El camello y el ratón – Cuento Sufí

camello_908745

Un ratón se apoderó un día de la brida de un camello y le ordenó que se pusiera en marcha. El camello era de naturaleza dócil y se puso en marcha. El ratón, entonces, se llenó de orgullo.

Llegaron de pronto ante un arroyo y el ratón se detuvo.

“¡Oh, amigo mío! ¿Por qué te detienes? ¡Camina, tú que eres mi guía!”

El ratón dijo:

“Este arroyo me parece profundo y temo ahogarme.”

El camello:

“¡Voy a probar!”

Y avanzó por el agua.

“El agua no es profunda. Apenas me llega a las corvas.”

El ratón le dijo:

“Lo que a ti te parece una hormiga es un dragón para mí. Si el agua te llega a las corvas, debe cubrir mi cabeza en varios cientos de metros.”

Entonces el camello le dijo:

“En ese caso, deja de ser orgulloso y de creerte un guía. ¡Ejercita tu orgullo con los demás ratones, pero no conmigo!

-¡Me arrepiento! dijo el ratón, ¡en nombre de Dios, ayúdame tú a atravesar este arroyo!”

Por Yalal Al-Din Rumi

©2014-paginasarabes®