Yasser Arafat y Fidel Castro

Yasser Arafat y Fidel Castro
Yasser Arafat y Fidel Castro

En el aniversario del asalto al cuartel Moncada , recordamos a estos dos grandes hombres que compartieron un ideal justo y estuvieron dispuestos a llevarlo hasta sus últimas consecuencias, convirtiéndose en una fuerza arrolladora capaz de cambiarlo todo. Hace sesenta años, un grupo de jóvenes al mando de Fidel e imbuidos de esa convicción martiana de ardiente patriotismo y amor apasionado a la libertad, devolvió al pueblo cubano la confianza en sí mismo y en su destino.

El gobierno cubano mantuvo una estrecha relación con Yasser Arafat, quien visitó la isla en tres ocasiones, en 1974, 1979 , cuando participó en la VI Cumbre del Movimiento de Países No Alineados en La Habana, y en abril de 2000.

Carta de Yasser Arafat a Fidel Castro Ruz

Excelentísimo Señor Presidente, Líder mundial y amigo Fidel Castro Ruz:

Un saludo de amistad y solidaridad.

Con profunda emoción pudimos observar ayer por las agencias noticiosas internacionales la imagen de Vuestra Excelencia con la hatta palestina sobre sus hombros, al frente de una manifestación popular de solidaridad con la lucha de nuestro heroico pueblo.

Yo considero, Excelentísimo Presidente Fidel Castro, esta demostración de firmeza e inquebrantable amistad que ha tenido lugar en La Habana, como un mensaje fuerte y efectivo por parte de un líder mundial querido que goza de gran prestigio internacional entre todos los pueblos y países del mundo, con el objetivo de movilizarlos rápidamente para poner fin al sufrimiento del pueblo palestino como consecuencia de la ocupación israelí de su patria, y del recrudecimiento de las acciones y el bloqueo militar, económico y financiero contra nuestras ciudades, aldeas, pueblos, granjas y pozos de agua y el cierre de los pasos fronterizos internacionales por tierra, aire y agua.

Excelentísimo Señor Presidente:

Desde lo más profundo de mi corazón y el de cada palestino, le agradezco esta valiente posición para contrarrestar la agresión israelí a nuestro pueblo, su patria y lugares sagrados cristianos e islámicos, y que cada palestino conserva hoy en su corazón y en su conciencia esta gloriosa imagen de Vuestra Excelencia con la hatta palestina en sus hombros, lo cual es evidencia irrebatible de la justeza de nuestra causa, y de la magnitud de la injusticia cometida por parte de los agresores israelíes contra nuestro pueblo. Tenga plena confianza, Excelentísimo Presidente Castro, tan querido por nuestro pueblo y por todos los pueblos, que el nuestro, resistente como las montañas palestinas, toma de su posición y ejemplo que nos enorgullece, más ánimo y decisión para continuar la lucha, la resistencia y la Intifada para sacar a los ocupantes israelíes de nuestro país, Palestina.

Le saludo profundamente

Y saludo a la Revolución Cubana bajo su fuerte y bendita Dirección

Y saludo al amigo y heroico pueblo de Cuba

Viva la solidaridad Palestino-Cubana

Con mis mejores deseos a Vuestra Excelencia.

Yasser Arafat

Presidente del Estado de Palestina Presidente del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina Presidente de la Autoridad Nacional Palestina.

Ramallah, 16 de junio del 2001

A la muerte del lider palestino , el Consejo de Estado decretó tres días de luto oficial en la isla . Fidel Castro se expresó así de Arafat :

Honor y gloria eterna al inolvidable y heroico combatiente Yaser Arafat. Nada podrá borrar su nombre en la historia de los grandes luchadores por la libertad de los pueblos. Su muerte constituye una “sensible pérdida para la batalla que libran los pueblos árabes” y un duro golpe para el movimiento progresista mundial.

Reiteramos nuestra solidaridad y apoyo inconmovibles a la justa causa del pueblo palestino y nuestra decisión de continuar fortaleciendo los vínculos fraternales que unen a nuestros pueblos.

Coincido totalmente con Andrea Coa quien escribió , “Los gobernantes de los imperios y todo aquel que busca el poder y las riquezas, centran su conciencia en el tercer chakra, y suelen morir de enfermedades que tienen su origen en la gula, el hedonismo, el egoísmo y las ansias desmedidas de poder. En cambio, los líderes de los pueblos generalmente son asesinados, o mueren del corazón o de problemas cerebrales, porque la mayor fuerza de su vida está en el corazón y la mente. Hay líderes cuya elevada misión en beneficio de la humanidad les obliga a ser más avizores y cuentan con una cobertura de pueblo que los protege de todo mal. Arafat murió anciano, aunque envenenado, Fidel Castro vive, felizmente, y cada día que respira es una victoria contra el imperialismo que lo quiere bien muerto”.

Victoria Yapur

©2013-paginasarabes®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *