Haced verdad mi voluntad – La magia y su práctica

cirse_002

El término magia deriva de magi, uno de los elementos religiosos incorporados por los magos en la antigua Babilonia. También se dice que proviene del persa, se atribuye al nombre de un sacerdote de los medas, Magush, que contiene la raíz magh : “ser capaz”, “tener poder”.

Decía Nietzsche: ¿Ustedes creen que podrían haber aparecido y haberse desarrollado las ciencias si no hubiesen ido precedidas por los magos, los alquimistas, los astrólogos y los brujos, cuyas promesas y espejismos debieron de despertar antes hambre y sed de poderes ocultos y prohibidos, haciendo que se saborearan antes éstos con agrado?…

En Egipto se encontró un papiro, llamado Westcar Papyrus, es  el relato conocido más antiguo de magia. Los acontecimientos se sitúan en el Imperio Antiguo pero el papiro está escrito en tiempos de los hicsos, entre 1650 a. C. y 1540 a. C. Donde se relata la actuación de un mago egipcio llamado Dyedi ,al parecer tenía el poder de unir una cabeza al cuerpo de un animal decapitado, domar a un león salvaje, y saber el número de habitaciones secretas en el santuario de Toth . Keops, intrigado, mandó a su hijo traer a este sabio, y a la llegada de Dyedi a la corte ordenó un ganso, un ave acuática y un buey decapitados. Dyedi , invocando unas extrañas palabras ,unió todas las cabezas con sus respectivos cuerpos.

Desde los albores de la civilización y  en las culturas más antiguas encontramos  la existencia de creencias y prácticas mágicas. Todas las culturas del mundo han seguido un proceso semejante en su evolución religiosa, siempre empezando en las actividades mágicas y derivando en religiones bien establecidas, diferenciándose la primera de la segunda en que esta última busca propiciarse a entidades superiores o deidades, mientras que la primera sólo busca alcanzar el efecto necesario o “lógico” de la naturaleza .

De la misma manera que la estética se define por la noción de lo bello, las técnicas por el grado de eficiencia, lo económico por la noción de valor, y el derecho por la noción de bien, los fenómenos religiosos o mágico-religiosos se definen por la noción de lo sagrado.

La magia ha sido y es objeto de estudio de ciencias sociales como la antropología cultural , la etnología y la psicología.  La segunda mitad del siglo XIX se caracteriza por un renovado interés por el ocultismo y el esoterismo mágico. En 1871 , E. Tylor la define como una “ciencia equivocada” al no distinguir entre la la relación causa- efecto de las propiamente temporales. J.G Frazer, quien consideraba la magia como el primer estadio del desarrollo cultural, brindó una primera clasificación en magia simpatética y magia contagiosa.

El etnólogo francés L. Lèvy- Bruhl, consideraba a las culturas primitivas guiadas por una visión mágico-mística del mundo, es decir pre-científica, en la cual cada objeto puede transformarse en cualquier momento en otro, idea que nos induce a la asociación con la escena transferencial.

brujeria_089

La magia de transferencia se centra en la vinculación, afectiva o no, que se establece entre un sujeto y otro, ya sea persona o semejante, animal, vegetal o mineral. A esta transmisión también puede calificársela como empatía. Empatía no es más que la capacidad de identificarse y compartir las emociones o los hechos del paciente, con el objeto sujeto a ser transferido. Prácticamente todos los países árabes practican el tipo de magia transferencial (llamada también magia simpatética) en lo que a salud se refiere.

En el norte africano era costumbre extendida entre pastores que, cuando sentían dolor de cabeza, golpeaban la testa de un animal del rebaño hasta abatirlo, sin causarle daños mayores, y el dolor del pastor desaparecía.

En el Rif, los pastores suelen confesar los pecados del enfermo a una cabra del rebaño. Luego dejan caer unas gotas de sangre del afectado encima de la testuz del animal, y lo dejan libre por el campo hasta que la enfermedad desaparece.

En Arabia, cuando había grandes epidemias, paseaban repetidamente el mejor de sus camellos por todos los rincones de la ciudad, en el convencimiento de que la peste quedaría atrapada en el cuerpo del camello. Seguidamente, el camello era llevado a un lugar sagrado y lo estrangulaban ritualmente.

LOS BEREBERES

Los bereberes son musulmanes  menos ortodoxos que los árabes, ya que sus ritos religiosos suelen incluir elementos animistas originarios de antiguas religiones pre-musulmanas.

Sus mujeres, perpetuadoras de la tradición, suelen reunirse en zawiyas, edificios religiosos cercanos a una ermita o santuario, o en marabouts, que son tumbas de los santos veneradas por la comunidad. Allí suelen charlar, intercambiar recetas e impartir habilidades como la de tejer, cocinas o cantar. Pero al margen de esta comunión de conocimientos, también acuden a estos lugares a pedir favores de salud, buenas cosechas, trabajo, así como amor y fertilidad.

Todo el universo mágico, simbólico, religioso y femenino se concentra en la sabiduría de las mujeres lherb’ n’ tmgarin, consideradas como las mejores curanderas, yerberas, hechiceras, sabias, pero también marginadas y estériles. Ellas son las que controlan el mundo de los jinn. Saben llamarlos y aliar fuerzas maléficas o benéficas para ayudar a la comunidad femenina.

Leer Más >>>

Deja un comentario