La campana de los conjuros – La Mora

la_mora_001
La Campana Mora o de los conjuros , llamada así por las enigmáticas inscripciones que contiene

La campana ‘La mora’, llamada también de ‘Los conjuros’, es, según García del Toro, una de las más antiguas de España. Se trata –asegura- de una campana con una enorme carga mágica y religiosa, valores que, según él, ha acumulado durante siglos.

Según García del Toro, la campana es posiblemente “la más antigua de España, al menos si nos atenemos a las pruebas epigráficas”, ya que la fecha especificada en ella es la de 1383 de nuestra era.

Aunque existen referencias de campanas más antiguas, como la campana de San Lorenzo, fundida en 1086, el mismo año en el que Alfonso VI de León es derrotado en Sagrajas por las tropas almorávides de Yusuf . Y la del Abad Samson, que se localiza en el Museo de Córdoba .

Regresando a la campana “La Mora “, nos dice el profesor del Toro , que ésta pasó a lo largo de su historia por numerosas vicisitudes. Incluso, a mediados del siglo XX, estuvo a punto de ser fundida en la Bazán para hacer otra nueva. Fue precisamente Ginés García Martínez, padre del profesor Del Toro, quien la salvó de ese destino, realizando la monografía más completa que existe sobre ella.

la_mora_002
Campana mozárabe del Abad Samsón

El apelativo de ‘La mora’ proviene, según García del Toro, de las enigmáticas inscripciones que contiene, y que posiblemente fue la causa que instó a considerarla de época árabe durante siglos. Realmente se trata de la Campana de los Conjuros, utilizada entre los meses de mayo y septiembre para tocar a conjuro con ella, siempre a las cinco de la tarde.

La campana contiene una estrella de cinco puntas, la Pentalfa o Pentáculo, que viene a ser un talismán conjuratorio que sojuzgaba al maligno, e incluye la siguiente leyenda: “Este es el signo de la cruz del señor, ¡Huid facciones enemigas!, ha vencido el león de la tribu de Judá, vástago de David, Aleluya”. Dichos conjuros servían para ahuyentar todo tipo de males: desde epidemias –frecuentes en Murcia durante siglos- hasta riadas, al tiempo que se utilizaba para conjurar a las nubes y pedir esa lluvia tan escasa y vivificadora para Murcia.

En una época en la que se habla de mestizaje, se ha olvidado al que, en opinión de García del Toro, es sin duda el icono más importante que existe de la convivencia entre religiones, pues se trata de un testimonio único entre las tres principales religiones:, ya que “la campana fue diseñada por un judío, fundida por un moro y la hizo repicar por primera vez un cristiano, teniendo de esta forma –añade- refrendado el sincretismo de las tres castas creyentes del medioevo español y murciano”

Breve repaso de la historia de las campanas.

Las campanas desde la antigüedad ,ya  conocidas de los pueblos egipcios y asiáticos en forma de campanillas y usadas también por los griegos y los romanos, fueron adoptadas por la Iglesia católica para convocar a los fieles por lo menos desde el siglo V. Los romanos les dieron el nombre de tintinabula y los cristianos las llamaron signum porque servían para señalar o avisar la hora de las reuniones. Se comenzaron a fundir las de mejor calidad y tamaño en la región italiana de Campania en el siglo VII, de ahí el origen posterior de su nombre. También se las conocen con el nombre de “nolas”, debido a que la ciudad de Nola es la capital de la Campaña, si bien este apelativo queda con el tiempo para designar las de pequeño tamaño: campanilla, esquila, codón, etc., que se utilizaban en el coro, refectorios, instrumentos o actos litúrgicos.

En las iglesias antiguas y en las de nueva construcción, se impone la edificación de torres con el fin de instalar las campanas para que su sonido, gracias a la altura, llegara lo más lejos posible, convirtiéndose, de alguna manera, en el medio de comunicación tradicional que el pueblo escucha y sabe interpretar. Marcan el tiempo de la colectividad e identifica el lugar donde suceden asuntos importantes, tanto religiosos como civiles.

Estas torres imitan en altura a los minaretes(1) de las mezquitas, y las campanas a la voz del almuédano(2) convocando al pueblo a la oración. Los musulmanes diferían de este uso ya que se pensaba que su tañido asustaba a los espíritus vagabundos e interrumpía el descanso de las almas. Y que por lo tanto, durante su presencia en España  ,eliminaron los badajos e hicieron enmudecer las campanas que había en los territorios ocupados, bajándolas de las torres y utilizándolas como lámparas en la gran mezquita de Córdoba. Según dice la leyenda de las campanas de Santiago de Compostela, que una vez desmontadas por Almanzor,  ordenó trasladarlas  a la mezquita de Córdoba a hombros de los cristianos; Fernando III las recuperó en su conquista de 1236, y las devolvió, esta vez a hombros de musulmanes,según el cronista Rodrigo Jiménez de Rada, el rey silenció el almuédano y envió las campanas de vuelta a Compostela

Notas

1 El alminar o minarete es el nombre con el que se conocen las torres de las mezquitas ,minār o manār, el primero directamente con adición del artículo árabe al- y el segundo del francés minaret, tomado del turco, minare, que a su vez lo toma del árabe. La palabra árabe minar significa en realidad «faro», porque en siglos pasados era frecuente la colocación de luces en los minaretes para orientar a los viajeros hacia la ciudad. En árabe la palabra que designa más propiamente al minarete es mi’dhana, es decir, lugar desde donde se realiza el adhan o llamada a la oración

2 El almuédano, almuecín o muecín es, en el Islam, el miembro de la mezquita encargado de realizar la llamada a la oración o adhan cinco veces al día, con frecuencia desde la torre o alminar. Los tres términos españoles proceden del árabe  [mu’aḏḏin]) o “gritador”. Almuédano viene directamente del árabe andalusí; Muecín viene del turco müezzin (tomado del árabe) por medio del francés. Almuecín es un híbrido de ambas palabras. El almuédano es elegido por su voz y su personalidad.

Referencias:
Extracto de un artículo de Pascual Vera
El Viaje de las Campanas ,de Serafín Linares Roldán
Sons of Ishmael, de John V. Tolan

Por Victoria Yapur

©2012-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

La campana de los conjuros – La Mora por Victoria Yapur se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *