Flotilla navega entre sabotajes y amenazas – Por Bego Astigarraga

De izquierda a derecha: Ann Wright, coronel retirada del ejército de Estados Unidos, Vangelis Pissias y Dror Feiler

ATENAS, 28 jun (IPS) – A pocas horas de que las 10 naves de la Segunda Flotilla de la Libertad – Seguimos Siendo Humanos zarpen rumbo a la palestina franja de Gaza, a las amenazas de Israel se sumaron presuntas acciones de sabotaje.

La flotilla, que intentará romper el bloqueo israelí por segundo año consecutivo, incluye dos cargueros que llevarán más de 5.000 toneladas de ayuda humanitaria, en especial material sanitario, educativo y de construcción.

En aguas internacionales se encuentra ya uno de los dos barcos franceses, el Dignity, que partió de un puerto de Córcega el 25 de junio a la espera de unirse al resto del convoy humanitario.

Después de que la coalición internacional organizadora de la flotilla celebrara el lunes 27 una rueda de prensa en Atenas ante periodistas de todo el mundo para anunciar su inminente salida este jueves o el viernes, el buque Juliano, del grupo Ship to Gaza Sweden (Barco a Gaza – Suecia), fue objeto de un acto de sabotaje en el puerto del Pireo, en el sudeste griego, donde se encontraba anclado.

La caja de la hélice quedó destrozada y el eje cortado, aunque los daños “son reparables” y fueron registrados en vídeo por submarinistas de la organización como prueba del sabotaje, aseguraron los organizadores.

“Una cosa es que un poder extranjero presione a Grecia para retrasar nuestro viaje, y otra muy distinta que agentes enemigos operen en territorio griego”, afirmó el portavoz de Ship to Gaza, Mattias Gardell.

“Es hora de que la comunidad internacional diga ¡basta!”, afirmó el grupo en un comunicado.

El Juliano, propiedad de Ship to Gaza en Suecia, Noruega y Grecia, homenajea con su nombre al israelí Juliano Mer-Khamis, actor y director del Teatro de la Libertad, asesinado el 4 de abril en la ciudad palestina de Jenín, en el norte de Cisjordania.

La franja de Gaza soporta un bloqueo impuesto por Israel desde febrero de 2006, poco después de que el radical Hamás (acrónimo árabe de Movimiento de Resistencia Islámico) ganara las elecciones generales palestinas. En los años subsiguientes la medida se endureció, sobre todo tras la ofensiva militar Plomo Fundido, lanzada a fines de 2008.

El Free Gaza Movement (Movimiento Gaza Libre), organizador de la segunda flotilla, aseguró el lunes que las amenazas de Israel no detendrán los planes.

“Si llegamos a Gaza habremos cumplido nuestro objetivo y si no, otras futuras flotillas nos seguirán, una detrás de otra, año tras año, hasta que el bloqueo se termine e Israel cumpla con la legalidad”, afirmó el músico y activista sueco-israelí Dror Feiler en Atenas.

Grecia está bajo presión de Israel para que impida zarpar a los barcos, en un momento de especial vulnerabilidad para este país por la crisis política y financiera que afronta.

“Hacemos un llamamiento al gobierno griego para que no se convierta en cómplice de las acciones ilegales de Israel sucumbiendo a las presiones, y se sume a Francia en su postura de no impedir la salida de los barcos”, dijo Vangelis Pissias, coordinador de la delegación griega.

“Israel intenta por todos los medios detener a nuestros barcos, con presiones a los gobiernos, amenazas a las aseguradoras y a las compañías de comunicaciones, con intimidaciones a los defensores de los derechos humanos y demandas frívolas”, sostuvo Free Gaza Movement en un comunicado.

El gabinete de seguridad israelí, presidido por el primer ministro Benjamin Netanyahu, reafirmó su decisión de impedir la llegada de la Flotilla a Gaza aunque “con la mínima fricción posible con los pasajeros de los barcos”, según un comunicado emitido por la oficina del premier.

La radio pública israelí también informó que el Poder Ejecutivo acordó con Egipto que el material humanitario que transportan los dos cargueros pueda ser descargado en el puerto egipcio de Al Arish para ser traslado por tierra a Gaza.

Israel afirma contar con informaciones de que en el convoy viajan activistas “dispuestos a matar a soldados israelíes con sustancias químicas”, cuando éstos intenten abordarlos, y que también habrá pasajeros de la Fundación de Ayuda Humanitaria de Turquía (IHH por sus siglas en turco), organizadora de la primera flotilla, y de Hamás, organizaciones a las que considerada “terroristas”.

