Reacciona EU ante el rechazo del parlamento británico de la acción militar en Siria

Siria_ ataque _agosto_2013
La decisión de Reino Unido de no atacar a Siria no va a disuadir a EE.UU

El presidente Barack Obama actuará en Siria en el mejor interés de Estados Unidos, a pesar del impresionante rechazo de la acción militar del parlamento británico, dijo este jueves un funcionario del Gobierno estadounidense.

“Hemos visto el resultado de la votación del Parlamento en el Reino Unido esta noche”, dijo Caitlin Hayden, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad.

“Como hemos dicho, la toma de decisiones del presidente Obama se guiará por lo que está en los mejores intereses de Estados Unidos. Él cree que hay intereses fundamentales que están en juego para Estados Unidos y que los países que violan las normas internacionales sobre armas químicas deberán rendir cuentas”, señaló Hayden.

“Quiere ser visto como un guerrero decisivo y fuerte, pero no lo es”. Es lo que opina de Obama la activista, comentarista y ex teniente coronel de la Fuerza Aérea de EE.UU. Karen Kwiatkowski, que no ve sentido en el ataque de EE.UU. a Siria.

Kwiatkowski opina que EE.UU. sí podría atreverse a atacar Siria, aunque lo tenga que hacer por su cuenta: “Lo hizo en Libia, en Siria estaría aún más listo”, comenta.

Sin embargo bombardear Siria no le servirá para demostrar su fuerza, cree. “La Fuerza Aérea no gana guerras, no alcanza los objetivos que los políticos anuncian que quieren alcanzar. Unos días de ataques aéreos selectivos tendrán pocos resultados. Demostrarán la debilidad del régimen político de EE.UU. y la falta de opciones para promover de verdad la paz en la región”, dijo Kwiatkowski en una entrevista a RT.

 La decisión del parlamento del Reino Unido también se produjo después del fracaso de un improbable esfuerzo de última hora por los diplomáticos británicos para ganar el apoyo de la ONU ante una acción contra el régimen de Bashar al-Assad, en una reunión de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

“Es claro para mí que el parlamento británico, que refleja los puntos de vista del pueblo, no quiere ver una acción militar británica. Eso lo entiendo y el Gobierno actuará en consecuencia”, dijo el primer ministro David Cameron

Con una diferencia de 13 votos, los parlamentarios británicos se opusieron a que las fuerzas militares del Reino Unido se unan a la posible operación en Siria.

El ministro de Defensa del Reino Unido, Philip Hammond, por su parte ha comentado que espera que la operación militar contra Siria tenga lugar a pesar de que Londres no participe. Según Hammond, la no involucración del Reino Unido en la operación no podrá frenar la iniciativa como tal. “Hemos aprendido las lecciones de Irak”, puntualizó, a su vez, el líder de la oposición, Ed Miliband.

David Cameron, junto con Obama, ha sido uno de los principales defensores de la acción militar en Siria. En sus discursos anteriores admitía que ni la inteligencia británica ni la internacional poseen pruebas directas de que la autoría de los ataques químicos en Siria sea de las tropas de Bashar al Assad. Sin embargo, siempre ha insistido en que todo el conjunto de las circunstancias no deja duda de que la culpa es de las tropas gubernamentales y que la única solución sería una respuesta con fuerza militar por parte de la comunidad internacional.

Cabe recordar que actualmente un submarino británico se encuentra en aguas cercanas a Siria mientras que seis cazas llegaron recientemente a la base militar del Reino Unido en Akrotiri, Chipre, que se ubica a unos 200 kilómetros de la costa siria. Cuando anunció el reforzamiento de su presencia militar en las proximidades de las fronteras del país árabe, la Administración de Cameron precisó que solo se trata “de una una medida de prudencia y de precaución para garantizar la defensa de las zonas de soberanía del Reino Unido en un momento de gran tensión en la región”.

Los países que rodean a Siria también enfrentan con nerviosismo la posibilidad de una nueva crisis.

 Según la agencia de noticias AP, tanto Israel como Turquía están incrementando sus preparativos para un conflicto: Israel autorizó un llamado parcial de reservas del ejército y Turquía colocó a sus fuerzas en en estado de “vigilancia intensificada”.

En el vecino Líbano, donde según las agencias de ayuda ya se han registrado 700.000 refugiados sirios que han huido del conflicto en su país, se informó que en las últimas 24 horas cruzaron la frontera otras 6.000 personas, muchos en autos cargados con valijas y otras posesiones.

Con información de : RT , AP

©2013-paginasarabes®

La ONU dificulta la intervención imperialista contra Siria

unidades_navales_rusas_siria
Las intenciones bélicas de EE UU y el Reino Unido volvieron a quedar trabadas por el poder de veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad del organismo

Todo parece indicar que es por la posición que ha fijado la ONU el que aún no se haya producido una intervención militar sobre territorio sirio. Las intenciones bélicas de los EE UU y el Reino Unido volvieron a quedar trabadas por el poder de veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad del organismo; mientras que la opción de lanzar un ataque al margen de las Naciones Unidas también quedó en suspenso debido a que en Siria todavía está desplegada una misión internacional que investiga el posible uso de armas químicas. Aun sin esos resultados, el presidente estadounidense Barack Obama aseguró que fue el gobierno sirio el que “llevó a cabo los ataques”, aunque aclaró que aún “no ha tomado una decisión” sobre una eventual intervención.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha indicado que los inspectores de la ONU necesitan cuatro días en Siria para concluir su investigación sobre el presunto ataque con armas químicas y tiempo para analizar sus hallazgos. “Están trabajando muy duro, en circunstancias muy, pero que muy peligrosas”, ha subrayado Ban en rueda de prensa en La Haya, donde asiste a las celebraciones con motivo del centenario del Palacio de la Paz, sede de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“Dejemos que concluyan su trabajo durante cuatro días y luego tendremos que analizar científicamente con expertos y luego, creo que tendremos que informar al Consejo de Seguridad para cualquier acción”, ha remachado.

Siria presentó pruebas ante la ONU sobre la utilización de armas químicas por parte de los rebeldes

El gobierno sirio reiteró su firme disposición a defenderse de cualquier agresión, advirtiendo que su país se convertirá en “el cementerio de los invasores” y acusando a Estados Unidos y sus aliados de emplear “argumentos falsos” para justificar una intervención militar.

Hemos entregado a Naciones Unidas todas las pruebas y documentos que muestran que fue la oposición, no el Estado, la que utilizó armas químicas”, informó el vicecanciller sirio, Faisal Miqdad, en una conferencia de prensa tras haber mantenido conversaciones con funcionarios de la ONU.

Miqdad explicó que el gobierno del presidente sirio Bashar Al Assad entregó ayer esas presuntas evidencias del ataque e insistió en que nunca usarían armas químicas contra su pueblo “en caso de que las tuvieran”, informó la agencia de noticias EFE.

 El presidente de Estados Unidos niega haber tomado una decisión sobre la intervención en Siria

Barack Obama, ha asegurado que aún “no ha tomado una decisión” acerca de un posible ataque a Siria, pero ha dejado claro que atribuye al régimen de Bashar Al -Assad responsabilidades por el uso de armas químicas contra civiles la pasada semana, por lo que deberá rendir cuentas.

“No he tomado una decisión (con respecto a Siria), he recibido opciones por parte de nuestras fuerzas armadas, y he tenido extensas discusiones con mi equipo de seguridad nacional”, ha expresado Obama en una entrevista con la televisión pública PBS.

En Estados Unidos los medios informan que el presidente Obama presentará, quizás este jueves, lo que se dice es “evidencia innegable” de que realmente ocurrió un ataque con armas químicas en Siria y de que el más probable responsable fue el presidente de esa nación, Bashar Al – Assad

Bashar Al-Assad responde al periódico ruso Izvestia.

El miércoles el gobierno de Siria hizo frente a la acusación lanzada por los insurgentes de haber utilizado armas químicas. ¿Qué puede responder a ésto?

Es un contrasentido: primero se presentan las acusaciones y únicamente después se recogen las pruebas. Es decir, el miércoles nos acusaron y el gobierno norteamericano no anunció hasta al cabo de dos días que empezaba la recogida de pruebas.

Nos acusan de que el ejército empleó armas químicas en una zona que parece que se encuentra bajo control de la insurgencia armada. En realidad en esa zona no hay una línea exacta de frente entre el ejército y la insurgencia armada. ¿Acaso el Estado puede utilizar armas químicas o cualquier otro de tipo de armamento de destrucción masiva en un lugar donde están concentradas sus tropas? Por eso ese tipo de acusaciones son exclusivamente políticas.

¿Admite que Estados Unidos podrá actuar en relación a Siria como lo hizo en Irak, intentando encontrar un pretexto para la invasión?

No es la primera vez que se plantea la cuestión de la intervención militar en Siria. Desde el principio de la crisis EE UU, Francia y Gran Bretaña intentaron realizar una intervención militar pero no pudieron convencer a sus pueblos y a todo el mundo de que esa política fuera sensata y útil. También resultó que la situación aquí es diferente de la de Egipto y Túnez.

Otro obstáculo para la intervención militar es que todos comprenden que lo que tiene lugar en Siria no es una revolución popular ni la exigencia de reformas. Se trata de terrorismo. En una situación así los líderes occidentales no pueden decir a sus ciudadanos: “Vamos a Siria para apoyar al terrorismo”.

Con información de : EFE, RTVE, Rusia Hoy e Infonews

©2013-paginasarabes®

EU, GB y Al Qaeda, en el mismo bando – Por Robert Fisk

Siria_agosto_2013
EU, GB y Al Qaeda en el mismo bando contra Siria

Si Barack Obama decide atacar al gobierno de Siria, se asegurará de que por primera vez en la historia Estados Unidos y Al Qaeda estén del mismo lado. ¡Vaya alianza! ¿No fueron los tres mosqueteros los que exclamaban: ‘¡Todos para uno y uno para todos!’ cada vez que salían a combate? Éste debería ser el nuevo grito de guerra para los estadistas occidentales si deciden unirse en la agresión contra Bashar Assad. Los hombres que destruyeron a tantos miles el 9/11 estarán luchando al lado de la nación cuyos inocentes asesinaron cruelmente hace exactamente 12 años. Gran triunfo para Obama, Cameron, Hollande y el resto de estos guerreros en miniatura.

Esto, desde luego, no será anunciado con fanfarrias por el Pentágono o la Casa Blanca ni, supongo, por Al Qaeda, aunque los tres intentan destruir a Bashar, lo mismo que el Frente Nusra, afiliado a la red Al Qaeda; pero la posible acción trae consigo interesantes posibilidades.

Quizá los estadunidenses deberían pedirle colaboración de inteligencia a Al Qaeda, después de todo, dicha red tiene las botas en el terreno, cosa que a Estados Unidos no le interesa en lo más mínimo. Posiblemente Al Qaeda pueda ofrecer alguna información sobre instalaciones de comunicación clave a la nación que normalmente afirma que los simpatizantes de Al Qaeda, y no precisamente los sirios, son los hombres más buscados del mundo.

Habrá algunas ironías, claro está. Mientras los estadunidenses, con sus drones, matan a miembros de Al Qaeda, y a las habituales decenas de civiles, en Yemen y Pakistán, los señores Cameron, Hollande y los otros pequeños generales, estarán dando asistencia material a Siria al golpear a los enemigos de Al Qaeda. Ciertamente, pueden ustedes apostar su último dólar que los objetivos que los estadunidenses no atacarán en Siria serán de Al Qaeda y del Frente Nusra.

Nuestro premier británico aplaudirá lo que sea que los estadunidenses hagan, aliándose así a Al Qaeda y seguramente olvidará de los atentados con bomba en Londres. Quizá, como ya no existe memoria institucional en estos gobiernos modernos, Cameron no recuerda lo similares que son los sentimientos expresados por él mismo y Obama a los que manifestaron en su momento Blair y el ex presidente Bush hace una década; las mismas aseveraciones insípidas dichas con una certeza absoluta y sin suficientes evidencias para sustentarlas.

En Irak fuimos a la guerra sobre la base de falsedades de engaña bobos y mentirosos profesionales. Ahora es guerra vía YouTube. No quiero decir que las terribles imágenes de civiles muertos o afectados por gases venenosos sean falsas, sino que cualquier evidencia contraria a lo que se ha visto será suprimida.

Por ejemplo, a nadie le interesarán los persistentes reportes provenientes de Beirut, según los cuales tres miembros de Hizbullah que combatían al lado de las tropas de Damasco fueron víctimas del mismo gas el mismo día del ataque, cuando se encontraban en unos túneles. Se dice que ahora están recibiendo tratamiento en un hospital de Beirut. Si las fuerzas del gobierno sirio usaron gas ¿cómo es que hombres de Hizbullah resultaron afectados también? ¿Se les regresó el gas por accidente?.

Hablando de la memoria institucional: que levante la mano el alegre estadista que recuerde lo que ocurrió la última vez que los estadunidenses la emprendieron contra el ejército del gobierno sirio. Apuesto a que no se acuerdan. Bueno, pues esto sucedió en Líbano cuando la fuerza aérea estadunidense decidió bombardear misiles sirios en el valle de Bekaa el 4 de diciembre de 1983. Lo recuerdo bien porque vivía yo en Líbano. Un misil sirio tipo Strela de fabricación rusa impactó un avión bombardero A-6 estadunidense y éste cayó, naturalmente, en Bekaa. El piloto, Mark Lange, resultó muerto y su copiloto, Robert Goodman, fue tomado prisionero y trasladado a una cárcel en Damasco. Jesse Jackson tuvo que viajar a Siria a rescatarlo después de casi un mes en medio de muchas frases hechas sobre poner fin al ciclo de violencia.

Otro avión estadunidense, esta vez un A-7 también fue impactado por disparos sirios pero el piloto logró eyectarse del aparato sobre el mar Mediterráneo, de donde lo sacó un barco pesquero libanés. Su avión quedó destruido.

Claro, se nos dice que el ataque contra Siria será breve. Nada más que entrar y salir. Cosa de un par de días. Eso es lo que Obama quiere creer. Pero piensen en Irán. Piensen en Hizbullah. Más bien sospecho que si Obama sigue adelante, el conflicto a su vez, seguirá y seguirá.

Por Robert Fisk

Con información de : Cuba Debate

©2013-paginasarabes®