Al Qaeda,un negocio millonario

falsa_yihad

Experta en conflictos de África, visita Ceuta para presentar su libro ‘La falsa yihad. El negocio del narcotráfico en el Sahel’.

Escuchar al otro lado del hilo telefónico a Beatriz Mesa, periodista experta en cubrir conflictos desgarradores para el entendimiento y el alma humana, es recibir la voz de la valentía, la experiencia, la sabiduría: una crónica, un relato, una noticia a través de un mismo sonido y de infinitas imágenes.

–¿Cómo define usted Al Qaeda?

–Es una investigación que no está acabada. Al Qaeda en el mundo islámico ha utilizado la yihad como ideología para constituirse como una estructura del terror, no solamente en la zona de África en el Sahel sino también de cara a Occidente. La defino como un grupo que empezó siendo terrorista pero que se convierte en un grupo formado por criminales que forman parte de toda una estructura de economía criminal o crimen organizado, un grupo de pseudoterroristas que actúa para controlar toda una zona e imponer su propia hegemonía política y para ello necesitan controlar los tráficos ilícitos que viene a ser el corazón de mi tesis.

–¿De cuantas personas se compone la cúpula de Al Qaeda y qué número de seguidores tiene?

–Nadie puede conocer el número exacto. Pero a través de contactos y fuentes, más o menos considero que la cifra supera los tres mil islamistas. De hecho, ya en 2010 los primeros datos que yo tenía en mis manos decían que eran más de mil integrantes de Al Qaeda los que estaban trabajando en el norte de Mali. Desde entonces la cifra no ha hecho más que crecer con la particularidad de que se han diseminado en distintos grupos: Aqmi o Muyao son un ejemplo.

–¿Detrás de Al Qaeda qué hay: narcotráfico, dinero, interés sólo material…?

–Hay muchísimo dinero. Hay muchos tráficos, sobre todo de droga. Cuando hablamos de droga en Mali hablamos de que el estado está implicado y de que ha colaborado con Al Qaeda. Por tanto, se puede afirmar que si Al Qaeda se logra constituir como organización terrorista es porque ha habido unos poderes políticos que lo han permitido y se han beneficiado directamente de esta estructura. Entre todos han sacado provecho de ese crimen organizado que se llama cocaína, heroína, hachís, tráfico de armas y de personas. Mali es un país corrompido, es la gran mancha.

–¿Si Mali es la gran mancha podemos afirmar que la (mala) utilización de la religión es la gran mentira?

–Sin duda. La ideología es a la vez un instrumento político que sirve para reclutar a jóvenes miserables tanto de Marruecos como de Senegal, Nigeria, Burkina Faso o Argelia. A través de la religión han conseguido reclutar a miles de jóvenes sin horizonte y sin que sus países le puedan o le hayan garantizado una seguridad de futuro. Pongo un ejemplo: si a un joven de Tombuctú estas organizaciones terroristas le ofrecen agua, medicinas, dinero, un vehículo ‘4 por 4’ evidentemente que para ellos la yihad representa el lujo. Hay otro asunto interesante al respecto y es el hecho de que el yihadista que viene de Mauritania, de Marruecos, de Túnez piensa que hay una causa política por la que luchar y a la vista está, en nuestro propio país: en Melilla se acaba de desmantelar una organización de siete personas que utilizaban el componente religioso para reclutar a jóvenes y enviarlos a pelear contra los impíos.

–Y entremedio se encuentra el infinito daño que se le ha hecho a la religión, a los que verdaderamente se mueven por Allâh.

–Así es. Como analista del mundo árabe musulmán palpo el terrible y atroz daño que se le está haciendo a toda la comunidad musulmana en el mundo porque precisamente al atentar en el nombre de Allâh estás estigmatizando una religión de paz, de amor, de luz, que es mucho más allá que esa interpretación burda que se hace del texto religioso. Se machaca de esta manera a toda la comunidad musulmana que no tiene nada que ver con los extremismos y con lo que vemos en Mali, Afganistán o en países de Arabia Saudí, que es un aliado de Estados Unidos y a la vez un exportador de terrorismo porque está propagando una ideología perversa como el ‘wahabismo’. Quiero ser categórica para concluir mi respesta a su pregunta: nada tiene que ver el Islam con las maniobras y operaciones de estos pseudoyihadistas; el Islam, como cualquier religión monoteísta, sólo transmite valores.

–¿Corren peligro Ceuta y Melilla?

–Ceuta y Melilla tienen una amenaza real con las organizaciones formadas por españoles musulmanes a sueldo de estas estructuras. Internet hace un daño muy grave a muchos jóvenes que ven que hay una salida importante con la yihad y sobre todo porque advierten una causa por la que luchar: si no tengo nada que hacer en mi barrio, ¿por qué no me voy a sumar a esas filas donde se está trabajando a favor de la islamización del mundo? Ceuta y Melilla para estos yihadistas son tierras expoliadas por impíos. Ambas, y Al Andalus, están presente en el discurso yihadista.

–¿Qué papel han de jugar los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad de Occiente y los servicios de inteligencia ante el auge de este mal?