Estas declaraciones se efectuaron un día después de que funcionarios y representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores informaran al gabinete que no disponían de datos sobre militantes o grupos asociados a organizaciones terroristas planificando tomar parte en la flotilla.

Israel empleó argumentos similares antes y después del asalto de sus comandos al buque insignia de la primera flotilla, Mavi Marmara, el 31 de mayo de 2010, cuando éste aún surcaba aguas internacionales rumbo a Gaza. En la operación militar murieron nueve activistas turcos.

Un representante de los familiares de las víctimas del barco, que este año se retiró de la flotilla por “motivos técnicos”, viajará en el barco español Gernika junto a otras 45 personas de todo el territorio peninsular, entre activistas, representantes políticos y periodistas.

“El Gernika llevará el espíritu de nuestros compañeros asesinados. Es una muestra de solidaridad con los que no han podido viajar este año”, dijo a IPS Manuel Tapial, coordinador de Rumbo a Gaza.

La ministra española de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, solicitó a las autoridades israelíes actuar con “prudencia y contención” ante la segunda flotilla.

En este convoy viajan 50 periodistas internacionales ‒entre ellos esta reportera‒ a los que Israel amenazó el domingo con prohibirles por 10 años el ingreso a su territorio, aunque luego echó marcha atrás.

Entre los países que participan está Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Noruega, Suecia y Suiza. Un barco conformado por integrantes de varias naciones árabes podría sumarse desde Jordania en los próximos días.

Unos 500 activistas y personalidades de la sociedad civil internacional están listas para navegar. Pero hay temor de que las fuerzas israelíes asalten el convoy empleando gases lacrimógenos, dispositivos lanza-agua, bombas de sonido y perros adiestrados.

Fuente:ips 

Lieberman: Los participantes en la flotilla buscan “sangre” – “ESTÁN AHÍ PARA PROVOCAR”

Avigdor Lieberman

El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, ha asegurado este martes que los participantes en la Segunda Flotilla de la Libertad, que pretende llevar ayuda humanitaria a la Franja de Gaza y romper el bloqueo impuesto por Israel en este territorio palestino, buscan “enfrentamientos y sangre”.

Los activistas pro-palestinos han dicho que cerca de una docena de barcos podrían partir en los próximos días desde puertos europeos hacia Gaza, gobernada por el grupo islamista Hamás. Cuando otros activistas intentaron llegar por mar al enclave palestino hace un año, la Marina israelí atacó uno de los barcos, causando la muerte de nueve ciudadanos turcos.

“Está claro que están ahí para provocar, buscando enfrentamientos y sangre y para salir en televisión”, ha declarado Lieberman a la Radio de Israel. El ministro ha afirmado que entre los participantes en la flotilla hay “un núcleo duro de activistas terroristas”.

Pero los participantes estadounidenses han subrayado en su página web que sus intenciones son pacíficas y que zarparán “sin protección armada y sin amenazar con el uso de la fuerza”.

En la rueda de prensa que ofrecieron este lunes en Atenas, un grupo de unos 400 activistas –entre ellos varios europarlamentarios, un ex analista de la CIA, un superviviente del Holocausto y profesores– se quejaron de que Grecia había cedido a las presiones de Israel y estaba recurriendo a tácticas burocráticas para impedir su partida.

OTRAS OPCIONES PARA ENTREGAR AYUDA

Israel ya ha advertido de que impedirá que la nueva flotilla alcance la Franja, y Lieberman ha reiterado este martes a los activistas la idea de que entreguen la ayuda en el puerto israelí de Ashdod o a través de Egipto o la ONU.

El ministro ha aseverado que Israel “se encargará adecuadamente de la flotilla”. “Gracias a nuestra actividad diplomática, el número de barcos, su tamaño y el número de participantes se han reducido. La mayoría de los que en un principio pretendían unirse a la flotilla se han convencido con nuestras explicaciones sobre la situación humanitaria en Gaza. Comprenden que quienes quieren ayudar pueden hacerlo por medios legales”, ha detallado.

Israel mantiene que el bloqueo de la Franja de Gaza tiene como objetivo impedir que Hamás, que se niega a reconocer el Estado judío, a renunciar a la violencia y a aceptar los acuerdos de paz firmados, obtenga armas. Los palestinos, por su parte, dicen que el bloqueo es ilegal y que está asfixiando la economía gazací.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, pidió este lunes a los gobiernos de los distintos países que no ayuden a la flotilla y dijo que ha ordenado al Ejército que detenga los barcos si es necesario. Lieberman ha indicado que las autoridades israelíes han mantenido “cientos, quizá miles de conversaciones a distintos niveles” con gobiernos extranjeros para convencerles de que deben pedir a sus ciudadanos que no se embarquen en la flotilla.

Una fuente militar israelí ha señalado que Israel posee datos que apuntan a que algunos activistas pretenden atacar a los soldados con ácido y sustancias químicas letales si finalmente realizan un abordaje. Pero Dror Feiler, un israelí que viaja en la flotilla, lo ha negado en una entrevista con la Radio del Ejército y ha agregado que todos los pasajeros han firmado un documento en el que se comprometen a no usar la violencia.

PERIODISTAS EN LA FLOTILLA

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, informó este lunes de que había revocado una decisión de la Oficina de Prensa del Gobierno anunciada un día antes según la cual cualquier periodista extranjero que participe en la flotilla será sancionado.

El director de la Oficina de Prensa, Oren Helman, advirtió de que Israel consideraría ilegal la entrada de cualquier periodista extranjero que vaya a bordo de esos barcos, es decir, que serían deportados y tendrían prohibido entrar en Israel durante un periodo de diez años.

El comunicado emitido este lunes dice que el primer ministro ha ordenado que en ese caso “no se aplique la política habitual contra quienes entran ilegalmente en Israel”. “También se ha acordado que algunos trabajadores de medios de comunicación israelíes e internacionales vayan a bordo de barcos de la Marina israelí con el fin de que haya transparencia y que la cobertura de los hechos sea creíble”, añade.

La Asociación de Prensa Extranjera, que criticó la decisión de la Oficina de Prensa por considerar que generaba dudas sobre “el compromiso de Israel con la libertad de prensa”, aplaudió la rectificación. “Nos agrada que Israel haya reconocido el valor de permitir que los reporteros cubran un hecho noticioso importante y comprenda que los periodistas deben ser tratados de forma distinta a los activistas políticos”, manifestó en un comunicado.

Fuente: .europapress

©2011-paginasarabes® 

Israel estudia confiscar los barcos de la flotilla rumbo a Gaza

Jerusalén, 28 jun (EFE).- Israel estudia la confiscación de los barcos que participen en la segunda flotilla rumbo a Gaza como medida preventiva para futuras expediciones, informan hoy varios medios israelíes.
La recomendación fue presentada al gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu por el Ministerio de Defensa, que propone ese paso como medida de disuasión contra propietarios de barcos europeos que alquilen sus navíos a los activistas de la flotilla.

Ahaz Benari, asesor jurídico del ministerio, cree que Israel debería abrir un tribunal de asuntos marítimos y confiscar toda embarcación que viole el bloqueo marítimo que Israel impuso a la franja de Gaza, informa el diario Haaretz.

“No hay duda de que la expropiación de los barcos es una medida de disuasión que podría hacer innecesario el uso de la fuerza contra futuras violaciones (del bloqueo)”, dice en ese sentido una carta enviada al Gobierno por el titular de Defensa, Ehud Barak.

Israel ultima los preparativos para la llegada de la segunda Flotilla de la Libertad a las aguas territoriales de Gaza, que se espera para los próximos jueves o viernes, anunciaron ayer en Atenas sus organizadores.

Compuesta por una decena de barcos con ayuda humanitaria para Gaza e integrada por cientos de personalidades de varios países, la Flotilla tratará nuevamente de “romper el bloqueo israelí a la franja”, reza un comunicado del movimiento.

Los barcos zarparán con unos 500 activistas desde diversos puertos del Mediterráneo, que no se desvelarán por motivos de seguridad.

El año pasado, en la primera flotilla, nueves activistas turcos murieron por disparos de comandos israelíes que abordaron el principal de los barcos, el Mavi Marmara, que no participa en la segunda misión.
Las críticas internacionales forzaron a Israel a levantar parcialmente el bloqueo comercial a la franja.

“No hay ninguna crisis humanitaria en Gaza” dijo ayer en un acto público el ministro de Defensa israelí, para quien “el verdadero problema es la cautividad del (soldado) Gilad Shalit y el que más y más cohetes que amenazan el sur de Israel están siendo acumulados” en la franja palestina.

La captura de Shalit por tres milicias palestinas hace cinco años fue el comienzo del bloqueo israelí a la franja, aunque en la práctica sus aguas territoriales están bajo control de Israel desde 1967.

Portavoces políticos y militares israelíes llevan a cabo en los últimos días una campaña para explicar a la opinión pública internacional las razones del previsto abordaje de la flotilla y la situación legal del bloqueo a ese territorio gobernado por el movimiento islamista Hamás.

“Los repetidos intentos de introducir armas en la franja, como los barcos interceptados en el pasado Karin-A o Santorini, hacen imposible para Israel levantar el bloqueo a una zona controlada por un movimiento terrorista”, dijo a Efe un portavoz del Ejército.

Fuente: Agencia EFE