Ensalada mozárabe de bacalao y aguacate a la naranja

Ensalada mozárabe de bacalao y aguacate a la naranja
Ensalada mozárabe de bacalao y aguacate a la naranja

 

 

Ingredientes para 4 personas:

 

– 300 gr de bacalao desalado y limpio

– 250 ml de aceite de oliva

– 1 aguacate grande y que este en su punto

– 2 naranjas

– 200 gr de lechugas variadas. Las que queráis (escarola, lollo rosso,

canónigos, endibias, lechuga roja, hoja de roble, berros, lechuga romana,

lechuga iceberg, etc.)

– 1 tomate grande y maduro

– Sal

– 1 cuchara de vinagre de jerez

– 1 cucharada de perejil picado

 

 

Elaboración:

 

Trocear las lechugas que hayáis escogido, lavarlas y luego centrifugarlas bien. Deben quedar secas y tersas.

Ponemos el aceite en un soté o en un cazo y así en frío introducimos el bacalao desalado, con la piel hacia arriba. El fuego debe estar al mínimo ya que lo vamos a pochar en el aceite. De este aceite saldrá el aliño para la terminación del plato.

El aceite que os sobre, lo podéis utilizar después para freír cualquier pescado. La cocción del pescado os llevara unos 10 minutos más o menos. Ya que luego dejaremos que se enfríe dentro del aceite. Una vez frío sacar el bacalao y haciendo un poco de presión con los dedos sobre la carne os saldrán unos filetitos muy majos y apetecibles. Ahora cortaremos en aguacate en laminas finas.

Sacaremos gajos limpios de la naranja pelada y cortaremos los tomates previamente pelados y sin pepitas en cuadritos.

 

Para el aliño:

 

Coged la mitad del aceite (es conveniente que sea de la parte de abajo, ya que contiene posos del bacalao) y en un plato o un cuenco mezclarlo con el vinagre, el perejil picado y el tomate. Le podéis poner 10 ó 12 gambitas de esas arroceras (que son baratas)cocidas, peladas y cortadas por la mitad.

Terminación del plato. Se ponen el popurrí de lechugas en el centro del plato. Alrededor y formando un circulo, las laminas de aguacate. Por encima y como más os guste, los filetitos de bacalao y los gajos de naranja. Ya sólo os queda salsear el conjunto con el aliño.

 

©2013-paginasarabes®

La actriz Assia Dagher fue una gran productora del cine egipcio del pasado siglo

«Hubo un movimiento de mujeres en la cinematografía enclavado en un período de apertura y modernidad en ese país»

La autora del libro, Flora Lobato. Foto José Luis Fernández  ©La Opinión
La autora del libro, Flora Lobato. Foto José Luis Fernández ©La Opinión

Flora Lobato presenta hoy el libro «Vida de Assia Dagher» en la Biblioteca Pública del Estado a las 20.15 horas. Esta zamorana es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, donde también se doctoró. Ha impartido clase en institutos y en escuelas de idiomas. También es autora de «Edgar Neville entre la literatura y el cine» y ha participado en la publicación colectiva «Palabras para Cervantes» y en «Palabras como velas encendidas», para una causa solidaria. El cine y el mundo árabe son dos constantes presentes en su vida.

-¿Cómo nace esta biografía de Assia Dagher?

-Es un libro enclavado en una colección de biografías. Llegué a este personaje de una manera fortuita. Mi marido es palestino y todos los años vamos a Jordania. En uno de esos viajes él encontró un libro titulado «Las sultanas del cine egipcio, pioneras de la pantalla». Cuando lo iba leyendo me iba hablando de un grupo de mujeres que triunfó en el cine y eso me fue enganchando. Además hace dos años en un bar de Castroverde, donde nací, una persona me comentó que acababa de publicar una biografía sobre una científica italiana. En esa conversación surgió en mí el interés por escribir este volumen. Esa persona me puso en contacto con la editorial, les interesó mi planteamiento y me puse a la tarea.

-¿De qué manera buceó en esta figura cinematográfica?

-Actualmente existen muchos recursos. También consulté biografía como «El cine egipcio popular», donde viene mucha información sobre el movimiento al que perteneció esta artista y mi marido me traducía libros árabes. A la confección de este volumen he dedicado un año, entre la investigación y la posterior escritura. En él explico también los movimientos sociopolíticos que estuvieron presentes en este movimiento.

-¿Por qué se caracterizó esta tendencia?

-A finales del XIX en Egipto había unas reminiscencias colonialistas fuerte y el cine empezó enseguida. En Egipto, la madre cultural del mundo árabe, crearon el «Nahda», traducido como renacimiento. Hubo un gran interés cultural de tal manera que mandaban a la gente a prepararse al extranjero. La apertura y los deseos de modernidad duraron 130 años y dentro de ese período nace el movimiento de estas mujeres en el cine. Las féminas tenían ganas de emanciparse, de ser libres y las que triunfaron en el cine eran de origen humilde y analfabetas. En el caso de Assia ella tuvo más éxito entre 1920 y 1930, cuando se hacía un cine costumbrista.

-¿Qué otros detalles puede aportarnos sobre la actriz?

-Ella fue intérprete que también conoció el cine mudo pero que, sobre todo, destacó como productora. La crítica cuando habla de ella la cita como una excelente productora e incluso la comparaban con hombres. Ella consiguió éxitos que no habían logrado varones. Ella, que nació en Líbano y emigró a El Cairo, era una gran luchadora, tenía ojos verdes y estuvo muy bien relacionada gracias a un familiar. Ese contacto la metió en el mundo del cine a lo que se sumó su belleza y su inteligencia. He conseguido ver una de sus películas, «Saladino el victorioso», realizada en 1963, y ese filme es considerado el más caro del cine egipcio.

-¿Tiene en mente la escritura de otros libros?

-En estos momentos estoy estudiando árabe, pero tengo en proyecto escribir sobre dos mujeres, una de ellas española y otra palestina que fue escritora en el siglo XIX. Sobre este personaje buscaré información en mi próximo viaje a Palestina.

Por N.S.
Con información de La Opinión

©2013-paginasarabes®

Nuestras raíces son árabes, por eso queremos recuperar su historia

TEO PALACIOS. ESCRITOR, AUTOR DE ‘LA PREDICCIÓN DEL ASTRÓLOGO’

Con su nuevo libro. Teo Palacios, con un ejemplar de 'La predicción del astrólogo'.  ©Córdoba
Con su nuevo libro. Teo Palacios, con un ejemplar de ‘La predicción del astrólogo’. ©Córdoba

La caída del Califato de Córdoba desmembró Al–Andalus, que se dividió en pequeños Reinos de Taifas. Uno de ellos, el de Sevilla, adquirió gran relevancia gracias a la dinastía Abbadí, empujada a la guerra por la predicción del astrólogo de la corte, Hasan, que auguró al rey que su reinado acabaría en manos de los bereberes. De eso precisamente habla la nueva novela de Teo Palacios, La predicción del astrólogo (Ediciones B). De eso y del mítico rey–poeta Al–Mutammid, que lo mismo escribía encendidos versos que mataba con sus propias manos a su mentor, el poeta Ibn Ammar. Eran otros tiempos. Hace casi mil años, como recuerda el autor, que asegura que entre el 60 y el 70% de esta historia es verídico.

–¿Por qué escribe novela histórica?

–Porque la historia me apasiona. Nos permite conocer la poca evolución que ha tenido el ser humano y, además, nos enseña muchas cosas. Por ejemplo: que seguimos teniendo las mismas pasiones y cometiendo los mismos errores.

–¿Qué se plantea transmitir cuando aborda una historia?

–Cada historia tiene un planteamiento distinto. En La predicción del astrólogo de lo que quería hablar era del amor y del desamor y de la lucha por el poder. Sin embargo, Hijos de Heracles , que es mi primera novela, habla de otra cosa, de la evolución del ser humano a través de toda una nación.

–¿Qué es lo que más le preocupa a la hora de escribir?

–Que el libro atrape al lector. Yo creo que ahí es donde está la clave, ¿no? Si escribes una historia que no es capaz de enganchar al lector, de tocarle la fibra, la verdad es que el libro no va a llegar a ningún sitio.

–Usted ha escrito sobre los espartanos, los mayas y, ahora, los Reinos de Taifas. ¿Dedica mucho tiempo a documentarse sobre la época en la que se desarrollan sus novelas?

–Todo el que puedo. Para escribir La predicción del astrólogo , desde el inicio del proyecto hasta el punto final de la novela, pasaron dos años y leí absolutamente todo lo que cayó en mis manos. Con Hijos de Heracles pasó igual. Creo que la bibliografía es de treinta y tantos títulos. Nunca es suficiente la documentación, siempre hay cosas que se te escapan y te gustaría tener más amarradas, pero no siempre encuentras lo que buscas.

–Tengo entendido que con ‘La predicción del astrólogo’ ha disfrutado, que su investigación ha sido pródiga en descubrimientos.

–Totalmente. Sobre todo los personajes. Pensar que uno puede hablar de los que fueron los reyes del lugar en el que vives hace mil años pues ya es todo un privilegio, pero si además resulta que tienen una vida de leyenda y son personajes carismáticos, todo esto te enriquece mucho más. Es todo un privilegio haber escrito esta novela.

–¿Cuánto hay de realidad y cuánto de ficción en ella?

–En La predicción del astrólogo casi todo está basado en hechos reales. Incluso hay escenas que alguna gente me dice “pero cómo se te ha ocurrido inventarte esto”, y les tengo que contestar que no es ficción, la historia se hace eco de esto que ocurrió. Procuro no cargar demasiado las tintas en la ficción y basarme todo lo posible en historias reales. Calculo que alrededor del 60 o el 70 por ciento de la novela tiene eco en la historia.

–El título es inquietante, genera incertidumbre. Supongo que en aquella época debía pesar como una losa una mala predicción.

–Totalmente. Tanto, que la política agresiva y de expansión del Reino de Sevilla en el siglo XI se debió precisamente a esa predicción en la que al rey le dijeron que los hombres del sur, los bereberes, iban a ser los causantes de la caída de su dinastía y, debido a eso, intenta hacerse con todos los reinos cercanos que pertenecían a esta etnia. Fíjate si era importante la opinión de un astrólogo.

–¿Qué tiene de especial la época árabe para ponerse de moda entre los novelistas históricos?

–Yo creo que tiene de especial que son nuestras raíces, por más que seamos romanos antes y cristianos más tarde. En nuestra vida la cultura andalusí pesa. Hay muchas palabras todavía que utilizamos de aquella época. Y, además, el hecho de que es una parte de la historia que no nos cuentan, la tenemos olvidada, y poder rescatarla y recuperarla es algo que llama especialmente la atención a la gente que se acerca a este tipo de género.

–La figura de Al-Mutammid, el rey-poeta, es fascinante. También la extraña alianza entre la crueldad y la poesía.

–Por completo. Lo que pasa es que tenemos que tener en cuenta que estamos hablando de gente que vivió hace mil años. La forma de vida era completamente distinta. Podían estar cantando versos a la mujer que se amaba y al día siguiente asesinar a su propio hijo porque intentaba derrocarte y quitarte el reino. Afortunadamente, en ese sentido, la sociedad sí ha avanzado, no tanto el ser humano, que sigue teniendo los mismos problemas, las mismas pasiones y las mismas ganas de venganza y poder. Es una pena que seamos así pero es que esa es la naturaleza del ser humano.

–¿Cómo ha sido acogida su novela en Sevilla? Recrea una época en la que la ciudad adquirió relevancia.

–Por los libreros y los lectores, muy bien. Todas las noticias que vamos teniendo reflejan un verdadero entusiasmo por ella.

–‘La predicción del astrólogo’ también habla de Córdoba, que, aunque no vivía un gran momento histórico, sí contaba con grandes poetas, como Ibn Zaydun y Wallada.

–Ciertamente. Y de hecho Ibn Zaydun es uno de los personajes principales de la novela, no protagonista, pero sí tiene su parte en la historia de La predicción del astrólogo . Entre otras cosas porque cuando Wallada e Ibn Zaydun rompen su relación el visir cordobés se viene a Sevilla y pasa a formar parte de la corte sevillana. Sin duda, la historia entre Wallada e Ibn Zaydum es una historia a la que tendríamos que dedicarle un poco más de atención y me sorprende que no haya gran cosa escrita sobre ellos.

LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO // DOS HERMANAS, SEVILLA, 1970.
PROFESIÓN // COMPAGINA LA ESCRITURA CON LA DIRECCIÓN DE EMPRESA.
TRAYECTORIA // HA ESCRITO TRES NOVELAS HISTÓRICAS: ‘HIJOS DE HERACLES’, ‘EL COLLAR MAYA’ Y ‘LA PREDICCIÓN DEL ASTRÓLOGO’.

Por Francisco Antonio Carrasco
Con información de Córdoba

©2013-paginasarabes®