Anunciación de la Virgen,fiesta nacional islamo-cristiana en Líbano

anunciacion

La tragedia de los enfrentamientos entre comunidades religiosas distintas que se repite en diversos países del mundo, tragedia que no puede ser explicada haciendo referencia exclusivamente a razones religiosas, debe llamar con fuerza la atención de todos nosotros, pero no puede cubrir o esconder pequeñas noticias de tendencia contraria que nos llegan de países como Líbano.

Aquí el 25 de marzo, día de la Anunciación del Ángel a María, desde este año se ha convertido en fiesta nacional. La iniciativa, promovida por el sheij Mohamad Nokkari, musulmán sunnita, se propone aumentar la concordia nacional y la amistad entre comunidades a partir de la valorización de la figura de la Virgen María, punto de referencia importante para cristianos y musulmanes, y a partir de un particular punto de su vida, la Anunciación, que narran tanto el Evangelio como el Corán.

Mohamad Nokkari recorre los pasos que le han conducido hasta esta meta.

¿Cómo ha tenido esta idea?

Ante todo por el puesto relevante que la Santa Virgen ocupa tanto en el pensamiento cristiano como en el islámico y por la voluntad de unir musulmanes y cristianos en torno a esta idea. A todo ello añado un elemento fundamental, y más personal, vinculado a mis primeras conferencias sobre el pensamiento islámico respecto a Cristo y a su Madre. En ocasión de cada conferencia rezaba una oración en la que pedía a Dios que me abriese el corazón a todo tipo de verdad, llegase desde donde llegase, y que no permitiese que mi pensamiento y mi fe se cerrasen delante de aquellos que no profesan mi misma fe, sino que, por el contrario, se abriese a escucharles, comprenderles y aceptarles. En el corazón de esta idea conciliadora se encontraba la Santa Virgen. En efecto, si Eva es nuestra madre biológica, sin embargo tenemos otra madre acogedora y cuidadosa que se preocupa de la suerte de cristianos y de musulmanes. Una Madre que nos protege y nos llena de amor y de ternura. A partir de estas consideraciones me he comprometido a hacer instituir una fiesta mariana común para cristianos y musulmanes. Una fiesta en la que los fieles de las dos religiones se reuniesen para invocar a nuestra Madre común: la Virgen María.

¿Qué lugar ocupa María en el Corán?

Como el Evangelio, el Corán menciona, con algunos detalles elocuentes, el episodio de la Anunciación y del nacimiento milagroso de Cristo. En el Corán no hay ninguna otra mujer que sea citada con su nombre propio. El nombre de María recurre 36 veces y un verso largo está dedicado a ella. Su puesto de «elegida entre todas las mujeres de la creación» es definitivo. Es un título que vale tanto para su vida terrena como para el más allá. La elección de la Anunciación como fiesta de “federación” debería recibir ecos muy favorables en las dos comunidades.

¿Cómo ha empezado la iniciativa y cómo ha sido recibida por el Gobierno?

Un amigo cristiano soñaba desde siempre que musulmanes y cristianos pudiesen rezar juntos. Mi encuentro con él y nuestra colaboración han desembocado muy pronto en la organización de una ceremonia común el 25 de marzo (fiesta de la Anunciación) en la iglesia de Notre Dame di Jamhour. Transmitida en directo por un canal de televisión cristiano, he aprovechado la colaboración de los secretarios generales del Comité islámico-cristiano para transmitir un mensaje al gobierno en el que proponía la proclamación de esta ocasión como fiesta nacional islámico-cristiana entorno a María. La idea ha progresado y a pesar de la oposición de mi autoridad superior (el Mufti del Líbano, ndr.) que ha pedido mi traslado a un nuevo puesto, el gobierno ha adoptado el proyecto unánimemente. A distancia de un año, mi insistencia para hacer de esta fecha un día festivo ha sido aceptada sin ninguna duda por parte del Primer Ministro en ocasión de la visita que le he hecho como miembro del neonato “encuentro islámico-cristiano entorno a María”.

¿Cómo esta fiesta común puede incidir en las relaciones islámico-cristianas?

Nuestra iniciativa marcará durante mucho tiempo las relaciones islámico-cristianas. Este encuentro común entorno a María es considerado un acontecimiento particularmente importante en la historia de nuestras dos religiones. Una vez más, la Virgen Santa concederá su amor a toda la humanidad. Y el Líbano demuestra de nuevo ser más que un país, un mensaje.

Por Ma. Conte
Con información de Oasis Center

©2014-paginasarabes®

Deja un comentario