Scouts,masonería,Baden Powell y “El libro de la selva” de Kipling

scout
El movimiento scout y la francmasonería.

Los integrantes del nuevo movimiento, que creció rápidamente, se denominaron “boy-scouts” (niños exploradores). El primer término hacía referencia a la condición de muchachos, y el segundo a la actividad de indagar en la naturaleza (scout = explorador o espía). En la revista Escultismo de marzo de 1936 publicada por Scouts de México, se explican las razones para usar este término, destacando su origen del latin “sculca”, que significa espía.

Casi desde los comienzos del Movimiento scout, muchos han expresado interés en saber si Robert Baden Powell  era o no un masón. Se dicen que los valores del scoutismo son muy parecidos a los de la Francmasonería, y muchos de los contemporáneos de Baden Powell  eran prominentes miembros de la Orden, entonces ¿no sería razonable que Baden Powell  también hubiera sido miembro de esta organización?

Actualmente no se conocen documentos que avalen la filiación masónica de Baden Powell , e incluso Lady Olave en su momento negó que  Baden Powell  hubiera estado en alguna logia, pero es innegable la cercana similitud de algunos de los postulados scouts y masónicos, sin contar el gran número de miembros de ambas organizaciones que han militado en ambas instituciones.

En los tiempos de la Inglaterra imperial era cosa común que los representantes más prominentes de la sociedad británica, incluyendo a la oficialidad del ejército, pertenecieran a alguna Logia;  Baden Powell  era un destacado oficial de caballería, cercano a varios Masones regulares; es muy probable que  Baden Powell  al menos haya sido invitado a portar el Mandil.

Otra de las teorías que se manejan es que Baden Powell  haya sido iniciado en algunas de las posesiones de ultramar del imperio británico (la India, Afganistán o África, por ej.), y por esta razón no figure en los registros de la Gran Logia unida de Inglaterra; si es así, lo mas probable es que simplemente mantuviera discretamente en silencio su filiación, y que con la fundación del Movimiento scout Baden Powell sólo habría “caído en sueño”(es decir, suspender su membresía) como masón, para así mantenerse totalmente consecuente con la universalidad del scoutismo y no caer en conflicto con aquellos que no ven con buenos ojos a la Masonería, especialmente los católicos.

Sea cual sea la verdad, de todas formas el nombre de Lord Baden Powell puede inscribirse entre los grandes benefactores y filántropos de la humanidad, los cuales son reconocidos por organizaciones como la Francmasonería.

El scoutismo es una actividad para jóvenes que está presente en 165 países y territorios, con aproximadamente 40 millones de miembros en todo el mundo, agrupados en distintas organizaciones. Esta actividad busca el desarrollo físico, espiritual y mental de los jóvenes para que puedan desarrollar un papel constructivo en la sociedad, con énfasis en las actividades prácticas al aire libre y toma como base el método Scout ideado por un teniente-general retirado del ejército británico: Lord Robert Stephenson Smyth Baden-Powell of Gilwell en 1907.

En la gran mayoría de los países en donde se ha fundado el Movimiento scout ha estado siempre presente la Masonería; en Chile, desde sus inicios la Gran Logia de Chile apoyó directamente a la Asociación de Boy Scouts de Chile; la gran mayoría de su directorio era masón, expresado básicamente en el estricto laicismo de la institución, que generó no pocos roces con la jerarquía eclesiástica, e incluso determinó en 1953 la división de un número importante de grupos scouts para organizarse como la Federación de scouts católicos, y más adelante en 1969, la formación de los “scouts de la reforma”, quienes denunciaban la intrusión de la masonería en los asuntos de los scouts de Chile; estas circunstancias se acabaron una vez que el scoutismo chileno finalmente se unificó a principios de la década del 70; desde esa fecha, la influencia mayoritaria vino de parte del catolicismo, situación que aún perdura hasta nuestros días. En 1980, un pequeño grupo de dirigentes scouts de la antigua Asociación que desapareció con la unificación de 1973, se descolgó de la organización unificada para refundar el scoutismo de antaño, iniciativa que es apoyada hasta la actualidad por la Gran Logia de Chile. Todo esto demuestra que la Orden Masónica de una manera u otra ha estado permanentemente presente en el scoutismo chileno, y esto no es mera casualidad ni simple filantropía.

El escritor francés Roger Peyrefitte declara que:

“los boy scouts surgieron de la masonería, porque Baden Powell era masón. Soñó, según lo escribió, con hacer convivir en buena armonía “a hijos de duques e hijos de criados”. Por cierto, “la Iglesia, antes de apoderarse del escultismo, se opuso a él encarnizadamente” (Peyrefitte, Roger: “Los hijos de la luz”, Sudamericana, Buenos Aires, 1962.)

El masón suizo Henry Dunant creó la Cruz Roja Internacional (…) Robert Baden Powell fundó el Movimiento Scout, laico y pionero, en tanto que otro masón, Pierre de Coubertin refundó los Juegos Olímpicos”


Si tantos investigadores citan a Baden Powell como francmasón, ¿por qué en el Movimiento scout se oculta o ignora este dato?

¿Robert Baden Powell fue masón?

Trabajar la piedra bruta es la tarea del Aprendiz Masón; para el Scout Aspirante, es él propio responsable de su adelanto.
Trabajar la piedra bruta es la tarea del aprendiz masón; para el scout aspirante, es él propio responsable de su adelanto.

Esta pregunta no ha podido ser contestada aún. Lady Olave afirmó en una oportunidad que Baden Powell nunca fue masón, pero…¿es esto verdad?

Primero que todo debemos decir que no conviene para los intereses de la Iglesia Católica que Baden Powell sea masón y es justamente esta Iglesia quien ha intentado monopolizar el scoutismo en muchos países. Si saliera a la luz la pertenencia de Baden Powell a la antigua Hermandad, ¿qué sucedería?

El catolicismo ha sido el enemigo más duro de la masonería y aún hoy no ha cambiado el juicio negativo de la Iglesia respecto de las asociaciones masónicas, porque

“sus principios siempre han sido considerados inconciliables con la doctrina de la Iglesia, y los fieles que pertenezcan a ella se hallan en pecado grave y no pueden acercarse a la santa comunión”, según una declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe en noviembre de 1983. (Boletín Salesiano, Montevideo, septiembre 1990).

Lo cierto es que ante la falta de documentación que avale el espíritu masónico de Baden Powell, debemos analizar las similitudes entre el scoutismo y la masonería.

 

Leer Más >>>

Deja un comentario