Leyenda de la Mora Saluquia

4757563_a
La leyenda de la Mora Saluquia está ligada a la actual denominación de la ciudad portuguesa de Moura. Según la leyenda, la princesa Saluquia, hija de Abu-Hasan y gobernadora de la ciudad entonces llamada Al-Manijah, se enamoró perdidamente de Bráfama, alcaide musulmán de Aroche. En la víspera del matrimonio, Bráfama se dirigió en comitiva a Al-Manijah, a diez leguas de distancia. Pero todo el territorio alentejano al Norte y al Oeste ya había sido conquistado por los cristianos y la jornada se presentaba peligrosa.

reina_mora_robert_a
Por entonces don Alfonso Enríquez encargó a dos hidalgos, los hermanos Álvaro y Pedro Rodríguez conquistar la ciudad de Al-Manijah. Estando al corriente de los preparativos matrimoniales que allí se desarrollaban, los hermanos se emboscaron en un olivar cerca de los límites de la población.

” Si alguien se salvara , lleve esta flor a Saluquia”

Sorprendido por la acción de los caballeros cristianos, la comitiva de Aroche fue vencida fácilmente y Bráfama fue asesinado. Disfrazándose con los vestidos de los musulmanes, los hidalgos cristianos se dirigieron a la ciudad. Saluquia estaba en lo alto de la torre del castillo, donde aguardaba la llegada de su novio. Viendo aproximarse un grupo de caballeros aparentemente islámicos, la princesa creyó que se trataba de la comitiva de Bráfama, a lo que ordenó les franqueasen las puertas de la fortaleza. Pero apenas traspasaron la muralla, los cristianos se lanzaron sobre los defensores de la ciudad, cogidos por sorpresa, y conquistaron el castillo. Saluquia se dio cuenta entonces del error que había cometido y, herida por la certeza de la muerte de Bráfama, cogió las llaves de la ciudad y se precipitó desde la torre donde se encontraba.

 

3423424645_a

El relato del sacrificio de Saluquia dice …

“En la explanada del Castillo, pálida, y con un hilo de sangre que le surcaba el rostro manchándolo mortalmente, allí estaba ella, guardando heroicamente con las manos cruzadas, en una crispación de energía que la muerte petrificara, las llaves del castillo árabe, de donde ya era abatida la roja bandera del Islam.

Las puertas aún no estaban forzadas, y uno de los cristianos iba a arrancar brutalmente de las manos de Saluquia las llaves de la fortaleza. Alvaro Rodriguez, capitán de los cristianos, lo contuvo. Hízose en su conciencia un relámpago de justicia, y sintió humillado su orgullo de conquistador ante aquel cadáver, que era una gran lección de heroicidad. Inclinóse sobre la muerta, y con un doblez del manto de Bráfama quiso limpiarle la mancha de sangre que empañaba un poco la hermosura del rostro de Saluquia; en aquel momento soltóse el manto y de un oculto pliegue salió desprendida una rosa blanca, en cuyos pétalos había motas extrañas de color rojizo.

Y la rosa cayó, en un deslizarse suave, sobre los labios fríos de la princesa mora “.escudo_vila_de_moura_a

Conmovidos por la historia de amor que los supervivientes musulmanes les contaron, los hermanos Rodríguez renombraron la ciudad como Terra da Moura Salúquia (Tierra de la Mora Saluquia). El tiempo se encargó de transformar esa denominación en Terra da Moura (Tierra de la Mora), hasta que evolucionó hasta la forma actual de Moura. A una torre de tapial del Castillo de Moura todavía hoy se le llama la Torre de Saluquia, y a un olivar de las proximidades de Moura, aquél donde supuestamente se habían atacado a Bráfama y su comitiva, se llama Bráfama de Aroche. En el escudo de armas de la ciudad de Moura figura una musulmana muerta en el suelo, con una torre en segundo plano, en alusión a la leyenda de la Mora Saluquia.

Referencia

Cultura+Desporto/História/Lenda da Moura Salúquia.

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
Leyenda de la Mora Saluquia por Páginas Árabes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

El Divani Shamsi Tabriz, XIII

©2011-paginasarabes®

Licencia Creative Commons
El Divani Shamsi Tabriz, XIII por Páginas Árabes se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.