Boabdil y Córdoba en la visión de Nizar Kabbani

.
.

Este texto, penetra directa y decididamente en el pasado histórico y se refiere a un personaje concreto: Boabdil, el desventurado último emir nazarí de Granada. Es un poema largo y transparente, por lo que hay que escribirlo en su integridad. Refleja con excelente y emocionante nitidez la relación que se establece —sus posibilidades y sus límites, sus luces y sus sombras—entre esos dos motivos básicos que acicatan al poeta en su aproximación a al-Andalus/España.

Nunca he querido ser ojal de un traje,
hilo de un traje,
excepto en el Museo del Ejército de Madrid:
el traje es el de Boabdil
y la espada, la suya.
Los turistas circulan sin pararse
ante el traje y la espada,
pero, yo.
Mil razones me ligan a este traje y su dueño.
Y lo mismo que un huérfano se queda contemplando
el juvenil retrato de su padre,
asi me quedé yo ante la vitrina cerrada.
Suplicante ante aquellos bordados,
devorando, hilo a hilo. aquel tejido
Y, con todo,
no me dejó Abu-Abdallah solo en la ciudad.
Porque todas las noches,
vistiéndose su manto,
dejaba su vitrina del Museo del Ejército
y se venía conmigo a pasear por la Castellana.
Y me iba enseñando, una por una,
a todas sus herederas andaluzas …
“¿Sabes quién es ésa?”
“No … ”
“Pues se llama Nawwar Bent Ammar,
y su padre, Aminar Ben Ahnaf,
era un hombre virtuoso y hacendado.”
—Y Nawwar palpitaba igual que una paloma,
y se erguía ante nosotros igual que una palmera—
“¿Y por qué no la llamas, Abu-Abdallah …”
“No te canses, porque no sabe ya cómo se llama”
“¿Qué dices?”
“¿Que no se acuerda ya ni de su nombre?”
“Pero eso es imposible”
“No … A veces pasa eso …
Y ahora se llama Nora Benalamar
en vez de Nawwar Bent Animar”
“¡Oh, Nora … Nora …”
“¿Qué quiere …?”
“Nada importante.
Que este hombre era amigo de tu padre, allá en Damasco,
y quería conocerte”
“¿Amigo de mi padre, y en Damasco … ?”
“Sí, … Mas tú no puedes acordarte,
porque eras muy niña por entonces”
“Tal vez …”
“Hasta la vista …”
“Buenas noches …”

Nizar Kabbani
Córdoba, 12 de agosto de 1955

©2013-paginasarabes®

Inadecuado que Obama ostente el Nobel

Inadecuado que Obama ostente el Nobel
Inadecuado que Obama ostente el Nobel

El Comité Nobel Noruego del Parlamento de ese país solicitará que se le retire al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el Premio Nobel de la Paz 2009, debido a su intención de llevar adelante una intervención militar en Siria.

A través de un comunicado, difundido por la agencia Ria Novosti, y en vista de la inminente intervención en Siria, el organismo asegura que las políticas seguidas “hacen que se considere inadecuado que ostente este galardón”.

Desde que Barack Obama apareció decidido a intervenir militarmente el régimen sirio tras el ataque con armas químicas, alrededor del mundo comenzaron a tomar fuerza las versiones de que el mandatario no era merecedor del Nobel de la Paz.

La decisión se basa en que “las políticas seguidas por el presidente Obama, tanto en lo referente a política exterior, especialmente en Oriente Medio y África del Norte, como el inaceptable recorte en las libertades de los ciudadanos de su país y del resto del mundo, con la utilización de programas espías como Prism, el mantenimiento de la prisión de Guantánamo, etc., hacen que se considere totalmente inadecuado que ostente este galardón, por no ser merecedor del mismo”.

La decisión se respalda en que “este premio se otorga a la persona que haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz”, tal y como aparece en el testamento de Alfred Nobel.

Ya el lunes pasado, el Nobel de Física y vicepresidente de la Academia de Ciencias de Rusia, Zhorés Alfiórov, afirmó que sería justo que los laureados con el Nobel de la Paz iniciasen un proceso para privar a Obama de este galardón.

“Sería bueno que precisamente los galardonados con el Premio Nobel de la Paz iniciasen el proceso”, señaló.

