Obama es advertido de las fallas de Inteligencia sobre ataque químico en Siria

siria_ataque _quimico
Obama es advertido de las fallas de Inteligencia sobre ataque químico

Dada la aparente convicción del gobierno de los Estados Unidos en la responsabilidad del gobierno Sirio por el ataque con armas químicas, el 21 de agosto pasado, contra la población civil próxima a Damasco, doce militares y agentes estadunidenses en retiro, de la organización Veteranos Profesionales de Inteligencia por la Cordura (VIPS por sus siglas en inglés) dirigen un memorándum al presidente Barack Obama para darle información contraria a la manejada por los conductos oficiales.

 MEMORANDUM

Para: Presidente de los Estados Unidos de Norte América, Barack Obama

De: Veteran Intelligence Professionals for Sanity ( VIPS)

Asunto: ¿Es Siria una trampa ?

Importancia : INMEDIATA

Lamentamos informarle a Usted que algunos de nuestros ex compañeros de trabajo nos señalan, categóricamente, que, contrariamente a las afirmaciones de su administración, la información de inteligencia más confiable muestra que Bashar al- Assad no fue responsable del incidente químico que mató y lesionó a civiles el 21 de agosto del 2013, y que los funcionarios de inteligencia británicos también lo saben. Al escribir este breve informe, hemos optado por asumir que Usted no ha sido cabalmente informado por sus asesores quienes optaron por lo que se conoce comúnmente como la “negación plausible”.

Hemos pasado por esto antes – con el presidente George W. Bush, a quien dirigimos nuestros primeros memoranda a nombre de nuestra organización (VIPS), inmediatamente después del discurso de Colin Powell, el 05 de febrero 2003 ante la ONU, en el que proporcionó informes de inteligencia fraudulenta para apoyar el ataque a Irak. En ese momento optamos también por conceder al entonces Presidente Bush el beneficio de la duda, pensando que estaba siendo engañado – o, al menos, muy mal asesorado.

El Secretario de Estado John Kerry viaja a Europa el próximo 6 de septiembre en misión oficial para reunirse con altos funcionarios y discutir la crisis de Siria con otros temas.

La naturaleza fraudulenta del discurso de Powell era una obviedad. Por lo cual, esa misma tarde instamos firmemente a su predecesor en la Presidencia a “ampliar la discusión más allá del círculo de sus consejeros inmediatos que se inclinan claramente hacia una guerra para la cual no existe ninguna razón de peso y cuyas consecuencias no deseadas pueden ser catastróficas”, Hoy le ofrecemos a Usted el mismo consejo.

Nuestras fuentes nos confirman que un incidente con sustancias químicos de algún tipo causó muertos y heridos el 21 de agosto en un suburbio de Damasco. Nuestras fuentes insisten, sin embargo, que el incidente no fue el resultado de un ataque perpetrado por el Ejército Sirio con armas químicas de tipo militar de su arsenal. Este es el hecho más relevante, de acuerdo con oficiales de la CIA que trabajan en el tema de Siria. Nuestras fuentes nos dicen que el director de la CIA John Brennan está perpetrando un fraude del tipo consumado para la guerra de Irak ante los miembros del Congreso, los medios de comunicación, la opinión pública y tal vez incluso ante Usted.

Hemos observado cuidadosamente a John Brennan en los últimos años y, desgraciadamente, coincidimos con nuestros antiguos colegas, en cuyos planteamientos confiamos ampliamente. Más triste aún, y este es un sentimiento ampliamente mayoritario entre aquellos de nosotros que hemos trabajado con Brennan, personalmente, le otorgamos cero credibilidad. Esto incluye también al jefe titular de la NSA, el Director de Inteligencia Nacional, James Clapper, quien ha admitido públicamente que dio “información claramente errónea” en su testimonio bajo juramento ante el Congreso al negar las prácticas de espionaje de la NSA a ciudadanos estadounidenses.

¿Informe de inteligencia o estrategia política?

Se nos hace muy raro que el Secretario de Estado John Kerry invoque precisamente el nombre de Clapper en su testimonio al Congreso esta semana, para aumentar la credibilidad de la “Evaluación del Gobierno” sobre Siria. Tanto más extraño cuanto no fue Clapper sino la Casa Blanca la fuente que emitió dicha “evaluación”.

Esto no es un detalle. Sabemos cómo se hacen estas cosas. A pesar de que el documento “Evaluación del Gobierno” se está promoviendo en los medios de comunicación como un “Informe de inteligencia”, este no es un documento de inteligencia política. Los redactores, correctores y editores de dicho documento evitaron presentar los datos esenciales concediendo, por otro lado y por adelantado, que si bien tienen “alta confianza” en la evaluación, aún está siendo “sujeta a confirmación”.

