Unión Árabe de Cuba:Un puente de amistad cubano-árabe

cuba_palestina

Alfredo Deriche es un cubano descendiente de palestino que ha dedicado su vida a trabajar por la unidad de la comunidad árabe en torno a la Revolución Cubana.

Ahora, cuando la Unión Árabe de Cuba (UAC), que él preside, cumple 35 años, conversó con Granma, más que de los logros evidentes de la organización, sobre lo que aún falta por hacer y pudiera realizarse de mejor forma.

—¿Cuál fue el objetivo de la creación de la UAC y cuánto de ello se ha logrado en este tiempo?

—El objetivo esencial ha sido y es el de unir a toda la comunidad cubano-árabe en una sola organización que proyecte su trabajo nacionalmente, sin distinción de país de procedencia, religión u opinión política. Nos convertimos en un verdadero puente en el intercambio económico, cultural y comercial entre los pueblos y gobiernos de los países árabes y el pueblo y gobierno cubanos.

“Nuestras actividades se diversificaron. Se otorga el premio literario Abdala, que se alterna con el premio de pintura Fayad Jamís; se hacen encuentros y diálogos sobre cultura; se enseña el idioma árabe en modernos laboratorios. Sale al aire semanalmente un programa de radio de la Unión. También se hacen encuentros culinarios con platos típicos árabes, entre otros”.

—¿En qué líneas de trabajo se centra hoy el accionar de la UAC?

—En consolidar lo logrado y continuar trabajando en la misma línea de nuestros objetivos fundacionales, conscientes de que la Revolución Cubana, a lo largo de su historia, ha mantenido una consecuente y profunda solidaridad con los pueblos árabes y un respeto y valoración a la inmigración de esa región y a sus descendientes en nuestro país, donde encontramos hogar, patria y nación.

“Igualmente mantener los vínculos con la Federación de Entidades Americano-Árabes, en la que ocupamos la vicepresidencia”.

—¿Cómo valoran ustedes la situación que vive hoy el mundo árabe a donde Estados Unidos lleva agresiones, guerras, sanciones?

—En primer lugar condenamos y nos esforzamos por llevar la verdad a nuestros afiliados y a todo el pueblo, respecto al papel del sionismo, de Israel como aliado de Washington y principal culpable de que el pueblo palestino sufra la limpieza étnica a la que está sometido. Se hace muy necesaria la unidad de los países árabes para enfrentar las ambiciones israelíes y las agresiones norteamericanas.

Por Elson Concepción Pérez
Con información de Granma

©2014-paginasarabes®

El beduino y la carga del camello – Cuento Sufí

Una vista de Cairo - Jean León Gerome
Una vista de Cairo – Jean León Gerome

Un beduino viajaba, montado en un camello cargado de trigo. En el camino encontró a un hombre que le hizo mil preguntas sobre su país y sus bienes. Después le preguntó en qué consistía la carga de su camello.

El beduino mostró los dos sacos que colgaban a una y otra parte de la silla de su montura:

“Este saco está lleno de trigo y este otro de arena.”

El hombre preguntó:

“¿Hay alguna razón para cargar así tu camello con arena?”

El beduino:

“No. Es únicamente pára equilibrar la carga.”

El hombre dijo entonces:

“Hubiese sido preferible repartir el trigo entre los dos sacos. De ese modo, la carga de tu camello habría sido menos pesada.

¡Tienes razón! exclamó el beduino, eres un hombre con una gran agudeza de pensamiento. ¿Cómo es que vas así a pie? Monta en mi camello y dime: siendo tan inteligente ¿no eres un sultán o un visir?

-No soy ni visir ni sultán, dijo el hombre. ¿No has visto mi vestimenta?”

El beduino insistió:

“¿Qué clase de comercio practicas? ¿Dónde está tu almacén? ¿Y tu casa?

-No tengo ni almacén ni casa, replicó el hombre.

-¿Cuántas vacas y camellos posees?

-¡Ni uno solo!

-Entonces ¿cuánto dinero tienes? Porque gozas de una inteligencia tal que podría, como la alquimia, transformar el cobre en oro.

-Por mi honor, ni siquiera tengo un trozo de pan que comer. Voy con los pies descalzos, vestido de harapos, en busca de un poco de comida. Todo lo que sé, toda mi sabiduría y mi conocimiento, ¡todo eso no me trae más que dolores de cabeza!”

El beduino le dijo entonces:

“¡Márchate! ¡Aléjate de mí para que la maldición que te persigue no recaiga sobre mí! Déjame irme por ese lado y toma tú la otra dirección. Más vale equilibrar el trigo con arena que ser tan sabio y tan desventurado. Mi idiotez es sagrada para mí. ¡En mi corazón y en mi alma está la alegría de la certeza!”