“Me sorprendió cuando Obama fue galardonado con este premio (en el 2009). No lo podía comprender. No se merece el Premio Nobel de la Paz, no tenían que habérselo concedido”, agregó.

Hay que recordar que la decisión de honrar con uno de los máximos galardones mundiales a un presidente que llevaba menos de nueve meses en su cargo, fue recibida aquel 9 de octubre de 2009 con exclamaciones de sorpresa por los mismos periodistas en Oslo. El Comité Noruego del Nobel alabó a Obama por “sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos”. Pero los críticos, especialmente en países del mundo árabe y musulmán, calificaron la decisión de “prematura”.

Sami Abu Zuhri del movimiento islámico palestino Hamas, en ese entonces dijo “Obama tiene un largo camino que recorrer y mucho trabajo que hacer antes de merecer un premio”,“Obama solo ha hecho promesas y no contribuyó con ningún fundamento a la paz mundial. Y no ha hecho nada para asegurar justicia por el bien de las causas árabe y musulmana”

Hace unos días el argentino Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz, le envió una carta a Barack Obama :

Escucha el clamor de los pueblos!

La situación en Siria es preocupante y una vez más los EE.UU., erigiéndose en gendarme del mundo, pretende invadir Siria en nombre de la “Libertad” y los “derechos humanos”.

Tu predecesor George W. Bush en su locura mesiánica supo instrumentalizar el fundamentalismo religioso para llevar a cabo las guerras mesiánicas en Afganistán e Irak. Cuando declaraba que conversaba con Dios, y Dios le decía que tenía que atacar a Irak, lo hacía porque era dictamen de Dios exportar la “libertad” al mundo.

Tú has hablado, con motivo de los 50 años de la muerte del Reverendo Luther King, también Premio Nobel de la Paz, de la necesidad de completar el “Sueño” de la mesa compartida, de quien fuera la más significativa expresión de lucha por los derechos civiles contra el racismo en la primera democracia esclavista del mundo. Luther King fue un hombre que dio su vida para dar vida, y por eso es un mártir de nuestro tiempo. Lo mataron después de la Marcha sobre Washington porque amenazaba con desobediencia civil a seguir siendo cómplices de la guerra imperialista contra el pueblo de Vietnam. ¿Realmente crees que invadir militarmente a otro pueblo es aportar a ese sueño?

Armar rebeldes para luego autorizar la intervención de la OTAN, no es algo nuevo por parte de tu país y tus aliados. Tampoco es nuevo que EE.UU. pretenda invadir países acusándolos de posesión de armas de destrucción masiva, que en el caso de Irak resultó no ser cierto. Tu país ha apoyado el régimen de Saddam Hussein que utilizó armas químicas para aniquilar a la población kurda y contra la Revolución Iraní y no hizo nada para sancionarlo porque en ese momento eran aliados. Sin embargo ahora pretenden invadir Siria sin siquiera saber los resultados de las investigaciones que está haciendo la ONU por autorización del mismo gobierno Sirio. Ciertamente que el uso de las armas químicas es inmoral y condenable, pero tu gobierno no tiene autoridad moral alguna para justificar una intervención.

El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó que un ataque militar en Siria podría empeorar el conflicto.

Mi país, la Argentina, que se encuentra ejerciendo la Presidencia del Consejo de Seguridad de la ONU, ha hecho pública su posición contra una intervención militar extranjera en la República Siria negándose a ser “cómplice de nuevas muertes”.

El Papa Francisco también llamó a globalizar el pedido de paz y decretó una jornada de ayuno y oración en contra de la guerra para el día 7 de septiembre, a la cual nos adherimos.

Hasta tu histórico aliado, Gran Bretaña, se ha negado (al menos de momento) a ser parte de la invasión.

Tu país está transformando la “Primavera Árabe” en el infierno de la OTAN, provocando guerras en el Medio Oriente y desatando la rapiña de las corporaciones internacionales. La invasión que pretendes llevará a más violencia y más muertes, así como a la desestabilización de Siria y de la región. ¿Con qué objetivo? El lúcido analista, Robert Fisk, ha precisado que el objetivo es Irán y postergar la concreción del estado palestino, no es la indignación que producen la muerte de cientos de niños sirios lo que los motiva a ustedes a intervenir militarmente. Y justamente cuando ha triunfado en Irán un gobierno moderado, donde se podría tratar de contribuir a lograr escenarios de negociación pacífica a los conflictos existentes. Esa política será suicida de tu parte y de tu país.