–Estamos ante un reto. Necesitamos unos servicios de inteligencia, que los tenemos, más preparados y que dominen el árabe para poder entender el discurso y la mentalidad yihadista. Para afrontar la amenaza hay que intensificar la inteligencia con gente preparada porque ellos están en las redes. Hay que saber dibujar la tipología, saber dónde está la amenaza, no mezclar conceptos.

–¿Siente miedo por su vida?

–Trabajar en estos temas es poner en peligro tu seguridad. No quiero victimizar de todas maneras mi situación, soy periodista que cubre zonas de conflictos y esto lo tengo muy asumido. En 2009 salí de Mali de milagro pero…

Con información de Faro

©2014-paginasarabes®

El enamorado y la oculta mezquita – Cuento Sufí

Mezquita de Abu Mansur en Samarkanda - Uzbekistán
Mezquita de Abu Mansur en Samarkanda – Uzbekistán

En la ciudad de Rey había una pequeña mezquita. Nadie podía permanecer en ella durante la noche y los que lo intentaban dejaban hijos huérfanos tras ellos. Muchos solitarios tomaron así el camino del cementerio al amanecer de una noche pasada en esta mezquita. Es que los genios se habían apoderado del lugar y exterminaban a todos sus huéspedes. Tanto que se había puesto en la puerta un letrero que decía: “¡Nadie permanezca aquí durante la noche!” Algunos habrían querido incluso que se pusieran cadenas a la puerta para evitar que un inocente pereciese por inadvertencia.

Una noche llegó un extranjero. Había oído rumores referentes a esta mezquita y quería verificarlos. Era valeroso y estaba cansado de vivir. Se decía:

Dios mismo nos dijo que los fieles deseaban la muerte. ¡Y yo soy un fiel!”

La gente le dijo:

“¿Quieres dormir aquí? ¡Es la muerte segura! Toda persona que ha intentado pasar la noche aquí ha muerto. Y no es una coincidencia, lo hemos confirmado cien veces. El profeta dijo que la fe trae consejo. Sabe bien que no tenemos ningún deseo de ocultarte la verdad. ¡Vamos, sé razonable!”

Pero el enamorado respondió:

“¡Oh, amigos que me aconsejáis! No lamento nada de lo que hago pues, de todos modos, ya estoy harto de la vida. Estoy cansado y debilitado. Pero la salud apenas me atrae. Ciertamente, soy un ocioso, pero no de esos ociosos que buscan la muerte. No soy de los que se agrupan o mendigan en los bazares. ¡No! ¡No! Soy un perezoso que ofrece cuanto posee. Para mí, morir y abandonar estos parajes será tan agradable como es dulce, para un pájaro, salir de su jaula. Cuando se lleva su jaula al jardín, el pájaro ve las rosas y los árboles. Ve también otros pájaros que vuelan alrededor de su jaula. Está rodeado de verdor, pero está prisionero. Por esta razón es por la que ha perdido el apetito y se ha vuelto perezoso. ¡El que abriera su jaula sería su salvador! Pero si la jaula está en el interior, en una habitación llena de gatos, seguro que el pájaro no deseará salir. Preferiría incluso estar prisionero en millares de jaulas.”

La gente replicó:

“¡Oh tú, que pasas por aquí, ven! No pierdas la vida. Lo que dices es fácil de palabra, pero se hará más duro cuando se trate de pasar a los actos. Muchos temerarios han perdido todo su orgullo en el instante fatídico. Acabarás por lamentar todo esto. Los hombres adoptan aires de héroes, pero en el momento del combate, se convierten en mujeres de casa. El profeta dijo: “¡Oh, héroe! No hay lugar para el heroísmo antes del combate” No aparentes ser un héroe. ¡A cuántos hemos visto que hablaban como tú! ¡Renuncia a tu idea y no atraigas sobre ti una desgracia de la que seríamos responsables!”

El enamorado dijo:

Esta noche dormiré en esta mezquita, aunque vuestros consejos serían tan útiles como los del ángel Gabriel. Abraham no esperaba ninguna ayuda del fuego.”

Permaneció, pues, en la mezquita pero no pudo dormir pues el sueño de los que aman es como el de los pájaros y el de los peces. A media noche se dejó oír una voz espantosa que decía:

“¡Ya estoy aquí! ¡Ya llego!”

Esto se repitió cinco veces y la fuerza de esta voz habría hecho temblar a cualquiera. Pero el enamorado apenas se alteró. Se decía:

“Es el ruido de los tambores que redoblan para anunciar la fiesta. Pero, puesto que es a los tambores a los que golpean, que tengan miedo ellos.”

Se levantó como un guerrero y exclamó:

“¡Estoy dispuesto! ¡Puedes venir!”

En ese mismo instante, cesó la magia de esta voz y el oro se puso a caer por todas partes. Hasta tal punto que el enamorado tuvo que transportar enormes cargas de oro para conseguir, al amanecer, alcanzar la puerta de la mezquita. Enterró una parte de él y puso el resto en sacos.

Jugándose la vida, este hombre obtuvo un tesoro. Si tú eres ciego y miedoso, abandona esa altiva apariencia.

Por Yalal Al-Din Rumi 

©2014-paginasarabes®