Por Yalal Al-Din Rumi

©2014-paginasarabes®

¿Holocausto? – EEUU y el monopolio de las cámaras de gas

dachau_12

Cuando alguien menciona la IMPOSIBILIDAD de haber sido muertos 6.000.000 de judíos por gas, en los campos de concentración alemanes, consigue en el acto, dos enemigos; que deberían ser los primeros en alegrarse con el hecho; el sionismo y el gobernante alemán.

El primero, por ser el responsable directo por la MENTIRA DEL SIGLO, responsable por haber introducido ésa MENTIRA en la propia COMUNIDAD JUDAICA, que así como los demás, no tuvo por qué, no creer en algo que, por falta de divulgación por un lado; y control de las informaciones por otro; no venía siendo puesto en duda.

¡LA DESESPERACIÓN del sionista para no ser, en el futuro, tildado de MENTIROSO; lo obliga a presentar, cada vez más películas y cuentos, sobre los alemanes y sus campos de concentración, o sus “maldades” y “perversidades”…!

Esa insistencia, completamente sospechosa, y más los actos de guerra y terrorismo, perpetrados por Israel contra sus vecinos Egipto, Jordania, Líbano, Siria, Irak, y la expulsión y dispersión de palestinos, diariamente asesinados, contra soldados de la ONU, actos que ya resultaron en millones de víctimas en éstos 40 años de su “independencia“; dejan a los espectadores cada vez más convencidos de que fueron engañados todos éstos años.

No es en vano que vemos manifestaciones de judíos  mas bien lúcidos, — y honestos; — con manifestaciones en Nueva York, gran ciudad Judaica, ciertamente la mayor “Jerusalén” del mundo actual, exhibiendo carteles públicamente, donde se lee: “ISRAEL IS A CÁNCER FOR JEWS“. o sea, ISRAEL ES UN CÁNCER PARA LOS JUDÍOS.

El segundo, totalmente connivente con los vencedores, en la calidad de dirigente de un país ocupado, gobernante gracias a la derrota de su patria, tampoco desea alguna disminución del número de judíos muertos, pero por un motivo aun más fuerte, pues en vez de promover una revisión de las historias, pasivamente indemnizó, 6.000.000 de ellos.

Existen enormes sospechas de haber sido hechas verdaderos negociados en las indemnizaciones, tanto en lo que toca al supuesto y pretendido número de “víctimas“, como en lo correspondiente a las indemnizaciones de propiedades. Cualquier alteración de ése número dejaría al dirigente en dificultades, además de conferirle el inevitable Diploma de Burro, que tendría que pasar a usar oficialmente…

Un lector me escribió para que yo presenciase a fin de mes, en cualquier consulado alemán, la fila de miembros de la comunidad judaica, que allá van a buscar sus indemnizaciones, él escribió que se quedó asombrado…

¡Yo creo que ése dirigente alemán va a perder su rico empleo aún en este siglo, y quien va a ayudar a que eso suceda, es su propio hijo, o nieto!…

Cada “testigo ocular” describe las cámaras de gas de forma diferente, cada vez; a veces son duchas de donde sale gas en lugar de agua, sin explicar como el gas llega a la ducha cuando se abre la llave… Otras veces, el gas sale de tubos llenos de agujeros; otras veces, el gas era arrojado en forma de copos (como el jabón de máquina), por pequeñas aberturas en el techo de las “cámaras”, etc. etc… Existían “cámaras de gas” para 500 y hasta para 10.000 personas a la vez…

En algunas cabían de 40 a 80 personas por metro cuadrado… Simón Wiesenthal explica que la industria de la muerte en Auschwitz era TAN SECRETA, siguiendo órdenes de Berlín, que poquísimos oficiales alemanes y soldados alemanes, estaban a la par de lo que allí ocurría… ¡Qué secreto!- ¡Qué perfección!…

Matar seis millones, o sea, la población de toda la ciudad de Río de Janeiro, con media docena de militares, y aún en el mayor secreto, con maquinaria y equipos que NADIE AÚN FUE CAPAZ DE RECONSTITUIR… ¡sin que dos personas hasta hoy puedan describirlos de la misma manera!

(Cortar cabello, arrancar dientes de oro, examinar una por una todas las aberturas naturales del cuerpo de toda ésa gente, en busca de oro, joyas, diamantes y dólares, para finalmente transformarlos en ceniza y humo en los hornos crematorios, SIN DEJAR UN SÓLO TESTIGO OCULAR QUE MEREZCA NUESTRO CRÉDITO; ÉSO ES PERFECCIÓN Y SECRETO EN DEMASÍA PARA MI GUSTO!.

Los Estados Unidos, siempre tan “inteligentes” y eficientes en el espionaje y en su Central de Inteligencia (CIA) no siempre tan inteligente, se llevaron millares y millares de patentes industriales alemanas, después de la guerra. Simplemente las confiscaron, LAS ROBARON. La única cosa que no llevaron, fue el secreto de cómo matar seis millones de personas sin dejar rastros.

Por ése motivo explicaré cómo ellos, los norteamericanos, ejecutan sus criminales, POR FALTA DE TECNOLOGÍA: ¡en cámaras de gas!

En la prisión estatal de Maryland, en Baltimore, PARA EJECUTAR APENAS UN CONDENADO, es necesario observar y ejecutar cuarenta (40) prescripciones de manipulación del equipo de la cámara.

Los preparativos para la ejecución REQUIEREN DOS DÍAS, en un total de 16 horas de trabajo. Dos funcionarios, especialmente nombrados, acompañan, cada uno, su lista de control y tests. Entre los primeros actos es comprobada toda la estructura estanca de la cámara, bombas, compartimientos, cepillos y todo el sistema de exahustores. A continuación siguen otros 15 detalles individuales antes de que el condenado sea introducido en la cámara.

Él entra entonces, y es amarrado fuertemente en una silla. Un aparato EKG es traído a la cámara y un terminal es fijado en su cuerpo para indicar cuándo morirá. Se siguen otros 9 tests y controles diversos, hasta la cuidadosa entrada de los productos químicos debidamente proscriptos, entre los cuales está el gas.

Sigue la estancación total de la puerta. Después de que el aparato EKG indica la muerte del condenado, siguen nada menos que 14 diferentes instrucciones, para retirar el gas venenoso por medio de los exahustores, y la chimenea; y entra en funcionamiento un equipo automático de agua a presión.

Con la cámara aparentemente limpia, entran en ella el médico y dos asistentes, TODOS PROVISTOS DE MÁSCARAS ANTIGASES; Y ROPA Y GUANTES DE GOMA.

El médico sacude el cabello del condenado difunto, para retirar las moléculas de veneno que aún existen, los asistentes, con mangueras de agua a presión, lavan cuidadosamente el cuerpo del ex criminal, así como todas sus aberturas naturales, y de modo especial su boca.

En San Quintín, prisión de San Francisco (California), la cámara de gas está situada en el sexto piso, teniendo una chimenea de más de 30 metros de altura. Cuando se retira el gas, con todo el sistema de filtraje que existe, después de las ejecuciones, hay gaviotas en los tejados que caen muertas al suelo, lo que provocó las protestas de la Sociedad Protectora de Animales.

Es interesante notar que en Auschwitz nadie vio algún miembro de las SS, o algunos pajaritos caerse muertos del tejado…

¡Para una operación de 16 horas, con el objeto de ejecutar un condenado, en los EEUU; los alemanes ejecutaban millares a cada 16 minutos, sin exahustores, sin chimeneas, sin máscaras antigases, sin guantes, sin nada!.

Lo que los “testigos” nunca explicaron es para dónde iban las nubes de gas que tenían que estar en el interior de las “cámaras“, principalmente, teniendo en cuenta, que próximo al lugar en el que afirman que estaban las “cámaras de gas”, existía el pabellón hospital de los soldados alemanes, y la alberca, y el campo de fútbol para los prisioneros…

Esas nubes, ciertamente habrían alcanzado también los alojamientos de los prisioneros…

¿Saben porqué no sucedió éso? ¡¡¡PORQUE NUNCA EXISTIERON!!!

Serge Klarsfeld, que participó activamente en el proceso contra Klaus Barbie, en Lyon, estuvo de acuerdo, recientemente, en que hasta el momento, realmente no fueron presentadas pruebas consistentes, sobre la existencia de cámaras de gas. ¡¡¡PERO ÉL PROMETE ÉSAS PRUEBAS!!!

Si en casi medio siglo, un cazador de brujas como Klarsfeld no encontró UNA ÚNICA PRUEBA REAL de la existencia de cámaras de gas; ¿porqué se permite tal leyenda y la posterior DIFAMACIÓN Y EXTORSIÓN DE ALEMANIA ANTE EL MUNDO?

¿Será que tendremos que esperar otros cincuenta años, para entonces aparecer una “prueba”, que vuelva ésa leyenda una realidad?

¡Parece que sí, pues Serge PROMETIÓ!…

Por S.E.C.

©2014-paginasarabes®