Siria necesita una solución política, no militar. La comunidad internacional debe dar su apoyo a las organizaciones sociales que buscan la paz. El pueblo sirio, como cualquier otro, tiene derecho a su autodeterminación y a definir su propio proceso democrático y debemos ayudar en lo que nos necesiten.

Obama, tu país no tiene autoridad moral, ni legitimidad, ni legalidad para invadir Siria ni ningún otro país. Mucho menos luego de haber asesinado 220.000 personas en Japón lanzando bombas de destrucción masiva.

Ningún congresal del parlamento de Estados Unidos puede legitimar lo ilegitimable, ni legalizar lo ilegalizable. En especial teniendo en cuenta lo que dijo hace unos días el ex presidente noerteamericano James Carter: “EE.UU. no tiene una democracia que funcione”.

Las escuchas ilegales que realiza tu gobierno al pueblo norteamericano parecen no ser del todo eficientes, porque según una encuesta pública de Reuters, el 60% de los estadounidenses se oponen a la invasión que quieres llevar a cabo.

Por eso te pregunto Obama ¿A quién obedeces?

Tu gobierno se ha convertido en un peligro para el equilibrio internacional y para el propio pueblo estadounidense. EE.UU. se ha vuelto un país que no puede dejar de exportar muerte para mantener su economía y poderío. Nosotros no dejaremos de intentar impedirlo.

Yo estuve en Irak luego de los bombardeos que realizó EE.UU. en la década de los 90’s, antes de la invasión que derrocó a Saddam Hussein. Ví un refugio lleno de niños y mujeres asesinados por misiles teledirigidos. “Daños colaterales” los llaman Uds.

Los pueblos están diciendo ¡BASTA! a las guerras. La humanidad reclama la Paz y el derecho a vivir en libertad. Los pueblos quieren transformar las armas en arados, y el camino para lograrlo es “DESARMAR LAS CONCIENCIAS ARMADAS”.

Obama, nunca olvides que siempre recogemos los frutos de lo que sembramos. Cualquier ser humano debería sembrar paz y humanidad, más aún un Premio Nobel de la Paz. Espero que no termines convirtiendo el “sueño de fraternidad” que anhelaba Luther King en una pesadilla para los pueblos y la humanidad.

A unos días de que se anunciara la intención de Estados Unidos de atacar a Siria, usuarios de internet han lanzado  una petición en el portal Change.org para solicitar le sea retirado el Premio Nobel de la Paz al presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Hasta el momento la petición cuenta con 16.139 firmas alcanzadas.

Aquí puedes acceder a la petición en Change. org

¿Cómo justificar el premio a un Obama que ahora amenaza a Siria, no ha cerrado Guantánamo y continúa el más abyecto espionaje  de los pueblos de América Latina ?

Cuando Alfred Nobel decidió que una parte proporcional de su inmensa fortuna fuese a parar todos los años a las manos de los más preeminentes hombres y mujeres de las ciencias y la literatura buscó redimirse. Sus últimos días fueron angustiosos. No podía soportar las consecuencias del uso militar de la dinamita, su gran invento. Apesadumbrado, se transformó en un pacifista confeso. En su testamento dejó muestra de ello.

Obama no favorece la paz ni busca la abolición de los ejércitos o la fraternidad entre las naciones como reza el testamento de su creador. Por consiguiente se altera la voluntad de Alfred Nobel y con ello se descompone la credibilidad de sus jurados. Tal vez hay que llegar a una triste conclusión, dejar de pensar en los Nobel como un premio de premios. Hoy forman parte de la sociedad del espectáculo, se degradan y pierden el componente ético asignado por Nobel.

“Decir que la fuerza a veces es necesaria, no es un llamado al cinismo, es un reconocimiento a la historia; las imperfecciones del hombre y los límites de la razón”. Barack Obama el 9 de octubre de 2009, en su discurso de aceptación.

Referencias : La Jornada , EFE , AP

©2013-paginasarabes®