La importancia de la edad – Cuento Sufí

camello_sonriente

Un carnero, un camello y una vaca encontraron en su camino una gavilla de paja. El carnero dijo:

“Si dividimos esta gavilla en tres partes, ninguno de nosotros quedará satisfecho. Es preferible que el de más edad de nosotros tres la aproveche él solo. Porque nuestro deber es respetar a los ancianos.”

El carnero propuso que cada uno dijese su edad y empezó por él mismo:

“Yo estaba en el mismo prado que el carnero sacrificado por Abraham. “

La vaca dijo entonces:

“Yo estaba junto a Adán cuando él labraba. Pues yo era la hembra de su toro.”

A estas palabras, el camello se apoderó de la gavilla de paja y se puso a comérsela:

“De nada sirve deciros mi edad. Pues, como todo el mundo sabe, mi estatura es la prueba de mi antigüedad. Así, los cielos son más antiguos que la tierra.”

Por Yalal Al-Din Rumi

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario