El ejército israelí está llevando a la destrucción de Israel – Sefi Rachlevsky

El cementerio militar de Monte Herzl. “Que Dios los recuerde a sus hijos e hijas” es una fórmula de los pelos de punta. Foto de: Archivo: Tess Scheflan / Jini

Imagine que cientos de jóvenes de 18 años informaran al gobierno y al jefe de personal de que este verano no van a alistarse en el ejército israelí. No irán a menos que se cumplan tres demandas: fin de la práctica discriminatoria y creciente del reclutamiento de todas las jóvenes seculares por dos años, mientras se exime a las mujeres religiosas; fin de la vergonzosa práctica, que ha ido empeorando, según la cual un estudiante secular que quiera estudiar por cuatro años se le permite hacerlo sólo en raras ocasiones, y a cambio de servicios militares más largos, mientras que un estudiante que se inscriba en los cuatro años de estudios religiosos extremistas está exento de reclutamiento de por vida; y una declaración del gobierno de que el ejército va a defender a Israel dentro de sus fronteras y de que el gobierno no tiene interés en una sola pulgada más allá de ellas. Estas fronteras, en caso de que al primer ministro Benjamin Netanyahu se hayan olvidado son, de acuerdo con nuestras propias leyes, las que están basadas en las fronteras de 1967, con la única adición de los barrios judíos de Jerusalén Este (en Jerusalén Oriental los habitantes no judíos no son ciudadanos israelíes, por lo que sus barrios no son parte del Estado).

Un impuesto sobre la renta gravado sobre los judíos de origen europeo sólo sería ilegal e inmoral. Una luz roja que se aplica sólo a las mujeres morenas sería inválida. Del mismo modo, no puede existir una cosa como el reclutamiento de únicamente hombres y mujeres seculares. Una ley basada en graves discriminaciones no es una ley y no se debe obedecer.

Más aún, las leyes de un país y su ejército se supone que deben defender sus fronteras. Tú viajas al extranjero con un pasaporte, no con un tanque.

La realidad distorsionada que ha cooptado a Israel no es nada nuevo, pero tres pajillas han roto nuevamente la espalda del burro: la absurda expansión de la inmunidad basada en la fe, el compromiso de Netanyahu de mantener eternamente el conflicto a causa de su falta de voluntad para basarse en el marco jurídico de Israel con las fronteras de 1967, y la decisión del ayudante de Netanyahu, Benny Gantz – el jefe de gabinete cuya capacidad para parar a Netanyahu de embarcarse en una guerra destructiva fue puesta en duda por el ex jefe del Mossad, Meir Dagan – que los reclutas deben sacrificarse ahora por Dios, que es su padre.

“Que Dios recuerde a sus hijos e hijas” es una oración mesiánica que pone los pelos de punta. Siendo obligatoria su declamación en el Yizkor del monumento oficial, es una verdadera revolución, que altera la esencia misma de las FDI porque convierte al ejército en las Fuerzas Divinas de Ofensa de Israel. El escritor Haim Gouri escribió sobre padres obligados a sacrificar a sus hijos, que nacen con un cuchillo en su corazón. Ahora es aún peor ya que aquellos que están exentos del reclutamiento están llevando a los no religiosos a hacer sacrificios futuros para “Dios” y los asentamientos mesiánicos.

Pero, Netanyahu y Gantz realmente sólo necesitan un reclutamiento para el Ejército de Dios, a Dios mismo. Después de todo, se supone que es omnipotente. Si los que se ven a sí mismos como hijos de Dios creen él debe entrar en dificultades una vez más, son bienvenidos a unirse. El ejército israelí de la Divina Ofensa contará con sus creyentes, hijos e hijas por igual, que irán a luchar Sus guerras fuera de las fronteras de Israel , y no en su nombre.

Esta no es una broma de verano. Esta semana, Israel se está preparando para un escenario en el que se lo bombardea con más de 1.000 misiles al día. Las ubicaciones de las fosas comunes ya se han preparado en el centro del país, donde miles de personas serán enterradas inmediatamente para evitar la propagación de enfermedades.

La enfermedad que está aquí y ahora es el mesianismo. En el mundo mesiánico, hay un dicho popular que dice: “cuando llegue el momento de Dios para actuar, viola Tu Torá”, lo que significa es que en tiempos de lucha, lo que normalmente no es según el rito kosher se convierte en una mitzvá o mandamiento. Esta misma lógica, en su versión secular, impulsó a un derechista como Dagan a gritar a viva voz una advertencia con el fin de evitar una catástrofe y miles de víctimas, y a un centrista como Peres susurrar su propia advertencia sobre la amenaza existencial inminente.

Este es el momento para movilizar a favor de Israel. Miles de jóvenes crearon la Haganá y el Palmach , y más tarde el propio ejército israelí. Miles de jóvenes pueden volver a salvar a Israel y a las FDI de la catástrofe.

Un verdadero ejército israelí se levantará solamente cuando el ejército que lo ha sustituido – el ejército israelí de la Divina Ofensa, el ejército que nos está llevando a la destrucción – sea desmantelado. Netanyahu, Gantz, “asesinos del Altalena”, la División Asentamientos de la Organización Sionista Mundial y Dios, todos parecen estar acelerando sus pasos po un camino que llevará a miles de jóvenes a decidir que, para el bien de Israel, tienen el deber de no unirse a semejante ejército.

Sefi Rachlevsky
Traducido para Rebelión por J. M. y revisado por Caty R.
Fuente: Rebelión

©2016-paginasarabes®

Máximas de Hasan al Basrî – Del «Tadhkiratul-awliyâ» – Farîd ud-Din Al-‘Attâr


Hasan al Basrî consideraba muy superiores a él a todos aquellos con los que se cruzaba. Un día, mientras paseaba a orillas del Shatt al-‘Arab, vio a un negro sentado al lado de una mujer. Frente a él había una jarra y una copa; los dos se servían sucesivamente de la jarra y bebían. Hasan al Basrî, viendo a aquel hombre, se dijo para sí: «He aquí uno que también vale más que yo». Sin embargo pensó: «Desde el punto de vista legal no es posible que sea mejor que yo, puesto que tiene a su lado a una mujer de malas costumbres y tiene la intención de beber vino». Mientras reflexionaba de este modo apareció en el río una embarcación enormemente cargada que llevaba a bordo siete personas, la cual, mientras se acercaba a la orilla, de repente se hundió.

El negro, tirándose al agua, salvó a seis personas una tras otra, y luego dirigiéndose a Hasan al Basrî, dijo: «Adelante, si eres mejor que yo. He salvado a seis, puedes salvar a uno tú también». Y agregó: «¡Oh musulmanes! Esta jarra está llena de agua y esta mujer es mi madre. He querido poner a prueba a Hasan al Basrî». Y dirigiéndose a este último: «Como ves haz juzgado superficialmente y no has sido capaz de ver más allá de las apariencias». A estas palabras Hasan al Basrî se tiró a los pies del negro, le besó las manos, y comprendiendo que era uno de los servidores de excepción del Altísimo, le suplicó: «Oh venerable, así como has salvado a estos náufragos del agua del río, sálvame del abismo del culto a mí mismo». A lo que el negro respondió: «Ve, estás a salvo». Desde entonces no consideró jamás a ninguno como inferior a sí mismo, sino que estimó que todos le eran superiores.

[…]

Hasan al Basrî dijo un día a sus íntimos: «Vosotros me recordáis a los Compañeros del Enviado —¡sobre Él el Saludo y la Paz!—». Todos se estaban alegrando, cuando agregó: «Son vuestros rostros y vuestras barbas las que son similares, pero nada más. Si ustedes los hubiesen visto, les habrían parecido locos; y si ellos los hubiesen visto a ustedes, no los habrían tratado como verdaderos musulmanes, ni siquiera a uno de vosotros; porque en la práctica de la fe ellos eran como caballeros montados sobre caballos rápidos como el viento, mientras que nosotros andamos como si estuviésemos sobre la silla de un asno con el lomo llagado»

©2011-paginasarabes® 

Licencia Creative Commons

Máximas de Hasan al Basrî – Del «Tadhkiratul-awliyâ» – Farîd ud-Din Al-‘Attâr por Al Muru Andalucí se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.
Basada en una obra en paginasarabes.wordpress.com.

Arrecifes de coral del Mar Rojo – Parai­so bajo el desierto – (Video)

coral_a-e1318919638822
El Mar Rojo es uno de los destinos más frecuentado por buceadores de todo el mundo. Y es que posee una extraordinaria diversidad biológica, debido a sus condiciones óptimas de temperatura y a la abundancia de nutrientes por la existencia de corrientes marinas suaves.

Pero además hay una característica que le hace especial, ya que el Mar Rojo alberga uno de los ecosistemas coralinos mejor conservado, sólo comparable con las grandes formaciones coralinas de la Gran Barrera de Arrecife de Australia.

Los corales son los grandes desconocidos de los mares ya que no se trata de una estructura calcárea sin vida como pueda parecer a primera vista, sino que están compuestos por organismos primitivos vivos que se encuentran confinados a la capa más externa del arrecife, donde depositan carbonato cálcico sobre los esqueletos de sus predecesores. Estos organismos se denominan Pólipos, con apariencia de anémonas con tentáculos pero de pocos milímetros de diámetro, que se disponen alrededor de un disco oral. Por las noches emergen del exoesqueleto calcáreo para alimentarse de plancton y de organismos de mayor tamaño empleando un sistema urticante como el de las medusas.

Entre los corales viven algas simbiontes fotosintéticas, las Zooxantelas, que reciben cobijo y nutrientes de éstos, mientras que los pólipos se benefician de los productos resultantes de la fotosíntesis de las algas, aumentando su velocidad de depósito de carbonato cálcico.

coral2_a
Se estima que el 90% de las especies que habitan los arrecifes de coral del Mar Rojo son endémicas, de ahí que se le considere el Acuario de la Humanidad¸ Este mar baña las costas de Arabia Saudita, Jordania, Palestina, Yemen, Eritrea y Sudán, sin embargo son las costas de Egipto las que albergan los corales más espectaculares.

Además de corales negros y gorgonias, en el ecosistema coralino del Mar Rojo abundan especies de lo más llamativas tales como barracudas, peces mariposa, peces león, peces cirujano, rayas de arrecife, peces ángeles, peces napoleón, peces aguja, morenas, atunes, tridacnas, pulpos y tortugas, entre otros.

Por Anna Ortega

©2011-paginasarabes®