Bastet – La divinidad felina

bast_9993847465_b
La deidad felina era una de las más populares en el Antiguo Egipto

Bastet tenía cuerpo de mujer y cabeza de gato, aunque también era normal verla representada sólo en su forma de animal. Hija de Atum, el primer dios egipcio, a ella se levantaban las plegarias de las madres ya desde la cuarta dinastía, pues simbolizaba el amor maternal y la protección del hogar. Como es lógico en un gato, era acérrima enemiga de las serpientes, de los que se da cuenta en varios mitos en los que no duda en atacar al reptil Apofis para proteger a su padre.

Su figura estaba estrechamente relacionada con Sekhmet, cuya testa era la de un león. Si Bastet era la apariencia apacible del Sol, Sekhmet era el astro rey abrasador, además de una deidad guerrera que rara vez mostraba compasión. Asimismo, Hathor también es una referencia constante cuando hablamos de la diosa gata, aunque en la mayor parte de los casos, esto se debe a una confusión, aunque no es raro ver asociada a Bastet como hija de ésta.

Como ya hemos dicho, se la representa normalmente o como una mujer con cabeza de gato, o como un gato sin más, pero esto es matizable. La primera de las figuras suele llevar un collar aegis y en las manos porta una cesta en la que suele transportar a sus crías y un sistro, un instrumento musical. A veces aparece entronizada, pero lo más corriente es que esté de pie.

bastet_8888765_a
La ciudad de los gatos

Bubastis, ciudad principal del culto a Bastet, cuyo nombre moderno es Tell Basta, está situada en la parte oriental del Delta del Nilo. El edificio principal de la ciudad era, evidentemente, el templo dedicado a la deidad, se supone que erigido en gran parte por el faraón Osorkon II. Levantado en granito rojo, era el centro neurálgico de la fiesta anual que se celebraba en honor a la Gata y que congregaba a miles de fieles.

Esa festividad anual tenía como uno de sus puntos fuertes los festejos de la fiesta de la embriaguez. Acompañando la velada con grandes dosis de vino y cerveza, los devotos recordaban cómo con dichas sustancias lograron aplacar la ira de la diosa, que había adoptado la forma de Sekhmet.

Aparte de esta, también otras fiestas en honor a Bastet, como son “La procesión de Bastet”, “La aparición de Bastet a Ra”, “Bastet protege las Dos Tierras” o “Bastet protege la ciudad de Bubastis”.

Poco queda de la antigua Bubastis, que perdió su fuerza e importancia comercial con el auge de Alejandría. Aparte del templo principal, se conservan dos capillas que se creen fueron construida por los faraones Amenemhet III y Amenhotep III, y un templo de Pepi I.

bastet_555654_a
Bastet: la diosa guardiana del hogar

Bastet es la diosa guardiana del hogar y se la asocia a la fecundidad amorosa y a los poderes benéficos del sol. Su nombre, relacionado con un ungüento empleado en las ceremonias funerarias, hace pensar en su relación con los difuntos. Por lo general aparece como una diosa pacífica, aunque también se nos muestra como una mujer con cabeza de leona. Ya en el Imperio Antiguo simbolizaba a la madre del rey, a quien protege y ayuda a alcanzar el cielo.

El culto a Bastet adquirió tanta relevancia que en los templos dedicados a la diosa se criaban gatos, que eran su representación. Cuando morían eran cuidadosamente momificados y enterrados en sus propias tumbas. Bubastis, Saqqara, Tanis, Beni Hassan y Tebas son emplazamientos donde han sido hallados restos de dichos entierros.

bast_7654847465_a
Bastet es la diosa gata de Bubastis (ciudad del Delta del Nilo), era guardiana de la casa, feroz como defensora de sus hijos, representaba al amor maternal, la abundancia, también le decían señora del placer.Era la diosa de la música y la danza.Era la que protegía a los gatos, así como enemiga de las serpientes. También simbolizaba la fertilidad del sol contrariamente a Sekhmet.A Bastet le pusieron “Señora del Este” en cuanto a Sekhmet le pusieron “Señora del Oeste”, en el Reino Nuevo se la considero una diosa de la guerra que se le asociaba con el sol. Tambien había unos festivales y ella se emborrachaba (que raro en una diosa ¿No?) en esos momentos estaba totalmente prohibida la caza de leones para que no se provocara su ira, en su templo había gatos sagrados que eran (se supone) la reencarnación de ella y los momificaban cuando morían. Se dice que el gato mas parecido a Bastet es el Abisinio.La doble naturaleza felina:Bastet y Sekhme

bastet_445654_a
Bastet (también conocida como Bast, Pasch, Ubasti) tenía cabeza de gato negro y Sekhmet, cabeza de león. Ambas diosas representaban el balance entre el bien y el mal en la naturaleza humana. Sekhmet era una diosa violenta, fiera y destructiva, se asociaba con la guerra. Bastet, por el contrario, simbolizaba la fertilidad, maternidad, alegría, belleza, danza y placer. A ella se le atribuía el poder de hacer que crecieran las cosechas de trigo y cebada, así como la capacidad de proteger a los seres humanos de la enfermedad y los malos espíritus. A Bastet se le asociaba con el ojo izquierdo de Ra, del dios solar; Sekhmet era el ojo derecho.Dentro del panteón* egipcio, Bastet fue una de las diosas más populares y queridas. Su culto alcanzó su clímax alrededor del año 950 antes de nuestra Era. El templo principal de esta diosa estaba en Bubastis (ahora Tell Bastra), una población en la región sudeste del delta del río Nilo. En el Templo de Bastet en Bubastis vivían cientos de gatos considerados sagrados y alrededor del templo había varios cementerios para gatos. El festival en honor de la diosa Bastet se celebraba el 31 de octubre, al cual acudían miles de personas en peregrinación. Se hacían rezos y se quemaba incienso; pero también había cantos, vino y desenfreno.

Los egipcios querían tanto a Bastet que la convirtieron en la diosa doméstica y protectora de mujeres, niños y de los gatos del hogar. Las imágenes de Bastet la muestran con una cabeza de gato negro con orejas puntiagudas. Por vestimenta lleva una larga capa y frecuentemente carga una canasta que a veces contiene unos gatitos. También porta un escudo, y una sonaja llamada sistrum. Las mujeres embarazadas cargaban amuletos de la diosa-gato Bastet para que las protegiera con su escudo durante el periodo de gestación y las ayudara en el momento de dar a luz. Asimismo, se sacudía la sonaja sagrada de Bastet sobre las camas de los madres para ahuyentar a los espíritus malignos.

La diosa Bastet ya se encuentra en el panteón egipcio en la dinastía II. Su nombre significa “la de los Bas”, que es el nombre de un frasco de ungüento que se empleaba en las ceremonias funerarias; esto quiere decir que esta diosa estaba relacionada con la protección del difunto en el Más Allá.

Se muestra como una diosa pacífica, pero cuando se enfada se transforma en una mujer con cabeza de leona, asimilándose a la diosa Sejmet.Algunas veces aparece como hija de Ra o Atum, tomando como madre a Hathor o a Tefnut. En otras ocasiones, forma tríada con Atum o Mahes “El León de Mirada Feroz” como esposos, y con Horhekenu como hijo.Desde el Imperio Antiguo, es la madre del rey, al que ayuda y protege para alcanzar el cielo.

bastet_000987_a
Se identifica con algunas diosas del panteón: Hathor, Sejmet, Tefnut, Mut, Uadyet o Pajet, compartiendo multitud de leyendas con algunas de estas deidades.Relacionada con Sejmet, Hathor y Tefnut, entró en el mito de la Diosa Lejana marchando a Nubia, donde tomó el aspecto de una leona encolerizada identificándola con el Ojo de Ra. Esta leyenda se registra por primera vez en los muros de la tumba del faraón Seti I, grabándose después en muchos templos del Período Ptolemaico.

En honor a esta diosa en la ciudad de Bubastis se celebraba “La Fiesta de la Embriaguez”, donde se consumía vino en abundancia, se bailaba y se hacía sonar la música. Esta fiesta se realizaba para que la diosa Bastet se mostrara contenta y halagada, y de este modo no tomara el aspecto de una leona enfurecida.

Su culto fue tan importante que en sus templos se criaron gatos que eran su representación, y a la muerte de éstos, eran cuidadosamente momificados enterrándolos en tumbas específicas para ellos. Encontramos algunas necrópolis de este tipo en Bubastis, Saqqara, Tanis, Beni Hassan y Tebas.

El principal centro de culto donde se adoraba a la diosa Bastet se encontraba en Bubastis; pero también fue venerada en Menfis (asimilada a Sejmet), en Heliópolis (asimilada a Tefnut), en Tebas (asimilada a Mut), en Leontópolis y en Heracleópolis.

gato_negro_bast_a
Cuenta la leyenda que se rendían ante los persas cuando éstos sostenían gatos frente a sus escudos, ya que los persas sabían cómo eran considerados los gatos. Los egipcios eran capaces de rendirse antes de lastimar a alguno. Así fue como perdieron a la ciudad de Pelusio (actual Puerto Said).

La mitología cuenta que Ra, dios del sol, cansado de la rebelión de los hombres, envió a su hija que tomó el aspecto de una leona, Sekhmet, furiosa y sanguinaria, que tomó iniciativa propia y comenzó a aniquilar a los hombres. Entonces Ra, tuvo que enviar a un guerrero, Onuris, que amansó a Sekhnet, convirtiéndola en Bastet, una diosa maternal que se hizo muy popular en el pueblo egipcio. Bastet se convirtió así en la diosa de la música, de la danza, de la alegría y de la maternidad. Muchos historiadores creen que es el antecedente pagano a la adoración a la Virgen María.Era representada como una mujer con cabeza de gata o a menudo como un gato sentado, de cuello estilizado.

 Thode, Rosa. El Panteón: Bastet. La Tierra de los Faraones

Licencia Creative Commons

Bastet – La divinidad felina por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *