Hezbollah , sinónimo de resistencia

bandera_libano_001_a

El noble pueblo de este país ha entregado a la Resistencia a sus seres más queridos, a sus hijos y su sangre. Por lo tanto, esta Resistencia no es una facción que se pueda asediar o aislar. (S.H.N)

Estados Unidos elogió a la Unión Europea (UE) por incluir en su lista de grupos terroristas al ala armada del grupo chiita libanés Hezbollah.

Hezbollah ha estado desde 1995 en la lista negra de Estados Unidos, Reino Unido y Holanda; son las únicas naciones de la UE que habían colocado a Hezbollah en sus propias listas de terroristas. De Estados Unidos pocas cosas nos sorprenden,  a Nelson Mandela lo sacó de la lista de terroristas el 2 de julio de 2008 y aún se desconoce por qué la Casa Blanca lo mantuvo ahí pese a que había llegado a la Presidencia de Sudáfrica en 1994 y había ganado 15 años antes (1993) el Premio Nobel de la Paz.

Definitivamente la participación de Hezbollah en los combates en Siria, al lado de las fuerzas del presidente Bashar al-Assad, ha preocupado a las potencias occidentales que apoyan a los “rebeldes” contrarios al régimen.

En una declaración Hezbollah rechazó la “injusta y agresiva decisión de la Unión Europea que no está basada en ninguna prueba o evidencia” y agregó que los Estados miembros de la UE tomaron una medida peligrosa por orden de Estados Unidos y de Israel.

El secreto de Hezbollah de Ángel Guerra Cabrera

¿Cuál es el secreto de Hezbollah? ¿Qué lo diferencia de los ejércitos árabes convencionales que Tel Aviv acostumbraba barrer? Hezbollah surgió de la comunidad chiíta, la más desfavorecida y discriminada de Líbano, como una respuesta popular a la invasión de Israel contra ese país en 1982. De entonces a la fecha se ha consolidado como el escudo del pueblo libanés contra la agresividad de Israel.

Hezbollah cuenta con una rama armada -la Resistencia Islámica-, pero es, sobre todo, un movimiento de masas firmemente arraigado entre los chiítas con creciente simpatía entre las otras comunidades que componen el mosaico religioso libanés. Ha desarrollado una importante obra social y educativa entre los más pobres en un país donde el Estado es muy débil, entre otras razones por la persistente actitud sionista desde 1948 de despedazarlo mediante invasiones, espionaje, asesinato de líderes y fomento de la rivalidad interconfesional.

Testimonios de corresponsales en el sur de Líbano revelan la total identificación de sus pobladores con los combatientes islámicos. Pero Hezbollah, manteniendo su adscripción al chiísmo, ha desbordado -como Hamas en Palestina- el marco confesional. Ha luchado por la unidad nacional, ganado una importante bancada parlamentaria y es parte del gobierno de Beirut, cuya estabilidad sería inconcebible sin su presencia.

Hay que ser muy ignorante de la historia o muy mal intencionado para explicar un movimiento de esta naturaleza como una creación de Irán y Siria y para calificarlo de marioneta de sus gobiernos por más que éstos lo hayan apoyado moral y materialmente. Es la misma superchería que en su momento señalaban algunos sobre la resistencia vietnamita porque recibía ayuda militar de la extinta Unión Soviética.

Nadie puede dar garantías a Líbano que protejan al país de las amenazas israelíes. Lo que protege a este país es la autosuficiencia y la obtención de medios militares que disuadan al enemigo. (S.H.N)

©2013-paginasarabe®

Deja un comentario