Fraude déjà vu: Esto nos recuerda la famosa Acta de Downing Street del 23 de julio de 2002 sobre Iraq. Las actas registran a Richard Dearlove, entonces jefe de la inteligencia británica, informando al Primer Ministro Tony Blair y otros altos funcionarios que el presidente Bush había decidido derrocar a Saddam Hussein a través de una acción militar que estaría ” justificada por la conjunción de su participación en actos de terrorismo y la posesión de armas de destrucción masiva”. Dearlove había recibido la información del entonces director de la CIA George Tenet, a quien visitó en la sede de la CIA el 20 de julio de ese año.

La discusión que siguió estuvo enfocada en el carácter efímero de las pruebas, lo cual provocó a Dearlove para decir que “la inteligencia y los hechos se estaban ajustando a la política”. Nos preocupa que esto es precisamente lo que está ocurriendo con los informes de “inteligencia” proporcionados en el caso de Siria.

La Inteligencia

Hay un creciente cuerpo de evidencia de numerosas fuentes en el Medio Oriente – en su mayoría afiliados a la oposición siria y sus partidarios – que proporcionan evidencia circunstancial de que incidente químico del 21 de agosto fue una provocación previamente planificada por la oposición siria y saudí y sus aliados turcos. El objetivo, se reporta, habría sido crear un incidente que involucraría a los Estados Unidos en la guerra.

Según algunos informes, los botes que contenían los agentes químicos se colocaron en un suburbio de Damasco donde se abrieron y algunas personas en las inmediaciones murieron y otras fueron lesionadas.

No tenemos conocimiento de ninguna evidencia confiable de que un cohete militar sirio capaz de llevar el agente químico fuera lanzado en el área. De hecho, no sabemos de ninguna evidencia física confiable que apoye la afirmación de que éste fue el resultado de un ataque ejecutado por una unidad militar siria con experiencia en armas químicas.

Adicionalmente, hemos tomado conocimiento de que el 13 y 14 de agosto del 2013, fuerzas de la oposición patrocinadas por Occidente comenzaron en Turquía los preparativos para una ofensiva irregular militar importante. Las primeras reuniones entre los altos mandos militares de la oposición siria, de Qatar y Turquía, junto a funcionarios de inteligencia de Estados Unidos, se llevaron a cabo en la guarnición militar turca de Antakya, Provincia de Hatay, que se utiliza ahora como centro de comando y cuartel general del Ejército Sirio Libre (FSA ) y sus patrocinadores extranjeros.

Los altos jefes de la oposición que vinieron de Estambul, entregaron su informe a los comandantes regionales acerca de una inminente escalada en los combates debido a “un cambio en el desarrollo de la guerra” que, a su vez, daría lugar a un bombardeo estadounidense en Siria.

A las reuniones de coordinación operativa en Antakya, asistieron altos funcionarios turcos, qatarís y funcionarios de inteligencia de los Estados Unidos, al igual que comandantes de alto rango de la oposición siria. A los sirios se les dijo que el bombardeo comenzaría en pocos días. Los líderes de la oposición recibieron la orden de preparar a sus fuerzas rápidamente para aprovechar el bombardeo de los EE.UU, entrar en Damasco y derrocar al gobierno de Bashar Al Assad.

Los funcionarios de inteligencia de Qatar y Turquía aseguraron a los comandantes regionales de Siria que se les proporcionaría suficientes armas para el próximo ataque. Y así fue. Una operación de distribución de armas sin precedentes se inició en todos los campos de la oposición del 21 al 23 de agosto. Las armas fueron distribuidas desde almacenes controlados por la inteligencia de Qatar y Turquía bajo la estricta supervisión de los oficiales de inteligencia de los Estados Unidos.

 ¿Cui bono?

Queda claro que los diversos grupos que tratan de derrocar al presidente sirio Bashar al- Assad, tienen un gran incentivo para involucrar a los EE.UU más profundamente en apoyo a sus objetivos. Hasta ahora no estaba tan claro el incentivo del gobierno de Netanyahu, en Israel, para que Washington se involucre en otra guerra en la zona. Los urgentes llamados procedentes de Israel y de sus aliados en los Estados Unidos, ponen en evidencia los objetivos israelitas de manera transparente.

La periodista Judi Rudoren, escribiendo desde Jerusalén el viernes pasado para The New York Times, aborda la motivación de Israel de una manera extraordinariamente sincera. Su artículo, titulado “Israel apoya un ataque limitado contra Siria”, señala que los israelíes han argumentado en privado, que el mejor resultado para la guerra civil de dos años y medio en Siria, al menos por el momento, es un “no resultado”. Y continúa: “Para Jerusalén, el status quo, aunque terrible desde un punto de vista humanitario, parece ser preferible a una victoria del gobierno de Assad y sus patrocinadores iraníes o al fortalecimiento de los grupos rebeldes, cada vez más dominados por los sunitas yihadistas”.

“Este es un juego en el cual es necesario que ambos equipos pierdan o que al menos nadie gane. Nos vamos a conformar con un empate”, dijo Alon Pinkas, ex cónsul general de Israel en Nueva York. ‘”¡Que sangren ambos bandos en hemorragia hasta la muerte. Ése es el pensamiento estratégico aquí. Mientras esa situación persista Siria no será una amenaza real”.

Creemos que ésta es la forma como los líderes actuales de Israel ven en la situación en Siria y que la participación de EE.UU. aunque en principio “limitada” militarmente, asegura que no haya una pronta solución del conflicto en Siria . Cuanto más profundo sea el conflicto entre sunitas y chiítas en Siria y en toda la región, más seguro estará Israel según sus cálculos.

El principal aliado de Siria es Irán, con el que tiene un tratado de defensa mutua, esto también juega un papel en los cálculos israelíes. No es probable que los líderes de Irán tengan gran impacto militar en Siria, algo que Israel puede destacar como un desprestigio para Teherán.

El papel de Irán

Irán fácilmente puede ser inculpado por asociación y acusado de todo tipo de provocaciones, reales e imaginarias. Mientras otros han visto la mano de Israel en la procedencia de los cargos más perjudiciales contra Assad respecto a las armas químicas y nuestra experiencia nos indica que tal posibilidad es sumamente posible.

Posible es también un ataque de falsa bandera por cualquiera de las partes involucradas que podría resultar en un hundimiento o daño de, por ejemplo, uno de los cinco destructores de EE.UU. que ahora patrullan las aguas al oeste de Siria. Podrían contar con nuestros medios de comunicación para sacar partido de esa situación en todo su valor y ampliar la participación militar de EE.UU. en Siria – y quizás más allá- en contra de Irán.

Irán se ha unido a los que culpan a los rebeldes sirios por el ataque con armas químicas del 21 de agosto y se ha apresurado a advertir a los EE.UU. para que se involucren más profundamente en el conflicto. Según el canal iraní en inglés Press TV, el canciller iraní, Mohammad Javid Zarif ha afirmado: “La crisis de Siria es una trampa tendida por los grupos de presión sionistas a los Estados Unidos. “

En realidad, esto puede no estar muy lejos de la realidad. Pero creemos que los asesores de Usted pueden ser reacios para aceptar esta idea. Por este motivo consideramos nuestra responsabilidad entregarle esta información con el fin de asegurarnos de que Usted y otros en posición de tomar decisiones, tengan los elementos necesarios.

La inevitable represalia

Esperamos que sus asesores le hayan advertido que la represalia por los eventuales ataques contra Siria no son una cuestión de si acaso llegan a suceder, sino de dónde y cuándo sucederán. La represalia será inevitable. Por ejemplo, ataques terroristas contra las embajadas de Estados Unidos y otras instalaciones, lo que le pasó a la Misión de EE.UU. en Benghazi el 11 de septiembre de 2012 podrá parecer un evento menor en comparación. Uno de nosotros planteó esta consideración clave hace exactamente una semana en un artículo titulado “Posibles consecuencias de un ataque militar de EE.UU. contra Siria – Recordando la destrucción de los cuarteles de la marina de EE.UU. en Beirut, en 1983”.

Por el Consejo Directivo de Veteran Intelligence Professionals for Sanity (VIPS)

Thomas Drake, Ex Ejecutivo de National Security Agency

Philip Giraldi, Ex Oficial de Operaciones de la CIA (retirado)

Mateo Hoh, ex capitán, United States Marine Corps, Iraq y funcionario del Servicio Exterior en Afganistán

Larry Johnson, Oficial de la Central Intelligence Agency y del Departamento de Estado (retirado)

W. Patrick Lang, Ejecutivo y Oficial de Inteligencia de Defensa, Defense Intelligence Agency (retirado )

David MacMichael, Consejo Nacional de Inteligencia (retirado

Ray McGovern, ex Oficial de infantería del ejército de EE.UU. / Oficial de inteligencia y analista de la CIA (retirado )

Elizabeth Murray, Oficial Nacional de Inteligencia para Medio Oriente (retirada)

Todd Pierce, Juez Abogado General del Ejército de los EE. UU. (retirado)

Sam Provance, ex sargento, Ejército de los EE.UU., Iraq

Coleen Rowley, División del Consejo y Agente especial del FBI (retirado)

Ann Wright, Coronel del Ejército de EE.UU. (retirada) y ex funcionaria del Servicio Exterior

Este Memorando fue publicado por primera vez en Consortiumnews.com., distribuido y traducido por Western States Legal Foundation, Oakland, California.

Con información de : La Jornada

©2013-paginasarabes®