización que reside en Siria? La respuesta es no”.

Al mismo tiempo, Washington, Londres, París, y sus cohortes están colgando zanahorias también. Los EE.UU. y sus aliados están hablando de la cooperación con Irán y Siria para combatir a los grupos que los propios EE.UU. y sus aliados han creado y desatado en Irak y Siria.

ei_irak_3

El diario The Independent en Londres tenía esto que reportar acerca de la posición del gobierno británico el 17 de agosto 2014: “Gran Bretaña debe prepararse para aliarse con Irán para combatir la “amenaza compartida” de los extremistas islamistas sunnitas en Irak y Siria que quieren crear “un estado terrorista” que podría extenderse a “las orillas del Mediterráneo”, ha dicho David Cameron”.

Lo que los EE.UU. y sus aliados están colgando cual péndulo delante de Teherán y Damasco no es aún del todo conocido. La cooperación, sin embargo, es un cáliz envenenado del que ni Irán ni Siria deben beber. Todo el mundo sabe lo que pasó con Muammar Khaddafi y la Yamahiriya Árabe Libia cuando Trípoli cooperó con los EE.UU., Gran Bretaña y Francia. La cooperación se utilizó para infiltrarse en la Jamahiriya y comprar funcionarios. Al final, terminó en el cambio de régimen en Trípoli y el asesinato del coronel Khaddafi por militantes libios controlados por la OTAN.

Tampoco hay que descartar que Washington desea reconvertir la posicion de Teherán colocándola contra Moscú. Irán y Rusia son socios importantes entre sí en la desviación de sanciones y el trabajo en bloque, y EE.UU. está muy descontento con el acuerdo bilateral de “petróleo por bienes” que ambos han suscrito.

De modo que, por un lado Washington mantiene su palo mientras que por el otro lado cuelga sus zanahorias venenosas.

El viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Hussein Amir-Abdollahian, sin embargo, ha desestimado la charla sobre la cooperación con los EE.UU. y sus aliados, diciendo que Irán no ve la necesidad de cooperar con los gobiernos de EE.UU. y Gran Bretaña para combatir a los terroristas que asolan Irak, los cuales tanto los EE.UU. como Gran Bretaña han ayudado a crear.

Por Mahdi D. Nazemroaya: Sociólogo e investigador del Centre for Research on Globalization (CRG) de Montreal, Canada y la Strategic Culture Foundation (SCF) de Moscú, Rusia.
Con información del Diario sirio-libanés

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario